Mostrar nuestra mejor marca personal? Guillem Recolons

¿Sólo proyectamos nuestra mejor marca personal?

Somos un país de extremos, de eso no hay duda. Hemos pasado de superar el síndrome de Solomon a convertir las redes sociales en escaparates de éxito personal enlatado. Escaparates de nuestra mejor marca personal.


El “Síndrome de Solomon” saca a relucir nuestra baja autoestima y la importancia casi enfermiza que damos a lo que opinen los demás de nosotros. Y hace que nos escondamos y no saquemos a relucir nuestras fortalezas por miedo a romper el statu quo.

El efecto escaparate

 

Lo que está sucediendo ahora es que las redes proyectan nuestro mejor yo, nuestra mejor marca personal, es un “efecto escaparate”. Los escaparates muestran lo mejor de cada comercio, y a menudo cuando entramos nos encontramos con una realidad muy distinta, peor, pero real al fin y al cabo.
Cierto, las personas reaccionan mejor con noticias e imágenes positivas que con negativas. Con reacción me refiero a likes, comentarios… y eso a veces crea un entorno Matrix, muy falseado.
Si tuviera que dar un único consejo para que a la larga no nos convirtamos en spammers o en una réplica de Mr Wonderful, daría este:


Mostremos más y mostrémonos menos

 

Publicar autorretratos de forma constante no aporta, cansa. Lo que de verdad interesa es que nos aporten información de valor, sea positiva o negativa. Información que nos provoque una reacción, un cambio.
Si tu vida personal o laboral no es apasionante, no es necesario disfrazarla. Habla de otra cosa. Así de fácil. Estoy recibiendo día a día peticiones de “triunfadores” en las redes sociales que no saben convertir su ¨éxito” en un modelo de negocio.


Ojo con la sobreexposición

 

La sobreexposición es tan negativa como la infraexposición. Volviendo a la metáfora del escaparate, éste no puede ser mayor que lo que hay dentro de la tienda.


Mostrando vulnerabilidades

 

Mostrar nuestra vulnerabilidad es lo contrario de mostrar nuestro lado exitoso. A priori. Me vienen a la mente tres momentos cercanos en que las vulnerabilidades se convertían en fortalezas
  • El CV de errores de Johannes Haushofer, tratado en este post de AdQualis. Haushofer pensó que había llegado el momento de dejar de mostrar el escaparate para enseñar también la trastienda, así que en su CV incluyó cosas como “no acabé los estudios de…” o “no conseguí nota para aspirar a tal carrera en tal universidad…”.
  • El consejo que me dio mi amigo y coach Terry Mclean para reforzar un TED que di en noviembre: muestra tus vulnerabilidades para conectar con tu audiencia: todos las tenemos, y la empatía es la mejor forma de comunicar.
  • El increíble discurso de J. K. Rowling en la Universidad de Harvard en 2008 hablando de los beneficios del fracaso. Obligatorio visionado.

Humanizar es conectar

 

Nuestras vulnerabilidades nos hacen humanos, al igual que reírnos de nosotros mismos. Quizás deberíamos ser más realistas y mostrar tanto lo que nos llena como lo que nos vacía. A eso se le llama mostrar nuestro lado humano. Menos escaparate, menos Matrix, bienvenidos al mundo real.

Image by Shutterstock.com

Convencido de que todo deja marca, ayudo a humanizar empresas y ayudo a profesionales a proyectar su marca para lograr sus objetivos.

Soy socio de Soymimarca, consultora especializada en personal branding, consultor en AdQualis Consultants y formador en Ponte en Valor.

Como docente, soy Profesor del Posgrado en Personal Branding (URL / Blanquerna) y del Posgrado en Social Media de UPF. Publicitario colegiado, Estudiante de Humanidades (UOC). Voluntario comprometido en la fundación La Salut Alta.

Muchas experiencias me han dejado marca, entre ellas las de Tiempo/BBDO, J.W.T., Bassat Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altraforma y TVLowCost entre otras.

Twitter LinkedIn Google+ YouTube 

12 comentarios
  1. Ramon Vidal
    Ramon Vidal Dice:

    Coincido contigo Guillem en que debemos mostrar mas veces la trastienda y algo menos el escaparate, aunque pienso que las Redes Sociales nos empujan mas a lo segundo que a lo primero. Lo que tu bien citas como Sobrexposición.
    Es realmente el mundo en el que vivimos y lo que queda por venir que nos deshumaniza.
    Quizas porque no soy ni de lejos, nativo digital, sino más bien aprendiz digital, hecho de menos el P2P de los de mi generación.
    Controvertido debate.
    Saludos

    Responder
    • Guillem Recolons
      Guillem Recolons Dice:

      Cierto, Ramón. Controvertido debate. Nos dejamos llevar por la cantidad más que la calidad, y eso a la larga es una carrera en que solo ganarán los que tengan las ganas y los recursos para comprar grandes audiencias. Gracias por escribir!

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] pocos días trataba en este blog la sensación Matrix de proyectar únicamente la mejor parte de nuestra marca personal, ese efecto escaparate que no muestra las miserias de la trastienda personal. Éxito […]

  2. […] a destacar (síndrome de Solomon). Miedo a cambiar de empresa. Miedo a emprender. Miedo a volar. Mi runner favorita y personal […]

  3. […] Guillem Recolons me lo ha confirmado, cuando llegó a mis manos (mejor dicho, a mi pantalla) su http://www.guillemrecolons.com/mejor-marca-personal/Y me enseñó eso del éxito enlatado en las redes […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *