I am Syrian

Brillante Richard Wakefield en esta acción de apoyo a los refugiados sirios. Si puedo añadir un micrograno de arena, y consciente de que estoy a años luz de los publicitarios que firman el anuncio, I am Syrian.

Por primera vez en la historia de la publicidad española 23 personas relevantes del sector se unen para una causa común: Los refugiados Sirios

Ficha técnica:

  • Director creativo: Richard Wakefield
  • Realización y montaje: Sergio Piera
  • Productora: Albiñana Films
  • Estudio de Post-producción: Enefecto 3.0
  • Estudio de sonido: Xeviestudi
  • Diseño de sonido: Peppe Tapia
  • Dirección de Arte: Pepino García, Gara Ramos y Daniela de Paz
  • Color: Jordi Murillo
  • Online : Sito López
  • Mezcla sonido: Xevi Masip

Publicitarios por orden de aparición:

Ana Brossa, Rafa Montilla, Gloria Hernández, Cuca Canals, Ricardo Albiñana, Luís Casadevall, Jose Ángel Albacens, Risto Mejide, Gloria Morera, Mariona Omedes, Richard Wakefield, María Ripoll, Gemma Soler, Toni Segarra, Samantha Júdez, Jose Mª Piera, Marta Piñol, Pepe Fons, Joaquín Lorente, Laura Allende, Fernando Martorell, Aixalà, Lluís Bassat.

Cartier: Un buen ejemplo de comunicación en el entorno del lujo

Comunicación en el entorno de lujo: no es oro todo lo que reluce

Mientras marcas como Loewe se autodestruyen con campañas como la de Loewe Oro 2012, Cartier nos vuelve a dar una lección de cómo se hacen las cosas en su campaña de L’Odyssée. No pararía de verlo.

Algunos pensaréis que es cuestión de presupuesto. Y sí, lo es, pero también de buen gusto, el de Cartier. El anuncio de Loewe no es precisamente “low cost”.

Posicionamiento

Cartier es fiel a un posicionamiento, y lo lleva al extremo. El caso de Loewe es un recurso fácil y un abuso de los mal llamados “influencers”. En su caso, hijos de influencers.

¿Necesitaba Loewe llegar a una audiencia masiva, rompiendo así los códigos de la comunicación en entornos de lujo?

Adiós Loewe, fue bonito mientras duró

¿Que ha sido de esa marca deseada, referente del buen gusto, que se llamaba Loewe?

Juzgad vosotros mismos. Yo, no volveré a pisar una de sus tiendas. Adiós Loewe. He sentido auténtica vergüenza al ver el anuncio. Todavía hay quien confunde notoriedad con mal gusto extremo.

Algunos amigos me dicen que este tipo de anuncios funciona bien en Madrid, pero llamo ahí y me dicen que no, que no pasa.

Lo mejor y lo peor de 2011

Aquí resumiría la herencia publicitaria que nos deja este 2011

Lo mejor

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=iXMPMI5XJ1U&feature=youtu.be[/youtube]

Lo peor

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=5YYRmi15DzE[/youtube]

 

 

 

De nada sirve un emisor si no hay un receptor

Speech has allowed the communication of ideas, enabling human beings to work together to build the impossible.” – Stephen Hawking

Es una de mis frases de mesita de noche. La conservo y la recuerdo a menudo desde que la oí por primera vez en un anuncio inolvidable de BT (British Telecom).  Eran los 80, quizás los años que han reunido mayor creatividad en nuestro planeta. La década de los 80 también fue prolífica en creatividad publicitaria en España. Eran los tiempos de Joaquín Lorente, de Luis Casadevall, de Toni Segarra, de García Vizcaíno, de diseñadores como David Ruiz, como Enric Aguilera…

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=vmYHBL2wFcA&feature=related[/youtube]

No sé si era deformación profesional, pero recuerdo bien que lo mejor de una película en Tv era el bloque de anuncios. Primero porque eran buenos, y segundo porque el bloque duraba dos o tres minutos, no quince o veinte.

Las agencias de publicidad, por aquel entonces, estaban bien remuneradas, lo que les permitía invertir en buenos profesionales y lo mejor, en buenos colaboradores; productoras, fotógrafos, realizadores, montadores, estilistas… todo se unía para crear un producto único, como el anuncio de BT y Stephen Hawking -obra de Saatchi & Saatchi Advertising London-.

¿Qué nos está pasando hoy? ¿Por qué nos vamos todos al lavabo o a dar una vuelta o a zapear impulsivamente cuando vienen los anuncios?

Pues que 1. Los anuncios son mediocres y 2. Hay demasiados.

La mediocridad: Yo la atribuyo principalmente a dos factores, por un lado la necesidad de producir resultados a cortísimo plazo, lo que impide que las marcas apuesten por vectores de construcción de imagen a largo plazo y los anuncios en conviertan en pura televenta. Por otro lado, al llegar las rebajas las agencias se tienen que desprender forzosamente de los buenos creativos en un proceso imparable de “juniorización”.

La saturación. El marco legal que regula la publicidad en España impide que, por ejemplo, se pueda emitir un único anuncio integrado en un programa (eso funciona, por ejemplo, en EEUU). A pesar de la intromisión de un anuncio solitario sin cortinilla de aviso, lo cierto es que el anuncio es visto casi al 100% por la audiencia, cosa que está lejos de suceder en los bloques de 15 minutos de muchos canales españoles. España ha sido condenada en diversas ocasiones por vulnerar la normativa en cuanto a tiempo de publicidad en TV. Ver la noticia de IpMark.

Uno de los factores que explica la mejora en la audiencia de TVE es sin duda la reciente supresión de publicidad. Los índices de audiencia han crecido. ¿A quién le extraña? ¿Quién puede soportar que una película de 2h se convierta en una sesión de 3h por culpa de los anuncios?.

Llegados a este punto, nos encontramos con tres tipos de “consumidores” de anuncios publicitarios en TV: El zapeador, el pasota y el hipnotizado. El zapeador suele ser el que posee las riendas del mando a distancia, en muchos casos el macho dominante. El zapeador cambia automáticamente de canal cuando empieza el bloque de anuncios, y representa un porcentaje creciente que se acerca -según un estudio de Universia- al 35% de la audiencia. El pasota se encuentra entre el 65% restante, y sencillamente tiene un consumo pasivo de la publicidad: hace otras cosas, se conecta a las redes sociales, llama por teléfono, habla con su conyuge… Los audímetros no recogen esta actividad, por supuesto.El hipnotizado es aquel que, pase lo que pase, tiene sus ojos fijos al televisor y al mismo canal desde que lo enciende hasta que lo apaga.

¿Por qué un 49% de los anuncios emitidos en salas de cine son recordados, más del doble que TV? Porque son vistos y porque además suelen ser formatos largos, más eficaces que los cortos.

Desde luego, en lo referente a TV podemos concluir que de nada sirve un emisor si no hay un receptor. Pero dicho esto, ¿Qué solución habría para mejorar la fidelidad de la audiencia a los anuncios y a los canales?

La respuesta lógica sería 1. Reducir drásticamente la duración de los bloques publicitarios y 2. Mejorar la calidad de los anuncios

Pero como esto es difícil que pueda pasar (el mundo lleva años reclamándolo sin éxito) pensemos en respuestas no-lógicas, en visiones laterales:

Propuesta 1: Recuperar la censura de TV. Que nadie se alarme, no me refiero a los comités de censura de la televisión franquista que suprimían todo atisbo de erotismo o de apertura de ideas. Me refiero a una censura cualitativa, a un comité de expertos creativos laureados que masacre sin piedad todo anuncio que no merezca ser emitido. De esta manera dispondríamos de bloques de publicidad que superarían a los programas que interrumpen, volveríamos a recuperar la magia publicitaria de los 80 y evitaríamos la locura desatada del zapping.

Propuesta 2: Digitalizar y personalizar los bloques publicitarios. ¿Acaso no tenemos TV digital? Entonces, ¿Por qué narices tengo que ver anuncios de pañales anti-pérdidas de orina o de colorantes para el cabello? Soy calvo y no tengo pérdidas de orina. Imaginaos un formato de bloque de anuncios por afinidad, es decir, que cada televisor emita los que los usuarios han definido como interesantes. Imaginaos que, además, cuantos más anuncios se vean, más puntos se acumulan para poder elegir ver una película -por ejemplo- sin cortes publicitarios. Una especie de premio-por-visión.

¿Una locura? Posiblemente, pero si los canales TV no cambian el monólogo por diálogo perderán a los receptores -ya está pasando- que pasarán a  Internet, un medio donde uno elige.

 

Gracias Campofrio, Puleva, Bayer, Nestlé, Panrico y Milner

Campofrío, Puleva, Bayer, Nestlé, Panrico y Milner han retirado sus anuncios de “La Noria”, el programa de televisión que ha hecho que muchos de nosotros reprogramemos nuestros televisores para eliminar Tele Cinco.

¿Qué le pasa a Tele 5? ¿Por qué no ha vuelto a hacer nada interesante después de “Twin Peaks”? ¿Por qué cree que a todo el mundo nos gusta la TV basura?

Supongo que tiene que haber gente para todo. La retirada de estas marcas es una victoria clara de las redes sociales, que por una vez han conseguido movilizar hacia el “no todo vale”.

Estoy absolutamente de acuerdo con Ferran Lalueza de la UOC cuando afirma que la comunicación de estas marcas con sus potenciales consumidores ha dejado de ser unidireccional.

Estamos en una etapa nueva, la comunicación es multidireccional. Las fidelidades a las marcas se generan a través de movimientos como estos, y no sólo a través de los formatos publicitarios clásicos.

La cerveza que ayuda refuerza las relaciones en pareja

La impresionante historia de la cerveza Andes y su teletransporter

Casi no hay palabras para definir esta historia de la cerveza de Mendoza “Andes” y el invento del teletransporter, una máquina que simula sistintos ambientes para que nuestra pareja no sepa que estamos en el bar con unos amigos.

Sin duda, una historia bien contada consigue fidelizar más que el mejor de los argumentos racionales. Llegar a la cabeza a través de las emociones. Es la clave de la comunicación. Por cierto, el site merece una visita.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=iKDgYKSEN6M&hl=en_US&fs=1&]

TV: Sólo vemos el 2,6% de los anuncios emitidos en ‘prime time’

Mensaje urgente para todas las marcas que se anuncian en TV o que piensan hacerlo pronto:

Los telespectadores sólo ven el 2,6% de los anuncios emitidos en ‘prime time’. Eso es lo que se extrae del último índice de publicidad en televisión elaborado por Zenithmedia, correspondiente a los tres primeros del año.

De los 1.492 ‘spots’ que han emitido hasta marzo cada día de media las cadenas nacionales y autonómicas en la franja de mayor audiencia, los telespectadores sólo vieron un 2,6%.

También analiza el índice de lo que los expertos denominan “volatilidad” en ‘prime time’, es decir, el porcentaje de espectadores que ‘huyen’ de una cadena en los cortes publicitarios.

En conjunto, uno de cada cinco televidentes (20,0%) hace ‘zapping’ durante las interrupciones comerciales.

¿Un consejo? No invierta en prime-time. La única empresa en España que utiliza como matriz la no-inversión en prime-time es TVLowCost. Su argumento central se basa en que la suma de audiencias de mañana, sobremesa y madrugada llega al 40%. Los espacios van menos saturados y en consecuencia, los spots son más rentables. Además, esta compañía se ha especializado en “packs TV” que incluyen investigación, creatividad, la producción de los spots y su puesta en antena. Desde 180.000€ para una campaña nacional.

Sabes que no eres el primero pero… ¿Te importa?

Creo que no existe mejor forma de vender un BMW de segunda “mano”. Sin coche. Con chica, con sensualidad a tope. ¿A qué hombre le importaría no ser el primero con esta chica?. Buena visión lateral del vehículo de ocasión.

Ficha técnica:

Producto: BMW Premium Selection Used Cars / Agencia: BBDO Athens, Greece / Director creativo: Theodossis Papanikolaou  /Director de arte: David Kaneen / Redactor: Daphne Patrikiou

A vueltas con el storytelling: La violinista sorda contra el mundo

Me llega a través de un amigo este vídeo que quiero compartir como un gran ejemplo de storytelling. Lo cierto es que la dispersión de audiencias en TV facilita estos nuevos formatos de corto de cine, mucho más interesantes, y con apenas presencia testimonial de la marca. En este caso, la propuesta es de Pantene, y vale la pena invertir los 4 minutos que dura la historia de esta chica sorda que se empeña a toda costa en tocar el violín. El canon de Pachebel revive con fuerza de la mano de esta chica testaruda. El claim final, brillante, como no podía ser de otra manera (lo firma Pantene). Salud:

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=Um9KsrH377A&hl=en_US&fs=1&]