Sin listas abiertas no hay personal branding político

Últimamente se oye hablar mucho del personal branding polític. Muchos lo confunden con el marketing político, pero no va por ahí.

El personal branding político tiene lugar en países como los EEUU, donde los electores normalmente no eligen partidos sino personas (al presidente, al congresista, al senador, al gobernador…). Es lo que se denomina el sistema de listas abiertas, y que en España solo funciona así en la elección de senadores. Pero dado que el Senado español dista de ser una cámara de representación territorial (Hi ha 4 senadores por provincia, con independencia de su población), podríamos decir que el sistema de listas abiertas en España no tiene ningún valor.

¿Qué cambiaría con listas abiertas?

Alguns pesimistas creen que nada, incluso dicen que sería peor ya que se fomentaría con más fuerza la política de partidos. Yo creo que es justo al revés, què la democracia saldría ganando porque restaríamos papel a los partidos (Empreses) para dárselo a los profesionales de la política (Persones). És a dir, humanizaríamos la política, la acercaríamos más y evitaríamos algunos vicios relacionados con los partidos como la endogamia, la unidirección, la corrupción y la falta de matices.

Personas con perfil propio

El personal branding político tendría sentido si un profesional de la política pudiera marcar perfil propio con independencia de su partido o su líder, Significo, si además de trabajar sus áreas de relevancia y coherencia pudiera introducir su área diferencial, la que lo convierte en un ser humano único con ideas propias. Eso no impide que se siga una línea política, pero no es necesario el seguimiento a ciegas que se practica hoy (o estás con el líder o estás fuera).

Financiación

Si además de las listas abiertas se cambiara radicalmente la ley de financiación de partidos, el personal branding político tendría todo el sentido del mundo, ya que cada candidato debería conseguir sus propios recursos, fomentando la intraemprendeduría de forma positiva.

2015, año electoral

Aquest 2015, volveremos a hartarnos de ver mensajes políticos dirigidos desde la partitocracia, sin alma, solo con el fin de destrozar al adversario o de sacar pecho de lo poco que se ha hecho. El personal branding tiene como finalidad que una persona se convierta en la opción preferente, no un partido, así que temo que este 2015 volverá a ser aburrido. Imaginemos si la política aburre que la única salida que encuentra es el sensacionalismo mediático promocionado por algunos canales de televisión, un formato telebasura que no pretende dar a conocer a los candidatos y sus programas sino fomentar titulares, generar discusiones y en definitiva, crear trending topics low cost.

Todos lo prometen, ninguno lo hace

Si algo parece unir a todos los partidos políticos en torno a las listas abiertas, la financiación y la transparencia, es que todos lo prometen pero ninguno lo hace ¿por qué? Seguramente cuando han ganado no les interesa cambiar nada, no les beneficia. Hasta que esto no cambie, espero que los dirigentes políticos no nos pidan nuestra confianza, no la merecen.

Imatge: freepik

[subscriure's2]

Subscriu-te al blog

A més de rebre la notícia en el seu correu electrònic, prendre el llibre electrònic de forma gratuïta:
41 dones de marca

41 dones amb llibre electrònic de marca 3D

Deixa el teu comentari

  Estic d'acord amb la política de privacitat

Informació bàsica sobre protecció de dades

Responsable» Guillem Recolons argenter

Finalitat» gestió de dubtes i serveis al client

Legitimació» consentiment de l'interessat

Drets» tens dret a accedir, rectificar i suprimir dades, així com altres drets, com s'explica a la informació addicional

Informació addicional» podeu consultar la informació addicional i detallada sobre protecció de dades personals a la meva pàgina web guillemrecolons.com