10 aprendizajes de vida: de esclavo a ejecutivo y de ahí a limpiabotas

Javier Millán y Fernando Robles, Más allá de la marca personal
Javier Millán y Fernando Robles

Esta semana he tenido el honor de ser entrevistado por el equipo de Más allá de la Marca Personal. Y digo honor porque los dos cracks que gestionan este proyecto han entrevistado a algunos de mis grandes referentes, entre ellos, Mónica Mendoza, Arancha Ruiz, Emilio Márquez, Inés Torremocha, Ovidio Peñalver, Elena Gómez del Pozuelo, Pedro G. Aguado, Andrea Vilallonga, Elia Guardiola, Miriam Díaz-Aroca…

Los dos responsables de esta entrevista, su iniciador, Fernando Robles, y su cerrador, Javier Millán, focalizan más en los aprendizajes obtenidos en la carrera profesional más que en la carrera en sí misma. 

En la entrevista, me hicieron revivir mi historia profesional desde los mismos inicios. 

Si tienes poco tiempo, te invito a ver un vídeo-resumen de un minuto: 

Aprendizaje 1: La disciplina y los protocolos de negocio

A los 14 y 15 años empecé a sacarme los primeros dineros ayudando en tareas menores a una agencia de publicidad de un pariente por las mañanas. Recados, trabajos auxiliares…  

Tiempo BBDO 1980
Tiempo BBDO, 1979 (a ver si me encuentras)

A los 16 y hasta los 18 tuve mi primera nómina en una agencia, en la que trabajaba por las mañanas en el departamento creativo y seguía estudiando por las tardes. También hacía recados personales, iba a buscar los desayunos, a comprar material gráfico… lo que hiciera falta. Bromeando, yo me autodenominaba “esclavo”. 

Ahí aprendí la disciplina y ciertos protocolos de negocio. Puntualidad, respeto, eficacia, honestidad. Puedes pensar que eso lo enseñaban en la escuela. Pero aquí sabías para qué era útil.

Aprendizaje 2: La necesidad de negociar constante

A los 18 entré en mi segunda agencia oficial, esta vez cambiando de departamento (a comercial, como ejecutivo de cuentas) y con uno de los mejores jefes que uno puede soñar. Ahí me seguía autodenominando “esclavo”, y a mi jefe le llamaba “bwana”. 

Guillem Recolons, 1981
GDD & Ayer, 1981

En esa etapa, entre los 18 y los 20 años, aprendí a negociar para lograr pequeños avances. Especialmente, a negociar con el departamento creativo para que entregaran los artes a tiempo, con medios, con administración, con todos… 

Aprendizaje 3: A los clientes los sostiene la confianza

Entre los 20 y 23 seguí con “bwana”, pero ya evolucionando y gestionando más clientes. Con nuevos jefes, nuevas experiencias.  

Uno de los aprendizajes de esta época fue sobre la confianza. A un cliente no se le mantiene solo por darle un servicio bueno o excelente, tampoco porque logre ventas extraordinarias con tu trabajo. Lo que mantiene y refuerza una relación es la confianza. 

Aprendizaje 4: El combustible de la confianza es la empatía

A mis 23 se produjo un pequeño cataclismo. La que era mi segunda agencia oficial fue adquirida por la multinacional N1 del mundo. Cambios importantes, para bien. El nivel de clientes era otro, básicamente cuentas internacionales. Nuevos jefes, mayor responsabilidad. 

Entre los 23 y los 25 aprendí que el combustible de la confianza es la empatía. Entender qué le conviene a un cliente y poner eso por delante de los intereses de la propia agencia es un paso complejo y arriesgado, pero había que darlo. 

Aprendizaje 5: Los clientes soportan el negocio

A los 25 fui ascendido a “supervisor de cuentas”. Eso implicaba tener equipo bajo mi responsabilidad y empezar a preocuparme también por la supervivencia de la agencia como conjunto de personas.  

Las agencias de publicidad no se sostienen por los premios creativos, por contratar a súper-estrellas o por tener unas oficinas bonitas. Se sostienen por los clientes. Ese fue mi aprendizaje es esa etapa: los clientes sostienen el negocio, y sin ellos, no hay agencia. 

Aprendizaje 6: El valor está en la estrategia

A los 27 pasé a “director de cuentas” y gestionando una cartera de 12 clientes, la mayor parte internacionales. La cosa iba en serio. Ahora ya no solo me importaba mi negocio, me importaba más el del cliente. El análisis y la investigación eran necesarios para seguir. 

El aprendizaje en esa época fue en el valor de la estrategia como motor de la creatividad y como gran respuesta a las necesidades y problemas de los clientes. 

Aprendizaje 7: Vocación y pasión o muerte (investigación)

Guillem Recolons Bassat Ogilvy 1992
Bassat Ogilvy 1992

A los 29 finalicé un largo período en la agencia que me acogió con 18 años como ejecutivo de cuentas y de la que salí como director de cuentas. Decidí cambiar a otra agencia, me convenció el equipo directivo y la extraordinaria calidad humana de los profesionales y clientes con los que debía lidiar. Eran años de oro para esa agencia, entre 1991 y 1993, con un fuerte protagonismo en los JJ.OO de Barcelona. 

Ahí aprendí que la comunicación, la publicidad, son vocacionales o no son. Y para ello, era importante comprender el ciclo completo.

Aprendizaje 8: El feedback es progreso, y sin él solo hay caos

Guillem Recolons, 1993
Saatchi & Saatchi, 1993

A los 31 recibí una llamada tentadora. Una de las agencias más importantes del mundo -de aquel momento- tenía problemas en España. Se había producido una fuga de talento y de clientes importantes. Necesitaban a alguien para evitar más fugas y traer nuevos clientes. 

Ahí ascendí a “Director de servicio al cliente” un eufemismo que equivale a que eres responsable de todos los clientes de la agencia y también del nuevo negocio. El aprendizaje fue el valor del feedback constante para mantener lo que ya se hacía bien y para mejorar. Estuve cinco años complejos pero maravillosos, y el mejor regalo, cuando decidí marchar, fue el feedback que me dio el presidente. 

Aprendizaje 9: Contrata a gente mejor que tú

La etapa anterior me dejó alopécico (para los amigos, calvo). Cinco años muy intensos. Tocaba un cambio interesante: Dirección general, con posibilidad de adquirir acciones de la empresa y con una alianza multinacional interesante en ciernes. 

Entre mis 36 y mis 38 todo fluyó de maravilla. El crecimiento de la agencia era ejemplar. Ahí me fue de gran ayuda entender que para crecer no necesitas contratar sin más, necesitas a gente con ideas mejores que las tuyas. 

Aprendizaje 10: La dirección general no admite lagunas 

A los 38 me sobrevino una pésima noticia personal relacionada con una enfermedad de mi mujer. Seguí dedicando todo el tiempo posible, pero la enfermedad, por un lado, y la llegada de mi hija, por otro, me pedían a gritos reducir la dedicación. 

Por si fuera poco, la promesa de alianza con la multinacional de referencia se desvaneció, y mi motivación era cada día menor. 

Opté por delegar aquello que me robaba más en aquel momento: administración, finanzas, gestión de personas, y sobre todo, planificación estratégica. Error grave.

Ese fue mi aprendizaje en ese período de más de 6 años: Si diriges una empresa, debes dirigirla entera. Me despidieron. Salí el 31 de diciembre de 2004, con 42 años. El 2 de enero de 2005 monté mi propia empresa. A partir de ese momento me convertiría en limpiabotas versión siglo XXI, me dedicaría a trabajar para que los demás brillen. De ahí he sacado muchos otros aprendizajes, te los cuento otro día. 

Por cierto, aquí te dejo la entrevista: Te advierto que es un poco larga, casi dos horas y media, pero si insistes, aquí la tienes ;-)

Stock Photos from Olexander Zahozhyy  / Shutterstock

Suscríbete al blog

Además de recibir las novedades en tu email, llévate grátis el ebook:
CÓMO TRABAJAR EL DAFO PERSONAL
Libro con volumen DAFO 2

Acerca de mí Guillem Recolons

Convencido de que todo deja marca, ayudo a empresas a conectar mejor con sus stakeholders a través de programas de personal branding (gestión de marca personal) y employee advocacy (programas de embajadores internos de marca).

Socio de Soymimarca, Integra Personal Branding y The Human Branding, también colaboro con Ponte en Valor, Brandergizers, MoreThanLaw, Noema Consulting, AdQualis y Quifer Consultores.

Participo en diversos programas en IESE, ISDI y EAE, en el Posgrado en Social Media de UPF y el de la UVIC, entre otras. Publicitario colegiado, Master en Marketing. Estudiante del grado de Humanidades.

Mi ADN publicitario viene de 20 años en agencias: Tiempo/BBDO, J.W.T., Bassat Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altraforma y TVLowCost entre otras.

¿Quieres ver mi TEDx talk?

Visita mi Website
Ver todas mis publicaciones

6 comentarios en “10 aprendizajes de vida: de esclavo a ejecutivo y de ahí a limpiabotas”

  1. Joer Guillem que bonita historia. A mi son los articulos que mas me gustan, las historias personales, y conocer el desarrollo y experiencias de otros profesionales…enhorabuena por dar el paso de contarlo (pocos lo hacen)…

    Solo me faltó un poco (por añadir algo que me hubiera gustado leer) aquellas cosas menos buenas de cada etapa (que eso tb ayuda a entender muchas cosas y ver la capacidad de encaje y superación de una personal profesional)…pero sé que hablar de cosas menos buenas no es tan agradable y a veces ni politicamente correcto 😉…

    Me molaron tus 10 aprendizajes. Buena lectura para una mañana de domingo. Y por cierto, tenías un pelazo tio 😄 me ha impactado!!!!

    Enhorabuena por el post…y me quedo esperando los aprendizajes y no de la siguiente etapa de tu agencia 😉

    Responder
  2. Gracias Cláudio! Últimamente he perdido la vergüenza de contar las cosas que constituyen mi ADN personal y profesional. Ante todo, somos personas con un pasado que influye mucho en el presente. En la entrevista de vídeo sí expliqué las cosas menos buenas que no volvería a hacer (y hay muchas, jjajaja). Cuando te vea te doy un buen abrazo, tío!

    Responder
  3. Una bella historia y una magnifica entrevista, de aquellas que impactan por su humanidad y por la cantidad de enseñanzas que se desprenden de ella. Gracias @Guillem , gracias @Javier gracias @Fernando.

    Responder

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

Responsable » Guillem Recolons Argenter

Finalidad » Gestión de dudas y servicios a cliente

Legitimación » Consentimiento del interesado

Derechos » Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adicional » Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web guillemrecolons.com