Señoras, señores… el currículum ha muerto (o eso parece)

Ayer tuve oportunidad de asistir a  PERSONAL BRANDING / 1er encuentro de gestión de la marca personal que tuvo lugar en el hotel Intercontinental de Madrid.

Coordinado por Mónica Deza, contó con excelentes ponentes: Andrés Pérez Ortega (Marca Propia), José Manuel Casado (Casado Consulting), Eduardo García Matilla (Corporación Multimedia), Pablo Melchor (Honest&Smart), Óscar Bilbao (Herederos de Rowan), Javier Curtichs (Tinkle), Lourdes Molinero (Ágathos) y Juan Ramón Plana (AEA).

De las intervenciones que hubo me quedo especialmente con la primera “Marca Personal” a cargo del genial Andrés Pérez Ortega y con la última “Tú eres una marca” del veterano Juan Ramón Plana. Quizás porque fueron –para mi- las más afines con el concepto de personal branding.

Andrés fue crítico con las grandes organizaciones en algo que comparto: Muchas empresas no retienen el talento, lo detienen. En este sentido, el personal branding parece vetado a los trabajadores por cuenta ajena. Craso error, una imagen positiva de un profesional redunda en una imagen positiva para una compañía o marca.

Andrés remarcó su fórmula del conocimiento, basada en relevancia, confianza y notoriedad. Al final, son las personas las que generan marca. Andrés, aunque no es muy pro-twitter, es uno de los mejores blogueros de este país, y os recomiendo de corazón una visita a “sus dominios”.

Juan Ramón Plana, director general de la AEA (Asociación Española de Anunciantes), puso la contrapartida offline a la creación de marcas personales dando excelentes ejemplos de personas con las que se ha cruzado en su vida y que le han dejado una huella imborrable (la marca personal).

Con respecto al título del post, y sin ánimo de ser alarmista, se habló mucho de la necesidad de “saltarse procesos de selección”. Quizás sea exagerado, pero lo cierto es que vale la pena tener una marca personal consolidada antes de llegar a un proceso de selección. Francamente, un CV escrito con miedo y una entrevista de media hora sirven de muy poco a la hora de analizar perfiles cualitativos. Quizás el currículum no haya muerto aún, pero está en la UCI. LinkedIn es el nuevo estandarte profesional de las personas, y no tardará mucho en enterrar al papel (en el fondo, sería lo más sostenible, ¿no?).

Si alguno de vosotros necesita más información sobre el encuentro, estoy a vuestra disposición.

13 comentarios
  1. Andrés
    Andrés Dice:

    Muchas gracias por tus comentarios. Una de las mejores cosas del evento de ayer fué que pudimos poner caras a gente a la que seguimos y hacer algunos amigos.
    Un abrazo muy fuerte

    Responder
  2. Cristina Lastra
    Cristina Lastra Dice:

    Hola Guillem, que es eso de que ‘las grandes empresas no detienen el talento lo detienen’ … será quizás ‘tienen’. Muy interesante las reflexiones que haces y esta corriente de pensamiento…

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *