FAQ preguntas frecuentes personal branding

 

FAQ, 20 Preguntas frecuentes en Personal Branding, y sus respuestas

 

1. ¿Esto lleva mucho tiempo? (que no tengo)

El tiempo es el gran temor del ser humano. Pocas personas están dispuestas a aceptar que hay que quitar para poder poner. Quitar lo que no nos aporta para adoptar lo que puede ayudarnos es un ejercicio raro, y a la vez saludable.

La gestión consciente e integral de la marca personal comporta un primer año de cierta dedicación. Es el tiempo de conocernos, saber dónde estamos , entender dónde podemos llegar (estrategia personal) y poner las cosas en solfa para hacerlo saber al mundo (visibilidad).

Como toda nueva disciplina, hasta que no nos familiarizamos con la mecánica pasa un tiempo. Si uno se dedica a fondo puede sentar las bases en tres meses. Si la dedicación es menor, hablaríamos de un año. ¿Y después? Esa es la mejor parte, el mantenimiento es cosa de pocas hora la semana, tres quizás.

2. ¿Esto es para cuando me quede sin trabajo?

Supongo que el dicho “todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena” te es familiar. El personal branding es una competencia estratégica, no táctica. Si has trabajado bien tu marca, es posible que nunca truene para ti, y si lo hace, tendrás vías de salida.

Responde a una pregunta sencilla: ¿Qué es más fácil, buscar trabajo mientras trabajas o cuando ya no tienes el trabajo? No hay más preguntas, Señoría.

3. Ya, entonces ¿se trata de publicitar mis productos y servicios?

No exactamente. No se trata de ti. Se trata de generar VALOR hacia tu cliente o stakeholder. Si tú tienes lo que ellos necesitan para resolver un problema o detectar una oportunidad, vamos bien.

Por supuesto que llegará un momento en que, tras captar la atención de tus clientes, deberás explicar de qué manera aportas VALOR, y eso sí puede tratarse con un catálogo de servicios o productos.

Se trata de compartir insights i contenidos que tengan la capacidad de cambiar la percepción de tus clientes sobre algo, siempre a través de una propuesta de valor potente, relevante y diferenciada (ahí es nada).

4. Una marca personal ¿se tiene, se crea, se construye?

Los anglosajones utilizan a menudo el término build your personal brand (construye tu marca personal). Mi opinión personal es que no somos marcas (perdona que te contradiga, Tom Peters), ni creamos, construimos o fabricamos nuestra marca personal. La marca personal, es como los valores, no vienen de serie pero se enrraizan desde la más tierna infancia.

Una marca se deja. Dejamos marca. Todo deja marca, lo que hacemos y lo que no hacemos, lo que decimos y lo que callamos. La clave, y una de las partes importantes del personal branding, es conocer cuál es esa marca que dejamos en los demás. Es un principio de autoconocimiento que nos permitirá después conocer si esa huella que dejamos está alineada o no con nuestros objetivos.

Resumiendo esta cuestión, dejamos marca y somos capaces de gestionar, potenciar, impulsar marca personal, siempre tras un proceso que incluya una fase de autoconocimiento y otra de estrategia (dónde estoy + dónde quiero ir).

5. ¿Por qué debería yo gestionar mi marca personal?

Existen numerosos motivos. No hace mucho publiqué en este mismo blog un post titulado “23 razones para ponerte en valor”. Pero siendo algo más sintético, destaco los seis principales motivos para gestionar tu marca:

  1. Control. Si no la controlas tú, dejarás que sean los demás quienes lo hagan. Tomar las riendas es siempre aconsejable, y más en entornos digitales, donde es relativamente fácil la manipulación.
  2. Valor. Marca es Valor, Valor es Marca. Nuestra propuesta de Valor actúa como un imán que puede atraer a stakeholders (grupos de interés) que tengan problemas por resolver u oportunidades por detectar, y que éstas estén a nuestro alcance.
  3. Valores. La propuesta de Valor por sí sola puede no ser suficiente. Diferenciarse con relevancia debería complementarse con la ayuda de nuestros SuperPoderes, nuestros Valores, los que nos hacen más cercanos al proyecto que se dirima.
  4. Portavoces. Todos somos embajadores de una o varias marcas. Si trabajas por cuenta ajena, representas la marca o marcas de una organización. Si trabajas por cuenta propia, te representas a ti o la enseña que hayas creado. Es una responsabilidad que requiere aprendizaje y ciertos protocolos.
  5. Encontrar trabajo, mejorar nuestra posición en un trabajo existente o emprender. Para cualquiera de estas tres facetas, la gestión de marca personal es una aliada imprescindible.
  6. Ser la opción elegida, preferente. Es una consecuencia de un proceso de marca bien gestionado y, sin duda, uno de los objetivos del personal branding.

6. Siendo empleado, ¿tiene sentido para mí la marca personal?

Imagino que ya sabes que el empleo para toda la vida ha caducado. Hasta en Japón. Pero más allá del “apego” a un puesto de trabajo, el personal branding para profesionales por cuenta ajena de una organización es útil por muchas otras razones:

  1. Ser percibido como un especialista único y valioso.
  2. Romper el techo de cristal, una expresión que inicialmente se refería a la dificultad de las mujeres para acceder a puestos de alta dirección, pero que hoy se podría ampliar a personas de cualquier sexo estancadas o frenadas por el muro de un superior jerárquico infranqueable.
  3. Planificar la carrera profesional, una responsabilidad que antaño era de las empresas y que ahora es responsabilidad única de cada profesional.
  4. Alinear la EVP (employee value proposition o propuesta de valor del empleado) con la propuesta de valor corporativa.
  5. Actuar como un embajador de la marca, trasladando valor al mercado (clientes), atrayendo a nuevo talento (employer branding) y mejorando la eficacia de la comunicación (employee engagement).

7. Siendo directivo ¿qué necesidad tengo de gestionar mi marca personal?

Podrías pensar que ya has llegado a tu destino profesional. Pero ahora queda el trabajo más complejo: mantenerte ahí. Leo en El País que Otto Walter (consultora) realizó un estudio sobre “Los jefes tóxicos”, con miles de empleados de todos los sectores y categorías profesionales acerca de cuáles habían sido los comportamientos más irritantes que habían sufrido de sus superiores. Concluye “el 49% de los encuestados denunció las “faltas de respeto” como la principal lacra procedente de los mandos. “Prepotencia”, escogida por un 37%, “incompetencia directiva” (29%), “falta de apoyo al equipo” (28%) o “ausencia de trato humano” (25%) completan este cuadro de los horrores”. Un reto.

Tu responsabilidad en el liderazgo de equipos pide a gritos un plan de gestión ya no solo de tu propia marca, sino de la de los profesionales a tu cargo. Doble trabajo.

Al proceso de gestión de marca personal de un directivo lo conocemos como Executive Branding, y la diferencia básica con un proceso de Personal Branding es esa doble responsabilidad y una simbiosis camaleónica con los valores de la organizaciòn, su visión y su misión.

8. ¿Cuánto tardaré en ver resultados en un proceso de personal branding?

Pregunta del millón de dólares, cuya importancia me recordó la personal brander Alicia Ro, reciente ganadora el premio al mejor blog de marca personal 2017 (felicidades de corazón, querida Alicia).

Creo que ya sospechas cuál es la respuesta: los resultados llegarán antes o después en base a la inversión realizada. He tenido clientes que han asumido el personal branding como una nueva competencia soft en su agenda y otros que han pensado que seis sesiones de consultoría les traerían resultados en pocas semanas.

¿Qué es invertir? ¿se refiere a dinero? Invertir se refiere a dedicar tiempo en adquirir una nueva competencia, es como adquirir un hábito. Pero quien te diga que son 21 días te engaña, no es cierto (a no ser que sean 21 días sin dormir y con dedicación total). También se refiere al dinero, para qué engañar a nadie. Si contratas a un buen consultor o mentor en personal branding que te ayude, acortarás el proceso y acelerarás el resultado. Si además cuentas con un presupuesto para diseño gráfico, programación web, gestión y curación de contenidos, gestión de redes, seguimiento de KPI’s, pues vas a acelerar, sin duda.

Por experiencia en esto (llevo desde 2007), los tiempos en ver resultados oscilan entre los 6 meses para los muy motivados y los 2-3 años para quienes llevan un ritmo más relajado. Si lo comparamos con lo que tardó Roma en construirse, hablamos de plazos razonables.

9. ¿El personal branding es marketing personal?

Es marketing personal, pero también es mucho más que eso. El branding es un paraguas de marca muy amplio, entre cuyas herramientas está el marketing. Toda la parte de identidad quedaría en un campo entre la psicología (idealmente) o el coaching, alejado del marketing.

En mis charlas suelo plantear el siguiente símil: Marketing personal es lo que YO digo sobre mí. Branding personal es lo que los DEMÁS dicen sobre mí. Aunque creas que hay poca diferencia, hay un abismo entre una y la otra. Nuestra meta, el gran objetivo del personal branding es el reconocimiento de los demás y su posterior elección de nuestra persona. En pocas palabras, que sean los demás quienes nos “vendan”.

10. ¿marca personal es lo mismo que personal branding?

Si traduzco la pregunta al inglés, sería “Is personal brand the same as personal branding?”. Obvio. No. El gerundio branding indica acción. El personal branding es el proceso de gestión de nuestra propia marca, cuyos pasos principales son el autoconocimiento, la estrategia y la visibilidad. La marca personal (personal brand) será el resultado de ese proceso, en forma de la huella emocional que dejamos en los demás.

11. ¿Cómo puedo conocer cuál es mi marca personal?

No debería preocuparnos en exceso lo que piensan los demás de nosotros. Pero sí sería bueno saber qué saben de nosotros que no sepamos. Eso se consigue preguntando, pidiendo feedback.

Pedir feedback es todo un arte. Para entrar de lleno en el tema, te recomiendo el libro Smart Feedback de las hermanas Jane y Rosa Rodríguez del Tronco junto a Noemí Vico (Lid 2017). Pero como formatos que puedes tener al alcance de tu mano te detallo algunos:

  • DISC, un test magnífico de autoimagen que mide lo referente a la Decisión, Interacción, Serenidad y Cumplimiento. Se lo debes pedir a un coach para que pueda compartir la interpretación de los resultados.
  • Evaluación 360º Un test muy habitual en empresas, que entre otras cosas mide tus competencias conductuales.
  • Test de Inteligencia Emocional, que te da un percentil que mide tu capacidad de moverte mejor en entornos frontoffice (alto percentil) o backoffice.
  • Test de arquetipo de marca. Te da información sobre tu arquetipo, los pilares que lo forman y los adjetivos que mejor te definen.
  • Valoración pública. La app Guudjob permite que pidas feedback a cualquier persona de tu red de contactos.
  • Test 90º. Es de cosecha propia. Pregunta a tu círculo cercano (20 personas) ¿en qué crees que soy competente? ¿en qué crees que puedo mejorar? Hazlo a través de un Google Form, los resultados son de gran valor.

12. ¿Empieza mi marca personal en las redes sociales?

No. Me podría alargar mucho, pero igual que no empezamos a construir una casa por el tejado, no empezaremos a gestionar nuestra marca desde las redes sociales.

Antes debemos conocer cuál es nuestra marca (la cuestión anterior), que serían los cimientos de la casa o el autoconocimiento. Tras esa fase deberemos trabajar nuestra estrategia personal (la estructura de la casa), que incluye objetivo, propósito, propuesta de valor, modelo de negocio, posicionamiento… Y en la fase final, trabajaremos el plan de comunicación (el recubrimiento y tejado de la casa) que contemplará un trabajo a fondo de mensaje, público objetivo y por, supuesto, canales OFF y ONline (entre los que están las redes sociales).

13. ¿Qué relación tiene la gestión de marca personal con la gestión de carrera?

La única persona responsable de la gestión de tu carrera profesional eres tú. No es la empresa para la que trabajas, como pudo ser hace algunos años. Una cosa es que las empresas faciliten formación, y otra distinta es que sean responsables y guardianes de tus destinos.

La gestión de marca personal, conocida como personal branding, es una competencia necesaria para apuntalar y gestionar la carrera profesional. Concretamente, trabajar a fondo el modelo de negocio permite saber en qué áreas estamos bien y cuáles necesitamos reforzar.

14. ¿Hasta qué punto debería exponer mi vida privada?

Es una pregunta de respuesta múltiple. Me explico. Nunca obligaré a nadie a explicar en público lo que hace en privado si no quiere. Pero le contaré las ventajas que puede tener, para que las coteje con los inconvenientes que ya conoce.

Este asunto tiene relación con los valores y el networking. Valores porque quienes no nos conoce no puede conocer nuestros valores si solo mostramos nuestro lado competencial profesional. Networking porque si no tengo intención ninguna de contactar con nuevos grupos de interés (stakeholders), no debo exponer nada.

Como ventajas, sabemos que nuestras actividades personales transmiten valores. Un corredor/a de fondo es alguien disciplinado, con afán de autosuperación, cultura del esfuerzo, amante del reto. Un voluntario/a que ayuda a pobres o ancianos sin recursos es alguien solidario, preocupado por la sostenibilidad, altruista, humilde, ideal para el trabajo en equipo. Un/a guitarrista a ratos libres es alguien sensible por el arte, la música, posiblemente buen componente de equipo. Un jugador/a de ajedrez denota paciencia, seguimiento de las reglas, facilidad de cálculo de alternativas, autoestima, afán de logro, control de impulsos…

Tú decides lo que expones, a quién y en qué medios.

15. ¿El personal branding es para todo el mundo?

No, claro que no. Solo es para quien esté dispuesto a trabajar duro por auto-conocerse, por definir un camino, por darse a conocer de forma adecuada y con una propuesta de valor contundente, por trabajar para el reconocimiento ajeno gracias a la resolución de problemas. Por dejar una huella en los demás. Solo es para quien esté dispuesto a invertir en sí mismo y aportar valor a los demás.

16. ¿Tiene cabida el personal branding en la empresa?

Es curioso que el creador del término personal branding, Tom Peters, pensara en el mismo como una competencia relacionada con la figura del empleado intra-emprendedor. Su concepto del Me Inc, o YO, S.L. Luego, con los años y la aparición de los blogs y las redes sociales, se asoció el término a los profesionales independientes, autónomos, knowmads…

Hace un año publiqué un post titulado Personal Branding en las organizaciones que retrata cómo el personal branding en la empresa puede contribuir a:

  • Empoderar a directivos y resto de profesionales y colocarles en el centro de la marca (your people are your brand). Esto se logra con programas de executive branding y personal branding.
  • Conectar con mayor eficacia a la organización con sus stakeholders externos (clientes, colaboradores, proveedores, opinión pública, potenciales clientes…) a través de los programas de Employee Advocacy o Embajadores internos de la marca, con evidentes ventajas hacia la empresa utilizando como palanca la confianza que generan los perfiles más técnicos, pero también con evidentes ventajas para los empleados.
  • Como consecuencia de lo anterior, atraer el mejor talento externo mediante programas de Employer Branding. Recordemos, primero es prioritario que la empresa y sus profesionales estén alineados, y solo así se podrá encontrar el mejor talento.

17. ¿Qué requisitos debe reunir un consultor de marca personal (personal brander)?

  • Consultores / formadores que proyecten una marca personal sólida, tanto offline como online, y sean reconocidos por el mercado como referentes
  • Consultores / formadores con experiencia en consultoría y formación en personal branding integral (autoconocimiento, estrategia, visibilidad)
  • Consultores / formadores con experiencia como empleados y directivos en organizaciones. Lo que se conoce como profesionales que han estado en la línea.

18. ¿Es necesario un blog para gestionar nuestra marca?

Necesario no. Pero ayuda, y mucho. Le debo a este blog (con 10 años de vida) el que muchos de mis clientes me hayan contactado. Es un hogar digital. Por supuesto, puedes escribir en lugares como Pulse (el blog de Linkedin), pero no olvides que esa casa no es tuya. Ahí no puedes tener una sección about me, portfolio, FAQ, contacto…

He tratado muchas veces las ventajas del blog, estés o no trabajando por cuenta ajena. Te invito a leer Personal Branding y blog ¿inseparables? para tomar mayor conciencia de las ventajas de este formato.

19. ¿Cómo puedo formarme en Personal Branding?

Como dice el consultor y amigo José Miguel Bolívar, tiempo sobra, lo que falta es foco. Tienes diversas formas en base al tiempo (foco) y al presupuesto.

  • Libros: Si estás empezando, te recomiendo “Marca personal para Dummies” de Andrés Pérez Ortega, “El reto” de Pablo Adán, “Desmárcate” de Xavi Roca, “El mapa de tu talento” de Arancha Ruiz o “Cómo vender su marca personal” de Raquel Gómez. Si quieres inspirarte en personas que han levantado su propia marca, te aconsejo “Marca eres tú” de Eva Collado Durán y “Un café con Chan” de Ami Bondía. Si ya conoces el concepto y quieres ser un pro, sin duda “Expertología” de Andrés Pérez Ortega es la opción. Si quieres adentrarte en autoconocimiento, yo probaría con “Quién eres tú” de Laura Chica, “Tu futuro es hoy” escrito por la propia Laura Chica con Francisco Alcaide y “Smart Feedback” de Rosa y Jane del Troco y Noemí Vico. Si quieres ahondar sobre estrategia, yo sugiero “Tu modelo de negocio” de Clark, Osterwalder y Pigneur. Si quieres herramientas de visibilidad, prueba con “Tu plan de visibilidad” de Neus Arqués y “Te van a oir” de Andrés Pérez Ortega.
  • Blogs: Entra en Feedly y coloca la palabra “personal branding” o “marca personal” y suscríbete a los 10 o 12 blogs que te aparezcan primero. Perdón ¿no conoces Feedly? Ay, ay, ay…
  • Consultoría: Hay muchos y muy buenos consultores/as de personal branding en España / Latinoamérica. No me cabrían aquí. Cuando te recomienden a uno, búscalo en las redes sociales y su propio blog (si no tiene, descártalo) y asegúrate de que es especialista en personal branding, no alguien que lo tiene como un servicio más. Rehuye de los que utilizan el término “Personal Branding 2.0”. Los precios de consultoría dependen mucho del caché del consultor y de la metodología que emplee. No es lo mismo un proceso de 3 sesiones que uno de 15 o una mentoría mensual permanente.
  • Formación: Las mejores formaciones son las que contratan las empresas para sus profesionales. Me sabe mal decirlo, pero es así. Un taller de dos días no se lo puede permitir todo el mundo, y menos con especialistas de los buenos. En formación universitaria tienes el Posgrado en Personal Branding de Blanquerna URL, un curso casi 100% online con una semana presencial en Barcelona.
  • Cursos online: Hay muchos, aunque la calidad es decepcionante. Afortunadamente, esta semana, Udemi y el gran mentor Andrés Pérez Ortega han lanzado el curso “Diseña tu estrategia de marca personal paso a paso“. Lo estoy siguiendo y es genial.
  • Congresos: En lengua española, hay un congreso, el Personal Branding Lab Day (PBLabDay para los amigos) que ya prepara su cuarta edición para junio. En lengua portuguesa y española, está PBEX Brasil, Personal Branding Experience, que suele hacerse en noviembre. Además de eso, yo me suscribiría a la alerta de Google “congreso marca personal” porque van saliendo eventos puntuales a considerar.
  • Vídeos: Hay miles. Es difícil elegir. Me gusta el Google Actívate de Claudio Inacio, es autobiográfico e inspirador. También el TEDx Cuesta del Bailío de Arancha Ruiz, el TEDx Fundesem de Andrés Pérez Ortega y, si me lo permites, el TEDx Lleida de un tal Guillem Recolons.
  • Wikipedia: Ni se te ocurra. Es lo contrario de la realidad. Algún día prometo, con mis colegas de profesión, darle un cambio como merece.

20. ¿Cuando termina un proceso de Personal Branding?

Lo sospechas, ¿verdad? No termina. Bueno, miento, acaba en el momento del traspaso. No así nuestra marca personal, que actúa como un legado cuando ya no estamos.

Eso no significa que no conozca a personas que han decidido terminar con su proceso. Son un grupo reducido que se ha formado y no le ve las ventajas y sí los inconvenientes. Los respeto, en el mundo debe haber de todo. Un proceso de personal branding es un proceso de capacitación, y como decía Sócrates, “solo sé que no sé nada”. La capacitación es algo inherente a nuestra vida. El día que dejamos de capacitarnos dejamos de crear Valor.