Entradas

Tres valores clave en Personal Branding Político, o por qué cae la confianza

¿Personal Branding Político? Debo reconocer que mis primeros clientes en Personal Branding, en 2006, fueron políticos en activo. Prefiero no dar nombres por evitar un encasillamiento estúpido en una opción u otra. Ya sabes, ahora la política ha perdido la posición estratégica del centro y se ha ido a los extremos. Eso implica la memez aquella de la polarización del “o estás conmigo o estás contra mí”. 

En este escrito te voy a contar el origen de las crisis de confianza en la política. Si tienes poco tiempo, aquí tienes un video resumen de un minuto. 

Error 1 de branding político: crisis de valores

Todos tenemos valores. Algunos incluso nos hemos molestado en averiguar cuáles son. Los valores son principios universales por los que nos regimos las personas. Son nuestra guía secreta para saber cómo vivir armónicamente en comunidad y evolucionar.

Hay autores que sostienen que los valores (a los que también llamo super-poderes) son innatos al ser humano. Yo prefiero pensar que también están influenciados por nuestra cultura, sociedad, familia, religión…

Cómo identificar tus valores

Te propongo dos acciones:

  1. Averiguar los valores que proyectas en los demás
  2. Entender cuáles son para ti los valores principales.

En el primer caso, debes pedir feedback. Lo puedes hacer de forma simple a través de un correo electrónico y de forma espontánea: Conociéndome como me conoces, ¿cuáles crees que son mi cinco valores principales? Y lo puedes hacer como un “pro”, utilizando un Google Form, sugiriendo 20 valores en un listado y pidiendo que elijan un máximo de 5. Puedes extractar los valores desde esta página 100 valores y su significado

En el segundo caso se trata de que seas tú mismo quien seleccione los 5 valores que para ti son irrenunciables. 

Una vez tengas los resultados de ambas pruebas, selecciona las tres coincidencias y ya tendrás lo que conocemos como valores pilares. 

El templo de los valores del branding político

Pues bien, en el caso de un político, sus tres valores pilares deben ser liderazgo, honestidad y coherencia. Este gráfico, que utilizo en mis clases de personal branding político, lo explica bien: 

el templo de los valores pilares en branding político

Por un lado todo político debería perseguir un objetivo que fuera más allá de ganar unas elecciones o ganar dinero. El objetivo, en este caso más cercano al propósito, debería referirse a una forma de mejora de la sociedad. 

Por otro, en la base del templo, tenemos los instrumentos de los que se valdrá el político para lograr ese propósito: conexión, diálogo (programa…) y compromiso. 

Y por otro tenemos las columnas, que son los valores o principios que gestionan ese diálogo con sus públicos (los ciudadanos) para lograr el propósito. 

La crisis de valores

La crisis de valores, la crisis en branding político, se produce cuando alguno estos tres valores pilares es inexistente o se quiebra. 

  • Sin liderazgo es imposible tan siquiera presentarse como candidato, el liderazgo es la base del respeto de los equipos que trabajan con el político y de los ciudadanos. Es posible que Trump no te guste, pero nadie discute sus dotes como líder.
  • Honestidad es transparencia. Decía el gran político Don Enrique Tierno Galván que los bolsillos de los políticos deben ser de cristal. Puede que no te gustara el expresidente uruguayo Pepe Mujica, pero seguro que no dudas que presidió de forma honesta y transparente su país. 
  • Sobre coherencia, recupero la frase de Walter Riso: “No olvides sustentar tu discurso con lo que haces. Cualquiera habla, muy pocos actúan: se llama coherencia”. Por esta línea suspenden el 90% de los políticos con cargos relevantes. A menudo porque se dejan llevar por intereses de partido, otras veces por lo que dicen las encuestas, otras por presión de lobbies. 

¿Serías capaz de identificar a 5 políticos que hayan sido fieles a estos tres valores? Te invito a dejar un comentario más abajo, y de ahí generaremos un debate.

Error 2 de branding político: el ego es el enemigo

Ryan Holiday escribió una pequeña obra de arte “El ego es el enemigo” (Paidós Empresa, 2017). Más allá de recomendarte su lectura, prefiero avanzar algunas claves del texto para evitar el lado malo del ego (hay uno bueno) sin ánimo de spoiler

  • Humildes en las aspiraciones.
  • Benévolos en el éxito.
  • Resilientes en el fracaso.

El ego es a menudo el culpable de que se rompan las negociaciones, la harmonía, el liderazgo, muchas cosas en política. Pero según nos recuerda Ryan Holiday, también es el control del ego el que ha facilitado que Eleanor Roosevelt, Benjamin Franklin o Angela Merkel, entre otros, “soportaran con valentía el infortunio sin que el ego los hubiera hecho centrarse en sí mismos”. 

“He venido a la política para cambiar el mundo”. Así empieza la andadura de un profesional de la política. Digno propósito. ¿En qué momento se tuerce? Uno de ellos, es cuando el ego se convierte en el obstáculo en vez de en el camino. “Estoy en política para forrarme” confesó Vicente Sanz (ex secretario general del Partido Popular de Valencia en 1990) en una combinación de ego y exceso de sinceridad. 

Error 3 de branding político: olvidarse del cliente

Consecuencia de lo anterior (valores + ego) es que el político, y a menudo el partido, se olvidan del cliente. Y se concentran en algo que al cliente le es indiferente: ganar las próximas elecciones. El cliente es el ciudadano, eres tú, somos todos. 

Gestionar la política a golpe de tweet es peligroso. Puede que tenga la ventaja de la inmediatez informativa, pero el tweet elimina el contexto para dejar un titular que, sin contexto, es explosivamente peligroso. 

El caso español

En España se ha producido una crisis de confianza política impresionante en los últimos años. Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (C.I.S.), la situación en cuanto a la preocupación de los ciudadanos españoles es la siguiente: 

La lectura del gráfico es diversa. Pero una clave es que por fin asoma la causa de las preocupaciones como el desempleo, la corrupción o la situación de la economía: los políticos.

Posiblemente paguen justos por pecadores, afortunadamente no todos los políticos han roto sus valores pilares, han actuado movidos por el ego o se hayan olvidado del ciudadano. 

España vive un grave proceso de infantilización de la política, y debido a ello los principales líderes políticos son incapaces de sentarse a negociar lo mejor para el ciudadano. En su lugar, solo miran el corto plazo de una victoria electoral. Y entretanto, muchas leyes siguen en la ciénaga, los presupuestos prorrogados y anticuados porque no encuentran mayorías que los aprueben. Hay un perdedor claro: tú, nosotros. Los ciudadanos. 

El caso del estancamiento político ha impulsado al publicista y presentador televisivo Risto Mejide a recoger firmas para fundar un nuevo partido: el PNLH (Peor No Lo Haremos). Si logra los apoyos necesarios, quizás España pueda contar en el futuro con alguien que respete un sistema de valores, que no ponga el ego por delante y que ponga en valor la frase de Charles de Gaulle, primer ministro de Francia entre 1944 y 1946: 

He llegado a la conclusión de que la política es demasiado seria para dejarla en manos de los políticos

Personal Branding político

No perdamos la esperanza. El personal branding político puede ser un camino para que los que empiezan. Por si conoces a algún grupo de candidatos (idealmente 20) que crean de verdad en la política con el foco a los ciudadanos, envíale esta infografía, es del taller que desarrollamos mano a mano con mis socia mexicana Nancy Vázquez. Descárgala en PDF en buena resolución aquí: Infografía del taller de Personal Branding Político

Infografía workshop personal branding político guillem recolons

Feliz semana!

Stock Photos from hvostik / Shutterstock

Los embajadores de marca de la casa: el puente de confianza

Guillem: Deja que te haga una pregunta, Nancy: En quién confías más, ¿en un influencer que te recomienda un producto o servicio, en un usuario convencido, o en el experto que lo ha creado pensando en ti (el embajador de marca de la casa)?

Nancy: Buena cuestión, Guillem. Para mí lo ideal es la combinación del “Brand lover” o “Brand advocate” con el máximo conocedor y experto de ese producto o servicio, lo que conocemos como el embajador de marca de la casa o “employee advocate”.

Guillem: Para que nuestros lectores entiendan la diferencia de perfiles, vamos a definir mejor las motivaciones, comportamientos y capacidad de comunicación de cada grupo de portavoces de la marca.

Si no tienes mucho tiempo, te invitamos a ver un resumen de este post en un vídeo de un minuto.

Los tres tipos de embajadores de marca

El embajador de marca externo 1: el perfil influencer

Puede representar a una marca, siempre a cambio de una remuneración económica. Su alcance de comunicación es importante, ya que suele tratarse de personas con un fuerte nivel de influencia y con unas comunidades muy grandes. Son atractivos para la marca. Quizás su punto débil es su desconocimiento del servicio o producto. Decía David Ogilvy “el consumidor no es estúpido, es mi esposa”, y los consumidores cada vez están más y mejor informados como para dejarse convencer por alguien únicamente por su fama.

El embajador de marca externo 2: el brand lover o brand advocate

A diferencia del anterior, su motivación es la experiencia positiva con la marca, producto o servicio. Están convencidos de que es la mejor marca, la recomiendan de forma natural a sus amigos, familiares, colegas… Son oro para las marcas, a veces no son fáciles de identificar porque usan más el word-of-mouth, y no siempre utilizan redes sociales para proyectar sus recomendaciones. Sus comunidades son pequeñas (comparadas con las del influencer), pero su credibilidad es altísima, y convierten más que los influencers.

El embajador de marca de la casa: el employee advocate

Es el embajador de marca interno. El embajador de marca de la casa es un profesional conocedor profundo del producto o servicio. Es el experto técnico, un perfil que incluye a I+D, marketing, ventas, producción… y que conoce más que nadie las ventajas de uso del producto o servicio. Son influencers cualitativos y expertos, sus comunidades son pequeñas, pero su capacidad de multiplicar el alcance e “engagement” de la comunicación corporativa es proporcionalmente el más alto. Son las enfermeras y médicos del hospital, son los ingenieros y los mecánicos de un modelo de automóvil, es el diseñador y el guía de una ruta turística, es el arquitecto y también el vendedor especializado inmobiliario. Unos por su conocimiento técnico, otros por su conocimiento de las motivaciones y necesidades de sus clientes.

Tus primeros clientes están dentro de casa

Así lo dice Richard Branson: el primer convencido es quien ha probado y mejorado el producto antes de lanzarlo al mercado. Y ese es el máximo transmisor de confianza pública, por encima de la publicidad, de las relaciones públicas, de las promociones. La comunicación persona a persona es imbatible. Y hoy existe el ecosistema perfecto para que una persona de dentro, un embajador de marca de la casa, comunique con un posible cliente de fuera, le convenza, le tranquilice, le asegure en su decisión.

El ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa” ya está aquí

Nancy: Guillem, ¿qué información nos da este ebook que hemos trabajado juntos desde Integra Personal Branding contigo?

Guillem: Tras un prólogo y una introducción, podemos adentrarnos en el contexto que favorece la implementación de los programas de Employee Advocacy, con estadísticas muy claras. Luego se analizan una a una las ventajas de estos programas tanto para los profesionales de la organización como para la propia marca de la organización. Sigue con los contenidos del programa, en un workshop de entre 12 y 16 horas de duración. Analiza datos clave sobre el ROI o retorno de inversión. Y finaliza con las claves del cuándo, cómo, dónde y quién puede implementar los programas.

Nancy: Y además es gratuito, solo necesitas suscribirte a este blog mediante este formulario. Esa suscripción, además de este ebook, te proporcionará en los próximos meses nuevos contenidos sobre casos concretos, formatos de formación, aplicaciones de seguimiento principales y mucho más. Si estás en América, también te puedes suscribir al blog de Integra Personal Branding y recibirás el mismo ebook

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

Team Branding: el espíritu de equipo frente a tus competidores

El hombre no tiene que hacer grandes esfuerzos para crear grandes obras… sólo debe tener las herramientas necesarias: ganas de  hacerlo, una buena idea y un gran equipo.

Si quieres ir rápido  camina solo, si quieres llegar lejos ve acompañado Proverbio africano

A veces nos complicamos la existencia queriendo hacer todo nosotros solos, nuestro EGO dice que somos capaces de hacerlo, pero no es verdad, siempre necesitamos de los otros. Y fue por eso que surgieron muchos temas como la influencia, el liderazgo… y también es por lo que ahora  gestionamos nuestra marca personal.

Team Branding: Un equipo de trabajo también es una marca

Un equipo de trabajo también es una marca, es una suma, un todo! pues es aquí donde vamos a sumar lo mejor de cada uno de nosotros , lo mejor de cada Marca Personal que integra este equipo se va a mezclar y dará mejores resultados. Recordemos que  las cosas son mucho más fáciles cuando se trabaja en equipo. Pero para que esto funcione, los miembros del equipo deben estar en perfecta sintonía: Trabajar hacia OBJETIVOS en común, conocer e identificarse con los VALORES de la empresa, tener la MOTIVACION correcta y sobre todo, debe haber un COMPROMISO verdadero con la empresa y los compañeros.

Cada uno de los integrantes de los Avengers y la liga de la justicia saben que solos pueden tener resultados, pero jamás podrán lograr lo que lograrían en equipo: derrotar al enemigo.

Ahora que están tan de moda, son el mejor ejemplo para hablar de Team Branding y Branding personal, los conocemos por su trabajo individual y por su trabajo en equipo (seguramente tenemos a nuestro favorito y con el cual nos identificamos), cada uno de ellos SUMA una habilidad, una experiencia o idea diferente, saben que se complementan, comparten una motivación, compromisos y valores. ¡Hasta los villanos hacen equipo! (Suicide Squad) y suman para hacer sus fechorías, entonces debemos ser capaces de trabajar en equipo  también.

Qué aburrido sería que nuestros súper héroes favoritos fueran capaces de resolver y hacer todo, no necesitarían de quienes les aportan de tecnología, información…

Detrás de cada empresa, proyecto o emprendimiento hay una historia tan común como la vida misma, y también existen personas que suman con sus habilidades. El Team Branding nace cuando hay clientes a quienes servir, habilidades para practicar y valor para crear, es ahí donde el equipo se  hace conocido por algo, pero también es donde no podemos parar de sumar, hay que crear valor constantemente, ser proactivos y al igual que los superhéroes conocer nuestras fortalezas y debilidades, para con nuestra propuesta de valor sumar al gran equipo.

Una gran marca de equipo tendrá a los mejores! Serán los mejores comunicando de forma clara lo que hacen de forma individual y de equipo, pero también serán capaces de hacer que se cumplan los objetivos establecidos, garantizarán calidad y valor para sus clientes.

¿Por dónde empezar?

Creo que para poder lograr una Gran Marca de equipo y hacer un gran Team Branding, se debe iniciar por el principio:

TU Marca Personal, tú como individuo  y tu AUTOCONOCIMIENTO.

  • ¿Qué te hace único?
  • ¿Cuál es tu propuesta de valor?
  • ¿Cuál es tu debilidad?
  • ¿A dónde vas?

Cuando tienes claro esto y todo lo demás (Personal Branding) es más fácil saber lo que vas a aportar, y entonces  para trabajar como equipo se necesita tener:

  • Comprensión clara de nuestro mercado objetivo, a quien le servimos
  • Nuestras competencias centrales, lo que hacemos mejor que otros equipos
  • Beneficios que ofrecemos, el valor de lo que hacemos, y por último
  • Personalidad de nuestra marca, es decir la forma particular en la que hacemos las cosas.

Cuando se logran resultado efectivos a través del  Team Branding estos serán reconocidos por nuestros clientes, nuestra competencia y el equipo mismo.

Se tendrá un buen feedback y buena percepción de forma interna y externa, el reconocimiento será para el equipo y por lo tanto para cada unan de las personas que lo integran.  Cada uno de los integrantes se sentirá orgulloso de lo que hace, aumentará su productividad, su calidad de trabajo y su compromiso.

Una marca de equipo sólida respalda los objetivos corporativos estratégicos, ayuda a que la empresa sea más competitiva en el mercado, el equipo pasa de un rol de servicio a un rol de estrategia, el equipo se vuelve una fuente confiable de información y referencia, será relevante para otras áreas de la empresa o la misma competencia.

El espíritu de equipo es lo que da a muchas empresas una ventaja sobre sus competidores George Clements

Este espíritu es lo que hace que se redefinan la forma de hacer de las cosas, porque después de que como equipo brindemos un producto o un servicio nada debe ser igual  y para muestra un botón:

Google

El buscador más popular de la web, y ¿Acaso existe otro?

Después de google nada es igual, existen otros buscadores, pero ninguno es tan fresco, dinámico y divertido, según mi opinión.

El equipo de google está conformado por los 4 fantásticos, un comodín, un agitador, un líder y un experto en negocios; Sergey Brin, Larry Page, Eric Schmidt y Omid Kordestani, juntos lograron llevar a Google a la cima de una forma sencilla, sumando lo mejor de cada uno de ellos, con un toque de humildad y objetivos muy claros.

Nuestra capacidad de construir grandes obras es mucho mayor si tenemos la humildad de desarrollar la capacidad de trabajar en equipo hacia una visión común, dirigiendo nuestro valor individual hacia el logro de objetivos en común.

Construye un equipo

Si quieres resultados poco comunes construye un equipo, trabaja en equipo, lidera e  inspira a tu equipo. Cual quiera que sea tu rol en el equipo debes estar dispuesto a dar el todo por el todo, el Team Branding es la clave.

 

Imagen: Shutterstock