La importancia del contenido original en internet

Me viene a la mente el blog de Ramon Espadaler, diputado del Parlament de Catalunya. Siempre, como subtítulo a sus posts, utiliza la expresión “article inèdit” (artículo inédito). En este caso, la expresión se refiere a ineditado, nuevo.

Y no hay para menos. Cuando uno surfea blogs utilizando etiquetas o tags, muy a menudo se encuentra el mismo artículo publicado en 16 blogs, con más o menos aderezo personal. Normalmente se trata de noticias que nos han llamado la atención y que reproducimos literalmente (no vaya a ser que las adulteremos). No es mala cosa hacer eco de las noticias, sobre todo de las que nos llaman más la atención o de las que son afines a nuestro entorno.

Pero en medio de tanta reproducción, necesitamos publicar contenido original -inédito, como diría Espadaler-. Si no publicamos contenido original, a nuestros lectores no les quedará clara nuestra posición. Sí, re-editar es interesante, pero aún lo es más cuando creamos.

La creación de contenido es, sencillamente, una combinación de datos, habilidades y tiempo. No se necesita nada más. Los periodistas lo saben bien. Conseguir los datos no es excesivamente complicado si uno se inscribe en algunas alertas de Google y lee la prensa con regularidad. Las habilidades (skills, en inglés, me suena mejor) es la parte más complicada, ya que depende de la gracia que tenga uno en combinar datos, vestirlos y plantearlos de una manera atractiva (storytelling), y añadir nuevas ideas. Finalmente, el tiempo. El tiempo es muchas veces lo que impide que aflore mucho talento. Hay que sacar el tiempo de donde sea, el tiempo nunca debería ser la excusa para no escribir. Si tienes tiempo para pensar, tienes tiempo para escribir.

Lo escrito sirve igual para blogs y para Twitter. En Twitter se utiliza mucho el recurso de retwitear algo que nos gusta. Y eso es bueno, pero también lo es explicar cosas de uno, sin llegar a eso de “tomando el café de la mañana” que -francamente- no le interesa a nadie.

Por cierto, este post es inédito.

Señoras, señores… el currículum ha muerto (o eso parece)

Ayer tuve oportunidad de asistir a  PERSONAL BRANDING / 1er encuentro de gestión de la marca personal que tuvo lugar en el hotel Intercontinental de Madrid.

Coordinado por Mónica Deza, contó con excelentes ponentes: Andrés Pérez Ortega (Marca Propia), José Manuel Casado (Casado Consulting), Eduardo García Matilla (Corporación Multimedia), Pablo Melchor (Honest&Smart), Óscar Bilbao (Herederos de Rowan), Javier Curtichs (Tinkle), Lourdes Molinero (Ágathos) y Juan Ramón Plana (AEA).

De las intervenciones que hubo me quedo especialmente con la primera “Marca Personal” a cargo del genial Andrés Pérez Ortega y con la última “Tú eres una marca” del veterano Juan Ramón Plana. Quizás porque fueron –para mi- las más afines con el concepto de personal branding.

Andrés fue crítico con las grandes organizaciones en algo que comparto: Muchas empresas no retienen el talento, lo detienen. En este sentido, el personal branding parece vetado a los trabajadores por cuenta ajena. Craso error, una imagen positiva de un profesional redunda en una imagen positiva para una compañía o marca.

Andrés remarcó su fórmula del conocimiento, basada en relevancia, confianza y notoriedad. Al final, son las personas las que generan marca. Andrés, aunque no es muy pro-twitter, es uno de los mejores blogueros de este país, y os recomiendo de corazón una visita a “sus dominios”.

Juan Ramón Plana, director general de la AEA (Asociación Española de Anunciantes), puso la contrapartida offline a la creación de marcas personales dando excelentes ejemplos de personas con las que se ha cruzado en su vida y que le han dejado una huella imborrable (la marca personal).

Con respecto al título del post, y sin ánimo de ser alarmista, se habló mucho de la necesidad de “saltarse procesos de selección”. Quizás sea exagerado, pero lo cierto es que vale la pena tener una marca personal consolidada antes de llegar a un proceso de selección. Francamente, un CV escrito con miedo y una entrevista de media hora sirven de muy poco a la hora de analizar perfiles cualitativos. Quizás el currículum no haya muerto aún, pero está en la UCI. LinkedIn es el nuevo estandarte profesional de las personas, y no tardará mucho en enterrar al papel (en el fondo, sería lo más sostenible, ¿no?).

Si alguno de vosotros necesita más información sobre el encuentro, estoy a vuestra disposición.

2. ¿De qué maneras creas valor?

Para una empresa existen muchas formas de crear valor. La originalidad de un producto, un servicio, o de un proceso productivo pueden ayudar a la compañía a generar valor.

¿Y para una persona? Ayer iniciamos la primera pregunta de esta serie con  ¿Qué te hace indispensable?.

Para reforzar nuestra marca personal es indispensable crear valor. Los demás tienen que percibir en nosotros un valor claro, algo que nos haga distintos. Desde una capacidad analítica suprema hasta una intuitiva creatividad musical, hemos de ser capaces de TRANSMITIR nuestro valor. Muchos lo llevan dentro y nunca lo sacan. Hay que sacarlo.

El hace poco desaparecido Vicente Ferrer destacaba por ser fiel sus fuertes valores personales: sencillez, capacidad -casi sobrehumana- de trabajo y la creencia de que las personas son buenas por naturaleza.

Y tú, ¿De qué maneras creas valor?

Actualizado abril 2016: Me congratulo de participar en la iniciativa de Voluntarios Digitales de la Fundación

Si la gente no ha oído hablar de tí, difícilmente podrá hacer negocios contigo

¿Quién sabe quién eres? Haz una prueba. Pon tu nombre y apellidos entrecomillados en Google y observa cuantos resultados últiles o relevantes aparecen.

En los tiempos que corren uno no se puede fiar únicamente de las técnicas de “networking” tradiconales para conocer a gente nueva. Lo de organizar reuniones de vecinos o de amigos parece que ha pasado a la historia.

Si uno busca nuevos horizontes y nuevos contactos más afines, está claro que uno necesita ser descubierto. Lo que antes era complejo, lento y caro, ahora es viable gracias a la influencia de la web 2.0. Antes, a un guitarrista se le descubría en un club. Ahora se le descubre en YouTube. Y no sólo eso: antes se contaba con el olfato de una persona (un productor, un manager). Ahora se cuenta con la de miles de personas que pueden ver un vídeo en un sólo día, valorarlo y “pasarlo”. Lo que funciona en internet tiene carácter viral, para lo bueno y para lo malo. En otras palabras, si hoy no nos encuentran en internet es que no existimos.

Internet se ha convertido en la fuente principal de captación, de reclutamiento. Necesitamos que el mundo nos descubra por un lado, y que nuestro mensaje asociado sea RELEVANTE. Si no somos relevantes, nuestra notoriedad será gratuita y efímera. Si la gente no ha oído hablar de tí, difícilmente podrá hacer negocios contigo. Es tajante pero obvio.

Las técnicas de personal branding se orientan a descubrir el experto que hay tras cada uno de nosotros, lograr visibilidad, generar un mensaje relevante y facilitar así que las empresas o personas cuenten con nosotros.

BLOGUZZ-5a3bb5207c

10 branding trends for 2010 (based on Brand Lounge)

Es imposible no estar de acuerdo con esta prospectiva de marca elaborada por la prestigiosa consultora de marketing Brand Lounge. Se podía haber traducido, pero no soy nadie para modificar un mm el sentido de sus palabras. Ahí van las 10:

1) Value is the new black.
Excessive spending, even on sale items, will continue to be replaced by a reason-to-buy at all. This is trouble for brands with no authentic meaning, whether high-end or low.

2) Brands increasingly a surrogate for “value.” What makes goods and services valuable will increasingly be what’s wrapped up in the brand and what it stands for. Why J Crew instead of The Gap? J Crew stands for a new era in careful chic—
being smart and stylish. And the first family’s support of the brand doesn’t hurt either.

3) Brand differentiation is Brand Value.
The unique meaning of a brand will increase in importance as generic features continue to plague the brand landscape. Awareness as a meaningful market force has long been obsolete, and differentiation will be critical for success—meaning sales and profitability.

4) “Because I Said So” is so over.
Brand values can be established as a brand identity, but they must believably exist in the mind of the consumer. A brand can’t just say it stands for something and make it so. The consumer will decide, making it more important than ever for a brand to have measures of authenticity that will aid in brand differentiation and consumer engagement.

5) Consumer expectations are growing.
Brands are barely keeping up with consumer expectations now. Every day consumers adopt and devour the latest technologies and innovations, and only hunger for more. Smarter marketers will identify and capitalize on unmet expectations. Those brands that understand where the strongest expectations exist will be the brands that survive – and prosper.

6) Old tricks don’t work/won’t work.
In case your brand didn’t get the memo here it is: consumers are on to brands trying to play their emotions for profit. In the wake of the financial debacle of this past year, people are more aware then ever of the hollowness of bank ads that claim “we’re all in this together” when those same banks have rescinded their credit and turned their retirement plan into case studies. The same is true for insincere
celebrity pairings: think Seinfeld & Microsoft or Tiger Woods & Buick. Celebrity values and brand values need to be in concert, like Tiger Woods & Accenture. That’s authenticity.

7) They won’t need to know you to love you.
As the buying space becomes even more online-driven and international (and uncontrolled by brands and corporations), front-end awareness will become less important. A brand with the right street cred can go viral in days, with awareness following, not leading, the conversation. After all, everybody
knows GM, but nobody’s buying the cars.

8) It’s not just buzz.
Conversation and community is all: ebay thrives based on consumer feedback. If consumers trust the community, they will extend trust to the brand. Not just word of mouth, but the right word of mouth within the community. This means the coming of a new era of customer care.

9) They’re talking to each other before talking to the brand.
Social Networking and exchange of information outside of the brand space will increase. Look for more websites using Facebook Connect to share information with the friends from those sites. More companies will become members of Linkedin. Twitter users will spend more money on the Internet than those who don’t tweet.

10) Engagement is not a fad; it’s the way today’s consumers do business.
Marketers will come to accept that there are four engagement methods including Platform (TV; online), Context (Program; webpage), Message (Ad or Communication), and Experience (Store/Event). But there is only one objective for the future: Brand Engagement. Marketers will continue realize that attaining real brand engagement is impossible using out-dated attitudinal models.

Thanks https://brandloungeme.blogspot.com

Tiickr, publicidad a cambio de incentivos

Transcribo literalmente un artículo que recogí en yorokobu.es sobre una nueva fórmula (muy lateral, a mi manera de ver) para reclutar y fidelizar clientes a traves de las redes sociales:

 Hace unos meses, Alberto Lorente (entonces director de marketing de la operadora de telefonía MÁSmovil) tuvo una especie de revelación. Preparaba una pequeña acción en la que la marca regalaba a sus participantes 7.000 condones a cambio de rellenar un breve formulario y comentarlo con sus amigos. En cuestión de minutos ya tenía más de 40 comentarios en Facebook.

tiickr“Más allá de la campaña en sí, me di cuenta de que tenemos en la Red un ejército que nos vende”, explica Llorente. Unió esta idea del poder dinamizador de las redes sociales con la filosofía de Bzz Agents, una agencia estadounidense especializada en word of mouth offline, y lanzó Tiickr.

“Se trata de ayudar a las marcas a propagarse y conversar en tiempo real. Hay un gran número de usuarios dispuestos a promocionarte si ganas su confianza hablando con ellos de manera honesta. Es importante que todo el mundo pueda opinar sin censura”. La idea de Lorente se basa en construir una comunidad repartida entre las principales redes sociales, que se involucre en proyectos, a cambio de ciertos incentivos. “Por ejemplo, un saldo de 10 euros en tu móvil si te comprometes a dar tu opinión o participar en concursos”.

Además de ayudar a mover campañas y estrategias de marketing, Tiickr ofrece otros servicios. “En el pasado, cuando trabajaba en una multinacional, pagamos 100.000 euros por un estudio que tardaba tres meses en realizarse. No estaba mal, pero ahora tengo esa información en tiempo real a través de los medios sociales”, explica Llorente. ¿Y cómo piensa convencer a los directores de marketing reticentes a apostar por los social media?

“Al final, los presupuestos en este tipo de acciones son tan pequeños que no dejan de ser experimentos interesantes. Además, el retorno es súper medible y se puede crear un informe similar a un clipping de PR”. La compañía, que empezará a operar en noviembre, ya tiene a MÁSmóvil como primer cliente.

Atreverse a cambiar o dejarse morir

Ayer tuvimos la oportunidad de leer la interesante entrevista en La Vanguardia de Víctor Amela al publicitario Toni Segarra. Más allá de los tópicos de éxito de algunas campañas, Segarra profundiza en el concepto de cambio y de adaptación de una manera definitiva, como lo hicieran en su día Philip Kotler y Fernando Trias de Bes en su libro “Marketing Lateral”, del cual está sacado el título de este post “Atreverse a cambiar o dejarse morir”.

Segarra defiende que la publicidad es un concepto global, holístico. No es un spot de 20″ en TV, también es ubicar una tienda de 300 m en la 5ª Avenida de Manhattan. Muchas marcas se defienden hoy mediante estrategias “parapublicitarias” (si me permiten la expresión), no basadas en los parámetros clásicos de publicidad exterior, patrocinio, prensa, revistas, TV… La hiper-segmentación provoca que los publicitarios necesiten pensar estrategias diferenciadas para grupos diferenciados.

El aparatado digital cobra una nueva dimensión, ya que permite segmentaciones de máxima precisión. Un anuncio de neveras cuando no busco nevera es absurdo. De ahí la importancia de los buscadores como Google. En fracciones de segundo encontramos los mejores lugares y precios para encontrar nuestra nevera, incluyendo catálogos interactivos, demos en 3D y listados de tiendas por zonas. Es la nueva publicidad. Estar donde y cuando hay que estar. Herramientas de web 2.0 como los blogs, twitter, facebook son ya nuevos medios publicitarios que escapan (a menudo) al control de las agencias de publicidad.

activia-768803

Segarra encara el tema de la fuerza de la marca blanca, y lo hace con resignación: La publicidad y el supuesto valor que ella genera no ha sido un arma para luchar contra la marca blanca: todo lo contrario. El nuevo consumidor “huele” el marketing y huye de él. Entre un Activia de Danone y un yogur bífidus Hacendado, ¿Cuál es la diferencia? Mucha, pero al consumidor le llega una: Activia gasta mucho en publicidad y por eso es más caro. De poco le ha servido a Danone o a Nestlé haber invertido sumas astronómicas en desarrollar nuevos fermentos para mejorar nuestra salud. Unos inventan y los otros clonan, y clonan a la manera china, más barato.

Tal vez la nueva estrategia de las marcas comerciales consista en reinventarse cada día, haciendo obsoleto el producto de hace dos meses. O quizás consista en centrar sus esfuerzos en abaratar el proceso de producción, distribución y comunicación. O quizás fabricar para el máximo número de marcas blancas. O quizás en convertir al consumidor en el autor de las fórmulas, involucrarlo, crear un vínculo emocional a prueba de balas.

Sea lo que sea, estoy con Segarra, con Kotler y con Trias de Bes: Atreverse a cambiar o dejarse morir.

El nuevo consumidor

Debido a su interés, reproducimos el artículo de Lucas Carné, Director de Privalia, aparecido hoy en Cinco Días.

elnuevoconsumidor1La democratización de la moda, la economía de escala que ha encontrado su paradigma en internet y la introducción total de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana han dado como resultado un nuevo establishment del mercado, en el que el consumidor es el auténtico protagonista: más informado, selectivo e infiel que nunca.

En los ochenta se inició el fenómeno de la democratización de la moda. Las prendas diseñadas para toda la vida dejaban paso a colecciones efímeras y económicas, con niveles de calidad y diseño más que aceptables. El fenómeno fue en aumento hasta que, en los años noventa, contagió a otros sectores como la decoración, los viajes, el consumo doméstico, la restauración…

En el caso de las primeras marcas, el crecimiento de outlets ha sido espectacular en los últimos años. El sector ha explotado en todos sus formatos: outlet malls, outlet urbano multimarca o monomarca… Y el último gran salto ha sido el outlet online. El pago electrónico o el hecho de no probarse género, barreras que parecían insalvables hace poco tiempo, se han evaporado por las reglas de un mercado cada día más autónomo y fragmentado. Con este nuevo eslabón del low cost, las firmas exclusivas se ponen al alcance del bolsillo medio; si además recibes el muestrario y la compra en casa, la revolución está servida.

El terreno estaba abonado para que conceptos como low cost, marca blanca y outlet germinaran; la crisis económica ha hecho el resto. Gastar, sí, pero selectivamente, sería el lema. Los datos confirman que la nueva fórmula no sólo se defiende con éxito en momentos de dificultad económica, sino que muestra crecimiento mientras la mayoría de sectores pierden fuelle.

Sin embargo, este modelo no es coyuntural. En un entorno de crisis gana posición competitiva, pero el mercado que abre, permanece, al menos, en gran parte. Esto ya lo hemos visto: es normal que mujeres que lucen propuestas de grandes diseñadores para ocasiones especiales vistan prendas económicas en su día a día, o que profesionales que cruzan el charco en business se escapen de fin de semana con paquetes económicos.

Ahora también es compatible que alguien adquiera una gran marca a un precio elevado en una tienda física y que, paralelamente, compre un producto análogo a menos de la mitad de precio por internet. El consumidor actual sabe que tiene la opción de disponer de bienes y servicios a buen precio y, más allá de su necesidad de ahorro, disfruta encontrando oportunidades y consumiendo más: se engrosa el fondo de armario, la agenda de viajes, las salidas de ocio y las prendas de marca del vestidor.

El low cost ya no es el secreto de unos pocos, con menos euros en el bolsillo o en la cuenta corriente; es el territorio común del consumidor actual, informado, sagaz y desleal, que si puede consumir dos veces, no lo hará sólo una al doble de precio.

“Excelente, pero no lo suficiente” vs NUDGE . Similitudes entre Edward de Bono y las nuevas fuentes de inspiración de Obama.

En su mensaje “new words” del 2 de febrero, Edward de Bono pone de manifiesto la necesidad de crear nuevas palabras para facilitar el lenguaje. Me llama especialmente la atención la reflexión que De Bono hace sobre la nueva palabra “EBNE” (excelente, pero no lo suficiente, del inglés “Excellent But Not Enough”). Sin esa palabra es difícil pedir un cambio sin atacar lo que es.

No se trata tanto de buscar la perfección como de buscar alternativas una vez hayamos dado con la respuesta a un problema. La cuestión aquí es si hemos dado con la respuesta adecuada utilizando los parámetros de la lógica o si debemos revisar otras posibles respuestas, a priori “fuera de lógica”, pero que nos llevan al camino correcto por otras sendas.

amsterdam_urinario

 

Aquí enlazo con la filosofía del empujoncito o “NUDGE” (microingeniería social” mediante pequeños empujones”, mal traducido) que está inspirando la política de Obama. Nudge, el libro de Richard Thaler, incluye una anécdota ilustrativa: a un operario de la limpieza se le ocurrió una medida ingeniosa: dibujar una mosca en un punto determinado del urinario público, consciente de que los hombres no apuntaban con gran acierto en los lavabos públicos holandeses. Enseguida se resolvió el problema: los hombres apuntaban hacia el insecto y los costes de limpieza bajaron.

Nudge está basado en la necesidad de corregir, sin recurrir a prohibir o forzar, comportamientos irracionales que ni cumplen con los deseos del mismo individuo. Quizás no es el cambio revolucionario que muchos querían de Obama, pero la filosofía del empujoncito da resultados en sanidad, enseñanza y más ámbitos, insiste Thaler. Creo que esta filosofía coincide con el EBNE de De Bono, ya que nace de la inquietud de ir más allá, de seguir buscando, del inconformismo con el status quo.

Para más información (en castellano) sobre Nudge, os recomiendo leer este artículo de La Vanguardia.