Alondra de la Parra

Razones para gestionar tu marca personal (III)

Ser un referente en mi mercado

Espero que no te hayas perdido la 1ª parte “Si no la gestionas tú, la gestionará tu enemigo” y la 2ª “No te valoran profesionalmente como te corresponde”. Hoy trato una de las razones esenciales para gestionar nuestra marca: ser percibidos como un referente de nuestro sector o mercado.

A menudo comento que si el marketing refuerza el conocimiento, el branding apuesta por el reconocimiento. Y el personal branding tiene una función estratégica en que nos reconozcan como referentes en nuestro mercado.

El matiz es importante, ya que no se trata de utilizar un megáfono por las calles proclamando lo buenos que somos, se trata de generar una primera “sensación” de expertos en base a lo que escribimos, compartimos, hacemos y no hacemos para luego consolidar una idea clara de referentes.

¿Por qué un referente?

Ser referente es un medio, el fin es que nos elijan. Y una cosa está clara, no te elegirán sin no estás en la “short list” de referentes.

¿Cómo llegar a ser referente?

Primero, con calma. Roma no se construyó en un día, y un profesional no pasa a referente en un año o dos. Sí, hay factores de aceleración, como publicar un libro o como aparecer regularmente en medios, pero por regla general un vino necesita tiempo y cuidados para llegar a ser un buen vino.

Segundo, con una idea muy clara sobre la estrategia a utilizar. No se trata de ir dando bandazos en zigzag, se trata de seguir una línea lo más recta posible con todos los puntos de paso marcados.

Tercero, con buenos amigos. Los llamaremos “key Partners” o como queramos, pero en solitario es difícil llegar. Necesitamos identificar a las personas, empresas o instituciones que pueden ayudarnos a mantener la línea recta y a gestionar una red de contactos. El punto de los Partners es importante, ya que si ellos conocen nuestro trabajo (y es bueno) serán los que hablarán bien de nosotros, nos recomendarán, validarán nuestras competencias (por ejemplo, en Linkedin). A eso me refiero con branding. Un ejemplo extremo de branding es Trip Advisor, un lugar en que los usuarios valoran sus experiencias sobre una marca y las hacen públicas. ¿A quién te crees antes? ¿Al hotel que declara (marketing) ser muy bueno o al hotel mejor referenciado por sus clientes (branding)?. Piensa seriamente en este punto, trabaja una buena red de contactos, sin ella el camino será largo y complicado.

Quizás pueda parecer simplista reducir las fórmulas para ser referente a tres. Desde luego, hay muchas más, pero aquí está retratado el podio de las ganadoras.

Espero que haya sido útil. Te espero la semana que viene con una nueva razón para gestionar tu marca personal.

Foto: Alondra de la Parra, directora de orquesta mexicana

[subscribe2]

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] tu enemigo”, la 2ª “No te valoran profesionalmente como te corresponde”, la 3ª “Ser un referente en mi mercado”, la 4ª “Progresar en la organización” y la 5ª “Volver a […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *