Confianza, formación, tecnología: las tres claves del personal branding corporativo

El personal branding ha dejado de ser algo exclusivo de celebrities y emprendedores. Hoy trato las tres claves del personal branding corporativo, una forma de trasladar la gestión de marca personal a las empresas, y concretamente a sus profesionales. 

Escuché una entrevista que hicieron a Brian Fanzo, CEO de ISocialFanz en que me gustó la forma en que simplificaba la aplicación del personal branding corporativo. 

Si tienes poco tiempo, aquí te dejo un vídeo-resumen de un minuto: 

Personal Branding corporativo: ¿Qué es?

Muchos creen que es un oxímoron… y lo entiendo ¿en qué quedamos? ¿personal o corporativo? 

El personal branding corporativo trata de la aplicación del personal branding en los altos ejecutivos, conocido como Executive Branding, de la formación en personal branding para mandos intermedios y resto de profesionales, y de los programas de employee advocacy o impulso de “emfluencers” y employer branding. 

Se apoya en el hecho contrastado de que las personas transmiten mayor confianza que realidades imaginadas como marcas o empresas. 

Primera clave: Confianza

Como no podría ser de otra manera, en tiempos de desconfianza en las marcas, las empresas deben confiar en su gente (recuerdo el post reciente: Empresario/a: tu gente es tu marca) para trasladar el relato corporativo. 

Para ello es esencial que la organización disponga de relato corporativo, con un propósito muy claro y social (más allá de beneficios, liderazgo…), una misión, unos valores y una historia

Las personas confiamos en personas, así que no hay nadie mejor para trasladar estos activos corporativos que a través de los profesionales. 

A los empresarios temerosos de dar mayor poder y conocimiento a su gente, solo cabe decirles que invertir en ellos es una manera de fidelizar. 

Segunda clave: Formación

Entre las tres claves del personal branding corporativo, la formación es, para mí, una de las bases más sólidas. 

Como afirma mi colega David Barreda, formador de formadores y experto en personal branding, la formación es una estrategia de aprendizaje para la adquisición y desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes, que permite a las personas responder con efectividad frente a determinados problemas y dilemas.

Y en este caso, la formación tiene como objetivo proporcionar metodologías y herramientas para que los empleados (prefiero llamarlos profesionales) puedan conectar con los grupos de interés o stakeholders, tanto internos como externos.

Esto tiene un doble objetivo: por un lado poner en valor la propia marca personal de cada profesional, convertirlos en portavoces de las marcas. Y por otro, trasladar el relato corporativo a los mercados en una comunicación persona a persona. 

Tercera clave: La tecnología

Hoy es básico que los profesionales puedan aprovechar la tecnología para poder ejercer como portavoces y embajadores. Dado que esta no es su principal “job description”, es necesario que la organización provea de aplicaciones para gestionar este nuevo rol, fáciles de usar, intuitivas, y lo más importante, productivas y eficaces. 

Dichas aplicaciones tiene que ver con conocer contenidos, curarlos, compartirlos y seguir su rastro. No podemos esperar que los empleados entren constantemente en la web de la empresa para ver qué novedades hay. Para ello, se requiere que desde el departamento de comunicación se faciliten notificaciones a una aplicación, de manera que la información llegue fácilmente a cada profesional. 

Stock Photos from Catsence / Shutterstock

Libros: ¡SOS! Tengo un jefe tóxico

Este jueves pasado tuve ocasión de asistir a la presentación del doceavo libro de mi colega Pablo Adán, organizado en Lleida por mi otro colega Xavi Roca con asistencia de 60 alumni de ESADE. 

SOS Tengo un jefe tóxico, by Pablo AdánPablo le tenía ganas a un libro así, y lo entiendo. Todos los que hemos vivido con jefes (o socios) tóxicos siempre hemos querido explicarlo… y nos ha faltado valor. Pablo lo ha estudiado a fondo, se ha documentado como siempre hace, e incluso ha puesto en marcha una pequeña investigación online para recabar más datos sobre este especimen que tanto abunda (un 50% de todos los jefes son tóxicos) y tanto erosiona el liderazgo empresarial. 

Pablo y Xavi me invitaron a formar parte de una mesa redonda tras la presentación del libro que fue muy útil para que los asistentes perdieran el miedo ha hacer preguntas comprometidas. Una interesante fue ¿creéis que es buena idea que le regale este libro a mi jefe? 

No voy ha hacer spoiler de la obra, pero la recomiendo a todos los jefes y a todos los que esté sufriendo las consecuencias de un mal estilo de liderazgo. 

¿Se acerca una recesión? Es el mejor momento para dejar de ser una marca blanca

Después de unos cuantos años martilleados por las siglas VUCA o VICA (Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad, Ambigüedad) ahora ya sabemos que lo que nos llega es una recesión de buen calibre. 

Si tienes poco tiempo, aquí tienes un vídeo resumen de un minuto:

Qué entendemos por recesión

Antes hablaban de recesión si se daba un crecimiento negativo del PIB (Producto Interior Bruto). Ahora la recesión simplemente viene cuando no crecemos tanto como los años anteriores. Es una de las servitudes del capitalismo. Hay que crecer como sea. Y ese “como sea” nos hace daño, al empleo, al medio ambiente y a la estabilidad política y social. 

El caso P & G (Gilette, Ariel, Tampax, Dodot, H&S, Max Factor, Fairy…)

Los que venimos del sector publicitario habremos leído y oído una y mil veces que en tiempos de recesión, las marcas que mantienen o aumentan la inversión son las que sobreviven al caos

Se ponía como ejemplo a Procter & Gamble (P&G), que una época de recesión profunda en los EE.UU (creo que durante el crack del 29), mientras muchas marcas optaron por una posición conservadora, la empresa P&G mantuvo y en algunos casos aumentó la inversión en sus marcas. Y eso las convirtió en líderes. No sé cuánto de leyenda tendrá la información, pero tiene sentido, o al menos lo tenía en tiempos de radio y prensa cómo prácticamente únicos medios que se utilizaban en la época. 

Las marcas blancas y su reputación

Durante mucho tiempo los publicitarios despreciamos el poder de la marca blanca. Hubo una época en que las únicas marcas que importaban eran las que veían en TV. Y puede que siga así, pero ahora “importar” es relativo, ya que sabemos que muchas marcas blancas se fabrican en empresas con marcas muy reconocidas. 

Como decía Ogilvy, “el consumidor no es tonto, es mi mujer”. La frase puede sonar sexista hoy, pero creo que todos entendemos el sentido. Si una marca blanca me da la garantía del detallista que la vende y además sé que la puede haber fabricado uno de los grandes, y además es más barata, ¿por qué no incluirla en la cesta?

La deseabilidad no siempre se materializa en compra. Si te pregunto por tres marcas de zapatillas deportivas, posiblemente no consideres ninguna marca blanca. Pensarás en Adidas, Nike, Reebok, Asics y alguna más. 

Pero a la hora de comprar, distinguimos la compra “commodity” (las zapatillas para un niño pequeño que le durarán dos meses) o la compra “premium” cuando queremos recompensarnos ya siendo adultos con el mejor producto para correr sin rompernos las piernas. 

Infografía: ¿En qué regiones creen los ejecutivos que empeora la economía? | Statista Más infografías en Statista

 

Otra cosa es la persona marca blanca, ojo con eso

A pesar de esa convivencia pacífica de las marcas “premium” con las blancas, en el caso de personas la cosa no funciona igual. El valor añadido de un profesional ya no es solo su propuesta de valor, y tampoco su precio. También es su “encontrabilidad” y visibilidad, y sus valores como persona

Aquí, ser marca blanca es no ser nadie, no ser encontrado, no ser seleccionado para una promoción, no ser tenido en cuenta para formar un equipo, para liderar un proyecto. La persona marca blanca es invisible, no deja huella, y eso también deja marca, pero negativa

Debo reconocer que si alguien hace muy bien su trabajo, entra en la terna de candidatos a una mejora. Pero hoy “hacer” no es suficiente, también hay que “poner en valor”, y eso tiene mucho que ver con un proceso consciente de gestión de marca personal, lo que conocemos como personal branding. 

Cuando todo oscurece, toca brillar

Cuando llegan momentos difíciles, llega nuestro “momento P&G”, y es momento de brillar. Brillar es “hacer” pero dejando reflejo de lo hecho, de manera que se ponga en valor para ser percibido sin matices por los stakeholders o grupos de interés responsables de una mejora. 

Dejar de ser persona marca blanca es posible. En este blog hay muchas pistas de cómo hacerlo. No te quedes fuera de la lista, ponte en valor. Feliz semana. 

Stock Photos from Mohd KhairilX Shutterstock

Un regalo por suscripción

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

¿Es bueno esconder información para impulsar tu marca personal?

La humanidad no deja de sorprenderme: Ahora resulta que para encontrar trabajo necesitas esconder información relevante en tus perfiles digitales (y también en los analógicos).

Si tienes poco tiempo, te invito a ver este resumen de un minuto: 

Esconder información académica, la última moda

No sé desde qué país lees este artículo, pero en España está pasando. Personas que eliminan formaciones complementarias tan importantes como un máster o un postgrado universitario. Y lo hacen para no forzar a las empresas a remunerar mejor. Así es, vivo en un país low cost, que penaliza el mérito, la formación y la experiencia (traté este último tema hace dos semana en el post ¿Qué está pasando en España con los séniors?)

Parece que una buena formación se entiende como sobre-cualificación, y eso se castiga. Una lástima. Y la paradoja es que por otro lado, las mismas empresas que contratan exigen formación académica amplia. En pocas palabras y para que nos entendamos, la exigen pero no la pagan. Y por eso, al candidato no le queda otra que esconder información.  

Privatizar redes sociales, otra forma de escapar al cazatalentos online

esconder información en redes socialesTambién resulta que muchas personas que buscan trabajo empiezan a esconder información y privatizan sus perfiles en redes sociales para escapar de las fauces de los e-recruiters, nethunters o cazatalentos online.

No desaconsejo tener un perfil privado, sólo faltaría. Pero llegar al extremo de tener Facebook, Twitter, Instagram privados y de no aparecer por Linkedin por miedo a la exposición me parece sinceramente absurdo. 

Si tu intención es la de compartir fotos con la familia, hay otras opciones, como crear un tablero privado en Pinterest. Tener perfiles privados equivale para un reclutador a que tenemos algo que esconder. Y eso no es bien percibido, aunque tengamos toda la libertad para hacerlo. 

Las redes sociales y profesionales son una ventana al mundo del networking y una oportunidad para explicar qué podemos hacer por los demás (propuesta de valor), de explicar cómo somos (valores) y quién somos (perfil, CV…). No aprovechar eso es volver al siglo pasado. 

Evitar a tus superiores o equipo de la empresa, otra forma de esconder información

Otra corriente: también veo que muchas personas no admiten ni invitan a sus jefes o equipo en redes sociales para evitar ser “espiados”. 

Casi todas las redes sociales disponen de mecanismos para ocultar determinadas publicaciones a determinadas personas. Hay mucha literatura sobre eso en la red. 

¿Tiene algún sentido esconder información para progresar o para no ser descalificado? Estamos en tiempos convulsos, pero también en momentos de fake news en los que la verdad y la autenticidad se agradecen. Está claro que no todo el mundo opina igual. 

Yo por mi parte, pienso que todo deja marca, y lo que no hacemos y no mostramos también la deja. Es muy personal, pero a mí me gusta trabajar con personas abiertas, que tengan poco que esconder y que se comporten de forma similar dentro y fuera de la red. Si eres introvertido fuera de la red, no tienes por qué simular no serlo dentro de la red

¿Y tú, qué opinas?

 

Stock Photos from Rogistok & Prostock Studio / Shutterstock

 

Un regalo por suscripción

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

Tres valores clave en Personal Branding Político, o por qué cae la confianza

¿Personal Branding Político? Debo reconocer que mis primeros clientes en Personal Branding, en 2006, fueron políticos en activo. Prefiero no dar nombres por evitar un encasillamiento estúpido en una opción u otra. Ya sabes, ahora la política ha perdido la posición estratégica del centro y se ha ido a los extremos. Eso implica la memez aquella de la polarización del “o estás conmigo o estás contra mí”. 

En este escrito te voy a contar el origen de las crisis de confianza en la política. Si tienes poco tiempo, aquí tienes un video resumen de un minuto. 

Error 1 de branding político: crisis de valores

Todos tenemos valores. Algunos incluso nos hemos molestado en averiguar cuáles son. Los valores son principios universales por los que nos regimos las personas. Son nuestra guía secreta para saber cómo vivir armónicamente en comunidad y evolucionar.

Hay autores que sostienen que los valores (a los que también llamo super-poderes) son innatos al ser humano. Yo prefiero pensar que también están influenciados por nuestra cultura, sociedad, familia, religión…

Cómo identificar tus valores

Te propongo dos acciones:

  1. Averiguar los valores que proyectas en los demás
  2. Entender cuáles son para ti los valores principales.

En el primer caso, debes pedir feedback. Lo puedes hacer de forma simple a través de un correo electrónico y de forma espontánea: Conociéndome como me conoces, ¿cuáles crees que son mi cinco valores principales? Y lo puedes hacer como un “pro”, utilizando un Google Form, sugiriendo 20 valores en un listado y pidiendo que elijan un máximo de 5. Puedes extractar los valores desde esta página 100 valores y su significado

En el segundo caso se trata de que seas tú mismo quien seleccione los 5 valores que para ti son irrenunciables. 

Una vez tengas los resultados de ambas pruebas, selecciona las tres coincidencias y ya tendrás lo que conocemos como valores pilares. 

El templo de los valores del branding político

Pues bien, en el caso de un político, sus tres valores pilares deben ser liderazgo, honestidad y coherencia. Este gráfico, que utilizo en mis clases de personal branding político, lo explica bien: 

el templo de los valores pilares en branding político

Por un lado todo político debería perseguir un objetivo que fuera más allá de ganar unas elecciones o ganar dinero. El objetivo, en este caso más cercano al propósito, debería referirse a una forma de mejora de la sociedad. 

Por otro, en la base del templo, tenemos los instrumentos de los que se valdrá el político para lograr ese propósito: conexión, diálogo (programa…) y compromiso. 

Y por otro tenemos las columnas, que son los valores o principios que gestionan ese diálogo con sus públicos (los ciudadanos) para lograr el propósito. 

La crisis de valores

La crisis de valores, la crisis en branding político, se produce cuando alguno estos tres valores pilares es inexistente o se quiebra. 

  • Sin liderazgo es imposible tan siquiera presentarse como candidato, el liderazgo es la base del respeto de los equipos que trabajan con el político y de los ciudadanos. Es posible que Trump no te guste, pero nadie discute sus dotes como líder.
  • Honestidad es transparencia. Decía el gran político Don Enrique Tierno Galván que los bolsillos de los políticos deben ser de cristal. Puede que no te gustara el expresidente uruguayo Pepe Mujica, pero seguro que no dudas que presidió de forma honesta y transparente su país. 
  • Sobre coherencia, recupero la frase de Walter Riso: “No olvides sustentar tu discurso con lo que haces. Cualquiera habla, muy pocos actúan: se llama coherencia”. Por esta línea suspenden el 90% de los políticos con cargos relevantes. A menudo porque se dejan llevar por intereses de partido, otras veces por lo que dicen las encuestas, otras por presión de lobbies. 

¿Serías capaz de identificar a 5 políticos que hayan sido fieles a estos tres valores? Te invito a dejar un comentario más abajo, y de ahí generaremos un debate.

Error 2 de branding político: el ego es el enemigo

Ryan Holiday escribió una pequeña obra de arte “El ego es el enemigo” (Paidós Empresa, 2017). Más allá de recomendarte su lectura, prefiero avanzar algunas claves del texto para evitar el lado malo del ego (hay uno bueno) sin ánimo de spoiler

  • Humildes en las aspiraciones.
  • Benévolos en el éxito.
  • Resilientes en el fracaso.

El ego es a menudo el culpable de que se rompan las negociaciones, la harmonía, el liderazgo, muchas cosas en política. Pero según nos recuerda Ryan Holiday, también es el control del ego el que ha facilitado que Eleanor Roosevelt, Benjamin Franklin o Angela Merkel, entre otros, “soportaran con valentía el infortunio sin que el ego los hubiera hecho centrarse en sí mismos”. 

“He venido a la política para cambiar el mundo”. Así empieza la andadura de un profesional de la política. Digno propósito. ¿En qué momento se tuerce? Uno de ellos, es cuando el ego se convierte en el obstáculo en vez de en el camino. “Estoy en política para forrarme” confesó Vicente Sanz (ex secretario general del Partido Popular de Valencia en 1990) en una combinación de ego y exceso de sinceridad. 

Error 3 de branding político: olvidarse del cliente

Consecuencia de lo anterior (valores + ego) es que el político, y a menudo el partido, se olvidan del cliente. Y se concentran en algo que al cliente le es indiferente: ganar las próximas elecciones. El cliente es el ciudadano, eres tú, somos todos. 

Gestionar la política a golpe de tweet es peligroso. Puede que tenga la ventaja de la inmediatez informativa, pero el tweet elimina el contexto para dejar un titular que, sin contexto, es explosivamente peligroso. 

El caso español

En España se ha producido una crisis de confianza política impresionante en los últimos años. Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (C.I.S.), la situación en cuanto a la preocupación de los ciudadanos españoles es la siguiente: 

La lectura del gráfico es diversa. Pero una clave es que por fin asoma la causa de las preocupaciones como el desempleo, la corrupción o la situación de la economía: los políticos.

Posiblemente paguen justos por pecadores, afortunadamente no todos los políticos han roto sus valores pilares, han actuado movidos por el ego o se hayan olvidado del ciudadano. 

España vive un grave proceso de infantilización de la política, y debido a ello los principales líderes políticos son incapaces de sentarse a negociar lo mejor para el ciudadano. En su lugar, solo miran el corto plazo de una victoria electoral. Y entretanto, muchas leyes siguen en la ciénaga, los presupuestos prorrogados y anticuados porque no encuentran mayorías que los aprueben. Hay un perdedor claro: tú, nosotros. Los ciudadanos. 

El caso del estancamiento político ha impulsado al publicista y presentador televisivo Risto Mejide a recoger firmas para fundar un nuevo partido: el PNLH (Peor No Lo Haremos). Si logra los apoyos necesarios, quizás España pueda contar en el futuro con alguien que respete un sistema de valores, que no ponga el ego por delante y que ponga en valor la frase de Charles de Gaulle, primer ministro de Francia entre 1944 y 1946: 

He llegado a la conclusión de que la política es demasiado seria para dejarla en manos de los políticos

Personal Branding político

No perdamos la esperanza. El personal branding político puede ser un camino para que los que empiezan. Por si conoces a algún grupo de candidatos (idealmente 20) que crean de verdad en la política con el foco a los ciudadanos, envíale esta infografía, es del taller que desarrollamos mano a mano con mis socia mexicana Nancy Vázquez. Descárgala en PDF en buena resolución aquí: Infografía del taller de Personal Branding Político

Infografía workshop personal branding político guillem recolons

Feliz semana!

Stock Photos from hvostik / Shutterstock

¿Y si las empresas actúan como personas y las personas como empresas? El Mundo al revés

Hoy me he despertado provocador y viendo el Mundo al revés. Verás que la cosa tiene más sentido de lo que parece. 

Si tienes poco tiempo, te invito a ver un video-resumen de un minuto. 

El personal branding es ver el mundo al revés

Esta afirmación “el personal branding es ver el mundo al revés” se basa en una observación simple. De un lado, a las empresas les falta humanizarse para conectar mejor. Y de otro lado, a las personas nos iría bien autogestionarnos como empresas. Esto último lo anticipó Tom Peters dibujando un imaginario Me Inc. (traducible como Yo, S.L.) en su artículo “The Brand Called You” de 1997. 

A las empresas les falta humanizarse

A algunas empresas les iría bien humanizarse. En su artículo Adiós Clientes, Hola Personas: Branding to People (B2P), Ivan Díaz (Branzai) lo dice claro: 

Desde que nacemos somos capaces de reconocer a otros humanos. Estamos programados para interactuar con las personas

Muchas empresas insisten en llamarnos clientes. Desde la sociología nos llaman individuos. Muchas marcas insisten en llamarnos usuarios, consumidores, pacientes…También nos llaman ciudadanos, transeúntes, conductores, deportistas, participantes…

Lo cierto es que nuestra singularidad principal pasa por ser personas, seres humanos, no por el rol que ocupamos para una determinada marca o producto. Suelo decir que el branding, si no es humano, no es branding. Y las empresas (no todas) tienen una asignatura pendiente que podemos ayudar a resolver desde las aplicaciones corporativas del personal branding:

El hecho de que una marca se humanice la convierte en conectora. Y ello requiere que el emisor del mensaje y el receptor sean personas. Requiere que el mensaje aporte valor. Y requiere que haya un relato. Eso, la publicidad tradicional basada en el bombardeo masivo de anuncios ya no lo consigue. 

A las personas nos iría bien autogestionarnos como empresas

Lo dicho, el mundo al revés. Si a la empresa y sus marcas les vendría bien humanizarse, a las personas nos vendría bien aprender a gestionarnos de una forma más organizada y eficaz. 

Déjame romper algunas creencias limitantes:

  • Si analizas la competencia de marcas corporativas, ¿por qué no hacerlo de personas que pueden estar ocupando tu territorio de marca?
  • Si una empresa tiene un propósito, una misión y unos valores (algo profundamente humano) ¿no tiene sentido que también lo tenga una persona?
  • Las organizaciones trabajan en base a modelos de negocio para cada una de sus marcas ¿sabes que existen lienzos de modelo de negocio para personas?
  • Toda marca se mueve alrededor de una propuesta de valor ¿podemos sobrevivir las personas (profesionalmente) sin una propuesta única de valor?
  • Las marcas a menudo abanderan un “claim”, un eslógan ¿y por qué una persona no podría tenerlo?
  • Las marcas y sus productos se dan a conocer a través de planes de comunicación ¿habías oído hablar del plan de comunicación personal?

Te doy la bienvenida al vertiginoso y apasionante mundo del Personal Branding (o si lo prefieres, descubrimiento, desarrollo y proyección de la marca personal). No es exclusivo de famosos, ni de súper-directivos, ni de gurús. Es para ti, seas quien seas, estés donde estés, pienses lo que pienses, hagas lo que hagas. Si sigues teniendo dudas, te invito a leer las respuestas a las 20 preguntas más recurrentes que he recibido durante los últimos 10 años. Si ves el mundo al revés, vas por el buen camino. 

Stock Photos from Nikolas_jkd / Shutterstock

 

Podcast: Estaríamos mejor si las personas pensaran como empresas y las empresas como personas (Entrevista de Julio Muñiz)

Si quieres profundizar en lo tratado en este post, haz clic en la imagen para escuchar el podcast de una entrevista que me hizo hace unos días el experto en marketing digital y emprendimiento afincado en Florida Julio Muñiz en su programa Inconfundiblemente.

podcast guillem recolons

 

¿Eres de los que confunde autoestima con egoísmo?

Quererse no es malo, lo malo es creerse; creerse el centro del universo. Ayer conversaba con Julio Muñiz, en su podcast Inconfundiblemente, entre otras cosas, sobre las diferencias entre autoestima y egoísmo. Las hay, y más grandes de lo que pensamos. 

Si tienes poco tiempo, aquí tienes un video-resumen de un minuto. 

La autoestima es un hábito, al menos para mí

Entre los hábitos que confesé a Julio que me ayudan mucho a enfocar mi trabajo y mi vida hay uno que destaca: 

Me ayuda mucho madrugar y dedicar un tiempo a caminar y meditar. Eso lo vengo haciendo desde hace 20 años, y la verdad, es un tiempo precioso para ordenar las ideas, preparar el día y, dado que soy más early bird, aprovechar para crear y apuntar o grabar las ideas en mi smartphone. No estoy diciendo que madrugar haya sido el único hábito que practique, pero gracias a eso puedo y meditar, mantenerme en forma física y mental y pensar en cosas nuevas, contenidos, nombres, proyectos,…

Es un momento de encuentro con uno mismo, no es soledad, al contrario, es autoestima. Es un diálogo interior imprescindible para afrontar el día que llega. 

Invertir en ti no es egoísmo, es autoestima

Una de mis definiciones de Personal Branding es: el arte de invertir en ti en base al Valor que aportas a los demás. Invertir en ti no es egoísmo si luego vuelcas el conocimiento y la experiencia en ideas que mejoren la vida de los demás. 

Por contra, sería egoísmo si lo que aprendes lo usas para tu propio beneficio únicamente. Estoy muy de acuerdo con Chris Litster, CEO de Buildium, al que referí hace pocas semanas en el post Liderazgo, vulnerabilidad y marca personal: Nuestra prioridad debe ser servir a las personas al planeta y los beneficios (por ese orden). Cuando inviertes el orden, eso es egoísmo. 

No ver más allá de tus creencias, la peor manifestación de egoísmo

Entre las muchas manifestaciones del exceso de admiración propio, del egoísmo, está sin duda la que pienso que más daño hace a la Humanidad. Se trata de no ver más allá de tus creencias. De pensar que tu forma de entender el mundo (religión, política, relaciones laborales, valores, costumbres, filiaciones deportivas,…) es la única posible.

Esto está haciendo más daño que todos los desastres naturales de mundo. Cuando no te puedes poner en el lugar de alguien que piensa distinto a ti, cuando no existe la empatía, el egoísmo se adueña de la situación y genera el conflicto. 

Ves a una mujer vistiendo burka en un centro comercial de tu ciudad. Tienes dos formas de reaccionar: la tolerante (aunque no lo compartas, lo comprendes y aceptas) y la intolerante (no lo aceptas porque crees que los de fuera se deben adaptar a nuestras costumbres). 

autoestima

Si no lo comprendes, no lo critiques

Aplicar una filosofía así nos iría mejor a todos. Y conste que muchas veces, sin darme cuenta, prejuzgo demasiado rápido. A veces hablamos con desprecio de cosas que no conocemos. Y eso también es egoísmo, o en este caso egocentrismo. 

Si resulta que rechazas todo aquello que no está de acuerdo con tus valores y principios y también lo que no comprendes, tu ecosistema es francamente pequeño. No puedes viajar, no puedes conversar, relacionarte con los demás se hace difícil, incluso en familia… En fin, una calamidad.

Un consejo si eres egoísta

Pienso que no existe el 100% egoísta o el 100% no egoísta. Todos habremos pecado en algún momento de egoísmo. Así que te propongo (si tienes brotes de egoísmo) que los cambies por hábitos de autoestima

Haz una prueba piloto: prueba durante una semana eso de madrugar, caminar en solitario, ver la salida del sol, reflexionar, anotar ideas. 

Te aseguro que evitarás problemas de creatividad, planificarás mejor tus jornadas, mejorarás tu humor y te regalarás momentos de tranquilidad y autoencuentro maravillosos. 

La herramienta que uso para ello se llama acostarsetemprano.ly (es broma), pero sí que es cierto que no necesito despertador porque me acuesto temprano, a eso de las 10 y media de la noche. Dormir es sagrado. Mira el caso de Trump, duerme un máximo de 4 horas diarias. Y así nos luce el pelo (también es broma). Feliz semana, y recuerda, invierte en autoestima

Stock Photos from Ipatov & Prostock Studio / Shutterstock

Ah, me olvidaba: dos recordatorios

Máster Marketing Digital 100% Online (con módulo de Personal Branding)

Sí, debo dar las gracias a Montse Peñarroya, Helena Casas y Alba Espejo por contar conmigo por tercer año consecutivo. La Universitat de Vic (UVic)  presenta sus distintos formatos de formación online en Marketing Digital, Redes Sociales y Personal Branding, y lo hace en español y en tres formatos, todos 100% online:

  • Máster online: Tercera edición. Inicio octubre 2019. 60 créditos. Incluye módulo Personal Branding
  • Postgrado online: Primera edición. Inicio octubre 2019. 30 créditos. Aviso: no incluye el módulo de Personal Branding.
  • Curso de especialización online. Segunda edición. Inicio febrero 2020. 23 créditos. Incluye módulo Personal Branding.

Como soy uno de los profesores, si te matriculas de mi parte obtendrás un 5% de descuento que se puede sumar a otros descuentos por pago anticipado.  

Déjame aquí tus datos y te enviarán una propuesta desde la UVic ya con un 5% menos en tu matrícula.

 

Postgrado presencial en Social Media y Marketing Digital (con módulo de Personal Branding)

Por quinto año consecutivo, volveré a responsabilizarme del área de Personal Branding en este Postgrado de Tecnocampus UPF. Debo dar las gracias a Pedro Rojas y María Redondo por mantener su confianza. 

El postgrado consta de 5 módulos, todos en español.

  1. Redes sociales, herramientas 2.0, marca personal y empleabilidad en el sector 2.0
  2. Desarrollo e implantación del Marketing digital estratégico
  3. Creación, gestión y difusión de contenidos digitales
  4. ORM, medición y monotorización de nuestra imagen en el Web
  5. Emprendimiento en entornos digitales

Más datos:

  • Fechas: del 17 de octubre de 2019 al 21 de julio de 2020
  • Duración: 30 ECTS/ 300 horas
  • Dias y horario: martes y jueves de 18.30h a 21:30h + tutorías personalizadas
  • Lugar: Tecnocampus, Mataró, Barcelona
  • Metodologia: presencial
  • Orientación: profesional
  • Idiomas: castellano
  • Precio: 2.500€ + 150€ de tasas

Preinscripción: hasta el día 20 de septiembre de 2019

Es un lujo compartir cartel con profesionales como los propios Pedro y María, Dolors Reig, Jeroen Sangers, Alex López, Mando Liussi, Christian Delgado Von Eitzen, Ari Vigueras y Víctor Gay Zaragoza, entre otros. 

Solicitud de información e inscripciones: formaciopermanent@tecnocampus.cat / Tel. (+34) 93 70219 59

Nuevos influencers: los Embajadores de Marca internos o Emfluencers

Parece que el mundo gire alrededor de influencers. Reconozco que esta palabra se está gastando, al menos en mi cerebro. Yo quería titular este post: Nuevos influenciadores: los embajadores de marca, pero seguro que hubiera perdido impacto. 

Si tienes poco tiempo, aquí tienes un vídeo-resumen de menos de un minuto:

¿Están los influencers en declive?

Si buscas en Google el término “declive influencer”, aparecen titulares tan suculentos como éstos: 

Todas estas fuentes coinciden en que diversos estudios alertan del descenso del “engagement” en las publicaciones de los influencers con centenares de miles o millones de seguidores. Las razones son la saturación del número de influencers, el cansancio de ver repetidos los mismos consejos, el hecho de que muchos de los consejos son insanos, falsos, absurdos o irrelevantes.

Por ejemplo, el rotativo El País alertaba sobre los malos consejos de 8 de cada 9 influencers de salud, en base a un estudio de la Universidad de Glasgow. 

Pocos se salvan de la quema: suben los micro-influencers

emfluencers by guillemrecolonsLas mismas fuentes anteriores están de acuerdo en que los micro-influencers (1.000 a 5.000 seguidores) están ganando el terreno de la credibilidad.

Se trata de personas no contratadas por ninguna organización que opinan de forma libre y no condicionada sobre su experiencia como usuarios de viajes, moda, salud, coches, etc. sin ánimo de sentar cátedra. 

También se mantienen arriba los grandes influencers que no “se han vendido” a las marcas, aunque quedan pocos. Un buen ejemplo es la youtuber Patry Jordán, especializada en Fitness y en consejos de belleza DIY (hazlo tú mismo). Patry Jordán acumula cerca de 16 millones de suscriptores entre sus distintos canales, y según me contó ella misma, el secreto del éxito es que no aparecen marcas recomendadas por ella. 

Emfluencers: los nuevos influencers, embajadores de marca internos

Seguramente no me ganaré la vida como creativo. Lo de “EM” de “Emfuencers” viene de “empleados” o “employees”, y también, si lo prefieres, de “embajadores” o de “empresa”. Dejando el término al margen, lo cierto es que en este blog vengo tratando sobre el poder de los embajadores de marca internos, los “de la casa” hace algún tiempo:

O ganan todos o no gana nadie

Este es un principio general que aplica a cualquier acción que se plantee para estimular a los emfluencers: o ganan todos o no ganan nadie. Este tipo de programas se conocen como “Employee Advocacy”, y también como “Employee Branding”. 

No se trata de contratar una app de las muchas que hay para que los empleados compartan información corporativa. Eso solo generaría ventajas para la organización, pero no para sus profesionales. Y eso tiene arranque, pero no seguimiento. Tiene que existir un equilibrio de beneficios y una mentalidad de cambio cultural organizativo para que esto funcione bien. 

Las aplicaciones son un instrumento al servicio de una estrategia, pero sin estrategia se trata de un ensayo efímero. En el artículo referido La fuerza de los embajadores de marca internos explico cómo desarrollar un programa de Employee Advocacy. Desde la selección de los participantes, el pre-work necesario, las ventajas para unos y otros, los requisitos a los facilitadores y las principales cifras de retorno de inversión. 

Emfluencers, los influencers más creíbles

Finalmente, te invito a una reflexión: ¿quién crees que ofrece mayor confianza -y por ende credibilidad- a la hora de explicar las características de un determinado producto o servicio?

  1. Grandes influencers externos
  2. Micro-influencers
  3. Usuarios satisfechos (Brand advocates)
  4. Expertos técnicos que han creado, probado y lanzado esos productos y servicios

Permite que me adelante a tu pensamiento. Posiblemente piensas en el 3 y el 4. 

El brand advocate es uno de los objetos del deseo de las organizaciones. Su única relación con la marca es a través de la experiencia de uso, y por eso tienen tanto valor. No siempre son fáciles de identificar, por eso los sistemas de feedback son indispensables para localizarlos, y también la monitorización de las redes sociales.

El experto técnico, el N4, es el candidato perfecto a actuar como employee advocate, embajador de marca interno o emfluencer. En las empresas la figura que más abunda es la del experto técnico, que incluye desarrolladores de producto o servicio, product y brand managers, especialistas en comunicación y, sobre todo, la red comercial. Todos ellos conocen como si fueran suyos los productos y servicios con los que tratan cada día. 

En cualquier caso, el experto técnico es el profesional sobre el que la organización tiene mayor conocimiento, proximidad, y en cierta manera, control. A mi manera de verlo, los Emfluencers son los nuevos influenciadores, un rol de mayor creación de valor, confianza, credibilidad y, en definitiva, generador de leads

Si quieres información más amplia sobre los programas de Employee Advocacy, te invito a descargar el ebook gratuito “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa” 

ebook embajadores de marca

 

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

 

Stock Photos from VectorMine & Spirit Boom Cat / Shutterstock

Soy la única persona en este mundo que…

Paradójicamente, la única palabra o adjetivo excluyente que existe es “única”. Al decir “única” significa que no existe otra igual. Durante la historia, este adjetivo se ha aplicado para denotar singularidad, exclusividad, prestigio, rareza. 

¿Qué pasa cuando utilizamos “única” aplicado a persona? Hace un tiempo escribía un post en este mismo blog titulado “Qué te hace una persona única en el mundo”. Ahí explicaba la necesidad que tenemos unas personas de otras para fomentar esa singularidad. 

Hoy quiero que veas tres formas de tratar la “uniqueness” en la gestión de tu marca personal: La USP, la SMP y la Propuesta de Valor. Si tienes poco tiempo, aquí tienes un vídeo-resumen de un minuto: 

La USP o propuesta única de venta

USP Rosser Reeves Cualquier publicista que se precie de serlo puede recordar la USP (Unique Selling Proposition) ideada en los años 50 por el gran Rosser Reeves, de la agencia Ted Bates. La propuesta única de venta suponía un compromiso de esfuerzo y diferenciación para las marcas. Con una buena USP seguida de una buena inversión el publicidad y distribución, el éxito para las marcas estaba garantizado. 

En este ejemplo de Colgate, Reeves compara directamente con la competencia de Colgate para crear una propuesta única de venta. 

 

La SMP o propuesta “inquebrantable de valor”

Los tiempos cambian, y años más tarde, en la década de los 80, los hermanos Saatchi modificaban ligeramente el concepto, creando la SMP (Single Minded Proposition). La SMP buscaba más la singularidad, aunque no fuera única, un motivo de preferencia, más emocional que racional. 

Por ejemplo, la campaña para British Airways firmada con “La línea aérea favorita del Mundo”, cuyo spot de 1987 ganó diversos premios internacionales:  

Si esta campaña la hubiera firmado Rosser Reeves, posiblemente el anuncio hubiera estado plagado de texto comparando los vuelos internacionales contratados a British Airways con los de otras compañías aéreas, sus precios, los servicios incluidos a bordo, las estadísticas de puntualidad… 

La comparación en la SMP sigue existiendo, pero se presenta más como una singularidad (emocional) que no como una elección racional. 

La Value Proposition o Propuesta de Valor

Fue Michael Lanning el creador de la Value Proposition (la Propuesta de Valor), ya cerca de los 90, aunque su libro data de 1998. Lanning antepone la aportación de valor al cliente como elemento clave de elección. 

10 años más tarde, Alexander Osterwalder e Yves Pigneur colocaban la Propuesta de Valor en el centro de su lienzo de modelo de negocio. Los mismos autores publicaron “Diseñando la propuesta de Valor” (Deusto, 2015). Ahí trataban la propuesta de Valor para satisfacer las ganacias o problemas (gains & pains) del consumidor. 

Quizás este modelo de Propuesta de Valor sea el más fácilmente aplicable a personas, y no solo a marcas corporativas. 

A mí me gusta trabajar la Propuesta de Valor con una fórmula simple: explica primero el beneficio para tu cliente y luego explica qué haces para lograrlo. 

Aquí tienes algunos ejemplos: 

  • Eva Vila-Massanas: Ayudo a empresas a competir con éxito en entornos VUCA mediante la internacionalización, diversidad y cambio tecnológico
  • Jorge Mas : Impulso la innovación y el crecimiento en retailers, asociaciones, comunidades de ventas y empresas internacionales, creando proyectos más rentables
  • Eva Collado Durán: Pongo en valor a personas y organizaciones para que encuentren, desarrollen y proyecten su mejor versión en un entorno cambiante, complejo y digitalizado
  • Francesc Albiol: Creative Analytics Marketer. Accelerating SaaS Startups with Growth Marketing #EmbraceChange
  • Marta Mouliaá: Mi compromiso es fidelizar y atraer el talento en organizaciones implementando programas de marca personal en entornos volátiles y cada vez más digitalizados
  • Christian Fernández: Gestión del cambio cultural y empoderamiento de las personas en las organizaciones 

¿Y si la Propuesta de Valor fuera única?

Si buscáramos en el Libro Guinness de los Récords, posiblemente encontraríamos muchas propuestas únicas. Si son de Valor o no lo tendría que valorar cada uno. Me pregunto qué importancia puede tener ser el único hombre del mundo que nada con osos polares, al menos desde el punto de vista de modelo de negocio. 

El ejercicio a realizar es completar la siguiente frase: 

Soy la única persona en este mundo que…

No creas que es fácil hacer que sea relevante. Te puede pasar como al que nada con osos polares o como a Nigella Lawson: “posiblemente la única mujer en el mundo que podría hacer que los cuernos de fieltro se vieran atractivos”. 

Haciendo búsquedas por la red, me encontré con una Propuesta Única de Valor algo singular, la del director y actor de cine X Keiran Lee. Mantiene Lee en la “bio” de su perfil de Twitter que es “el único hombre del mundo con un pene asegurado en un millón de dólares”. 

k. lee twitter bio

En este caso, ¿puede ser relevante para su audiencia? Sí, posiblemente para un actor de estas características, la “herramienta” sea importante. Yo, de todas maneras, creo que su verdadera propuesta de valor sería esta: el único hombre del mundo con beneficios suficientes como para asegurar su pene en un millón de dólares. 

De todas formas, no sé si el ejemplo es inspirador. En cualquier caso, ya tienes -tenemos- un reto para la temporada 2019/20: dar respuesta a esta compleja pregunta. 

Si tú tienes clara tu Propuesta Única de Valor, déjame un comentario en el post, quizás puedas inspirar a muchas personas.

 

Stock Photos from Dmitry Guzhanin/ Shutterstock

18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal

Debo confesar, antes de que te hagas ilusiones, que leer los 18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal no te va convertir en un experto en personal branding. La práctica, para mí, es la otra cara de la moneda, y el reconocimiento sería el impulso. Tampoco considero a quien se ha graduado en arquitectura como arquitecto hasta que no ha proyectado y levantado unas cuantas obras con éxito. 

Lo que sí puedes conseguir leyendo todos o algunos de los 18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal que te propongo aquí es aprender a autogestionar tu marca creando tu propia hoja de ruta con lo mejor de cada obra . 

A lo largo de mis más de 10 años como consultor, formador y conferenciante en personal branding me habré leído cerca de 60 libros sobre el tema o como refuerzo del tema. Estos 18 son destacables en alguna de sus particularidades. 

A efectos de organización, lo bueno de todo esto es que los libros no compiten, sino que unos completan y enriquecen el conocimiento de otros. Los clasifico en las siguientes categorías:

  1. Libros que dibujan el contexto de la marca personal
  2. Buenos manuales prácticos para iniciarse
  3. Libros testimoniales estilo “así lo hice yo, así me fueron las cosas”
  4. Libros para reforzar el área de autoconocimiento
  5. Libros para completar el área de estrategia
  6. Libros para reforzar el área de visibilidad
  7. Libros centrados en el área de empleabilidad y carrera profesional
  8. Libro para ganarte la vida como especialista en personal branding

También añado un anexo con otros libros que no he leído, otros que he leído pero ya ya comentaré en otro post, ebooks y libros no traducidos al castellano.

Sin más, aquí empiezo con los títulos de los 18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal. Para mí el orden de lectura es importante. Es decir, mejor empezar por contextos y terminar por la hiper especialización. 

Si tienes poco tiempo, aquí tienes un vídeo-resumen de 6 minutos:

1.- Libros que dibujan el contexto de la marca personal

Dice el neurocientífico portugués António Damásio

Para entender satisfactoriamente la fábrica cerebral de la mente y del comportamiento hace falta considerar su contexto cultural y social. Y esto torna verdaderamente atemorizador el intento. “El error de Descartes” (1994)

Tu futuro es hoy

Tu futuro es hoy. Escrito por Laura Chica y Francisco Alcaide. Publicado por Alienta. Primera edición, octubre 2014. Prólogo de Eva Collado Durán. 

Tu futuro es hoyLaura Chica y Francisco Alcaide ha creado una estructura sencilla con 40 claves para crear tu destino, cada una de ellas con un capítulo dedicado. 

Cada capítulo finaliza con 5 pasos para la acción y 5 libros para la acción, lo que significa que el libro cuenta con 200 pasos para acción y 200 libros de referencia. Y me olvidaba, también con 40 frases más que inspiradoras.

La formación y experiencia de Francisco Alcaide en ADE y de Laura Chica en psicología y coaching son la clave de la riqueza temática del libro, que no se ciñe a cuestiones de liderazgo, productividad o networking sino que entra a fondo en cuestiones como miedo, inteligencia emocional, amor, sexo, felicidad y más. 

Al final hay un regalo que no desvelo para no hacer demasiado “spoiler”. Indispensable.

El mundo cambia, ¿y tú?

El mundo cambia, ¿y tú? Escrito por Eva Collado Durán. Publicado por Alienta. Primera edición, marzo 2019. Prologado por Laura Chica. Epílogo de Carmen Soler Pagán y Sonia Rodríguez Muriel.

el mundo cambia ¿y tú?Clave para diseñar tu futuro profesional en plena era digital. Tras su bautizo editorial con “Marca eres tú” (Rasche, 2016), -y que trato más adelante- Eva ha puesto en valor su experiencia no solo como gestora de capital humano sino como gran artífice del cambio en las organizaciones, un cambio cultural que ha llevado a un cambio digital. 

Hoy no se concibe a un profesional sin las competencias propias del profesional del siglo XXI, que Collado dibuja a la perfección. Libro de esquema fácil, con 5 capítulos que arrancan con el dominio del entorno y finalizan con un mantra de marca personal: si no dices quien eres, otros lo harán por tí. 

El libro contiene el ADN de muchos profesionales que han contribuido en las diferentes secciones (entre los que tengo el honor de estar). 

No puedo esconder mi cariño especial por esta mujer, a la que considero una amiga del alma, una enorme gestora de emociones y una insustituible profesional. Ella es M.A.

2.- Buenos manuales para iniciarse

Toda disciplina requiere sus manuales genéricos. Y en marca personal los hay y muy buenos. Ninguno es igual que otro, esa es la riqueza que imprime cada autor. 

Y tú, ¿qué marca eres?

Y tú, ¿qué marca eres? Escrito por Neus Arqués. Publicado por Alienta. Primera edición, 2007, tercera edición revisada 2019. Primer libro sobre marca personal publicado en castellano. 

y tú ¿qué marcas eres?Simplicidad o muerte. Así resumiría este libro de la “madre de la marca personal”. Un perfecto manual de 20 pasos para gestionar tu reputación personal. En esta tercera revisión, Neus incluye la posibilidad de descargarte un práctico lienzo de marca personal desde su página web. 

Neus nos invita a crear nuestro “cuaderno de marca” en el que ir anotando los progresos a medida que el libro, muy ligero (170 páginas) va avanzando. Al final, incluye un bibliografía esencial si te quieres dedicar a esto de forma profesional. 

A título personal, diré que Neus es una gran experta en comunicación y una prolífica escritora. El enfoque de Y tú, ¿qué marca eres? es más de marca que de personal, y en esto me veo muy identificado. 

Quiero destacar también aquí un libro escrito por Neus titulado Tu plan de visibilidad 40+ dirigido a los que creen que ya no son tan jóvenes, y que es un manual excelente para afrontar el momento sénior.

Cómo vender tu marca personal

Cómo vender tu marca personal. Escrito por Raquel Gómez H. Publicado por Conecta en 2018 en Colombia. Primera edición, 2014.

Cómo vender su marca personal Seguramente este es uno de los primeros textos editados en América latina sobre marca personal. A pesar de lo “marketiniano” del título, su lectura me pareció uno de los mejores manuales de protocolo para aplicar la gestión de marca personal a la vida, al trabajo, a todos los niveles. 

Tuve la fortuna de recibir el libro en mano de la propia Raquel (y dedicado) hará unos meses en México. Raquel, abogado, coach (y cantante, lo que lees), es una de las principales evangelizadoras de la bondad del personal branding en la carrera profesional en Colombia y en toda América.

La estructura del libro parte de la imagen profesional como la propia marca, trata la estrategia y se adentra en lo laboral, en las nuevas tecnologías y eventos. Los anexos son imperdibles, con ejemplos de cartas para momentos de la vida laboral. Y un gran regalo: el legado de la marca personal con el empresario Arturo Calle. 

Desmárcate

Desmárcate. Escrito por Xavi Roca. Publicado por Libros de Cabecera. Primera edición, octubre 2015. Prologado por Luis Martínez-Ribes y un tal Guillem Recolons 😉

DesmárcateLa ventaja de tener en tus manos un libro escrito por alguien que ha devorado centenares de libros de liderazgo, cambio, inteligencia emocional, y gestión es obvia. No se deja nada en el tintero. Y además es uno de los libros más ricos en referencias que he leído. 

Xavi Roca es un inconformista, y por eso ha querido revisar algunos supuestos y confrontarlos con la nueva realidad. Me encanta que el autor relacione éxito y felicidad a una buena marca personal; eso ayuda a creer, y también a crear. 

La estructura del libro parte de la marca, del sello, la huella, entra en el auto análisis y la fase de preparación de marca personal, sigue con la comunicación y nos regala una valiosa conclusión sobre el hombre, la tierra y la luna. Su epílogo recoge lo mejor de su blog, una pequeña joya. 

Marca personal para dummies

Marca personal para dummies. Escrito por Andrés Pérez Ortega (el sherpa de la marca personal). Publicado por Alienta. Primera edición, marzo 2014. 

Marca personal para dummies Ya que de todos modos van a hablar de ti… ¡por lo menos que digan lo que tú quieres! Ese es el claim del libro, que no puede ser más afortunado. Debo decir que Marca Personal para Dummies no es un manual, es un tratado. Sus más de 420 páginas (con letra pequeña) harán que dejes de ser un dummie. Inevitablemente. 

Es el cuarto de los cinco libros publicados por el “padre” de la marca personal en España, cuyo primer texto “Marca Personal” (ESIC, septiembre 2008) fue publicado poco después del “Y tú, ¿qué marca eres?” de Neus Arqués. 

Tiene una estructura atípica pero muy orientada al cliente, basada en 6 partes y con 20 capítulos en total. Cuenta con muchas colaboraciones externas (gracias por contar con la mía, maestro) y gráficamente está genialmente planificado para que sea muy fácil de leer y de seguir. Además de opiniones externas, está repleto de herramientas, consejos, técnicas y advertencias de errores. 

El reto. Estrategia personal para tiempos de incertidumbre.

El reto. Escrito por Pablo Adán Micó. Publicado por SC Libro. Primera edición, 2016. Prólogo de Ginés Marco, Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Católica de Valencia.

El retoSi estás planteando leer este libro es que algo te inquieta. Así empieza la lectura de la contraportada. Y estoy de acuerdo, esto es para inconformistas. Si ya te va bien como estás, lee poesía. Pablo es un escritor prolífico. Tuve el honor de prologar su primer libro, “El marketing personal me salvó la vida”, y desde entonces ha publicado (atención): catorce libros más!!!

De todos, me quedo sin duda con El Reto, que también se podría llamar La Ruta, porque dibuja un mapa desde la supervivencia maslowiana hasta el liderazgo y la autorealización. Si eres de los que cree que el plan es que no hay plan, Pablo cambiará tu manera de pensar. 

Como buen profesional de marketing, Pablo pone especial incidencia en el público objetivo y sus necesidades para ayudarte a diseñar tu propia estrategia. Su visión de dejar huella no puede ser más acertada: entregar algo para los demás, y no para uno mismo. “. Dejar huella es crear algo a disposición de las personas que sirva, que ayude”

3.- Libros testimoniales estilo “así lo hice yo, así me fueron las cosas”

Francisco Alcaide ha aprendido de los mejores, y eso le ha permitido publicar dos libros preciosos basados en la experiencia de grandes líderes. En este caso tenemos a dos autoras que nos hablan del valor de su propia experiencia. 

Marca eres tú. Cómo mejorar tu futuro personal a través de tu marca personal

Marca eres tú. Escrito por Eva Collado Durán. Publicado por Rasche. Primera edición, 2015. Prólogo de Francisco Alcaide. Epílogo de Raquel Roca. 

Marca eres túEn pleno congreso Personal Branding Lab Day 2015, Eva subió al estrado con sus zapatos de tacón rojos para dar su conferencia. Y lo primero que hizo fue anunciar el lanzamiento inminente de “Marca eres tú”, mostrándonos la portada. 

Este libro es como un diario, pero contado como un manual de gestión de marca. Eva se reconocía analfabeta digital y cuando descubrió lo que hay en “el otro lado” su vida cambió. Para bien, claro. Es de las mejores gestoras de emociones que conozco, y de las pocas personas que ha conseguido trasladar literalmente el protocolo offline al mundo online. Sin máscaras. 

Yo no lo definiría como un libro para aprender marca personal, para mí es el libro para lanzarse al ruedo, para saltar sin miedo a caer. Dicen que el éxito es 1% inspiración y 99% transpiración. Pues bien, el 1% lo encontrarás aquí, este es el Red Bull de la marca personal, el paso necesario para perder el miedo a gestionar tu marca y darte a conocer al mundo. 

Un café con Chan. Cómo cumplir sueños con Personal Branding

Un café con Chan. Escrito por Ami Bondía. Publicado por Editorial Círculo Rojo. Primera edición, julio 2015.

Un café con ChaEscrito en primera persona, es imposible no dejarse llevar por esta doctora en periodismo con un pasado y presente influyente en la pantalla del televisor. A veces es difícil escribir como hablas. Ami lo ha logrado. Ha huido de la jerga marketiniana, del PNL y del coaching para llegar de forma directa a cualquiera que persiga un sueño (sea cual sea). 

El prólogo, escrito por ella misma, anticipa su segundo libro “Mundo de Valientes”, lanzado este 2019 y del que tuve el placer de acompañar a Ami en Barcelona en el día de Sant Jordi, el día de la magia, los libros y las rosas. 

Para mí hay una pregunta clave que impulsa a leer el libro en pocas horas: ¿qué harías si vivieras de tu pasión?  Ella logró trabajar con Chan (Alejandro Sanz), peleó hasta el final. Y eso le cambió la vida. Este es un manual para aprender a pelear… y ganar. 

4.- Libros para reforzar el área de autoconocimiento

Decía Benjamin Franklin “Hay tres cosas extremadamente duras: el acero, los diamantes y conocerse a uno mismo”. 

¿Quién eres tú? Descubre tu mayor tesoro: tú mismo.

¿Quién eres tú? Escrito por Laura Chica. Publicado por Alienta. Primera edición, junio 2013. 

¿Quién eres tú?Laura parte de la frase de San Agustín “Conócete. Acéptate. Supérate” para definir el sentido de la vida. El libro es una joya de la inteligencia emocional, ella misma confiesa que la mayor dificultad a la que nos encontramos en nuestro desarrollo emocional es que no nos han educado para pensar sobre lo que sentimos, por qué lo sentimos ni cómo nombrarlo. 

A pesar de ser un libro ligero (140 páginas), requiere una lectura tranquila, quizás dos. Al final de cada capítulo incluye una sección “para pensar” y un cuaderno de ejercicios. Te aviso: como decía Franklin, esto no es fácil. Pero sin esto no podemos avanzar al siguiente paso tras el autoconocimiento: el de la estrategia. 

Hay dos “extras” inolvidables, las vitaminas para la vida y #quienerestú en 140 caracteres, la primera capacidad de un tweet. Frases cortas y maravillosas de autores de todo tiempo para entender mejor cómo somos. 

Smart feedback. Conversaciones para el desarrollo del talento.

Smart Feedback. Escrito por Jane y Rosa Rodríguez del Tronco y Noemí Vico. Publicado por Lid Editorial. Primera edición, noviembre 2017. Prólogo de Santiago Vázquez, epílogo de Andrés Ortega. 

Asistí a la “premier” en Madrid con las páginas del libro oliendo a imprenta. Faltaba un buen libro sobre cómo dar y recibir feedback. Es este. Dicen sus tres autoras que ni hoy ni se tolera ni se integra el error. Cuánta razón. Por eso es necesario el feedback

Libro de fácil lectura, de diseño impecable y dividido en cinco partes: potenciar el talento a través del feedback, recibir feedback, dar feedback, aprendiendo habilidades y un cuaderno de ejercicios. Esta última, ayuda a poner en práctica lo aprendido a través de distintas matrices (DAFO…)

Considero que el feedback es la parte indispensable de nuestro autoconocimiento, la que nos permite conocer exactamente qué marca personal proyectamos y si incluye una propuesta de valor asociada. 

5.- Libros para reforzar el área de estrategia

Decía Sun Tzu “El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar”. La estrategia es la verdadera hoja de ruta del personal branding, donde se deciden elementos tan importantes como el propósito, la propuesta de valor y el modelo de negocio. 

Design Thinking para la innovación estratégica

Design thinking para la innovación estratégica. Escrito por Idris Mootee. Publicado por Empresa Activa. Primera edición, septiembre  2014. 

Design Thinking para la innovación estratégicaCierto. El Design Thinking fue puesto en escena por Tim Brown, CEO de la consultora Ideo. Pero puestos a buscar un libro completo e inspirador, Idris Mootee ha logrado un trabajo impecable. 

El título original, en inglés es “Design Thinking: Lo que te pueden enseñar en escuelas de negocios y de diseño.”

Puede que te extrañe ver entre mis libros recomendados uno que hable de design thinking. No se trata de ser un especialista en ello, pero el personal branding se puede nutrir de una forma de estructurar el pensamiento creativo más que eficaz. En el fondo, ¿quién no ha utilizado alguna vez un lienzo como el del modelo de negocio?

Debo advertir que no es un libro fácil. Aunque está muy bien ilustrado, cada página invita a más de una reflexión profunda. Lo mejor es que nos hace cuestionar si realmente estamos pensando las cosas en base a la experiencia de usuario de nuestros stakeholder, y eso no tiene precio. 

Tenía el libro en casa sin leer desde hacía meses. Y fue gracias a mi colega en TEDx Eixample Ana Reyes Lorenzo que me animó a su lectura. ¡Gracias Ana, te debo una!

Tu modelo de negocio

Tu modelo de negocio. Escrito por Tim Clark, Alexander Osterwalder e Yves Pigneur. Publicado por Deusto. Primera edición, marzo  2012.

Tu modelo de negocioPara mí no es un libro, es una biblia de la marca personal. Es uno de los primeros libros colaborativos. Escrito con la participación de de 328 colaboradores de 43 países. El libro se publicó un año después de “Generación de Modelos de negocio” de Alexander Osterwalder e Yves Pigneur (publicado en marzo de 2011). 

La diferencia entre uno y otro es que el de 2011 se dirige más a startups, pequeños negocios y el referido aquí se dirige a personas como tú. No solo eso, entre las 328 colaboraciones encontrarás algún alma gemela cuyo caso pueda servirte de inspiración: una abogada fiscalista, un bloguero, un comercial, una fotógrafa de bodas, un ejecutivo de publicidad, un esquiador, un locutor de radio, un médico y decenas de otros casos. 

Se compone en 5 capítulos, y sigue al pie de la letra el esquema design thinking: lienzo, reflexión, revisión, acción y extras. Indispensable. 

6.- Libros para reforzar el área de visibilidad

En comunicación, nunca olvidemos que todo deja marca, lo que decimos y lo que callamos, lo que hacemos y lo que no hacemos. 

Te van a oír. Construye tu plataforma personal para darte a conocer

Te van a oír. Escrito por Andrés Pérez Ortega. Publicado por Alienta. Primera edición, febrero  2013. 

Te van a oírNo estoy siempre de acuerdo con las enseñanzas del maestro. Cuando afirma que la mejor persona para vender lo que haces eres tú mismo, pienso que hay una mejor. Que sean los demás. Ahí estaría la diferencia entre marketing (yo vendo lo que hago) y branding (el resultado de lo que hago hace que otros lo vendan por mí). 

Pero dicho esto, “Te van a oír” es un exquisito manual para lograr que -en palabras de Andrés- tu voz destaque en un mundo cada día más ruidoso. 

La fina ironía del autor está presente desde el capítulo 1: ADVERTENCIA: este libro te ayudará a promocionar lo que haces. Pero fuera desde arranque magistral, estamos ante un libro serio, de contexto, de plataforma, de aliados, de medios que no son el fin, de la memorabilidad, de social media, de contenidos, del blog, de las redes sociales, de jugar en primera división (el libro), de otros medios off y de medición de resultados. 

Y te habla en su tono directo, paternal, pero basado en muchos años de experiencia. Un must

Navegando en aguas digitales

Navegando en aguas digitales. Escrito por Yi Min Shum. Autoeditado. Primera edición, noviembre  2016

Navegando en aguas digitalesSi no conoces a Yi Min te diré que su nombre, en chino, significa persona inquieta y creadora. Y vaya si lo es. De padres chinos, nació en Valencia (Venezuela) y ahí vive hoy. 

A diferencia de “Te van a oír”, “Navegando en aguas digitales” se centra 100% en el medio digital. Y lo hace con una precisión que me sorprendió al leerlo. Lo encontré en mi habitación de Hotel en Santo Domingo, República Dominicana, en mi primera visita ahí en 2018. Me alegró el viaje de vuelta. 

Como buena ingeniera en computación, Yi Min no olvida ni un solo detalle, y guía a un dummie, pero también a un iniciado como yo, al conocimiento práctico del marketing digital necesario para llevar la marca personal a la cima de la visibilidad. 

7.- Libros centrados en el área de empleabilidad y carrera profesional

Dice el Dalai Lama que solo existen dos días al año en los que no se puede hacer nada: ayer y mañana. Esta sección trata sobre combustible, el que se necesita para mejorar la empleabilidad y para progresar en la gestión de la carrera profesional.

El mapa de tu talento

El mapa de tu talento. Escrito por Arancha Ruiz. Publicado por Be-Libris. Primera edición, octubre  2014. Prólogo de Eduard Punset. 

El mapa de tu talento El currículum de Arancha es una de las garantías de que este libro te va a gustar. No es la única. Estuve con ella en la presentación del libro, en Barcelona. Allí explicó que en menos de 20 años el 47% de las categorías profesionales dejará de existir. Emergen nuevas necesidades de talento. Y eso pide un mapa. El mapa de tu talento. 

Ni pienses que no es un libro de marca personal. Lo es de la cabeza a los pies. Pero en su expertise como talentist, Arancha invita a leerlo con un objetivo: mejorar tu carrera profesional. Presté el libro, y ya se sabe… Pero la ventaja es que al re-comprarlo, la 4ª edición incluye una revisión y una nueva introducción maravillosamente contextualizada. 

Es un libro fácil de leer (menos de 200 páginas), pero te da trabajo para varios meses antes de que veas sus resultados. Repleto de invitaciones a la acción de grandes ejemplos, lo considero un libro de cabecera en la autogestión de carrera y de marca personal. 

Saltar de la pecera. Una historia de marca personal

Saltar de la pecera. Escrito por Cristina Mulero Calvo. Publicado por Círculo Rojo Editorial. Primera edición, julio  2016. Prólogo de Andrés Pérez Ortega.

Saltar de la peceraUna historia. Este libro trata de la historia de Gabriel en su búsqueda de trabajo con buena experiencia bajo el brazo y un buen currículum universitario. Cada capítulo narra un nuevo día, una nueva entrevista en la vida del personaje y cómo el nuevo contexto le invita a reinventarse. 

Cristina habla del fin del capitalismo (el de la pecera) tal como lo conocemos, y nos invita a saltar de la pecera convirtiéndonos en agentes libres, siguiendo los pronósticos de grandes pensadores como Tom Peters, Daniel Pink…

No te desvelaré el final de la historia de Gabriel, pero tengo la sospecha de que Cristina ha pensado en un segundo libro. Por cierto, las diez claves personales del final son delicatessen. 

8.- Libro para ganarte la vida como especialista en personal branding

Entre los 18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal no podía faltar este. Hay pocas cosas tan alentadoras como lograr que tus clientes brillen. El personal branding ocupa un espacio cada vez más central y mayor en el gran mundo del desarrollo personal. Los libros mencionados anteriormente son de gran utilidad para autogestionar nuestra marca personal. Si quieres ir un paso más allá y ser “de la tribu” necesitas un tratado. Y ese tratado es, sin duda, Expertología. 

Si quieres un consejo de amigo, yo me leería antes el artículo fundacional del personal branding, The Brand called You, de Tom Peters, gratuito, y publicado en 1997. Aquí tienes la versión original y aquí una excelente traducción al castellano de Consol Vancells.

La lectura de Tom Peters te facilitará la adaptación del YO, S.L. que realiza Andrés a lo largo de su libro. 

Expertología. La ciencia de convertirte en un profesional de referencia. 

Expertología. Escrito por Andrés Pérez Ortega. Publicado por Alienta. Primera edición, enero  2011.

ExpertologíaSi eres uno más, serás uno menos. Esa es la frase casi invisible que se puede leer al pie de la imagen de cubierta. Y ese es, en buena parte, el contexto del libro, junto a lo aprendido de la lectura de “The brand called you”.

Este libro tiene un relato muy personal. Conocí a Andrés a principios de 2010. Ya había publicado “Marca Personal” y se había posicionado como el experto en branding personal; en sus propias palabras, el sherpa de la marca personal. 

A raíz de conocerle, materialicé, junto a Jordi Collell, el nacimiento de Soymimarca, la primera agencia dedicada 100% al personal branding. Pocos meses después de fundar la agencia (octubre 2010) nos encontramos con Pablo Adán y Andrés en Valencia para gestar un proyecto de asociación de “personal branders”. Y fue ahí donde Andrés nos trajo, recién salido del horno, un ejemplar a cada uno de Expertología, ya dedicado. 

Desgraciadamente presté el libro y no logré recuperarlo. Compré la segunda edición y la regalé a un amigo. Y ahora he comprado la 5a edición. Inversión segura. 

Aunque el subtítulo “la ciencia de convertirte en un profesional de referencia” junto a la primera frase del libro “este es un libro de autoayuda” invitan a pensar que es un libro de autogestión, va más allá. Su nivel de detalle lo acerca más a un tratado, a una pequeña biblia de la gestión de marca personal. 

Andrés es un genio de las metáforas, Y no faltan. El autor advierte que el libro no es fácil. Está en lo cierto. “Vas a tener que trabajar, reflexionar, resolver ejercicios,…”. 

No hago más spoiler, sencillamente te recomiendo su estudio si pretendes convertirte en alguien que ayude a sus clientes a diferenciarse y convertirse en la opción preferente.  

No están todos los que son ni son todos los que están

Debo reconocer que no he leído todos los libros de marca personal. En casa, tengo pendientes los textos de Jordi Collell “Tu startup personal”, y de Fabián González “Tu marca profesional”. Algunos los he leído, y me han gustado, como “Distínguete y te distinguirán” de Reyes Ferrer, “No imagen” de María A. Sánchez”, “Diseñando la propuesta de Valor” de Osterwalder y Pigneur. También “Mejora y gana” de Ximo Salas, Pablo Adán y Pablo Alonso, “Monetízate” de Andrés Pérez Ortega y muchos otros. 

En el capítulo de ebook, quisiera destacar las siete publicaciones de Soymimarca, de varios autores y que encontraréis gratuitamente en la cuenta Slideshare de Soymimarca. Incluyo aquí  el indispensable de Oscar Del SantoMarketing de atracción 2.0“, el ebook de Vladimir Estrada “Con nosotros todo, sin nosotros nada”, y también el nuevo ebook escrito por Claudio Inacio y Andrés Pérez Ortega (Street Personal Branding) “Workbook de marca personal”.

Y también recomiendo, si te quieres dedicar a esto, los libros que leído que no han sido traducidos al castellano, de autores tan indispensables como William Arruda, Peter Montoya, Catherine Kaputa, Brenda Bence, Hubert K. Rampersad, Dan Schawbel y el mismo Tom Peters. 

Espero que te haya sido útil mi resumen de 18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal. Para acabar, espero que en 2020 podamos incluir un libro escrito por un tipo llamado Guillem Recolons. Ya sería hora. Menudo vago. 

 

Library Stock Photos from Who is Danny / Shutterstock

Tú no tienes una marca. La corrupción del término “Marca Personal”

Los que nos dedicamos a la gestión de marca personal, conocida como personal branding, llevamos años tratando de evitar el equívoco; y temo que no lo hemos conseguido. 

La Chief Operating Office de Facebook, Sheryl Sandberg, lo dijo muy claro hace un par de años. Fue en el marco de una entrevista realizada por Jessica Holand en la BBC titulada “El caso contra las marcas personales”. Lo que dijo es “Tú no tienes una marca, así que no te empaques como una marca”. 

Si solo tienes un minuto, aquí tienes un resumen en vídeo:

Tú no tienes una marca. Tú dejas una (o muchas) marca/s. 

Sandberg se refería a la marca personal como una única versión de la persona. En sus propias palabras: 

Lo que cada uno de nosotros tiene es una voz, que puede ser compleja, contradictoria y a veces equivocada. No te empaques. Habla con honestidad, con hechos y desde tu propia experiencia.

No puedo estar más de acuerdo con ella. Hace pocos días trataba en este mismo blog sobre marca personal y vulnerabilidad. Somos maravillosamente imperfectos, y vulnerables. Eso nos diferencia de las máquinas (por el momento). 

La contradicción, la empatía, la honestidad, los hechos y la experiencia son parte de la rica y compleja marca personal que imprimimos en los demás. Tú no tienes una marca, Starbucks sí la tiene, y Zara, y Audi. Dalí no tenía una marca, la dejó, un gran legado. Churchill no tenía a una marca. Dejó varias marcas. 

Cada persona te interpretará de una manera distinta, y por eso puede dejar una marca personal poco homogénea entre distintas personas. 

El equívoco: pensar que la marca personal se crea como si fuera una marca comercial

Cuando alguien habla de “crear” tu marca personal empieza la confusión. Sé que nadie habla de “crear” con mala intención. Pero si creas marca, será empacada, pensada de una manera única, como un producto comercial. Hemos luchado mucho contra todo esto. El asunto no es crearte un personaje. El personal branding es más complejo, tanto como la personal brand. La corrupción del término marca personal viene de lejos y de personas que tienen doctorados universitarios. 

marcas comerciales / guillem recolons

Los primeros evangelistas estadounidenses (William Arruda, Dan Schawbel, Tom Peters, Catherine Kaputa, Seth Godin, Brenda Bence, Jason Alba…) hablaban de “crear”. Pero para mí la creatividad es partir de cero, o como dice el publicista Toni Segarra, es “no copiar”. Y la marca personal no parte de cero, porque es, según Jeff Bezos, “lo que dicen de ti los demás cuando no estás a su lado”. 

La otra confusión: imagen personal con marca personal

Sandberg también equipara la marca personal a la imagen personal. Según sus palabras: 

El énfasis en presentar una imagen pública fuerte es especialmente pronunciado en estos tiempos de incertidumbre económica; una “economía gigante” creciente y ferozmente competitiva ha hecho de los perfiles digitales una parte crucial para aprovechar las oportunidades de trabajo.

Tiene razón, en tiempos VUCA, si eres uno más, desapareces. Pero no se trata de presentar una imagen pública fuerte. Se trata de presentar tu propia imagen pública, sin más: eso ya te diferencia de quienes no lo hacen. Pero por favor, elimina la palabra “fuerte” de tu vocabulario, porque puede llevarte a modificar tu imagen. 

No abogo que en cada momento comuniquemos nuestros fracasos, pero es absurdo presentarnos como seres inexpugnables. Hace poco explique en este blog la diferencia entre marca personal e imagen personal, y también la diferencia entre marca personal y reputación. El lenguaje genera realidades, eso dicen los coach. 

No nos vendemos nosotros. Compran transformación. 

La otra confusión habitual sobre la marca personal es la de que debemos “vendernos”. No, el personal branding, no va de venderse. Va de ser autoconsciente, de entender si lo que proyectamos (la marca) está alineado con lo que somos (la identidad), va de crear un plan aferrado a una propuesta de valor, una diferencia relevante. Y claro, finalmente hay una etapa marketing, debemos dejarnos ver, sin eso nuestros posibles clientes no verán en nosotros a un agregador de valor, a un transformador. 

Lo que vendemos es nuestro trabajo. Pero no el tiempo que dedicamos, sino el valor que añadimos. Desgraciadamente, muchas empresas todavía pagan a sus empleados por calentar la silla (tiempo). Eso cambiará a resultados, a transformación, a valor. Mi hija lo verá. Afortunadamente. 

En resumen, la marca personal está corrupta, pero no muerta

Hace mucho tiempo que entre colegas hablamos de la necesidad de cambiar el término “marca personal. Han surgido varias ideas. Daniel Romero-Abreu, presidente de Thinking Heads habla de “posicionamiento personal”. Andrés Pérez Ortega prefiere “estrategia personal”. Yo hablo de branding humano “Human branding”. El término marca personal está corrupto, especialmente si personas tan relevantes como Sandberg lo entiende en un sentido único de marketing. 

Se admiten propuestas. De momento, y para salir de equívocos, me considero un estratega de personal branding que también aplica en formación y conferencias. 

Recuerda, tienes una identidad y dejas una marca rica, compleja variada… y única. Descúbrela, trabájala, moldéala, entiéndela y siempre con moderación, proyéctala. O no. 

 

Stock Photos from Iko / Shutterstock.