Ahora, alguien en algún lugar está buscando tu nombre en Google

Sí, ahora mismo, mientras lees esto, alguien en algún lugar está escribiendo y buscando tu nombre en Google

Te guste o no, tu vida entera pasa a la velocidad de la luz por delante de esa persona que está buscando tu nombre en Google para averiguar información sobre ti. Esa información puede ayudarle a tomar una decisión positiva o negativa para tus intereses. En ese momento se plantean cuatro escenarios:

Escenarios de resultados de búsqueda de Google

  1. Tu nombre es algo común y aparecen 30.000 páginas relacionadas con él, pero resulta que tuyas solo hay dos o tres, y nadie puede saber cuáles son. Este es el escenario más frecuente.
  2. No apareces. Como si no hubieras nacido.
  3. Apareces de forma inequívoca, pero vinculado a cosas poco o nada interesantes: juergas locas, estafas, pleitos, insultos o la temida filiación PRSF (política, religión, sexo fútbol y sus derivadas)…
  4. Apareces de manera correcta, con información adecuada, actualizada e inequívocamente tuya.

Se trata de cuatro escenarios muy diferentes que requieren estrategias distintas. Como aperitivo, aquí algunas pistas:

Tienes un nombre común

Si tienes dos apellidos o dos nombres, úsalos, seguro que de esta manera evitarás coincidencias. Si los dos apellidos son muy comunes (García Pérez, por ejemplo), búscate un buen “nickname”, un nombre clave que se asocie solo a ti o pon un guión entre García y Pérez, así: García-Pérez (pura licencia digital).

Para más información sobre otras alternativas te recomiendo revisar los posts La putada de llamarse García, Primera parte, Segunda parte, Tercera parte.

Tu nombre no aparece en Google

Es mejor no aparecer que exponer al mundo una reputación por los suelos, pero hoy no aparecer equivale en la práctica a NO EXISTIR digitalmente. Está claro que necesitas empezar a dar visibilidad a tu marca personal en la red.

Yo empezaría por un perfil en About.me, en Linkedin y en Instagram. Solo que completes bien tu perfil en Linkedin y publiques una vez por semana en Instagram pronto, por arte de magia, tu nombre estará perfectamente indexado en los primeros puestos y si alguien  está buscando tu nombre en Google dejarás de ser un fantasma.

Apareces, pero mal

Los problemas de reputación online (que no siempre son espejo de la reputación real) se han convertido en un dolor de cabeza para muchos profesionales. El gran problema es que la huella de internet es prácticamente imborrable. Desde hace poco, y a raíz de una sentencia conocida como “ley del olvido“, es posible negociar la retirada de informaciones muy antiguas y prescritas sobre nosotros. Lento y laborioso, pero esa es una vía si alguien está buscando tu nombre en Google y encuentra información dañina.

Si esa vía no es viable porque las informaciones son recientes o no han prescrito, existe un plan B que llamo “la ley de la alfombra”. Es simple, se trata de dar a conocer tu parte positiva . Con eso, podrás “esconder” las noticias negativas que la red tiene de ti más allá de la primera página de Google, en lugares que no visita nadie. Una alfombra.

Que la estrategia “alfombra” sea simple no significa que no sea laboriosa. Posiblemente necesites abrir un blog, trabajar muy bien el posicionamiento online (SEO). Un segundo consejo es interactuar en otros blogs, en redes sociales, y tratar de dejar una huella positiva con “efecto escoba”.

Si el problema persiste, porque eres una persona de alta dirección y hay informes vinculantes contra ti, mi colega Paula Fernández-Ochoa y yo hemos lanzado recientemente un programa de consultoría específico para defender a empresas y directivos de casos como este.

Enhorabuena. Tu marca personal online funciona de maravilla

Si además tienes claro quién eres, dónde quieres llegar y cómo, doble enhorabuena, tu MARCA PERSONAL está bien perfilada. Si alguien está buscando tu nombre en Google encontrará lo que quiere. Y si quiere contar contigo en un proyecto interesante, ¡bingo!

De todas formas, las soluciones de los dos primeros supuestos son tácticas. Un consejo es que te plantees una estrategia de marca personal, algo más complejo y que posiblemente requiera cierta ayuda externa, pero efectivo.

Diez ventajas del networking offline

Networking offline ¿Qué es?

Networking offline es la gestión de contactos de toda la vida. Es despegarse de la pantalla del ordenador, salir de casa o de la oficina para asistir a eventos, leer libros, ver películas o dar charlas, entre muchas otras cosas. Quizás esto pueda parecerte aburrido o políticamente incorrecto en plena era 4.0, pero créeme, es fantástico.

Y no es que yo pase muchas horas frente a la pantalla, pero me gustaría que fueran menos. Ahí fuera hay un mundo. Hace pocos días, hablando con un colega, comentábamos entre socios el poder del networking offline comparado con el online. No soy muy de “las diez ventajas” y todo eso, pero los números son mágicos y permiten exponer de forma escueta qué tiene el networking offline que no tiene (aún) el online:

Ventajas del networking offline

  1. Romper la sensación de aislamiento que produce estar unas horas o toda la jornada frente al ordenador. No hay videoconferencia que sustituya un buen abrazo o un buen apretón de manos.
  2. Tomar una cerveza o un café con un amigo, un cliente, un colaborador. Eso aún no existe en la red. Y permite trabajar nuestro mensaje de una forma distendida, con relato incluido.
  3. Intercambiar tarjetas de papel. Puede parecer poco ecológico, pero yo todavía conservo tarjetas de los años 90. Posiblemente no sean vigentes, pero es como recordar un álbum de fotos, estimula la memoria y puede provocar un deseo de búsqueda de alguien que nos dejó huella. Aunque hoy es fácil conectar a través de muchos canales online, en un evento con muchas personas no hay medio mejor.
  4. Poner cara y voz a personas cuyos perfiles son fotos de la 1ª comunión o fotos tuneadas. ¿Os imaginas ponerle cara a un geek (freak digital) que has conocido antes en alguna red social?
  5. Las emociones, los sentidos, se transmiten de una forma más eficaz “en vivo”. La suma del lenguaje verbal y el no verbal da un resultado completo, que unido a olores, sensaciones táctiles, se convierte en casi perfecto.
  6. La posibilidad de poder distinguir entre amigos, conocidos y saludados -parafraseando a Josep Pla-, es mayor en la calle que en la red, donde recibimos peticiones de amistad de personas a las que no conocemos de nada. Reivindico ese tratamiento diferenciado. No es lo mismo un vecino de tres puertas más allá que alguien que fue pareja de juventud o que un cliente. Nuestra marca personal se activa para sacar a relucir el networker que llevamos dentro.
  7. Compartir información es más fácil. Si tengo un problema informático lo puedo resolver en un foro online. Pero los que hemos nacido antes del 2000 preferimos que nos lo cuente alguien delante nuestro y que nos diga qué botones hay que pulsar. Quizás la realidad aumentada cambiará alguno de estos aspectos, pero hoy aún no veo que esta tecnología se aplique de manera masiva.
  8. El valor cualitativo de un encuentro presencial es mayor, ya que intervienen en él los 5 sentidos y echamos las máscaras fuera. No hay fotos de 1ª comunión, nuestra cara es la real, nuestros gestos hablan de nosotros. Es posible que asistiendo a una conferencia conozcamos a 10 personas, muchas menos de las que posiblemente leerán este post, pero su valor será mayor.
  9. Es donde se genera el verdadero elevator pitch, un discurso breve donde nuestra propuesta de valor debería lograr un segundo encuentro con un posible cliente o stakeholder.
  10. Para resumir os diré que, en persona, las interacciones reales a menudo crean un entorno más favorable.

TED y TEDx, una oportunidad para el networking offline

Las charlas TED y TEDx son una ocasión única para el networking offline. Aunque lo que queda son los vídeos, un medio online, el momento es único e irrepetible.

Si tienes ocasión de estar por Barcelona el 22 de marzo 2019, no te pierdas el TEDxEixample 2019 en la Antiga Fàbrica Damm. Un lugar para aprender, conocer, experimentar. Y el cartel de este año no puede ser más potente:

speakers TEDxEixample 2019

Hace un tiempo escribí un post titulado Hay un café que quiere conocernos, y sigue vivo. Por supuesto, no hay nada de malo en continuar nuestro networking online; las métricas siempre son interesantes. Pero de vez en cuando, y hoy es un día para hacerlo, hay que reivindicar apretones de manos y abrazos como el del genial humorista Víctor Parrado, una auténtica sensación networking offline.

 

Business card image by Unuchko Veronika on Shutterstock.com

Las marcas, cada vez más personales

Las marcas ¿cada vez más personales?

Sé que un titular así en un blog muy centrado en marca personal puede dar más de una lectura. Y la tiene.

Las grandes marcas, las que llegarán, las que convencerán, se dirigirán únicamente a personas que no buscan productos o servicios. Se dirigirán a personas que buscan la ética, marcas y empresas que defiendan los valores que abanderamos.

Hace poco pude ver un vídeo de una iniciativa interesante de la firma Ecoalf: Pedían a los pescadores de arrastre de diversas cofradías que recogieran los plásticos de las redes para reciclarlos y sacarlos del fondo del mar.

Con esos plásticos, un grupo de emprendedores consigue reciclarlos para fabricar zapatillas deportivas y otras prendas de ropa. Una segunda oportunidad. Reciclar, reutilizar, cada vez más sostenibles, cada vez más personales.

No es catastrofismo, el tiempo se acaba

El cambio climático y sus consecuencias no es una gran mentira, es una realidad que requiere conciencia a empresas y consumidores. El consumo por el consumo acabará con nuestro planeta tal como lo conocemos.

La responsabilidad es doble, por un lado nosotros, como consumidores, debemos preguntarnos antes de adquirir un producto o servicio:

  • ¿Realmente lo necesitamos?
  • ¿Es necesario que sea nuevo? ¿Existe una versión reciclada?
  • ¿Está fabricado acorde con nuestros valores? Es decir, sin explotación infantil, sin abuso a pequeños productores, que evite gases de efecto invernadero en su producción, que sea fácilmente reciclable, que tenga un precio acorde a sus prestaciones, duración, sin obsolescencia programada, que no contenga elementos químicos dañinos ni innecesarios…

Los productores, por su lado, deben entender que ya no compraremos únicamente productos o servicios, sino marcas que defiendan nuestros valores. Marcas cada vez más personales. John Galiano, de la firma de moda Maison Margiela es directo:

Etica de las marcas

Fuente: The Future 100 JWT

Por su lado, Enrique Dans advierte en uno de sus artículos: “Una parte de la humanidad está demasiado ocupada ganando dinero como para que se planteen algo tan insignificante como salvar el planeta y la civilización humana”. Tremendo aviso.

Los Valores nos indican que no todo vale

Como personas, cada vez seremos más conscientes de nuestros valores. Muchos test de autoimagen como DISC o How To Fascinate nos ayudan a identificarlos.

Pero ¿qué pasa con las empresas y las marcas? ¿quién define sus valores? ¿quién define su propósito? En los últimos años los directivos han confiado a consultoras externas (a menudo no especializadas en branding) la definición de los “corporate statements”. Es un error.

A mi juicio, los valores y Purpose de una compañía y sus marcas deben ser consensuados por sus profesionales. A menudo hago el ejercicio de definir el propósito y los valores a un grupo de profesionales, en cursos de marca personal. Y te aseguro que los resultados superan con creces lo redactado en un apartado “oficial” escondido de la web corporativa al que pocos llegan.

Una empresa tiene la fuerza potencial de la suma de las marcas personales de sus profesionales. Pero pocas lo saben, y menos lo aprovechan.

Humanizar es conectar

Las organizaciones deben ser conscientes de este doble desafío: por un lado, identificar los Valores de sus consumidores. Eso les ayudará a generar un branding humano (human branding), un marketing humano, de conexión, de empatía. No se trata de competir por precio, sino por atraer generando confianza, una confianza real basada en la ética.

Por otro lado, identificar los valores y propósito de la organización y de cada una de sus marcas. Y hacerlo desde dentro, desde casa, contando con el talento de quien mejor conoce la compañía y sus marcas: sus profesionales.

Con estas dos premisas, las marcas serán cada vez más personales, y por tanto generarán mayor confianza y empatía. Los directivos, los changemakers (agentes del cambio), tienen una enorme responsabilidad en considerar a su gente como accionistas emocionales, como verdaderos conectores con algo que llamamos “consumidores”, y que todos sabemos que son personas como nosotros.

Girl photo by WAYHOME studio on Shutterstock.com

Cómo gestionamos la sobredosis de propósitos en ausencia de PROPÓSITO

Cada nuevo arranque de año o de temporada es un momento idóneo para plantearnos una sobredosis de propósitos que acaban cayendo (en su mayoría) en el tintero. Las nuevas intenciones se quedarán en eso si no les ponemos dos ingredientes básicos: sentido y plan de acción.

Darle un sentido a todo: el PROPÓSITO

Pienso que por encima de la sobredosis de propósitos debemos pensar en “the big one”, el motor de nuestra vida, lo que le da sentido. Ahora se ha puesto de moda hablar de Ikigai (tu razón de ser), pero yo prefiero conservar el nombre original: PROPÓSITO, sí, en mayúsculas (para diferenciarlo de las acciones más puntuales que equivocadamente llamamos “propósitos”).

Para entrar a fondo en el PROPÓSITO, te invito a leer ¿Cuál es el impacto positivo que quieres dejar en la sociedad? ¿Lo tienes? Se llama propósito. En el fondo un PROPÓSITO con mayúsculas no es como un juguete de esos que cansan a los tres días. Es como un buen amigo, muy duradero, a veces eterno.

Un PROPÓSITO es un por qué, es un sueño realizable, es la contribución o legado que queremos dejar a la humanidad. Es, como dice Sinek, la razón por la que nos levantamos cada mañana, más allá de la felicidad o el dinero.

Imagina un mundo en el que muchos de nosotros nos despertemos inspirados, nos sintamos seguros en el trabajo y regresemos a casa satisfechos al final del día. Simon Sinek

¿Sobredosis de propósitos? Necesitamos foco

Como decía, los propósitos típicos de inicio de temporada no son realmente propósitos, sino pequeñas lagunas u oportunidades no satisfechas en el pasado. Hacer dieta, hacer deporte, estudiar música, hacer tal curso o tal otro no suponen el eje motriz de nuestra vida. Hablamos de deseos, planes, proyectos, voluntades, intenciones.

Lejos de quitarle importancia a esos pequeños proyectos, debemos considerarlos como tales, y dotarlos de un objetivo, un plazo de consecución y un plan de acción. La metodología S.M.A.R.T. puede ser útil para tratar de poner orden y foco a todo esto.

El plan de acción

Tener la voluntad de hacer deporte, por ejemplo, es un primer paso. Llegamos ahí a través de detonantes (mala salud) o ejemplos cercanos (buena salud) que nos inspiran a iniciar un plan. El problema o característica de todo plan o proyecto es que para que funcione debe ser estratégico, y no algo tan táctico como “he engordado 5 kilos y voy a ir a un gimnasio”.

El enfoque S.M.A.R.T. nos ayuda a concretar lo que queremos, el plazo y la posibilidad de medir el éxito. Recordemos que las siglas se refieren a Specific, Measurable, Achievable, Relevant, Timely, que traduciríamos como Específico, Medible, Realizable, Relevante y Limitado a un tiempo.

Un ejemplo:

Voy a iniciar un programa de salud caminando a ritmo ligero 3.650 Km anuales y reduciendo los carbohidratos de mi dieta en un 50% en un año para mantener un IMC equilibrado y evitar problemas y enfermedades derivados de una baja actividad física. 

Lo específico es el programa de salud, lo medible son los 3.650 Km (supone 10 Km/día) y la reducción de azúcares, lo limitado al tiempo es un año, lo alcanzable es mantener el IMC y lo relevante es evitar enfermedades.

Activarse sí, pero con un horizonte

El formato S.M.A.R.T. es útil si se escribe, si se coloca en una pared muy visible, y si se dota de herramientas para garantizar el éxito. Con el ejemplo anterior, me compraría un reloj con pulsómetro para medir la distancia caminada. Estudiaría la rutas que me permitan caminar con las mínimas interrupciones. Reduciría el uso de vehículos a motor. Visitaría a un nutricionista para que me diera unas pautas. Y no olvidaría los chequeos anuales.

Ya ves, podemos tener sueños, proyectos, pero no una sobredosis de propósitos, porque PROPÓSITO solo hay uno, y es a muy largo plazo.

Photo by ESB Professional on Shutterstock.com

Eventos

TEDxEixample Salon

TEDxEixample Salon es un TEDx en pequeño formato (una única charla). Será el 22 de Enero a las 19h en la Antigua Fábrica Damm de Barcelona. Entrada gratuita si te suscribes en este formulario.

Como aperitivo de lo que veremos, aquí tenéis este vídeo:

 

#BrandingWeekRD

Del 4 al 8 de febrero tendrá lugar la Branding Week en Santo Domingo (República Dominicana). Se trata de un evento organizado por Quifer Consultores dedicado al Personal Branding tanto corporativo como individual. Entre los talleres que se llevarán a cabo destaco:

  • Employee Advocacy
  • Organizaciones Saludables
  • Personal Branding Político
  • Transformación Digital RR.HH.

Branding Week RD

Formaré parte del grupo de formadores y conferenciantes junto a Eva ColladoPaula Fernández-Ochoa y Nancy Vázquez. Para inscripciones, contactar con Anabel Ferreiras en www.madi.digital/brandingweekrd.

 

Ebook DAFO Personal

Estoy preparando un ebook sobre los pasos para crear un DAFO personal. Será exclusivo para suscriptores ¿no lo eres?, ¡ánimo!

Cuando la principal amenaza deriva en una oportunidad para nuestra marca personal

Supongo que te preguntarás…

¿Cuál es la principal amenaza?

Cuando trabajamos nuestro DAFO personal (si no lo has hecho, te animo a prepararlo), consideramos amenaza como un factor externo. No tenemos un control directo, ya que puede tratarse de cambios en leyes, cambios tecnológicos, regulaciones… pero sí tiene una incidencia directa en nuestra actividad y nuestra marca personal.

Entre nuestras amenazas pocas veces consideramos la falta de creatividad, pero sin duda es la mayor de todas. Es como una enfermedad de avance lento, cuando llega a su momento álgido ya es difícil reaccionar.

Creatividad, divino tesoro

Muchos asocian la creatividad a una idea genial, pero en realidad todos aplicamos la creatividad en procesos rutinarios de  nuestra vida diaria. El problema es que la creatividad es un recurso que puede agotarse si no le ponemos remedio.

La juventud ya no es el divino tesoro, ahora lo es la creatividad. Sin ella mal futuro nos espera, ya que es un rasgo plenamente humano, una manera de pensar que nos hace únicos y valiosos.

La creatividad no solo es inspiración, puede trabajarse de forma organizada. En mis primeros años como profesional independiente (jo, qué bien suena eso) trabajé a fondo la disciplina del pensamiento lateral, de Edward de Bono. Revolviendo el baúl de los recuerdos, el primer post de este blog, de diciembre de 2007, se titulaba Marketing Lateral: el placer de releer a Kotler.

¿Qué amenaza bloquea nuestra creatividad?

Desde la perspectiva de las competencias profesionales, siempre se ha defendido la necesidad de la especialización. Esto es y será así. Pero tiene sus inconvenientes. Deja que exponga un caso que leí hace unos meses en el blog de Branding Insider.

En 2015, un grupo de investigadores de Austria y Dinamarca realizó un experimento relevante. Descubrieron que cuando la gente estaba demasiado familiarizada con una competencia específica, ésta bloqueaba su creatividad. Eso se debía a que dejaban de buscar ideas fuera de su área de especialización.

El experimento

Los investigadores entrevistaron a cientos de reparadores de tejado, carpinteros y patinadores en línea. Las tres categorías se eligieron porque -aunque son campos completamente diferentes- comparten un problema similar: fomentar el uso de equipos de seguridad para prevenir lesiones. Los reparadores de tejado usan cinturones de seguridad, los carpinteros usan máscaras de seguridad y los patinadores en línea usan protectores para las rodillas y los codos.

Los investigadores realizaron 306 entrevistas. Se pidió a los participantes que aportaran sus mejores ideas sobre el siguiente tema: mejorar los equipos de seguridad para el mercado en el que son expertos y para las otras dos categorías. Un panel de expertos en aparejos de seguridad evaluó las respuestas. Los resultados fueron extraordinarios: cuanto más distante era el campo, más creativa era la solución propuesta por los participantes. En otras palabras, los miembros de cada grupo eran mejores en encontrar una solución innovadora para un campo distinto al suyo. El experimento dio una idea de cómo funciona la creatividad.

Conclusiones

Las personas creativas no son más inteligentes; simplemente están abiertas a conectar ideas de diferentes campos.

Cuando se le preguntó a Steve Jobs qué hacía del Macintosh un ordenador revolucionario, respondió: “Parte de lo que hizo grande al Macintosh fue que la gente que trabajaba en el proyecto eran músicos, poetas, artistas, biólogos e historiadores.” También sabían de informática, agregó Jobs. La meta de Jobs no era ser promedio. Su objetivo era ser grande. Y la grandeza, dijo, proviene de conectar ideas.

Si sientes la amenaza latente de que estás perdiendo cualidades creativas y todo se viene abajo, recuerda estos tres consejos:

  1. Ponte en los zapatos de otro profesional para analizar desde otra perspectiva tu modelo de negocio
  2. Pide ayuda a profesionales de otros sectores y ten la mente abierta y fuera de creencias limitantes
  3. Conecta ideas

 

Domino photo by Jakub Krechowicz on Shutterstock.com

Eventos

Guillem Recolons / Revista VEINTE

Veinte / Enero 2019

Veinte

Se acaba de publicar el número de enero 2019 de la revista Veinte, editada por Mario López-Guerrero, una plataforma que con menos de un año de vida se ha convertido en un imprescindible de RR.HH. He tenido el honor de colaborar (y ser portada) junto a colegas como Almudena Lobato, Cèlia Hil, Juan Carlos Cubeiro, Isabel Bonmatí, entre otros. Explico la importancia de las relaciones Persona-a-Persona (P2P) en el contexto de la comunicación. Te animo a leerla suscribiéndote gratis en la web de www.revistaveinte.com.

#BrandingWeekRD

Del 4 al 8 de febrero tendrá lugar la Branding Week en Santo Domingo (República Dominicana). Se trata de un evento organizado por Quifer Consultores dedicado al Personal Branding tanto corporativo como individual. Entre los talleres que se llevarán a cabo destaco:

  • Employee Advocacy
  • Organizaciones Saludables
  • Personal Branding Político
  • Transformación Digital RR.HH.

Branding Week RD

Formaré parte del grupo de formadores y conferenciantes junto a Eva Collado, Paula Fernández-Ochoa y Nancy Vázquez. Para inscripciones, contactar con Anabel Ferreiras en www.madi.digital/brandingweekrd.

TED recomendado

Finalmente, y dado que hoy se habla de creatividad, qué mejor que uno de los TEDx más aplaudidos de 2018 en el mundo:

Personal Branding Lab Day 2018 y Personal Branding 4.0

Personal Branding Lab Day 2018

El 1 de diciembre tuvo lugar la 4ª edición, el Personal Branding Lab Day 2018, un maratón de marca personal de cerca de 12h que fue online, dirigida por Nilton Navarro y conducida por él mismo junto a la gran Alicia Ro. Si no pudiste seguirla, te aconsejo conectar con la primera parte del Personal Branding Lab Day 2018 (5h 34′ de duración) y la segunda parte del Personal Branding Lab Day 2018 (6h 07′ de duración). Se emitió desde Barcelona, Madrid, Valencia, Alicante, San Sebastián, Bilbao, Oviedo, Sevilla, Valladolid, Huelva, Israel, México, Colombia, Brasil, Perú, y República Dominicana.

Pienso que hubo una gran calidad en los contenidos tratados. Era de esperar, considerando la fuerza de los ponentes. Ahí estuvo (en orden de aparición) Jane Rodríguez del Tronco, Cèlia Hil, Claudio Inácio, Ami Bondía, Elena Arnaiz, Josep RomSilvia Saucedo, Mónica Mendoza, Isabel Muela, Eva Collado, Meme Romero, Enrique Cejudo, Fabián González, Alfredo Vela, María A. Sánchez, Cristina Mulero, Andrés Pérez Ortega, Neus Arqués, Jordi Collell, Arancha Ruiz, Nancy Vázquez, Ilana Berenholc, Oianko Choperena, Paula Fernández-Ochoa, Rocío Ames y un tal Guillem Recolons. Junto a los vídeos de David Barreda, Pablo Adán, Daniela Viek, Raquel Gómez y Vladimir Estrada.

Agradezco de corazón a Infojobs, Blanquerna Comunicació i RI, Lid Editorial y TelePizza su ayuda para celebrar el evento.

Y más allá del Personal Branding Lab Day 2018

En efecto, ahí no estaban todos. Con gusto hubiera incluido a personas que me inspiran constantemente como Xavi Roca, Élia Guardiola, Iván Díaz, Helena Casas, Fran Segarra, Joan ClotetLaura Ferrera, Oscar Del Santo, Ruth Ríos, Marco Tomasone, Mireya Trias, Kike Mingo, Ylse Roa, Francisco Alcaide, Laura Chica, Enrique F. Brull, Natalia Gómez del Pozuelo, Ecequiel BarricartÀngels AntonJavier Zamora, África Lucena, Johnny Durán, Carola Morató, Alexis González, Alicia Linares, Fernando Ríos, Verónica Sánchez, Alex Durán, Raquel Roca, Daniel Iglesias, Yrma Sánchez, Gabriel Patrizzi, Amalia López Acera, Héctor Jiménez, Alèxia Herms, Arturo González, Deize Andrade, Patricia Dalpra, Rubén G. Castro, Esmeralda Díaz-Aroca, Ronald Durán, Adriana Motta, Alan Urbina, Verónica Rivera, Alfonso Alcántara,Eva A. Castillo, Fabi MersanCarmen Santo, William Arruda, Brenda Bence, Dan Schawbel, Catherine Kaputa, Luigi Centenaro, Nance Rosen, Jason Alba, Seth Godin, Tom Peters, …

Personal Branding 4.0

Miedo. Eso es lo que domina cuando se habla de la cuarta revolución industrial. En mi charla en este Personal Branding Lab Day 2018 traté de destacar el lado positivo, el de la tecnología al servicio de las personas y no al revés.

Me atreví a enumerar las distintas ventajas que el big data, el IoT, el blockchain o el deep learning nos ofrecen desde el punto de vista de la gestión de nuestra marca personal.

Para lograr tecnología al servicio de las personas, necesitamos personas al servicio de la tecnología

No hago más spoiler. Aquí tienes el vídeo:

Lo creas o no, un empresario también es una persona

Sí, el empresario ha tenido mala prensa como colectivo. Seguramente se debe a esa opacidad en su forma de comunicar (o no comunicar). Afortunadamente, algo está cambiando. Y esos seres que parecían de hierro ahora muestran sus vulnerabilidades, sus emociones, su condición humana.

El empresario es como tú.

El empresario es como tú; es más, tú, quizás no lo sepas, también eres empresario.

Una empresa no deja de ser una tarea que entraña cierta dificultad. Y te pregunto ¿no afrentas diariamente muchas de esas dificultades? ¿no tomas decisiones complejas que pueden perjudicar a unos pocos para beneficiar a unos muchos?

Y rememorando a Tom Peters, cada uno de nosotros es un empresario de su YO, S.L. Tenemos la capacidad de gestionar muchos pequeños departamentos que dependen de nosotros: I+D, producción, branding, marketing, finanzas, RH, logística… Tú eres como el empresario, con la diferencia que tú te auto-gestionas y el empresario gestiona para muchos.

Nuestros superpoderes siempre han estado ahí, pero ahora los transmitimos sin miedo

Nuestros superpoderes (nuestros valores) ahora nos enorgullecen, no nos avergüenzan. Hubo un tiempo en que mostrar ciertos valores como la solidaridad, la empatía, la intuición, la imaginación… era considerado un signo de debilidad del empresario. Las competencias soft no se tenían en cuenta. Lo importante era lo aprendido, no la forma en lo que aplicábamos y transmitíamos.

De ahí a que algunos fueran bautizados como empresaurios. Si recordamos a Gordon Gekko (Wall Street, 1987), lo único que importaba al empresario yuppie de esos años era el éxito a cualquier precio, el lujo desatado y la acumulación de dinero. Lejos quedaba la preocupación por los empleados y socios o valores corporativos reales que fueran más allá de un liderazgo jerárquico y autoritario.

Valores buscan valores, el poder de la conexión

El empresario, y eso te incluye, se empieza a interesar por la forma en que se transmite la confianza. La visión estratégica del negocio ya no es suficiente. Los ejecutivos necesitan alcanzar una visión humanizada. Como sostiene el cirujano y escritor Atul Gawande, “contrata actitud y entrena la habilidad”. Las competencias se pueden adquirir, pero la actitud (cuyo motor son nuestros valores) vienen con nosotros.

Los perfiles millennial han entendido como nadie esta idea, la de priorizar Valores sobre competencias. Eso permite al empresario contar con equipos mejor integrados, que llevan la camiseta de la marca y la lucen con orgullo. Ya no se lidera, se co-lidera. No se crea, se co-crea. Y eso es posible con equipos integrados, motivados y con valores afines.

Valores y propósito importan. Más que nunca.

Empresarios Región Murcia

En plena 4ª revolución digital, recordemos las palabras del futurista Gerd Leonhard “…cualquier cosa que no pueda ser digitalizada o automatizada será considerada de un valor extremo”. Y te aseguro que los Valores y el propósito no son robotizables. Por eso cada vez, el empresario, deberá tener en cuenta estos dos factores.

Cualquier cosa que no pueda ser digitalizada o automatizada será considerada de un valor extremo. Gerd Leonhard.

El propósito ayudará a que todos los que trabajan tras un mismo proyecto encuentren el sentido del mismo. A que vean el lugar hacia donde se dirigen, sepan por qué deben levantarse de la cama por las mañanas.

Los Valores, por su parte, actuarán como los vectores de conexión emocional entre los que participen del proyectos y sus stakeholders, sus grupos de interés.

Esta semana he tenido ocasión de compartir este triángulo poderoso Propósito / Valores / Conexión con un grupo de empresarios del Foro Empresarial de la Región de Murcia. Gracias amigo humanista Juanma Egea por contar conmigo. Lo he comprobado en vivo: un empresario también es una persona.

Executive woman photo by Nariz on Shutterstock.com

Agenda

  • 28N. Update Zaragoza. 28 noviembre en Zaragoza activa. Evento gratuito. Inscripción próximamente en la web de Zaragoza Activa. No te pierdas a mis colegas Víctor Candel, Meme Romero, Elena Arnaiz, Eva Collado, y Juan Martínez (organizador y ponente).
  • 28, 29N. Workshop Marca Personal y Gestión de Relaciones. Ferrovial, en Euroforum II San Lorenzo del Escorial. Se puede seguir en el hashtag #MarcaPersonalSumma
  • 1D. Marca Personal 4.0. Personal Branding Lab Day. Desde YouTube, 11 horas seguidas de Personal Branding conducidas por Nilton Navarro y Alicia Ro con la colaboración de Blanquerna Comunicació i Relacions Internacionals e Infojobs. De 10 a 21h (GMT+1). Gratuito. Se puede seguir en el hashtag #PersonalBrandingLabDay Personal Branding Lab Day 2018

 

¿Humanizar es Conectar? Una asignatura pendiente de las empresas

Crear un ecosistema que impulse la conexión humana es tecnológicamente y estratégicamente complejo, pero el beneficio es grande: humanizar es conectar.

Las empresas pueden aprovechar este entorno complejo para construir relaciones duraderas. ¿Cómo? Con una mentalidad orientada al cliente y con una plataforma tecnológica que impulse un branding más humano (human branding) que el actual.

Aquí detallo cinco formas de ayudar a los profesionales de marketing y IT en su camino hacia la construcción de una base sólida y humana con sus clientes:

Humanizar es conectar, no tratar al cliente como uno más

El gran publicista David Ogilvy decía “el cliente no es tonto, es mi mujer“. Demasiadas marcas nos tratan como en una primera cita, haciéndonos las mismas preguntas clonadas para conocernos mejor. La personalización no significa que nos acosen por Internet con recomendaciones al azar basadas en nuestro historial de compras y búsquedas. Resulta francamente cansino. Incluso después de haber comprado un smartphone, el maldito remarketing nos estará mostrando sus anuncios hasta acabar con nuestra paciencia y hacernos borrar las cookies.

Las marcas deben encontrar la manera de encontrar nuestra singularidad, como si fueran un asistente personal. Esta visión particular del cliente significa extraer información de cada sistema online y offline, e integrar eso en una base de datos. ¿Somos distintos dentro y fuera de la red? Probablemente no en nuestra actitud, pero sí en nuestro comportamiento.

Una apuesta por la simplicidad

¿Por qué me gustan los productos y servicios Apple? Porque, a pesar de su obsolescencia rápida, son simples de usar, son más rápidos y dan menos problemas. Las marcas necesitan una visión clara de la experiencia que sus clientes necesitan. Y luego aplicar la tecnología para habilitarla y mejorarla. Puede parecer que centrarse en el cliente sea obvio, pero muchas empresas empiezan con la tecnología primero y terminan invirtiendo en servicios que no se prestan. Humanizar es conectar, no lo olvidemos.

La co-creación, por ejemplo, ayuda a generar experiencias que reducen la sofisticación y facilitan la interacción de los clientes. Os aconsejo leer este post de la experta Montse Peñarroya titulado ¿Sabes realmente lo que quiere tu cliente? ¡Pregúntaselo! con excelentes ejemplos de co-creación de Lego, Alain Affelou o el Banco Sabadell.

Omnicanalidad

Como define Mercedes Fuster desde el blog de José Facchín, omnicanalidad no es trabajar en entornos con múltiples de canales, sino hacerlo de forma simultánea.

El mismo artículo destaca tres ventajas clave de la omnicanalidad:

  • Las ventas online complementan a las realizadas en tienda física
  • El comercio omnicanal fomenta las ventas transfronterizas
  • La estrategia omnicanal es clave para llegar a los “súper compradores”

En este artículo de Hubspot podemos inspirarnos con ejemplos de omnicanalidad de empresas como Disney, Starbucks…

Seguridad, estabilidad y fiabilidad

No nos engañemos, la exposición de múltiples datos personales puede suponer un riesgo significativo para los clientes si la seguridad no es infalible. Hemos visto casos recientes de fugas de información:

Las marcas de éxito enlazan plataformas de forma fluida para crear un ecosistema que permita una experiencia cliente completa. Para que prospere necesita un diseño que sea escalable. La fuerza de la escalabilidad y la seguridad ofrecen la fiabilidad esperada por los consumidores.

Tecnología integrada

Los CDP (Customer Data Platform) facilitan la forma conectarse con un cliente, ya que puede implementar esa estrategia inmediatamente sin una transformación tecnológica compleja. Los profesionales del marketing y los de IT ya no pueden trabajar por separado con datos incompletos y aislados.

Esta es, creo, la parte más compleja, que profesionales con competencias tan dispares puedan llegar a entenderse sin fricciones. Compleja pero no imposible, solo hay que tomarse en serio eso de humanizar es conectar.

Fuentes consultadas: AdWeek, Hubspot, Blog de José Facchín, Cyberclick, Blog de Montse Peñarroya

Girls photo by gpoinstudio on Shutterstock.com

 

Diálogo sobre personal branding, la previa del #BrandingWeekRD

Mi colega Paula Fernández-Ochoa y yo ofrecimos un diálogo sobre personal branding que titulamos “Te distingues o te extingues“. Fue en el marco de un webinar organizado por Quifer Consultores (República Dominicana) como warm up o calentamiento de los eventos que tendrán lugar en la #BrandingWeekRD de principios de febrero 2019 en Santo Domingo.

Te dejamos el vídeo del webinar, y si tienes poco tiempo, te hemos dejado un resumen del diálogo en formato texto que encontrarás tras el vídeo.

Te distingues o te extingues (diálogo sobre personal branding)

 

Paula: Guillem, empezamos el diálogo sobre personal branding. ¿A qué viene el título Te distingues o te extingues?

Guillem: La generación de nuestros padres apostaba por la discreción. Hoy la discreción equivale a la desaparición. Paula ¿Dónde quedó la discreción de los abogados?

Paula: Eso lo conozco bien… Soy abogado y he visto la evolución: confidencialidad de la profesión, prohibición de publicidad… Muchos no ven la necesidad de hacerse visibles, un error. 

Guillem: Volviendo al título “Te distingues o te extingues”, Paula, ¿por qué crees que es importante hacer las cosas de forma diferente?

Paula: En el mercado actual hay un exceso de oferta y demanda, estamos saturados de profesionales e información, por lo que es preciso diferenciarte, tener una propuesta que te haga único y realmente aporte valor

Guillem: Un factor que da sentido a la diferencia es la relevancia. En otras palabras, la diferencia por sí sola no es un factor de elección. Lo que hagas, además de ser distinto, debe aportar valor.

Paula: Es lo que conocemos como La Propuesta de Valor,… Pero vayamos por partes.

 

El Método Iceberg de la Marca Personal

Paula: ¿Por dónde empezamos nuestra gestión de marca personal o plan de personal branding? El Iceberg de la marca personal

Guillem: Me gusta pensar en el símil de casa = Iceberg, no se empieza por el tejado. Las partes del Iceberg son Autoconocimiento. Estrategia. Visibilidad

Autoconocimiento, el diagnóstico de nuestra marca personal

Paula: Autonocimiento es una fase diagnóstica para conocer cuál es la marca que proyectamos

Guillem: Hay distintas herramientas para conocerla: DISC, Crystal, How to Fascinate, IE, test 90º…

Paula: El ejercicio final de autoconocimiento es una síntesis que conocemos como FODA, DAFO, SWOT…

Estrategia personal, hacia dónde vamos y cómo llegamos

Guillem: La siguiente fase a nuestro diagnóstico es saber dónde queremos ir, qué queremos hacer y cómo podemos hacerlo. Es lo que conocemos como estrategia personal. Paula, ¿por dónde empezaría una estrategia?

Paula: Por definir un objetivo. Sin eso no podremos valorar el proceso, el éxito o el fracaso.

Guillem: La ventaja es que en Personal Branding nos centramos en un objetivo: Ser referente en algo, con una especialidad definida, en un área geográfica concreta y con una propuesta de valor diferencial.

Paula: No parece fácil, aunque sea uno, pero es cierto que esto marca todo lo que haremos a continuación, así que hay que darle máxima prioridad.

Guillem: Es importante no confundir el objetivo, que se refiere a nosotros, con el purpose o propósito, que se refiere a nuestra contribución hacia el mundo.

Paula: Decía Nietzsche que si encontramos nuestro porqué ya encontraremos el cómo, y tenía razón. Después de Nietzsche, el especialista en liderazgo Simon Sinek (Teoría Golden Circle) nos invitaba a generar nuestro discurso empezando por el porqué, siguiendo por el cómo y acabando por el qué (producto, servicio), y no al revés como se viene haciendo desde siempre.

Guillem: Definir el propósito no es fácil, pero hay un ejercicio, que quizás no nos guste, que puede ayudar. ¿Qué te gustaría que pusiera en tu epitafio?. Pues si lo sabes, cambia la forma “hice” por “haré” y ya tienes tu purpose.

Paula: Otros utilizan aquella fórmula que combina 1. Lo que te apasiona 2. Lo que sabes hacer 3. Aquello por lo que te pagan (Mercado + Pasión + Talento)

Guillem: En cualquier caso, el propósito podríamos considerarlo como la Visión. Todo lo que pongamos en marcha en pos de ese propósito será nuestra Misión.

Paula: Importante considerar los valores. Guillem los llama “superpoderes” y los tenemos como herencia emocional y educativa desde muy pequeños.

Guillem: Seguramente al trabajar el feedback para llegar al FODA han emergido algunos de ellos, pero una fórmula para identificarlos es buscar una lista de valores (las hay de hasta 200), pre-seleccionar 10 valores que sean importantes para nosotros y luego de ahí quedarnos con 3 o 4, esos son nuestros superpoderes.

Paula: Definido el objetivo, la visión, misión y valores, llega el momento de la verdad, definir nuestra propuesta de valor y nuestro modelo de negocio. Estamos en el momento cumbre de la estrategia. David Barreda dice que una propuesta de valor es la que hace que un determinado cliente o empresa se decante por ti.  

Guillem: Muy de acuerdo. De hecho la defino con una frase: ¿Por qué diantres te deberían elegir a ti?  Si no aportas, no importas…

Paula: Y de eso va la cosa, de aportar. La propuesta de valor se centra en tu cliente, no en ti. Y tu cliente puede ser tu jefe, no lo olvides.

Guillem: Así es, no es hablar de uno mismo, sino de cómo podemos mejorar la situación de quien nos contrate. Ya sea aliviando un problema (pain) o detectando una oportunidad (gain).

Paula: Lo interesante, y lo difícil, es que esa propuesta, además, sea única. Si tu propuesta dice lo mismo que la del vecino, no será diferencial, y el factor de elección queda en el aire.

Guillem: Deja que ponga un ejemplo. Marta. Se definía como Senior Manager y tras trabajar con ella colocó en su perfil de Linkedin “Auditora especializada en el entorno inmobiliario. Auditando con una sonrisa”

Paula: Y otro ejemplo: el abogado que escribió una coletilla tras su especialidad “nunca me rindo”. Ahí puede estar la diferencia. 

Guillem: Vemos que en ambos casos, el de Marta y el del abogado, la propuesta se dirige al cliente, crea valor y es única- En el caso de Marta, resuelve un problema, pero de manera más agradable que el resto…

Paula: en el otro caso, se abre una oportunidad de explorar nuevas vías de ingresos gracias a un valor de resiliencia. 

Guillem: Es importante que no nos fijemos únicamente en nuestros atributos racionales. Las actitudes cuentan, y los valores también. Algo como una sonrisa, como un “nunca me rindo”, puede ser un factor de diferenciación. Paula, ¿Por qué no explicas tu caso propio, el de una abogado, personal brander y embajadora del deporte y la salud?

Paula: El caso VivirCoRiendo > (Dar un vistazo a Instagram)

Guillem: Gran caso! Tenemos lo más difícil para arrancar con nuestro modelo de negocio, la propuesta de valor. Ahora nos falta completar nuestro segmento de clientes…

Paula: Definir quiénes son y -muy importante- a quiénes puede hacer crecer nuestra propuesta de valor

Guillem: Definir las relaciones con nuestros clientes…

Paula: Si somos solucionadores de problemas, si somos creativos o innovadores, consultores, formadores, investigadores…

Guillem: Listar cuáles son nuestros canales…

Paula: nuestro canales son los que nos ayudar a llevar la propuesta de valor a nuestros clientes… ¿cuáles deberíamos añadir o suprimir?

Guillem: Definir nuestras actividades…

Paula: las actividades sería lo que aparece en nuestra tarjeta de visita, es nuestro catálogo de servicios o productos.

Guillem: Detallar nuestros recursos clave…

Paula: En pocas palabras, qué necesitamos para realizar nuestro trabajo: oficina, idiomas, premios, certificados, equipo humano…

Guillem: Muy importante, definir a nuestros socios clave…

Paula: Y aquí no se refiere a socios legales, sino a personas que pueden validar nuestra propuesta de valor frente a nuestros posibles clientes

Guillem: Y para acabar el modelo, lo referido a ingresos y gastos

Paula: Sin ese cálculo no sería un modelo de negocio.

Guillem: Este modelo, y las instrucciones para completarlo, se llama Business Model Canvas y lo podéis encontrar en la web Strategyzer.com

Visibilidad. Cómo nos presentamos

Paula: Con el modelo de negocio, tenemos definida una estrategia: hay que mantener lo que funciona y crear un plan de acción para lo que aún no tenemos. Y con esto pasamos al siguiente nivel: Visibilidad.

Guillem: la punta del Iceberg, nuestro plan de comunicación y networking. Como todo plan, aquí necesitamos objetivos, con el foco puesto en indicadores precisos sobre audiencias, personas a las que alcanzamos… ¿no es así, Paula?

Paula: Así es, Guillem. Los conocemos como objetivos SMART, cuyas siglas nos indican que deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y relativos a un tiempo.

Guillem: por ejemplo, imaginemos este objetivo SMART:  Vamos a aumentar la actividad y la frecuencia de publicación en Twitter y Facebook para conseguir un 500% de seguidores (de 100 a 600) durante los siguientes 12 meses, con objeto de aumentar nuestra reputación online y tener una comunidad de seguidores activos.

Paula: Aquí lo específico son nuestros seguidores en Twitter y Facebook. Lo medible es pasar de 100 a 600. Lo alcanzable es aumentar la actividad y frecuencia. Lo relevante es aumentar nuestra reputación online y tener una comunidad de seguidores activos. Y lo relativo al tiempo son los siguientes 12 meses.

Guillem: De acuerdo, definimos nuestros objetivos SMART con la máxima precisión posible, solo así podremos medir la evolución de resultados. El siguiente paso es definir a nuestros públicos objetivos.

Paula: La ventaja es que si hemos trabajado bien el modelo de negocio, ya conocemos los segmentos de clientes.

Guillem: Sí, pero aquí necesitamos definir mejor sus perfiles demográficos y de comportamiento para luego afinar al máximo en los medios y soportes para vehicular nuestros mensajes hacia ellos.

Paula: Con un perfil neard no hablaríamos por teléfono, y con un abogado sénior no utilizaríamos snapchat. Por eso es clave definir bien a nuestro público objetivo.

Guillem: Definido nuestro público objetivo, llega el momento de los mensajes y las palabras clave. ¿Cómo queremos ser encontrados? Hoy el marketing que funciona bien es el marketing de atracción, mejor que el clásico basado en la interrupción. Definir mensajes específicos y palabras clave es primordial

Paula: Para trabajar el mensaje utilizaremos la base de la propuesta de valor, pero adaptada a nuestros públicos y a los distintos formatos de canal que utilicemos.

Guillem: Ahí está. No es lo mismo la frialdad de un encuentro fortuito en un ascensor que la calidez de un almuerzo o de una videoconferencia de una hora.

Paula: El elevator pitch pide un primer impacto muy fuerte para captar la atención, tipo ¿Sabe que su empresa fidelizaría un 50% más a sus profesionales con un programa interno de salud y deporte?

Guillem: Ese es un mensaje hecho a medida de un segmento de clientes. Sin embargo, cuando nos presentamos en las redes sociales debemos redactar un discurso más genérico, y ahí podemos aprovechar la base de la propuesta de valor. Por ejemplo, en el caso de Paula podría ser > “Ayudo a mejorar las condiciones de salud y motivación en las organizaciones”, o mejor “Impulso organizaciones saludables a través del deporte y la marca personal”  

Paula: Podría ser, podría. Fijaos que sin propuesta de valor es muy difícil llegar al mensaje. Y un mensaje como este podría encabezar nuestros perfiles de redes sociales. ¿Dónde entra la parte más emocional del mensaje?

Guillem: Estás hablando del relato personal o storytelling personal. Hoy sabemos que lo que nos conecta tiene más relación con nuestros valores, nuestra historia, nuestro propósito, que sobre nuestro cargo profesional.

Paula: Y esa baza hay que saber aprovecharla. El relato quiere generar empatía, tratar de ponernos en la piel de quien lo cuenta, experimentar y vivir lo que ha vivido. En el terreno de marca personal, un relato puede ser un vídeo de 1h de duración, uno de 10 minutos, o un simple Tweet. Mi compañero Guillem se define en Twitter como “Versión S. XXI de limpiabotas, me gusta trabajar para que los demás brillen”. Eso es una historia en sí misma, es un propósito trasladado a un relato de presentación.

Guillem: Y otro relato corto es el referido antes ”Vivir Corriendo”, una evolución del primer “Vivir Riendo” de Paula adaptado a su nuevo entorno deportivo. Como veis, no se necesitan 20 folios para explicar una pequeña historia que nos defina, lo que necesitamos es la base, y tanto en el caso de Paula como en el mío, detrás está el propósito.

Paula: De acuerdo, en nuestro plan de comunicación personal tenemos los objetivos, el público objetivo y el mensaje ¿Qué nos falta?

Guillem: Algo importante, el medio y la medición del mismo. Como cuenta el brander Andy Stalman, hoy el mundo es OFF y ON, una simbiosis, y tiene razón.

Paula: Dicen que hoy no hay una cosa sin la otra. El mundo real necesita al virtual y viceversa. Aquí, si hemos trabajado bien nuestro modelo de negocio, sabemos ya cuáles son los canales que necesitamos para trasladar nuestra propuesta de valor a nuestros clientes.

Guillem: Hay medios fusionados “espejo” como la radio, analógica y también digital, la TV, la prensa, las revistas. Estos medios funcionan de maravilla, ya que convierten una entrevista efímera en un diario en un enlace digital casi eterno.

Paula: Y luego hay medios necesarios OFF para el networking, como una tarjeta de visita. También hay medios digitales puros, como las redes sociales y los blogs. Guillem, ¿recomiendas un blog en un plan de marca personal?

Guillem: Claro. Si se publica regularmente, será lo primero que encuentren de nosotros en Google. No solo buscando nuestro nombre, sino buscando palabras clave. Un reto > Buscad “Personal Branding Empresa” en vuestro PC o smartphone. Si salgo yo, es que algo habré hecho bien, es una keyword importante para mí. Y eso, un blog lo facilita. Como dice Alfonso Alcántara, “sin blog somos sintechos digitales”. Paula ¿Con qué red social te quedarías?

Paula: Por interés personal con Instagram, sin duda, aunque cada red llega a un tipo de público y permite un formato de mensajes. Instagram me gusta porque es muy visual, muy inmediata (stories). Pero para negocios B2B funciona genial Linkedin, para B2C Facebook, y para conocer personas Twitter. Para buscar imágenes Pinterest. Y me dejo la N1, la más completa ¿de qué red hablo?

Guillem: Ya me extrañaba que YouTube tardara en aparecer. Desde la marca personal, YouTube es la red que mejor nos permite comunicar, con lenguaje verbal y no verbal.

Paula: Otros medios a considerar sería publicar o co-publicar un libro, utilizar el webinar como éste, el podcast, las conferencias, talleres, Wikipedia. Hago caso a Stalman y lo mezclo todo.

Guillem: Paula, ¿y cómo medimos el éxito de todo esto?

Paula: Afortunadamente hay muchos indicadores. El primero es cumplir los objetivos. Pero luego tenemos herramientas muy potentes para medir los resultados de nuestra red y nuestras redes sociales.

Guillem: Para medir resultados, incluso de conversión en ventas, de nuestra web o blog, no hay nada como la herramienta Gratuita Google Analytics. También Semrush y otras nos ayudan a seguir la eficacia del SEO, nuestro posicionamiento online.

Paula: Para redes sociales, hay muchas herramientas, las propias de cada red, muy potentes. En Linkedin el Social Selling Index, en Twitter, Twitter Analytics, en YouTube, YouTube Analytics. En Instagram y Facebook necesitamos una página profesional para medir con eficacia, pero siempre podemos contar likes y seguidores.

Guillem: Yo siempre digo que no importa cuántos nos siguen sino quiénes. Pero en venta masiva, necesitamos comunidades grandes o alianzas estratégicas o campañas publicitarias, desde AdWords a las propias herramientas promocionales de las redes sociales.

#BrandingWeekRD

Aquí os remitimos al post sobre el Evento #BrandingWeekRD que tendrá lugar entre el 4 y 8 de febrero 2019 en el Hotel Embassy Suites by Hilton de Santo Domingo (República Dominicana). Organizado por el equipo de Quifer Consultores y con presencia de Eva Collado Durán, de la propia Paula Fernández-Ochoa, de Nancy Vázquez (desde México) y de quien os escribe, Guillem Recolons

Se tratarán talleres y conferencias de:

Conecta con Anabel Ferreiras de Quifer Consultores para reservar plaza o para patrocinar el evento.

Esperamos que te haya gustado este diálogo sobre personal branding, ojalá te animes a participar en Santo Domingo para profundizar y ponerte en valor.

Las habilidades inhábiles (relato corto)

A menudo pensamos que unas habilidades que adquirimos hace mucho tiempo nos pueden ser útiles toda la vida. Desgraciadamente no es así.

Vengo hablando mucho de la importancia del contexto. El contexto es el que confirmará si esas habilidades son vigentes o deben ser actualizadas.

Si estudiaste una ingeniería de la construcción y sobreviene una  crisis como la que hubo en 2008 en muchos países, posiblemente esa crisis te arrastre. A no ser que tengas habilidades adicionales que te permitan una salida, un plan B.

Aquí traigo un relato breve (nuevamente anónimo) que escenifica bien esa necesidad de adaptarnos:

El lugar adecuado

Una madre y un bebé camello charlaban bajo un árbol.

El camello bebé preguntó: “¿Madre, por qué los camellos tienen jorobas?”

La madre camello lo consideró y dijo: “Somos animales del desierto, así que tenemos las jorobas para almacenar agua y así poder sobrevivir con muy poca reserva”.

El camello bebé pensó por un momento y dijo: “De acuerdo… ¿por qué nuestras piernas son largas y nuestros pies redondeados?”

La mamá le respondió: “Son para caminar por el desierto”.

El bebé se detuvo. Después de un rato, el camello le preguntó: “¿Por qué nuestras pestañas son tan largas? A veces se interponen en mi camino”.

La mamá respondió: “Esas largas y gruesas pestañas protegen tus ojos de la arena del desierto cuando sopla el viento.

El bebé pensó y pensó. Y respondió: “Ya veo. Así que la joroba es para almacenar agua cuando estamos en el desierto, las piernas son para caminar por el desierto y estas pestañas me protegen los ojos del desierto. Entonces ¿qué hacemos en un zoológico?”

Nuestras habilidades y competencias son útiles en el lugar y momento correcto

Así es. Tener un Ferrari en la selva amazónica es tan inútil como la joroba del camello en el zoológico, cuyo utilidad es únicamente fotográfica. Desde luego, nuestras habilidades no caducan. Nuestra pareja de camellos podría ser “liberada” por un grupo ecologista y devuelta al desierto. Quizá lo que necesiten practicar entonces es otra habilidad: la de utilizar unas habilidades “oxidadas”. Afortunadamente, el instinto es poderoso.

Adquirir nuevas habilidades, una competencia obligada del SXXI

Mi colega Eva Collado Durán habla a menudo del “estado beta permanente” como una de las competencias de los profesionales del siglo XXI. El estado beta permanente significa no dejar caer los codos a la hora de estudiar, de ponernos al día.

Un director comercial está obligado a formarse permanentemente en nuevas formas de aproximación a clientes, nuevos canales de venta, social selling… Si viene una  situación de crisis, la empresa siempre considerará a aquellos profesionales que dominen esas nuevas habilidades.

Hoy disponemos de muchísimos recursos para no quedarnos “oxidados”. Entre ellos, los libros, los MOOC de las universidades, cursos en empresa, talleres, webs educativas, postgrados, másters (muchos de ellos con la facilidad de ser online).

Si te encuentras como nuestros camellos en el zoológico, piensa qué nueva habilidad puedes desarrollar para no quedarte como un mero objeto de exposición.

Camels photo by Paul Michaels NZ on Shutterstock.com