Entradas

¿Hay frontera entre lo personal y lo profesional en Internet?

¿Dónde está la frontera entre lo personal y lo profesional en las redes? ¿gestionamos correctamente nuestra información? Aquí os dejo un artículo de la periodista Alba Casilda publicado el 25 septiembre 2015 en Expansión y el 27 en El Mundo bajo el título ¿Sabes separar tu vida personal de la profesional en las redes? Y en que Andrés Pérez Ortega y yo participamos.

¿Sabes separar tu vida personal de la profesional en las redes?

Separar tu vida personal de la profesional en las redes es fundamental para que tus publicaciones no afecten a tu trayectoria. A veces una foto o un simple comentario pueden condicionar tu carrera.

Autenticidad y transparencia. Son dos de las particularidades más potentes que las redes sociales ofrecen a sus usuarios. Conocer información sobre la vida de los demás es el gran atractivo. Sin embargo, debes ser consciente de que el resto también puede acceder a tu día a día. ¿Controlas lo que subes a la Red o eres de los que lo cuenta todo? ¿Sabes dónde está línea que no has de traspasar para que tus publicaciones no afecten a tu trayectoria profesional?

Cada perfil es un mundo, pero un simple comentario o una fotografía pueden condicionar una propuesta laboral, así que debes determinar con quién compartes tu material. Lo cierto es que en las redes se tiende a encasillar a las personas y temas como la política, la religión o incluso el deporte son algunos de los más delicados. No hay una regla que diga qué se puede hacer público. Es el sentido común el que debe imperar. Por eso, tienes que saber qué contenido puede afectar a tu carrera.

Según una encuesta realizada por CareerBuilder, uno de los portales de empleo más usados de Estados Unidos, un 46% de los empresarios ha rechazado alguna vez a candidatos tras encontrar en Internet imágenes suyas que consideraban inapropiadas. Pero no basta con ser prudente con las fotos que tienes cuando sales de fiesta. Información sobre el consumo de alcohol y drogas o sobre malas experiencias con antiguos compañeros de trabajo o empresas anteriores son los otros dos motivos principales que hacen que algunas compañías decidan prescindir de algunos de sus futuros empleados.

La actitud que tienes en las redes también cobra una gran importancia. “Las compañías se fijan mucho en las interacciones, quieren saber con quién hablamos, sobre qué temas, el valor de nuestras conversaciones y el grado de aceptación o rechazo que implican. Normalmente, no lo analizan en un momento concreto, sino en periodos largos de una o dos semanas”, explica Guillem Recolons, socio de Soymimarca.

Control de la información

El principal riesgo es que en las redes es muy fácil perder el control de la información. “Una vez que lanzas una frase o compartes un contenido quedas a expensas de la interpretación de alguien, aunque no te conozca. Por lo tanto, tendrá una imagen tuya basada en los datos que envías”, asegura Andrés Pérez Ortega, asesor de estrategia personal.

Seguir leyendo…

[subscribe2]

 

Auténticos, relevantes, diferentes #ARD_ebook

e-book en descarga gratuita

Ya está disponible el libro formato e-book de 2014 de Soymimarca con una selección de los mejores posts de 23 autores. El título del libro “Auténticos, relevantes, diferentes” refleja la filosofía de muchos que nos dedicamos al Personal Branding y sigue un paralelismo directo con la metodología Iceberg de marca personal (autoconocimiento, estrategia, visibilidad).

Auténticos

La autenticidad es el valor motriz de toda marca personal; dicho de otra manera, si no hay autenticidad no hay marca propia. Pero autenticidad también es el fruto de un proceso de autoconocimiento, la cimentación básica y primer paso para gestionar la marca. No se me ocurre mejor frase que aquella de Oscar Wilde para definir la importancia de la autenticidad en el contexto personal: “Be yourself; everyone else is taken”.

Relevantes

ebook autenticos, relevantes, diferentesLa relevancia es el fruto de un proceso estratégico. De poco sirve comunicar sin mensaje y sin relevancia. Lo que hagamos (no solo lo que digamos) necesita aportar VALOR a los demás, y si no es así estaremos ofreciendo una propuesta “commodity”, una más, quizás solo basada en el precio. Aquí hay que trabajar la empatía y ponerse en lugar del otro para entender si lo que ofrecemos hace mejorar a los demás.

Diferentes

Como dicen los ingleses, last but not least. Si lo que somos y lo que hacemos está clonado por mil personas, nuestra oferta es lineal. Es crítico trabajar nuestras propuestas de valor y, al mismo tiempo, buscar una forma diferente de comunicarlas para no formar parte del éter. Mi colega Andrés Pérez me acercó una frase (no conozco al porpietario) el otro día que encaja bien con esto: “Si no te diferencias por alguna cosa, te descartarán por cualquier cosa”. 

Autores

Ha sido un placer compartir cartel con esta panda de cracks: Jordi Collell, Alèxia Herms, Xavi Roca, Eva Collado Durán, Pablo Adán, Celestino Martínez, Elena Tecchiati, Javier Zamora, Gabriel Aúz, Oianko Choperena, Andrés Pérez Ortega, Rubén G. Castro, Miquel Àngel Escobar, Reyes Ferrer, Pau Hortal,  Javier Santamarta, Eva Ballarín, Enrique Rueda, Paula Fernández-Ochoa, Pau Samo, Carme Gibert, Francesc Segarra y Toni Muñoz.

¿Y el ebook?

Aquí está, en este enlace. Disfrútalo, critícalo y si además te gusta, compártelo. Gracias “in advance”

[subscribe2]

Mentoring sobre RRSS en empresas: pros y contras

Reproduzco parcialmente el artículo aparecido en el diario Expansión ¿Quién ganará la guerra de generaciones y tecnología? publicado por Tino Fernández hace pocas horas y en el que participo junto a Andrés Pérez Ortega y Jorge Cagigas, y en que se habla sobre mentoring sobre RRSS (redes sociales) en la empresa.

¿Quién ganará la guerra de generaciones y tecnología?

Jóvenes mentores que ayudan a profesionales senior a superar el abismo tecnológico… La escena es cada vez más común en las compañías, pero genera conflictos más graves que el problema que pretende solucionar.

¿Qué hacen unos cuantos jóvenes expertos en tecnología y redes sociales enseñando a sus jefes o a otros profesionales senior la importancia y el uso de tales herramientas? Cada vez más empresas confían en esta especie de mentores a la inversa para que los miembros de la generación Baby Boomer y algunos de la Generación X superen el abismo tecnológico.

Sin embargo, este mentoring intergeneracional no siempre funciona: los senior –quizá avergonzados por su falta de cultura tecnológica– intimidan a muchos de estos jóvenes aparentemente inexpertos en cuestiones de empresa que dan clases de tecnología. En este sentido Andrés Pérez Ortega, consultor en posicionamiento personal, explica que “si la relación se reduce a un simple intercambio de conocimientos técnicos y, además, una de las partes se siente amenazada, no sólo no se va a producir una conexión sino que puede acabar en un enfrentamiento. Lo importante no es plantearlo como una relación alumno-profesor sino como colegas o socios, y entender que ambos tienen algo que ganar”.

Pérez cree que “cuando dos profesionales se ofrecen apoyo se produce una conexión más fuerte que la que existe habitualmente entre compañeros. Ese vínculo, especialmente cuando se establece con alguien recién incorporado a una empresa, deja una huella profunda. Podría decirse que esas relaciones de dos personas que se apoyan en un entorno hostil quedan para siempre en la memoria”.

El experto en posicionamiento personal recuerda que lo habitual hasta ahora era que los más veteranos se encargasen de explicar a los novatos los entresijos y las leyes no escritas de la profesión y de la empresa: “Hoy es más fácil conocer lo que ocurre porque la información fluye más rápidamente y eso ha perdido algo de valor. Sin embargo, ahora parece que son más importantes las técnicas y las herramientas; por eso los mentorizados se convierten en mentores o, algo mejor, se produce un intercambio de información (lo proporcionan los veteranos) por aprendizaje (lo facilitan los jóvenes)”.

Pérez considera que “además de la conexión emocional, se produce un efecto de respeto o de posicionamiento de experto. Aunque seguro que hay gente más preparada técnicamente, la persona que te apoya y te enseña deja una huella profunda y se posiciona como el que sabe. Esa reputación puede tener consecuencias positivas a largo plazo porque cuando se necesite a ‘un profesional de’, la decisión será mucho más fácil y evidente”.

Jerarquía 

Jorge Cagigas, socio de Epicteles, afirma que en esta guerra de generaciones lo que más cambia es la jerarquía, y cómo las generaciones entienden la autoridad: “Es un modelo en el que ésta se basa en el dominio de algo y no viene impuesta desde arriba. Son los demás los que te reconocen esa autoridad en un determinado aspecto”.

Guillem Recolons, socio de Soymimarca, reconoce que “el mentoring de redes sociales en las empresas se está convirtiendo en una práctica común en estos años. Las organizaciones entienden que sus mejores embajadores de marca son sus profesionales, y aquellas compañías que habían censurado la conexión a determinadas redes sociales a sus empleados se dan cuenta de que es peor el remedio que la enfermedad”.

Recolons recuerda los datos del Barómetro Edelman Trust de 2013 que asegura que “los profesionales puntúan más alto en confianza pública que el departamento de relaciones públicas, el presidente o el fundador de la compañía”. Ese mismo barómetro apunta que un 41% piensa que los empleados son la fuente de información más creíble cuando hablan de su empresa.

En esta situación, Recolons afirma que “se plantea una disyuntiva: o arrancamos un mentoring sobre redes sociales o nos caemos. Pero esto tiene sus riesgos: el primero es la desconfianza por parte de aquellos que no pertenecen a la generación digital y que han sido los últimos en adaptar un smartphone o en utilizar, por ejemplo, Whatsapp. El segundo, más grave, es que la mayor parte delmentoring es táctico, y eso puede llevar a la compañía a sufrir ciertos problemas de reputación”.

Seguir leyendo… 

Foto: Licencia CC AtribuciónCompartir bajo la misma licencia por Saad Faruque

¿Un profesor de marca personal sin marca personal?

¿Por qué no inspirar desde la acción?

Un micropost de Alfredo Vela en su excelente blog  Tics y Formación encendió una alarma en las redes sociales hace pocos días. El título del post no podía ser más explícito: ¿Cómo puedes enseñarme a crear Marca Personal online si no la tienes tu?

Alfredo metió -oportunamente- el dedo en la llaga, ya que luego, en la imagen, utilizó un símil interesante: “si criticamos que muchos profesores den formación sobre emprendimiento sin haber creado jamás una empresa ¿por qué no criticamos que muchos profesores den formación sobre marca personal sin haber creado la suya propia?”
blog_guillemrecolons_alfredovela

Es un buen argumento, que imagino que a muchos les ha sentado como una patada en las partes bajas. Tanto es así que aparecieron los demagogos de turno para tratar de invalidar el discurso. Detallo los comentarios que aparecieron en el perfil de Facebook de Andrés Pérez Ortega cuando se hizo eco de este post. Obviaré los nombres de sus autores, creo que aquí lo importante son los contenidos, pero no cabe duda de que se trata de profesores que no practican desde la experiencia:

Personaje 1: Es obvio …… no se puede enseñar historia de la Inquisición sin llevar a un par de brujas a la hoguera o torturar a un par de herejes. No se puede enseñar el efecto nocivo del tabaco sin fumar 2 cajetillas diarias, o ayudar a otros a adelgazar sin haber sido al menos obeso una vez en tu vida.

Réplica de Andrés Pérez: Curiosamente todos esos ejemplos son negativos (inquisición, fumar, obesidad, …) y eso es fácil porque siempre se puede ir a peor. Lo complicado es demostrar y utilizar el ejemplo propio para transmitir que algo es posible y que se puede mejorar. Cualquiera puede leer sobre cualquier cosa en libros o en Internet pero se genera más credibilidad cuando uno ha aplicado con éxito aquello que predica. ¿Por qué debería creer a un gurú del SEO si no aparece bien posicionado en Google? ¿Qué credibilidad me merece un experto en Marca Personal a quien nadie reconoce como profesional en lo suyo? ¿Por qué habría que confiar en un experto en Social Media que ha creado su cuenta en Twitter hace una semana? Lo único que criticaría de esa frase es que una Marca Personal la tenemos todos, la única diferencia es la fortaleza de esa Marca Personal.

Réplica mía: Personaje 1, quien mejor puede explicar el horror de un campo de concentración es un superviviente, tendrá más credibilidad que quien no lo haya vivido. Eso, por supuesto, no invalida la labor de un historiador, pero el matiz de la vivencia propia suma enteros.

Personaje 2: no es lo mismo contar la historia, que enseñar como hacer algo.

Réplica mía: Tengo que aprender francés. ¿Qué crees, mejor un profesor francés o uno chino?

Personaje 2: pues yo creo que el que haya demostrado anteriormente que sabe enseñarlo muy bien

Réplica mía: Personaje 2, creo que sabes de lo que hablo. Es difícil superar la experiencia

Doy las gracias a Alfredo Vela por haber arrancado el debate y a Andrés Pérez por haberse hecho eco. Hoy leo además en La Vanguardia que muchas empresas recurren a personajes que han pasado por experiencias relevantes, ya sean más o menos famosos. Es obvio que no solo una mujer como Edurne Pasabán está autorizada hablar de superación, pero posiblemente ofrezca mayor credibilidad que alguien que haya leído 25 libros sobre superación pero que no la haya experimentado.

Lo que está sucediendo con la marca personal va en paralelo a lo que sucedió con el coaching. De la nada, ahora todo el mundo es coach y todo el mundo es experto en marca personal. Y el problema es que, oficialmente, un coach puede serlo con 2 años de estudios y 5 de experiencias o con tres meses de estudios. Lo mismo con la marca personal. Si tu mentor de marca personal 2.0 (término algo equívoco, luego hablamos) no aparece en Google o su marca se confunde con la de otros con el mismo nombre, apaga y vámonos. La persona que va a emprender una formación con alguien que supuestamente sea un experto en marca personal, lo primero que tiene que preguntarse es sobre la trayectoria de esta persona y no dejarse llevar por las tácticas de Adwords, que pueden colocar tu nombre en primer lugar, pero sin ninguna historia detrás, sin ningún escrito propio sobre el tema, puro vacío.

Volviendo al término marca personal 2.0, solo quiero introducir el matiz de que la marca personal 2.0 es una parte de un todo (es un medio) pero no el todo en si mismo. Un especialista en gestión de marca personal empezará preguntando dónde quieres estar en 10 años, y no solo en internet, en tu vida, en tu carrera. Palabras mayores.

[subscribe2]

El 10 aniversario de “dospuntocerolandia”

¿Qué hacías en 2004 cuando te conectabas a internet?

Posiblemente leías el correo electrónico y visitabas alguna web. Te comunicabas con tus amigos más cercanos quizás también con algún correo.

¿Cómo te conectabas a internet?

Posiblemente a través de un ordenador, casi seguro que conectado por cable.

¿Qué haces hoy cuando te conectas a internet? ¿Cómo te conectas?

Creo que todos conocemos las respuestas. El mundo ha cambiado radicalmente en 10 años. El concepto de 2.0 o web participativa, avanzado en 1999 p0r los cuatro visionarios que redactaron el manifesto Cluetrain (Fredrick Levine, Christopher Locke, Doc Searls y David Weinberger) arrancó poco después con los blogs como primer fenómeno interactivo y fue en 2004 cuando el estudiante Mark Zuckerberg creó Facebook para desarrollar una nueva comunidad online, dirigida en un principio a los estudiantes de la universidad. Este año cumplen 10 años de ese hito. Hoy es la red social más popular del mundo con 1.110 millones de usuarios registrados.

Para entender el alcance de la red por antonomasia, recomiendo de corazón si aún lo has visto alquilar urgentemente la película de David Fincher “La red social”, que incluye perlas como “No se hacen 500 millones de amigos sin hacer unos cuantos enemigos“. Aunque Facebook ya ha entrado en su etapa de madurez (algunos hablan de declive), lo cierto es que esta red ha sido la palanca de otras redes que hoy crecen con rapidez, como Twitter, Linkedin, Google+ y centenares de redes más.

Facebook ha permitido reencuentros imposibles

Facebook ha cambiado nuestra manera de relacionarnos con otras personas, y lo digo en positivo. A los amigos de toda la vida los seguimos viendo en el mundo real. Pero Facebook ha permitido reencuentros imposibles con personas que tenemos emocionalmente vivas en la memoria pero que la distancia o el tiempo habían olvidado. Solo por eso ya ha valido la pena tener un perfil. Tenemos más información y más fresca de las personas que nos importan.

Si al principio Facebook crecía de forma tímida, la explosión de los smartphones que tuvo lugar a partir de 2004, pero especialmente el lanzamiento del primer iPhone en 2007 permitieron el acceso a la red social sin pasar por internet, haciéndolo directamente desde una aplicación y con toda la movilidad que permiten las señales 3G de las operadoras de teléfono.

Desde luego “Dospuntocerolandia” (expresión robada del buen amigo Andrés Pérez Ortega) es más que Facebook, pero fue Zuckerberg quien puso la primera piedra, Apple quien convirtió la red en un fenómeno móvil gracias al iPhone y posiblemente Whatsapp quien democratizó el uso de SmartPhones.

A pesar de los datos que indican que los jóvenes se alejan de Facebook, creo que la humanidad está en deuda con Mark Zuckerberg, y desde aquí mi enhorabuena por este décimo aniversario.

Tu influencia en redes sociales es absurda si no tienes vida real

Este artículo de Tino Fernández apareció el pasado 24/5/2013 en www.expansión.com y en él participan Andrés Pérez Ortega, un servidor s y Ximo Salas

Lo que dices que eres y aquello de lo que presumes en Twitter, LinkedIn o Facebook puede explotarte en la cara cuando estés delante de un entrevistador o al desvirtualizarte con cualquiera de los seguidores que admiran tu marca personal.

Tu marca es lo que los demás saben que eres, o lo que creen que eres. Es la huella que dejas en los otros. Lo importante es que quien hable no seas sólo tú, sino que lo haga quien te sigue y te conoce realmente.

Por las redes sociales pululan algunos Mili Vanili profesionales (los Mili Vanili eran un dúo de fama mundial, hasta que en 1990 se descubrió que Fab Morvan y Rob Pilatus no eran los verdaderos cantantes del grupo) que se posicionan como auténticos charlatanes del mundo 2.0. Sin nada más. En algunos casos, esta exageración de las propias habilidades en las redes sociales, aunque patética, es una anécdota. Sin embargo hay quien construye una identidad personal y profesional virtual de cartón piedra que se desmorona cuando ese falso yo se pone delante de un entrevistador en un proceso de selección o en el momento en el que el presunto influyente se desvirtualiza y en realidad no hay nada.

Guillem Recolons, socio de Soymimarca, explica que “en la red hay quien dice que sabe hacer de todo, pero no es realmente lo que dice ser. La marca personal que uno construye debe estar basada en la autenticidad porque, de lo contrario, tarde o temprano serás pillado. La clave está en la honestidad y en la autenticidad. No exageres nunca porque incluso aunque puedas llegar a ser contratado, con ese falso yo no durarás más de seis meses”.

Andres Pérez, Guillem Recolons y Ximo Salas

Andres Pérez, Guillem Recolons y Ximo Salas

La marca personal debe basarse en la autenticidad. Si no es así te ‘pillarán’ seguroAndrés Pérez Ortega, consultor en posicionamiento personal, explica que “frente a quienes se empeñan en que lo que importa está en el interior, estamos quienes pensamos que para que te tengan en cuenta has de ser un buen profesional. Si quieres posicionarte como experto lo más importante es serlo. Nos hemos olvidado de desarrollarnos en nuestro campo; confundimos hacer un master tras otro con ser mejores profesionales. Cuando alguien dice que hay que reinventarse, quizá debería preocuparse más por mejorar o actualizar aquello que ya sabe hacer que tratar de inventar la rueda. Debemos preocuparnos menos de la actitud y más de la aptitud. Cuanto más te prepares y mejor profesional seas, más fácil será que te valoren y te tengan en cuenta”.

Para Ximo Salas, autor de Mejora y gana, “lo que dicen otros de tí no es marca, es reputación. Las redes, cuando es un tercero el que habla, suelen ser más sinceras. Por eso debes estar atento y tener cuidado con los contenidos que generas y con lo que haces. Los profesionales en las redes sociales no deben traspasar jamás determinadas líneas rojas. Las redes son virales, y si decides fundamentar en ellas tu marca personal debes ser precavido: un tuit deja de ser tuyo cuando pulsas la tecla de enviar”.

Notoriedad vacía

Andrés Pérez añade que “de pronto parece que todos los profesionales debemos dedicar el 90% de nuestro tiempo a la visibilidad. Y si eso es absurdo para una empresa debería ser igual de estúpido para un profesional. Ser muy visible en dospuntocerolandia no te convierte en un buen profesional. Simplemente serás más conocido (y no siempre). Guillem Recolons coincide en que “ser muy influyente en Twitter, por ejemplo, no tiene mayor importancia. Los índices de influencia valoran el comportamiento de una audiencia hacia tí, y estos índices provocan una sobrevaloración exagerada de redes como Twitter”. La recomendación de Andrés Pérez ante todo esto sería “olvidarse de ocupar el primer lugar en Google. Utiliza la Red como catálogo, como escaparate profesional en el que puedas demostrar tu profesionalidad. No se trata de ser una estrella en Internet sino de usarlo como lugar en el que puedes exponer tus logros a quien te interese y con quien has contactado por otros medios. Los seguidores no te dan de comer. Los clientes, sí”.

Pérez recomienda que, si eres un profesional de cualquier tipo, “has de pensar en qué departamento de YO S.A. tienes problemas: ¿Tu producto-trabajo ha quedado obsoleto?; ¿tu mercado ha desaparecido?; ¿eres invisible para tus potenciales clientes?; ¿no eres capaz de hacer algo más y mejor que otros?; ¿sabes que utilizar el currículo es como entregar panfletos a la salida del metro?… A partir de ahí, toma tus decisiones y haz los ajustes necesarios. Puedes llamarlo reinvención o lo te apetezca”.

Tú eres la empresa

En el caso del YO S.A., Pérez cree que “debemos plantearnos nuestra profesión como una empresa, con todos sus departamentos, y ahí es donde hay que tener en cuenta la reinvención o la visibilidad. Además, en recursos humanos, hay quien se empeña en cambiar los aspectos ‘interiores’ de los profesionales. Sería el equivalente al departamento de RRHH de YO S.A. Por eso han adquirido tanta importancia la felicidad en el trabajo, la actitud positiva, las creencias limitantes, o el coaching… Es como tratar de influir en el clima laboral o en la cultura de la empresa, sólo que en este caso la empresa es uno mismo. No esperes a cambiar tu actitud para hacer las cosas. Empieza a hacer cosas y cambiará tu actitud”.

Otra de las obsesiones que critica Andrés Pérez es la de diferenciarse. “Podríamos llamarlo el efecto Lady Gaga de los profesionales. Mucha gente se empeña en llamar la atención (currículos originales que surgen de vez en cuando). La mejor diferenciación consiste en ser mejor que los demás, en dar más (dinero, tiempo, productividad, clientes) o menos (ahorro, plazos, preocupaciones) que el resto. Si quieres diferenciarte, demuestra que eres mejor que tu competencia y no te pongas a hacer cosas raras. Si quieres ser el Dalí de tu profesión, primero tienes que saber pintar y luego, si quieres, haz las extravagancias que te apetezca, y no al revés”.

¿De verdad sirve un currículo en 140 caracteres?

‘The Wall Street Journal’ aseguraba recientemente que “Twitter se ha convertido en una nueva bolsa de trabajo. Es el nuevo currículo”. Según el diario financiero, los portales de empleo tradicionales y el uso del currículo resultan cada vez más ineficaces, y por eso los reclutadores tienden a soluciones como la red social para poner en ella ofertas de trabajo, buscar candidatos e incluso investigar aquellos perfiles que puedan resultar interesantes. Si realmente quieres que tus oportunidades de encontrar empleo dependan del ‘currículo en 140 caracteres’, éstos son algunos consejos para hacer más fiable está búsqueda original:

* Utiliza tu perfil para dejar muy claro que estás buscando empleo.

* Sigue a las compañías y a las personas responsables de contratación o recursos humanos con las que te gustaría trabajar. Retuitea y conversa con esos responsables de las empresas y también con empleados.

* Debes ser y mostrarte muy profesional en todo lo que dices (tus opiniones, enlaces y fotos).

* Sé auténtico. No puedes avergonzarte de tuitear con tus amigos y seguidores sobre cuestiones personales. No debes mostrarte ofendido si algún directivo de la compañía a la que te diriges no responde a tus tuits.

* Crea un ‘currículo’ de 140 caracteres con una introducción concisa que describa tus habilidades, en qué estás interesado y cómo se puede obtener más información acerca de ti.

¿Un Posgrado en Personal Branding en formato semi-presencial?

¿Te gustaría ayudar a otras personas en su desarrollo profesional? ¿Crees que puedes mejorar el futuro de otras personas? ¿Te gustaría saber cómo funciona la estrategia personal? ¿Aceptas el reto de una nueva profesión que no es de futuro, es de presente? ¿Quieres ser Personal Brander?

 

[button style=”info” color=”aqua” text=”dark”]Blanquerna Comunicació (URL) y Soymimarca presentan el Posgrado en Personal Branding en formato semi-presencial[/button]

Como sostiene Jordi Collell, mi colega de Soymimarca y director académico del posgrado, los profesionales de la marca personal ayudamos a nuestros clientes a moverse en aguas turbulentas, a afrontar el futuro creando pistas que permitan salir de los laberintos para llegar siempre a buen destino, dibujando mapas que permitan adentrase de manera segura por los territorios más intrincados y sobresalir de entre las multitudes amorfas. Creemos firmemente que nuestro trabajo no comienza ni acaba con nosotros porque es de largo recorrido y para ello necesitamos contar con profesionales que compartan nuestros valores, que crean en la marca personal, que se entusiasmen para que sus clientes dejen una huella indeleble en el corazón de  los demás. Queremos que sean los mejores en el arte de invertir en las personas.

Jordi Collell, director del posgrado

Jordi Collell, director del posgrado

Para nosotros las palabras no tienen sentido si no se convierten en acciones y para que nuestro sueño se convierta en realidad nos hemos puesto manos a la obra. Este otoño estrenamos el Postgrado en Personal Branding en versión semipresencial. Contamos con los mejores profesionales del personal branding y de la comunicación, con una plataforma hecha a medida para que el aprendizaje sea cómodo y sólido y con el apoyo de una institución, la Facultad de Comunicación Blanquerna de la Universitat Ramón LLull que es garantía de calidad y solidez. Podremos trabajar codo a codo con Andrés Pérez Ortega, con Arancha RuizCristina AcedNatalia Gomez del PozueloOscar del Santo, el Equipo de Soymimarca y el claustro de la Facultad. Y al final tendremos unas jornadas presenciales en las que tendremos profesores sorprendentes. Un programa pensado para los que quieran convertirse en Personal Branders.

¿Más información? Aquí está: blog del posgrado / página de la Facultad

¿Te conozo? La notoriedad como etapa 1 del mensaje personal

 

La notoriedad es la primera etapa de un mensaje personal. Descubre en este artículo las distintas formas de darte a conocer, desde las clásicas e infalibles hasta las que han revolucionado la comunicación, las online.

Decía la semana pasada que las cinco etapas de un mensaje personal convincente son:

  1. Notoriedad. ¿Te conozco?
  2. Afinidad ¿Sé lo que ofreces?
  3. Encaje ¿Necesito lo que me propones?
  4. Elección. ¿Eres mejor que tu competencia?
  5. Fidelidad ¿Cumples tus promesas?

Notoriedad

doIknowyouCiertamente, si no te conozco difícilmente sabré lo que ofreces. Así que aquí hablaremos de un iceberg invertido, en que el primer contacto con alguien se produce a través de la visibilidad.

Hoy, afortunadamente, existen más formas de darse a conocer que hace, por ejemplo, 10 años.

Offline 

Tenemos las clásicas e infalibles como escribir un libro, aparecer regularmente en algún medio como radio, prensa, TV. No están al alcance de todo el mundo, pero recordemos que también existen las emisoras locales, la prensa regional… No hay que pretender alcanzar la luna el primer día.

Tenemos la asistencia a actos, eventos… con su correspondiente intercambio de tarjetas (networking, si lo prefieres). Esto está al alcance de todos los mortales. Y lo único que necesitas son tres cosas: ganas, conocer la planificación de eventos afines a tu entorno, y disponer de tarjetas de visita. ¿No tienes una? También puedes ser ponente, seguro que dominas alguna área. Si no te atreves a hacerlo solo, prueba a ir de la mano con otra persona.

Tenemos, en el plano laboral, el CV o currículo, un documento cada vez más inútil pero que muchas empresas siguen requiriendo. Lo encuentro inútil porque se ha convertido en un formato tan estandarizado que es casi imposible destacar en él. Yo, si tuviera que reinventarlo, lo convertiría en una hoja de papel con 10 o 12 nombres y teléfonos de personas importantes en nuestra vida. Y un mensaje: si de verdad me quiere conocer, llámeles.

Online

Y ahora tenemos el mundo de los bits, la web 2.0 o la democratización de la comunicación (gracias a la cual, por ejemplo, estás leyendo este texto). ¿Por dónde empezar?

Hay que recordar algo clave en esta etapa: primero el contenido y luego el medio. No se trata de crearse perfiles en las redes. Se trata de saber a quién queremos dirigirnos, cuáles son los soportes afines, cuál la periodicidad, qué tipo de respuestas buscamos.

El medio rey online es, sin duda, el blog. Es tu alter ego virtual, tu casa, el lugar donde se resume toda la información sobre ti, sobre tu forma de enfocar las cosas, tus pasiones y fobias. En definitiva, tu oferta de valor. No es necesario saber escribir para gestionar un blog. Hay blogs de autor que únicamente reproducen el contenido de otros blogs de una manera selectiva. También hay videoblogs, fotoblogs…

Pero ¿Cómo llega el contenido de un blog a las personas? Sí, a través de las redes sociales. Las hay de todos los gustos, pero distinguiría las personales de las profesionales. Un consejo si lo que quieres es generar un networking de valor es que te muevas por Linkedin, YouTubeTwitter, Slideshare, Pinterest y si quieres Facebook y Google Plus.

Finalmente, no hay que olvidar controlar la reputación, tanto sea real como online. Si tu no lo haces, otros la gestionarán por ti (a su manera).

Libros recomendables en esta etapa de notoriedad:

La próxima semana hablamos de afinidad personal ¿sé lo que ofreces?

23 definiciones de marca personal -el vídeo-

Si aun no tenías claro lo que es marca personal, este vídeo ayuda a aclarar conceptos. Feliz 2013!

Ojalá hubieras existido antes, Posgrado en Personal Branding

Hace ya dos años que el rotativo La Vanguardia situaba el personal branding como una de las profesiones de futuro de 2020. Se equivocaban. La cosa se ha adelantado unos cuantos años.

Aunque varía según el autor, mi definición va así: Personal Brand es la marca que proyectas en los demás y Personal Branding sería el proceso estratégico para gestionar dicha marca.

Tenemos que dar las gracias a Tom Peters, Neus Arqués, Andrés Pérez OrtegaDan Schawbel, William ArrudaBrenda Bence, los zapadores del personal branding, los que empezaron a hablar del tema publicando los libros de referencia en la materia. Luego hemos sido otros los que hemos entrado, como Jordi Collell, Pablo Adán, Oscar Del Santo, Arancha Ruiz, muchos otros… y yo mismo.

Aunque todo evoluciona, hoy existe muchísima bibliografía sobre el personal branding, pero hasta ahora, y que yo sepa, no se ha tratado el tema desde una perspectiva formativa universitaria. Hasta ahora. El primer paso -no será el último- lo ha dado Blanquerna Comunicació, de la Universitat Ramon Llull, presentando el primer Posgrado en Personal Branding.

Lo que hace este posgrado único es la novedad, pero sobre todo la calidad de los que van a impartirlo y de su director y coordinador, Jordi Collell (Soymimarca) y Antoni Solanilla. También es destacable lo completo del programa, que se puede consultar en el micro-site del posgrado.

Me hubiera encantado que existiera algo así hace unos años, cuando era estudiante. No tengo duda de que lo hubiera elegido. Pero no me quejo, ahora lo podré ver desde el profesorado, que compartiré con colegas de excepción entre los cuales hay algunos de los pioneros de la marca personal.

Si tienes mentalidad creativa y emprendedora, si te gusta ayudar a las personas, si quieres sentir la satisfacción de convertirte en uno de los pocos consultores en personal branding, no lo dudes, éste es tu posgrado. Creo que empieza en octubre, así que no te duermas, las plazas son las que son.