#11s2013 Comunicación y contracomunicación: espadas en alto

Valora este post

 

Los ecos de la pasada Via Catalana del 11 de septiembre pasado han sobrepasado las portadas de la siguiente semana en la prensa. La guerra de cifras continua con el ritmo habitual: los que están molestos con la cadena humana presentan cifras bajas (400.000 personas según el ministro del interior, el catalán Jorge Fernández Díaz). Por contra, los que quisieran ver a Catalunya como nuevo estado europeo acogieron inicialmente la cifra de 1.500.000 personas y ahora, a medida que a gigafoto de la Via Catalana se va haciendo nítida, se habla de una movilización cercana a los 2.000.000 de personas, lo que significaría un hito sin demasiados precedentes.

Imagen: Unicat Sabadell

Imagen: Unicat Sabadell

Con las espadas en alto, los gabinetes de comunicación política de uno y otro bando se están esmerando por encontrar la mejor forma de neutralizar o maximizar el efecto de la cadena humana. Existen elementos contaminantes de todo tipo, aunque tal vez el más notorio es el protagonizado por grupos de extrema derecha al grito de “Cataluña es España” o “Puta Cataluña” en su irrupción en la librería Blanquerna de Madrid. También aparecen elementos contaminantes en el lado independentista, los clásicos descerebrados que queman banderas etc.

El papel de la prensa es clave para alimentar o neutralizar esta movilización. En la prensa estatal estaría “El País” por un lado y “ABC”, “La Razón” por el otro. “El Mundo”, por libre, siempre apostará por el titular que ayude a generar más polémica, vaya contra unos o contra otros. Las televisiones refuerzan su papel como pro o contra, y así tendremos a algunas más neutrales como Mediaset (Cuatro y Tele5) y otras más oficialistas como TVE o el grupo A3Media. En Catalunya, TV3, líder de audiencia, ha dado máxima cobertura a la Via Catalana, y también lo ha hecho el Grupo Godó en menor medida.

Algo que como ciudadano catalán me llama poderosamente la atención es la obsesión de muchos medios de comunicación por hacer responsable a Artur Mas de esta movilización. Que me perdone el Sr. Mas, pero ya le hubiera gustado tener ese poder de convocatoria. El Sr. Mas no leyó con nitidez la manifestación del 11S 2012 en Barcelona, pensó que buena parte de ese millón y medio de personas eran potenciales votantes suyos y se estrelló en su adelanto electoral. El Sr. Mas no ha tenido nada que ver con la Via Catalana. Como mucho, habrá podido influir en la cobertura mediática del evento, poquito más.

La Via Catalana ha sido un movimiento transversal de una parte importante de la sociedad civil catalana, un movimiento cuyo combustible principal ha tenido una doble fuente:

  1. El anticatalanismo visceral de una parte de la sociedad española, manifestado por muchos de sus representantes políticos en forma de presión económica, declaraciones explosivas, corazas constitucionales, boicots etc.
  2. Los movimientos civiles catalanes como la ANC, Omnium Cultural y muchos otros, que han conseguido mayor respeto y credibilidad que la clase política.

En la guerra de comunicación que estamos viviendo, Catalunya tiene las de perder, ya que se enfrenta al mundo en solitario y con pocos apoyos. El comisario Almunia, que hace pocos meses planteaba como algo posible la inclusión automática de Catalunya en la UE en caso de independizarse, está abanderando el discurso contrario desde que le han estirado las orejas.

Entretanto, han aparecido mensajes por las redes sociales que, al no venir revestidos de color político, se están convirtiendo en excelente munición para Catalunya: la carta de una tenista catalana, el artículo de Jordi Évole sobre la mayoría silenciosa, el artículo “Catalunya” de Andreu Buenafuente, las manifestaciones de Ona Carbonell, campeona olímpica… En las redes sociales, la comunicación que huele a partido o a medio de comunicación no consigue el interés viral de los cibernautas. Pero todo lo que venga de personas humanas, de ciudadanos, de líderes de opinión no política, se constituye en “la conversación”. Y no olvidemos el poder de una conversación bien planteada. Ya lo decía la introducción del Manifesto Cluetrain (1999): los mercados son conversaciones.

Si los gobiernos de uno y otro lado no analizan al detalle la transversalidad de este fenómeno, sus gabinetes de comunicación dispararán salvas, poco más. Un economista exfalangista insinuando que hay que bombardear Barcelona no asusta a los catalanes, al contrario, suma nuevos adeptos a largarse de España.

En Madrid me han expulsado dos veces de un taxi por hablar catalán por teléfono… ¡con mi hija! ¿Quién alimenta esa ignorancia, esa contaminación?. La comunicación lo es todo, y si los políticos tienen voluntad de evitar el odio, lo pueden conseguir. De lo contrario, la Via Catalana se irá haciendo cada vez más grande.

Acerca de mí Guillem Recolons

Convencido de que todo deja marca, ayudo a empresas a conectar mejor con sus stakeholders a través de programas de personal branding (gestión de marca personal) y employee advocacy (programas de embajadores internos de marca).

Colaboro con Ponte en Valor, Brandergizers, Soymimarca, MoreThanLaw, Noema Consulting, AdQualis y Quifer Consultores.

Como docente, participo en el Posgrado en Social Media de UPF, ISDI, el EMBA de IESE, entre otras. Publicitario colegiado, Master en Marketing. Estudiante del grado de Humanidades.

Mi ADN publicitario viene de 20 años en agencias: Tiempo/BBDO, J.W.T., Bassat Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altraforma y TVLowCost entre otras.

Visita mi Website
Ver todas mis publicaciones
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

Responsable » Guillem Recolons Argenter

Finalidad » Gestión de dudas y servicios a cliente

Legitimación » Consentimiento del interesado

Derechos » Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adicional » Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web guillemrecolons.com