Apple no estaba muerta, estaba de parranda

Desde la desaparición de Steve Jobs han sido muchas las voces que daban a Apple por muerta. Seamos francos, los últimos lanzamientos de la compañía han defraudado expectativas. Pero al final Apple siempre consigue ser la niña bonita, la más deseada, y para colmo, se mantiene como primera compañía en cotización de bolsa. ¿Muerta? Una noticia que casi pasa desapercibida vuelve a colocar a la compañía de la manzana en la flor y nata de la innovación planetaria. Y esta vez el hardware tiene poco que ver.

Mentiría si no declaro mi pasión por esta marca desde que lanzó el Macintosh, ahí por 1984, con una campaña publicitaria –sello Ridley Scott- que no ha sido superada. En mi casa Apple entró en 1988, ya se sabe, en España estas cosas siempre van con retraso. Y entró con un Mac SE II, un compacto en blanco y negro con mini-pantalla pero que permitía hacer cosas nunca vistas en diseño y tratamiento de imagen.

Ahora soy un auténtico iDiot: no sé hacer nada sin un aparato que no venga de Cupertino.

Pero ¿Qué ha inventado Apple ahora?

Esta vez Apple no nos sorprende con un aparato. Nos sorprende con algo que no puede ser más fiel a su visión: simplificarnos la vida. Se trata del Apple SIM, recientemente presentada de forma discreta como parte del nuevo iPad Air 2.

¿Te imaginas poder viajar por el mundo con una tarjeta SIM que no te cobra roaming y que conecta en cada momento –y sin coste añadido- con el operador que ofrezca mejor cobertura?

Sí, ese es el invento, una tarjeta que no pertenece a un operador concreto, es de Apple, y te ofrece un servicio inimaginable hasta hoy. La esclavitud a la que nos tienen sometidos los operadores, que bloquean sus terminales para que no se puedan utilizar con otras compañías, que nos someten a eternas permanencias, y lo peor, que no son capaces de darnos un servicio global (mundial) a una tarifa razonable, esa esclavitud puede desaparecer en menos de un año.

En otras palabras, la Apple SIM implica que ahora podremos comprar teléfono y servicio telefónico y de datos en bloque, con tarifa plana y sin fronteras. Por el momento el invento solo funcionará en Estados Unidos y el Reino Unido, pero esperamos ansiosamente que este servicio se pueda extender al resto de países. A partir de entonces no serán las omnipotentes y prepotente compañías telefónicas las que ofrecerán a su conveniencia un terminal Apple, será Apple quien elegirá al mejor postor entre operadores en cada momento para garantizar el mejor servicio al cliente.

Orientación al cliente

Aunque muchas marcas se llenan la boca con filosofías low cost de orientación al cliente, Apple desafía de nuevo las reglas del mercado para orientarse 100% al cliente y de paso generar una nueva tarta en el gigantesco pastel de las telecomunicaciones.

Ahora será el propietario del dispositivo el que elija el operador a su conveniencia.

Admirable. Notorio. Relevante. Diferencial. Y lo que no sé es si es inimitable, puesto que cada día los imitadores de la manzana imitan con mayor rapidez. Seguro que Samsung, LG, Sony etc. están trabajando ya en una copia del invento. Pero si Apple ha sido precavida, quizás haya patentado su SIM y tengan unos años de exclusiva. Veremos.

Mucha gente piensa que la marca Apple se hace pagar cara. Y estoy de acuerdo, pero el original siempre se paga mejor que la copia. Apple no estaba muerta, estaba de parranda.

[subscribe2]

¿Bloques de MEDIA HORA de publicidad TV? Que vuelvan los libros!

 

[button bg_color=”#178f67″]Advertencia, no sigas leyendo. Parece que la fuente (Puro Marketing) decidió adelantarse dos días al día de los inocentes[/button]

Leo en Puro Marketing que Telecinco (Mediaset España) comenzará a emitir bloques de 30 minutos de anuncios y publicidad ininterrumpida. Al parecer lo hacen porque un estudio de Infogram “demuestra” que los anuncios largos y que aparecen en bloques largos son más eficaces que anuncios breves en bloques cortos. El estudio ha sido sufragado, entre otros, por Atresmedia (competencia de Mediaset), pero en el mismo artículo aparece otro estudio de Zenith Media que echa por tierra la efectividad de la publicidad televisiva. ¿A cuál creerse? que cada uno aplique el sentido común. Si resulta que las audiencias se fragmentan, que cada vez hay más medios y que el nuevo consumidor hace más caso a las recomendaciones de sus pares que a la publicidad comercial, yo me quedo con el estudio de Zenith.

Hace tiempo que pienso que la publicidad convencional está agónica. Para demostrarme lo contrario, muchos colegas me comentan el “exitazo” del nuevo anuncio de Lotería Nacional: todo el mundo habla de ello. Veamos, eso de “que hablen de uno aunque sea mal” me empieza a parecer patético. Este anuncio de la Lotería Nacional ha sido el causante de la mayor caída de ventas de esta institución. ¿Sería por la publicidad? Quizás no sea el único factor, pero cuando veo que una marca me trata como a un imbécil trato de eliminarla de mi lista de compra.

Volviendo a los bloques de anuncios de MEDIA HORA, a todas luces ilegales, pienso que hay que tomarlo como una OPORTUNIDAD, no como un problema. Y de ahí lanzo una propuesta para ver si la recogen al vuelo editores, programadores de juegos y marcas de deporte.

Tu mejor media hora del día

El concepto es que, cuando un canal anuncie su media hora de publicidad, apaguemos inmediatamente el televisor (consume mucho) y optemos por actividades como:

  • Media hora de lectura, en papel o e-book, no importawatch
  • Media hora en juego individual o participativo, real u online
  • Media hora de ejercicio, ya sea en casa, saliendo a dar un paseo, jogging…
  • Media hora de sexo ¿Por qué no?. Quizás Atresmedia sea responsable de una mejora en la salud sexual y psicológica de la gente
  • Media hora cocinando lo que te apetece
  • Media hora de chat tipo Skype o Hangout con alguien que esté lejos
  • Y para los más espirituales, media hora meditando, rezando

Creo que la iniciativa de Telecinco promoverá un cambio y una mejora en nuestra salud mental gracias a la cantidad de alternativas que abre. Espero que las grandes marcas editoriales, de juegos, de alimentación… se pongan las pilas para patrocinar esa “pausa saludable” de media hora. En cualquier caso, gracias, Telecinco, por ponerlo fácil. Quizás sin saberlo habéis arrancado la acción RSC más importante de vuestra historia.

[subscribe2]

¿Se debe premiar el no consumo de alcohol o castigar su consumo?

 

Gasolina gratis para los conductores que den negativo en controles de alcoholemia

Esta es la noticia que se va repitiendo desde hace algunos años en distintos puntos de la geografía mundial. Hay ayuntamientos generosos, que premian hasta con 20€ al conductor que de 0,0 en la prueba de alcoholemia y otros más tacaños, que no pasan de los 5€.

Imagen: Flickr CC

Imagen: Flickr CC

Pero sea la cantidad que sea, lo importante es el concepto, y personalmente lo veo como un buen complemento a las sanciones por abuso en el consumo de alcohol. Al menos en aquellas personas o familias más castigadas por la crisis. A lo más dotados económicamente la medida les importará bien poco; pensarán, por 5 o 10€ no dejaré de tomarme un par de gintónics.

Este tipo de medidas se encuadran en la filosofía nudge (o filosofía del empujoncito) que ponen en marcha gobiernos y administraciones para, con pequeños gestos y mínimos costes, lograr cambios de hábitos. Alguna vez os he hablado de este tema en este blog (ver categoría Nudge).

Sin embargo, reconozco no ser muy amigo de las ayudas económicas o subvenciones, ya que suelen generar un círculo vicioso complejo. Vamos, que a la que se elimina la ayuda la situación se vuelve a deteriorar.

Cuando llegan los períodos vacacionales suelen emerger este tipo de iniciativas, casi siempre auspiciadas por algún alcalde que anda justito de apoyo popular y quiere asegurarse la reelección. De todas maneras, y para ser justos, si con esto se evita un solo accidente de carretera, la medida es buena, sin más.

El gran día de la Patata Frita

La Escuela de Salud Pública de Harvard ha llevado a cabo una importante investigación sobre el origen del aumento gradual de peso en los adultos. En realidad no hay nada nuevo bajo el sol: carnes rojas y procesadas y cereales refinados se llevan la palma. Pero hay un dato que me llama poderosamente la atención: El alimento que más engorda son las patatas fritas (seguidas de las chips). Esto va en serio. Los resultados del estudio se presentaron el mes pasado en la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine.

A partir de este momento a las autoridades sanitarias de todos los países se les abren tres posibles escenarios en cuanto a el tratamiento a dar a la patata frita:

  1. Campañas contra el consumo “abusivo” de patatas fritas dirigidas al gran público
  2. Campañas contra el abuso dirigidas a los colectivos médicos, nutricionistas, grandes multinacionales de alimentación, escuelas, hospitales…
  3. Un tratamiento lateral hacia la patata frita
Creo que los dos primeros escenarios no requieren grandes explicaciones:

 

El escenario 1 sería el lógico, el de la reacción en caliente del político falto de ideas. Una gran campaña a escala nacional -o internacional- parecida a la de “El tabaco mata” con fotos macabras de órganos pútridos, culpabilizándonos a todos por la ocurrencia insana de comer ¡Patatas fritas! En esta campaña nos hartaríamos de ver datos sobre cómo engorda regularmente un adulto y se encamina hacia una muerte silenciosa derivada de las enfermedades que acarrea la obesidad: infartos, cánceres de todo tipo, desórdenes intestinales diversos, daños irreparables en el esqueleto óseo por sobrecarga etc.

 

El escenario 2 ya nos identifica a un político más inteligente, que antes de actuar en caliente sopesa la reacción que tendrían los distintos colectivos, una posible evolución desfavorable del voto, y estas cosas tan importantes que hay que medir antes de lanzar el bombazo. Esta es una campaña más discreta, que llega de forma indirecta al consumidor final, y que utiliza la figura de los prescriptores para tratar de poner freno a la patatofilia creciente. Los médicos recibirían un dossier de las autoridades sanitarias con un conjunto de recomendaciones para las familias alrededor de la moderación del consumo de patatas fritas, alimentos alternativos, pautas dietéticas, tests etc.

 

Pero… ¿Qué pasa con el escenario 3?, ¿Qué diantres significa eso de un tratamiento lateral a la patata frita?

 

Mirad, normalmente estas ideas las suelo cobrar, pero resulta que de pequeño YO era el tipo que se comía las patatas fritas de los otros tres compañeros de cole de mi mesa que no las querían. A cambio, claro está, yo podía deshacerme del bistec suelazapato o de la coliflor reciclada del día anterior. Era un buen deal. Yo era tan patatero que no me importaba que las paratas fritas fuesen de ínfima factura. Vaya, que el tema de la patata frita me ha tocado el tuétano. Y por eso hoy me siento generoso al regalar a las autoridades esta idea que ahora expongo:

 

EL GRAN DÍA DE LA PATATA FRITA:

 

Antecedentes : Existe un consumo regular de patatas fritas muy extendido en la población occidental del planeta. Además de su uso casero, la patata frita se ha colado en todos los restaurantes de comida rápida,  los belgas las toman con mejillones, los ingleses con pescado y en España, sin ir tan lejos, se han popularizado gracias a Casa Lucio los huevos estrellados, una fórmula única para cobrar de 12 a 20€ por un plato de huevos fritos con patatas fritas (adoro el marketing).

 

Situación actual: Ese consumo desbocado de patatas fritas ha sido uno de los mayores responsables de la obesidad adulta,  y eso se debe, según el estudio aludido, a que “los almidones y los carbohidratos refinados tienen efectos similares a los azúcares en el organismo. Son absorbidos rápidamente, provocan picos de glucosa e insulina en la sangre y no inducen las señales de saciedad de manera tan eficaz como otros alimentos. Por todo ello, incitan a comer más en la siguiente comida”.

 

Objetivo de un planteamiento lateral hacia la patata frita: Conseguir la reducción del consumo por vías menos impositivas que las mencionadas en los escenarios 1 y 2.

 

Estrategia lateral: Implantación de un día al mes dedicado a la patata frita. Título de la campaña: EL GRAN DÍA DE LA PATATA FRITA.

 

Hoja de ruta básica:

 

    • Se trata de convertir el consumo de patatas fritas en un consumo de producto de lujo, como el salmón noruego, la ostra gallega, el caviar ruso o la trufa blanca de Alba.

 

    • Los restaurantes celebrarían el GRAN DÍA DE LA PATATAtodos al mismo tiempo, y crearían las recetas más originales y sabrosas alrededor de la patata frita: patatas bravas, patatas fritas con jamón, con huevos, con sofrito, frías, calientes, templadas, con chorizo, con fritura en frío, tortilla de patatas, desconstrucción de patata frita, patatas rotas, patatas con piel, con sal maldon, con pimientas surtidas, con cebolla acaramelada, con tomates raf, brocheta de patatas fritas con cebollas y frankfurt, patatas fritas en tempura…

      Bogavante con patatas fritas ¿Por qué no?

 

    • El precio ha de ser algo alto, pero sin pasarse. Por supuesto, no entrarían en el menú.

 

    • Jose Mari Arzak competiría con los hermanos Roca, con Adriá y con nuestros cocineros excelentes para presentar el mejor manjar a base de patatas fritas. Los mismos ilustres puntuarían las creaciones de amos y amas de casa que se hayan atrevido a crear un plus con la patata frita. ¿No recordáis la genial invención de Ferrán Adriá de la tortilla de patatas chips?

 

    • La guía Michelin haría una mención especial a los restaurantes que preparen las mejores patatas fritas.

 

    • Los cáterings de los restaurantes de colegios, hospitales y residencias se dignarían, por una vez al mes, a preparar bien las patatas fritas.

 

    • Se crearían “pataterías” que posiblemente sustituirían a las creperías.

 

    • Nosotros, los amantes de la patata frita, estaríamos contando los días para quedar con nuestros mejores amigos y elegir restaurante o casa para degustar la patata durante el GRAN DÍA DE LA PATATA FRITA.

 

Efectos negativos ¿A quién le puede ser negativo el GRAN DÍA DE LA PATATA FRITA?

 

Siempre hay que mirar 360º. Es cierto que puede haber colectivos perjudicados, pero menos de lo que parece.

 

Por ejemplo, los campesinos ¿Qué van ha hacer con las toneladas de patatas que producen ahora? A la corta es un problema, pero pensemos que a la larga sustituirán el consumo de patata por el de otros productos más saludables, como zanahorias, tomates, remolacha, cebolla… Los resaturantes de comida rápida necesitarán encontrar rápidamente un sustitutivo de la patata frita y ahí caben recetas interesantes a base de vegetales, ya sean a la plancha, fritos o como se quiera.

¿Y los fabricantes de chips, las patatas de bolsa?. Aquí la cosa es algo más complicada, pero puede tener buenas soluciones a la larga. Por ejemplo, podrían envasar (ya existen) combinaciones de vegetales fritos o al horno y esperar al GRAN DÍA DE LA PATATA FRITA para llenar mercados y bares de bolsas de chips. Eso sí, en contraprestación les pediría que por favor eliminen esas patatas con sabor a jamón, a cebolla, a pimienta. Todas saben a glutamato y adulteran el geniuno sabor de una chip.

 

Conclusión: ¿Una locura? Posiblemente. Pero aumentaríamos el valor percibido de la patata frita, elevándolo a “artículo de lujo” y por tanto con un consumo más ocasional. Conseguiríamos patatas fritas de mayor calidad, de cultivo ecológio, y fritas en un buen aceite de oliva. ¿Serían más caras? Por supuesto. ¿Os que nos regalan las ostras, el caviar o el foie gras?. Pero lo que conseguiríamos, sobre todo, es desear que llegue el gran día de la patata frita.

La filosofía NUDGE nos brinda una nueva idea para los aparcamientos

En marzo 2009 (ver post) y también en junio (ver post) hablamos ya de la filosofía “del empujoncito” o NUDGE que facilita las cosas a los ciudadanos.

Esta vez volvemos con una propuesta alrededor de los aparcamientos públicos. La idea, formulada por un lector del libro “Nudge” se basa en pintar más estrechas las plazas a la entrada de los aparcamientos. Luego, progresivamente, ir ensanchando las plazas a medida que nos alejamos de la entrada. La gente, para evitar incomodidades, aparcaría más lejos de la entrada; aquí hay una primera ventaja: caminar un poco más (siempre es bueno para la salud). Habría una segunda: las plazas para discapacitados seguirían estando cerca de los accesos, pero ahora estarían mejor vigiladas.

Se le puede dar una vuelta a la idea: Dado que en España las plazas de parking son bastante estrechas (los arquitectos públicos siguen pensando que todos conducimos “600”), sencillamente mantener esas plazas alrededor de los accesos y crear plazas más anchas lejos de los accesos.

Nudge o la filosofía del empujoncito

Nudge bookEn un post del 10 de marzo 2009 ya hablamos sobre la filosofía “Nudge” (ver post). Aquí  detallo otro buen ejemplo de aplicación de la filosofía Nudge que aparece en su libro:

En Chicago existe una curva muy peligrosa que ya ha provocado muchos accidentes. Una de las fórmulas que las autoridades de la ciudad han hallado para mover a los conductores a bajar la velocidad ha sido pintar unas líneas perpendiculares a la carretera que están cada vez más juntas según se acerca la curva. El efecto visual te hace creer que vas cada vez más rápido y el conductor baja la velocidad, evitando así que se tome la curva demasiado rápido.

curva chicago nudgeChicago ha hecho algo que no le ha costado nada de dinero extra, y simplemente señalizando con un enfoque distinto les da un nudge a los conductores animándoles a bajar la velocidad.

La solución típica (en España, por lo menos) fácil hubiera sido crear un nuevo reglamento, sembrarlo todo de radares, subir las multas o apostar un policía, en definitiva criminalizar a los conductores y hacer que los costes se disparen.

“Excelente, pero no lo suficiente” vs NUDGE . Similitudes entre Edward de Bono y las nuevas fuentes de inspiración de Obama.

En su mensaje “new words” del 2 de febrero, Edward de Bono pone de manifiesto la necesidad de crear nuevas palabras para facilitar el lenguaje. Me llama especialmente la atención la reflexión que De Bono hace sobre la nueva palabra “EBNE” (excelente, pero no lo suficiente, del inglés “Excellent But Not Enough”). Sin esa palabra es difícil pedir un cambio sin atacar lo que es.

No se trata tanto de buscar la perfección como de buscar alternativas una vez hayamos dado con la respuesta a un problema. La cuestión aquí es si hemos dado con la respuesta adecuada utilizando los parámetros de la lógica o si debemos revisar otras posibles respuestas, a priori “fuera de lógica”, pero que nos llevan al camino correcto por otras sendas.

amsterdam_urinario

 

Aquí enlazo con la filosofía del empujoncito o “NUDGE” (microingeniería social” mediante pequeños empujones”, mal traducido) que está inspirando la política de Obama. Nudge, el libro de Richard Thaler, incluye una anécdota ilustrativa: a un operario de la limpieza se le ocurrió una medida ingeniosa: dibujar una mosca en un punto determinado del urinario público, consciente de que los hombres no apuntaban con gran acierto en los lavabos públicos holandeses. Enseguida se resolvió el problema: los hombres apuntaban hacia el insecto y los costes de limpieza bajaron.

Nudge está basado en la necesidad de corregir, sin recurrir a prohibir o forzar, comportamientos irracionales que ni cumplen con los deseos del mismo individuo. Quizás no es el cambio revolucionario que muchos querían de Obama, pero la filosofía del empujoncito da resultados en sanidad, enseñanza y más ámbitos, insiste Thaler. Creo que esta filosofía coincide con el EBNE de De Bono, ya que nace de la inquietud de ir más allá, de seguir buscando, del inconformismo con el status quo.

Para más información (en castellano) sobre Nudge, os recomiendo leer este artículo de La Vanguardia.