Soy la única persona en este mundo que…

Paradójicamente, la única palabra o adjetivo excluyente que existe es “única”. Al decir “única” significa que no existe otra igual. Durante la historia, este adjetivo se ha aplicado para denotar singularidad, exclusividad, prestigio, rareza. 

¿Qué pasa cuando utilizamos “única” aplicado a persona? Hace un tiempo escribía un post en este mismo blog titulado “Qué te hace una persona única en el mundo”. Ahí explicaba la necesidad que tenemos unas personas de otras para fomentar esa singularidad. 

Hoy quiero que veas tres formas de tratar la “uniqueness” en la gestión de tu marca personal: La USP, la SMP y la Propuesta de Valor. Si tienes poco tiempo, aquí tienes un vídeo-resumen de un minuto: 

La USP o propuesta única de venta

USP Rosser Reeves Cualquier publicista que se precie de serlo puede recordar la USP (Unique Selling Proposition) ideada en los años 50 por el gran Rosser Reeves, de la agencia Ted Bates. La propuesta única de venta suponía un compromiso de esfuerzo y diferenciación para las marcas. Con una buena USP seguida de una buena inversión el publicidad y distribución, el éxito para las marcas estaba garantizado. 

En este ejemplo de Colgate, Reeves compara directamente con la competencia de Colgate para crear una propuesta única de venta. 

 

La SMP o propuesta “inquebrantable de valor”

Los tiempos cambian, y años más tarde, en la década de los 80, los hermanos Saatchi modificaban ligeramente el concepto, creando la SMP (Single Minded Proposition). La SMP buscaba más la singularidad, aunque no fuera única, un motivo de preferencia, más emocional que racional. 

Por ejemplo, la campaña para British Airways firmada con “La línea aérea favorita del Mundo”, cuyo spot de 1987 ganó diversos premios internacionales:  

Si esta campaña la hubiera firmado Rosser Reeves, posiblemente el anuncio hubiera estado plagado de texto comparando los vuelos internacionales contratados a British Airways con los de otras compañías aéreas, sus precios, los servicios incluidos a bordo, las estadísticas de puntualidad… 

La comparación en la SMP sigue existiendo, pero se presenta más como una singularidad (emocional) que no como una elección racional. 

La Value Proposition o Propuesta de Valor

Fue Michael Lanning el creador de la Value Proposition (la Propuesta de Valor), ya cerca de los 90, aunque su libro data de 1998. Lanning antepone la aportación de valor al cliente como elemento clave de elección. 

10 años más tarde, Alexander Osterwalder e Yves Pigneur colocaban la Propuesta de Valor en el centro de su lienzo de modelo de negocio. Los mismos autores publicaron “Diseñando la propuesta de Valor” (Deusto, 2015). Ahí trataban la propuesta de Valor para satisfacer las ganacias o problemas (gains & pains) del consumidor. 

Quizás este modelo de Propuesta de Valor sea el más fácilmente aplicable a personas, y no solo a marcas corporativas. 

A mí me gusta trabajar la Propuesta de Valor con una fórmula simple: explica primero el beneficio para tu cliente y luego explica qué haces para lograrlo. 

Aquí tienes algunos ejemplos: 

  • Eva Vila-Massanas: Ayudo a empresas a competir con éxito en entornos VUCA mediante la internacionalización, diversidad y cambio tecnológico
  • Jorge Mas : Impulso la innovación y el crecimiento en retailers, asociaciones, comunidades de ventas y empresas internacionales, creando proyectos más rentables
  • Eva Collado Durán: Pongo en valor a personas y organizaciones para que encuentren, desarrollen y proyecten su mejor versión en un entorno cambiante, complejo y digitalizado
  • Francesc Albiol: Creative Analytics Marketer. Accelerating SaaS Startups with Growth Marketing #EmbraceChange
  • Marta Mouliaá: Mi compromiso es fidelizar y atraer el talento en organizaciones implementando programas de marca personal en entornos volátiles y cada vez más digitalizados
  • Christian Fernández: Gestión del cambio cultural y empoderamiento de las personas en las organizaciones 

¿Y si la Propuesta de Valor fuera única?

Si buscáramos en el Libro Guinness de los Récords, posiblemente encontraríamos muchas propuestas únicas. Si son de Valor o no lo tendría que valorar cada uno. Me pregunto qué importancia puede tener ser el único hombre del mundo que nada con osos polares, al menos desde el punto de vista de modelo de negocio. 

El ejercicio a realizar es completar la siguiente frase: 

Soy la única persona en este mundo que…

No creas que es fácil hacer que sea relevante. Te puede pasar como al que nada con osos polares o como a Nigella Lawson: “posiblemente la única mujer en el mundo que podría hacer que los cuernos de fieltro se vieran atractivos”. 

Haciendo búsquedas por la red, me encontré con una Propuesta Única de Valor algo singular, la del director y actor de cine X Keiran Lee. Mantiene Lee en la “bio” de su perfil de Twitter que es “el único hombre del mundo con un pene asegurado en un millón de dólares”. 

k. lee twitter bio

En este caso, ¿puede ser relevante para su audiencia? Sí, posiblemente para un actor de estas características, la “herramienta” sea importante. Yo, de todas maneras, creo que su verdadera propuesta de valor sería esta: el único hombre del mundo con beneficios suficientes como para asegurar su pene en un millón de dólares. 

De todas formas, no sé si el ejemplo es inspirador. En cualquier caso, ya tienes -tenemos- un reto para la temporada 2019/20: dar respuesta a esta compleja pregunta. 

Si tú tienes clara tu Propuesta Única de Valor, déjame un comentario en el post, quizás puedas inspirar a muchas personas.

 

Stock Photos from Dmitry Guzhanin/ Shutterstock

18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal

Debo confesar, antes de que te hagas ilusiones, que leer los 18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal no te va convertir en un experto en personal branding. La práctica, para mí, es la otra cara de la moneda, y el reconocimiento sería el impulso. Tampoco considero a quien se ha graduado en arquitectura como arquitecto hasta que no ha proyectado y levantado unas cuantas obras con éxito. 

Lo que sí puedes conseguir leyendo todos o algunos de los 18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal que te propongo aquí es aprender a autogestionar tu marca creando tu propia hoja de ruta con lo mejor de cada obra . 

A lo largo de mis más de 10 años como consultor, formador y conferenciante en personal branding me habré leído cerca de 60 libros sobre el tema o como refuerzo del tema. Estos 18 son destacables en alguna de sus particularidades. 

A efectos de organización, lo bueno de todo esto es que los libros no compiten, sino que unos completan y enriquecen el conocimiento de otros. Los clasifico en las siguientes categorías:

  1. Libros que dibujan el contexto de la marca personal
  2. Buenos manuales prácticos para iniciarse
  3. Libros testimoniales estilo “así lo hice yo, así me fueron las cosas”
  4. Libros para reforzar el área de autoconocimiento
  5. Libros para completar el área de estrategia
  6. Libros para reforzar el área de visibilidad
  7. Libros centrados en el área de empleabilidad y carrera profesional
  8. Libro para ganarte la vida como especialista en personal branding

También añado un anexo con otros libros que no he leído, otros que he leído pero ya ya comentaré en otro post, ebooks y libros no traducidos al castellano.

Sin más, aquí empiezo con los títulos de los 18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal. Para mí el orden de lectura es importante. Es decir, mejor empezar por contextos y terminar por la hiper especialización. 

Si tienes poco tiempo, aquí tienes un vídeo-resumen de 6 minutos:

1.- Libros que dibujan el contexto de la marca personal

Dice el neurocientífico portugués António Damásio

Para entender satisfactoriamente la fábrica cerebral de la mente y del comportamiento hace falta considerar su contexto cultural y social. Y esto torna verdaderamente atemorizador el intento. “El error de Descartes” (1994)

Tu futuro es hoy

Tu futuro es hoy. Escrito por Laura Chica y Francisco Alcaide. Publicado por Alienta. Primera edición, octubre 2014. Prólogo de Eva Collado Durán. 

Tu futuro es hoyLaura Chica y Francisco Alcaide ha creado una estructura sencilla con 40 claves para crear tu destino, cada una de ellas con un capítulo dedicado. 

Cada capítulo finaliza con 5 pasos para la acción y 5 libros para la acción, lo que significa que el libro cuenta con 200 pasos para acción y 200 libros de referencia. Y me olvidaba, también con 40 frases más que inspiradoras.

La formación y experiencia de Francisco Alcaide en ADE y de Laura Chica en psicología y coaching son la clave de la riqueza temática del libro, que no se ciñe a cuestiones de liderazgo, productividad o networking sino que entra a fondo en cuestiones como miedo, inteligencia emocional, amor, sexo, felicidad y más. 

Al final hay un regalo que no desvelo para no hacer demasiado “spoiler”. Indispensable.

El mundo cambia, ¿y tú?

El mundo cambia, ¿y tú? Escrito por Eva Collado Durán. Publicado por Alienta. Primera edición, marzo 2019. Prologado por Laura Chica. Epílogo de Carmen Soler Pagán y Sonia Rodríguez Muriel.

el mundo cambia ¿y tú?Clave para diseñar tu futuro profesional en plena era digital. Tras su bautizo editorial con “Marca eres tú” (Rasche, 2016), -y que trato más adelante- Eva ha puesto en valor su experiencia no solo como gestora de capital humano sino como gran artífice del cambio en las organizaciones, un cambio cultural que ha llevado a un cambio digital. 

Hoy no se concibe a un profesional sin las competencias propias del profesional del siglo XXI, que Collado dibuja a la perfección. Libro de esquema fácil, con 5 capítulos que arrancan con el dominio del entorno y finalizan con un mantra de marca personal: si no dices quien eres, otros lo harán por tí. 

El libro contiene el ADN de muchos profesionales que han contribuido en las diferentes secciones (entre los que tengo el honor de estar). 

No puedo esconder mi cariño especial por esta mujer, a la que considero una amiga del alma, una enorme gestora de emociones y una insustituible profesional. Ella es M.A.

2.- Buenos manuales para iniciarse

Toda disciplina requiere sus manuales genéricos. Y en marca personal los hay y muy buenos. Ninguno es igual que otro, esa es la riqueza que imprime cada autor. 

Y tú, ¿qué marca eres?

Y tú, ¿qué marca eres? Escrito por Neus Arqués. Publicado por Alienta. Primera edición, 2007, tercera edición revisada 2019. Primer libro sobre marca personal publicado en castellano. 

y tú ¿qué marcas eres?Simplicidad o muerte. Así resumiría este libro de la “madre de la marca personal”. Un perfecto manual de 20 pasos para gestionar tu reputación personal. En esta tercera revisión, Neus incluye la posibilidad de descargarte un práctico lienzo de marca personal desde su página web. 

Neus nos invita a crear nuestro “cuaderno de marca” en el que ir anotando los progresos a medida que el libro, muy ligero (170 páginas) va avanzando. Al final, incluye un bibliografía esencial si te quieres dedicar a esto de forma profesional. 

A título personal, diré que Neus es una gran experta en comunicación y una prolífica escritora. El enfoque de Y tú, ¿qué marca eres? es más de marca que de personal, y en esto me veo muy identificado. 

Quiero destacar también aquí un libro escrito por Neus titulado Tu plan de visibilidad 40+ dirigido a los que creen que ya no son tan jóvenes, y que es un manual excelente para afrontar el momento sénior.

Cómo vender tu marca personal

Cómo vender tu marca personal. Escrito por Raquel Gómez H. Publicado por Conecta en 2018 en Colombia. Primera edición, 2014.

Cómo vender su marca personal Seguramente este es uno de los primeros textos editados en América latina sobre marca personal. A pesar de lo “marketiniano” del título, su lectura me pareció uno de los mejores manuales de protocolo para aplicar la gestión de marca personal a la vida, al trabajo, a todos los niveles. 

Tuve la fortuna de recibir el libro en mano de la propia Raquel (y dedicado) hará unos meses en México. Raquel, abogado, coach (y cantante, lo que lees), es una de las principales evangelizadoras de la bondad del personal branding en la carrera profesional en Colombia y en toda América.

La estructura del libro parte de la imagen profesional como la propia marca, trata la estrategia y se adentra en lo laboral, en las nuevas tecnologías y eventos. Los anexos son imperdibles, con ejemplos de cartas para momentos de la vida laboral. Y un gran regalo: el legado de la marca personal con el empresario Arturo Calle. 

Desmárcate

Desmárcate. Escrito por Xavi Roca. Publicado por Libros de Cabecera. Primera edición, octubre 2015. Prologado por Luis Martínez-Ribes y un tal Guillem Recolons 😉

DesmárcateLa ventaja de tener en tus manos un libro escrito por alguien que ha devorado centenares de libros de liderazgo, cambio, inteligencia emocional, y gestión es obvia. No se deja nada en el tintero. Y además es uno de los libros más ricos en referencias que he leído. 

Xavi Roca es un inconformista, y por eso ha querido revisar algunos supuestos y confrontarlos con la nueva realidad. Me encanta que el autor relacione éxito y felicidad a una buena marca personal; eso ayuda a creer, y también a crear. 

La estructura del libro parte de la marca, del sello, la huella, entra en el auto análisis y la fase de preparación de marca personal, sigue con la comunicación y nos regala una valiosa conclusión sobre el hombre, la tierra y la luna. Su epílogo recoge lo mejor de su blog, una pequeña joya. 

Marca personal para dummies

Marca personal para dummies. Escrito por Andrés Pérez Ortega (el sherpa de la marca personal). Publicado por Alienta. Primera edición, marzo 2014. 

Marca personal para dummies Ya que de todos modos van a hablar de ti… ¡por lo menos que digan lo que tú quieres! Ese es el claim del libro, que no puede ser más afortunado. Debo decir que Marca Personal para Dummies no es un manual, es un tratado. Sus más de 420 páginas (con letra pequeña) harán que dejes de ser un dummie. Inevitablemente. 

Es el cuarto de los cinco libros publicados por el “padre” de la marca personal en España, cuyo primer texto “Marca Personal” (ESIC, septiembre 2008) fue publicado poco después del “Y tú, ¿qué marca eres?” de Neus Arqués. 

Tiene una estructura atípica pero muy orientada al cliente, basada en 6 partes y con 20 capítulos en total. Cuenta con muchas colaboraciones externas (gracias por contar con la mía, maestro) y gráficamente está genialmente planificado para que sea muy fácil de leer y de seguir. Además de opiniones externas, está repleto de herramientas, consejos, técnicas y advertencias de errores. 

El reto. Estrategia personal para tiempos de incertidumbre.

El reto. Escrito por Pablo Adán Micó. Publicado por SC Libro. Primera edición, 2016. Prólogo de Ginés Marco, Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Católica de Valencia.

El retoSi estás planteando leer este libro es que algo te inquieta. Así empieza la lectura de la contraportada. Y estoy de acuerdo, esto es para inconformistas. Si ya te va bien como estás, lee poesía. Pablo es un escritor prolífico. Tuve el honor de prologar su primer libro, “El marketing personal me salvó la vida”, y desde entonces ha publicado (atención): catorce libros más!!!

De todos, me quedo sin duda con El Reto, que también se podría llamar La Ruta, porque dibuja un mapa desde la supervivencia maslowiana hasta el liderazgo y la autorealización. Si eres de los que cree que el plan es que no hay plan, Pablo cambiará tu manera de pensar. 

Como buen profesional de marketing, Pablo pone especial incidencia en el público objetivo y sus necesidades para ayudarte a diseñar tu propia estrategia. Su visión de dejar huella no puede ser más acertada: entregar algo para los demás, y no para uno mismo. “. Dejar huella es crear algo a disposición de las personas que sirva, que ayude”

3.- Libros testimoniales estilo “así lo hice yo, así me fueron las cosas”

Francisco Alcaide ha aprendido de los mejores, y eso le ha permitido publicar dos libros preciosos basados en la experiencia de grandes líderes. En este caso tenemos a dos autoras que nos hablan del valor de su propia experiencia. 

Marca eres tú. Cómo mejorar tu futuro personal a través de tu marca personal

Marca eres tú. Escrito por Eva Collado Durán. Publicado por Rasche. Primera edición, 2015. Prólogo de Francisco Alcaide. Epílogo de Raquel Roca. 

Marca eres túEn pleno congreso Personal Branding Lab Day 2015, Eva subió al estrado con sus zapatos de tacón rojos para dar su conferencia. Y lo primero que hizo fue anunciar el lanzamiento inminente de “Marca eres tú”, mostrándonos la portada. 

Este libro es como un diario, pero contado como un manual de gestión de marca. Eva se reconocía analfabeta digital y cuando descubrió lo que hay en “el otro lado” su vida cambió. Para bien, claro. Es de las mejores gestoras de emociones que conozco, y de las pocas personas que ha conseguido trasladar literalmente el protocolo offline al mundo online. Sin máscaras. 

Yo no lo definiría como un libro para aprender marca personal, para mí es el libro para lanzarse al ruedo, para saltar sin miedo a caer. Dicen que el éxito es 1% inspiración y 99% transpiración. Pues bien, el 1% lo encontrarás aquí, este es el Red Bull de la marca personal, el paso necesario para perder el miedo a gestionar tu marca y darte a conocer al mundo. 

Un café con Chan. Cómo cumplir sueños con Personal Branding

Un café con Chan. Escrito por Ami Bondía. Publicado por Editorial Círculo Rojo. Primera edición, julio 2015.

Un café con ChaEscrito en primera persona, es imposible no dejarse llevar por esta doctora en periodismo con un pasado y presente influyente en la pantalla del televisor. A veces es difícil escribir como hablas. Ami lo ha logrado. Ha huido de la jerga marketiniana, del PNL y del coaching para llegar de forma directa a cualquiera que persiga un sueño (sea cual sea). 

El prólogo, escrito por ella misma, anticipa su segundo libro “Mundo de Valientes”, lanzado este 2019 y del que tuve el placer de acompañar a Ami en Barcelona en el día de Sant Jordi, el día de la magia, los libros y las rosas. 

Para mí hay una pregunta clave que impulsa a leer el libro en pocas horas: ¿qué harías si vivieras de tu pasión?  Ella logró trabajar con Chan (Alejandro Sanz), peleó hasta el final. Y eso le cambió la vida. Este es un manual para aprender a pelear… y ganar. 

4.- Libros para reforzar el área de autoconocimiento

Decía Benjamin Franklin “Hay tres cosas extremadamente duras: el acero, los diamantes y conocerse a uno mismo”. 

¿Quién eres tú? Descubre tu mayor tesoro: tú mismo.

¿Quién eres tú? Escrito por Laura Chica. Publicado por Alienta. Primera edición, junio 2013. 

¿Quién eres tú?Laura parte de la frase de San Agustín “Conócete. Acéptate. Supérate” para definir el sentido de la vida. El libro es una joya de la inteligencia emocional, ella misma confiesa que la mayor dificultad a la que nos encontramos en nuestro desarrollo emocional es que no nos han educado para pensar sobre lo que sentimos, por qué lo sentimos ni cómo nombrarlo. 

A pesar de ser un libro ligero (140 páginas), requiere una lectura tranquila, quizás dos. Al final de cada capítulo incluye una sección “para pensar” y un cuaderno de ejercicios. Te aviso: como decía Franklin, esto no es fácil. Pero sin esto no podemos avanzar al siguiente paso tras el autoconocimiento: el de la estrategia. 

Hay dos “extras” inolvidables, las vitaminas para la vida y #quienerestú en 140 caracteres, la primera capacidad de un tweet. Frases cortas y maravillosas de autores de todo tiempo para entender mejor cómo somos. 

Smart feedback. Conversaciones para el desarrollo del talento.

Smart Feedback. Escrito por Jane y Rosa Rodríguez del Tronco y Noemí Vico. Publicado por Lid Editorial. Primera edición, noviembre 2017. Prólogo de Santiago Vázquez, epílogo de Andrés Ortega. 

Asistí a la “premier” en Madrid con las páginas del libro oliendo a imprenta. Faltaba un buen libro sobre cómo dar y recibir feedback. Es este. Dicen sus tres autoras que ni hoy ni se tolera ni se integra el error. Cuánta razón. Por eso es necesario el feedback

Libro de fácil lectura, de diseño impecable y dividido en cinco partes: potenciar el talento a través del feedback, recibir feedback, dar feedback, aprendiendo habilidades y un cuaderno de ejercicios. Esta última, ayuda a poner en práctica lo aprendido a través de distintas matrices (DAFO…)

Considero que el feedback es la parte indispensable de nuestro autoconocimiento, la que nos permite conocer exactamente qué marca personal proyectamos y si incluye una propuesta de valor asociada. 

5.- Libros para reforzar el área de estrategia

Decía Sun Tzu “El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar”. La estrategia es la verdadera hoja de ruta del personal branding, donde se deciden elementos tan importantes como el propósito, la propuesta de valor y el modelo de negocio. 

Design Thinking para la innovación estratégica

Design thinking para la innovación estratégica. Escrito por Idris Mootee. Publicado por Empresa Activa. Primera edición, septiembre  2014. 

Design Thinking para la innovación estratégicaCierto. El Design Thinking fue puesto en escena por Tim Brown, CEO de la consultora Ideo. Pero puestos a buscar un libro completo e inspirador, Idris Mootee ha logrado un trabajo impecable. 

El título original, en inglés es “Design Thinking: Lo que te pueden enseñar en escuelas de negocios y de diseño.”

Puede que te extrañe ver entre mis libros recomendados uno que hable de design thinking. No se trata de ser un especialista en ello, pero el personal branding se puede nutrir de una forma de estructurar el pensamiento creativo más que eficaz. En el fondo, ¿quién no ha utilizado alguna vez un lienzo como el del modelo de negocio?

Debo advertir que no es un libro fácil. Aunque está muy bien ilustrado, cada página invita a más de una reflexión profunda. Lo mejor es que nos hace cuestionar si realmente estamos pensando las cosas en base a la experiencia de usuario de nuestros stakeholder, y eso no tiene precio. 

Tenía el libro en casa sin leer desde hacía meses. Y fue gracias a mi colega en TEDx Eixample Ana Reyes Lorenzo que me animó a su lectura. ¡Gracias Ana, te debo una!

Tu modelo de negocio

Tu modelo de negocio. Escrito por Tim Clark, Alexander Osterwalder e Yves Pigneur. Publicado por Deusto. Primera edición, marzo  2012.

Tu modelo de negocioPara mí no es un libro, es una biblia de la marca personal. Es uno de los primeros libros colaborativos. Escrito con la participación de de 328 colaboradores de 43 países. El libro se publicó un año después de “Generación de Modelos de negocio” de Alexander Osterwalder e Yves Pigneur (publicado en marzo de 2011). 

La diferencia entre uno y otro es que el de 2011 se dirige más a startups, pequeños negocios y el referido aquí se dirige a personas como tú. No solo eso, entre las 328 colaboraciones encontrarás algún alma gemela cuyo caso pueda servirte de inspiración: una abogada fiscalista, un bloguero, un comercial, una fotógrafa de bodas, un ejecutivo de publicidad, un esquiador, un locutor de radio, un médico y decenas de otros casos. 

Se compone en 5 capítulos, y sigue al pie de la letra el esquema design thinking: lienzo, reflexión, revisión, acción y extras. Indispensable. 

6.- Libros para reforzar el área de visibilidad

En comunicación, nunca olvidemos que todo deja marca, lo que decimos y lo que callamos, lo que hacemos y lo que no hacemos. 

Te van a oír. Construye tu plataforma personal para darte a conocer

Te van a oír. Escrito por Andrés Pérez Ortega. Publicado por Alienta. Primera edición, febrero  2013. 

Te van a oírNo estoy siempre de acuerdo con las enseñanzas del maestro. Cuando afirma que la mejor persona para vender lo que haces eres tú mismo, pienso que hay una mejor. Que sean los demás. Ahí estaría la diferencia entre marketing (yo vendo lo que hago) y branding (el resultado de lo que hago hace que otros lo vendan por mí). 

Pero dicho esto, “Te van a oír” es un exquisito manual para lograr que -en palabras de Andrés- tu voz destaque en un mundo cada día más ruidoso. 

La fina ironía del autor está presente desde el capítulo 1: ADVERTENCIA: este libro te ayudará a promocionar lo que haces. Pero fuera desde arranque magistral, estamos ante un libro serio, de contexto, de plataforma, de aliados, de medios que no son el fin, de la memorabilidad, de social media, de contenidos, del blog, de las redes sociales, de jugar en primera división (el libro), de otros medios off y de medición de resultados. 

Y te habla en su tono directo, paternal, pero basado en muchos años de experiencia. Un must

Navegando en aguas digitales

Navegando en aguas digitales. Escrito por Yi Min Shum. Autoeditado. Primera edición, noviembre  2016

Navegando en aguas digitalesSi no conoces a Yi Min te diré que su nombre, en chino, significa persona inquieta y creadora. Y vaya si lo es. De padres chinos, nació en Valencia (Venezuela) y ahí vive hoy. 

A diferencia de “Te van a oír”, “Navegando en aguas digitales” se centra 100% en el medio digital. Y lo hace con una precisión que me sorprendió al leerlo. Lo encontré en mi habitación de Hotel en Santo Domingo, República Dominicana, en mi primera visita ahí en 2018. Me alegró el viaje de vuelta. 

Como buena ingeniera en computación, Yi Min no olvida ni un solo detalle, y guía a un dummie, pero también a un iniciado como yo, al conocimiento práctico del marketing digital necesario para llevar la marca personal a la cima de la visibilidad. 

7.- Libros centrados en el área de empleabilidad y carrera profesional

Dice el Dalai Lama que solo existen dos días al año en los que no se puede hacer nada: ayer y mañana. Esta sección trata sobre combustible, el que se necesita para mejorar la empleabilidad y para progresar en la gestión de la carrera profesional.

El mapa de tu talento

El mapa de tu talento. Escrito por Arancha Ruiz. Publicado por Be-Libris. Primera edición, octubre  2014. Prólogo de Eduard Punset. 

El mapa de tu talento El currículum de Arancha es una de las garantías de que este libro te va a gustar. No es la única. Estuve con ella en la presentación del libro, en Barcelona. Allí explicó que en menos de 20 años el 47% de las categorías profesionales dejará de existir. Emergen nuevas necesidades de talento. Y eso pide un mapa. El mapa de tu talento. 

Ni pienses que no es un libro de marca personal. Lo es de la cabeza a los pies. Pero en su expertise como talentist, Arancha invita a leerlo con un objetivo: mejorar tu carrera profesional. Presté el libro, y ya se sabe… Pero la ventaja es que al re-comprarlo, la 4ª edición incluye una revisión y una nueva introducción maravillosamente contextualizada. 

Es un libro fácil de leer (menos de 200 páginas), pero te da trabajo para varios meses antes de que veas sus resultados. Repleto de invitaciones a la acción de grandes ejemplos, lo considero un libro de cabecera en la autogestión de carrera y de marca personal. 

Saltar de la pecera. Una historia de marca personal

Saltar de la pecera. Escrito por Cristina Mulero Calvo. Publicado por Círculo Rojo Editorial. Primera edición, julio  2016. Prólogo de Andrés Pérez Ortega.

Saltar de la peceraUna historia. Este libro trata de la historia de Gabriel en su búsqueda de trabajo con buena experiencia bajo el brazo y un buen currículum universitario. Cada capítulo narra un nuevo día, una nueva entrevista en la vida del personaje y cómo el nuevo contexto le invita a reinventarse. 

Cristina habla del fin del capitalismo (el de la pecera) tal como lo conocemos, y nos invita a saltar de la pecera convirtiéndonos en agentes libres, siguiendo los pronósticos de grandes pensadores como Tom Peters, Daniel Pink…

No te desvelaré el final de la historia de Gabriel, pero tengo la sospecha de que Cristina ha pensado en un segundo libro. Por cierto, las diez claves personales del final son delicatessen. 

8.- Libro para ganarte la vida como especialista en personal branding

Entre los 18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal no podía faltar este. Hay pocas cosas tan alentadoras como lograr que tus clientes brillen. El personal branding ocupa un espacio cada vez más central y mayor en el gran mundo del desarrollo personal. Los libros mencionados anteriormente son de gran utilidad para autogestionar nuestra marca personal. Si quieres ir un paso más allá y ser “de la tribu” necesitas un tratado. Y ese tratado es, sin duda, Expertología. 

Si quieres un consejo de amigo, yo me leería antes el artículo fundacional del personal branding, The Brand called You, de Tom Peters, gratuito, y publicado en 1997. Aquí tienes la versión original y aquí una excelente traducción al castellano de Consol Vancells.

La lectura de Tom Peters te facilitará la adaptación del YO, S.L. que realiza Andrés a lo largo de su libro. 

Expertología. La ciencia de convertirte en un profesional de referencia. 

Expertología. Escrito por Andrés Pérez Ortega. Publicado por Alienta. Primera edición, enero  2011.

ExpertologíaSi eres uno más, serás uno menos. Esa es la frase casi invisible que se puede leer al pie de la imagen de cubierta. Y ese es, en buena parte, el contexto del libro, junto a lo aprendido de la lectura de “The brand called you”.

Este libro tiene un relato muy personal. Conocí a Andrés a principios de 2010. Ya había publicado “Marca Personal” y se había posicionado como el experto en branding personal; en sus propias palabras, el sherpa de la marca personal. 

A raíz de conocerle, materialicé, junto a Jordi Collell, el nacimiento de Soymimarca, la primera agencia dedicada 100% al personal branding. Pocos meses después de fundar la agencia (octubre 2010) nos encontramos con Pablo Adán y Andrés en Valencia para gestar un proyecto de asociación de “personal branders”. Y fue ahí donde Andrés nos trajo, recién salido del horno, un ejemplar a cada uno de Expertología, ya dedicado. 

Desgraciadamente presté el libro y no logré recuperarlo. Compré la segunda edición y la regalé a un amigo. Y ahora he comprado la 5a edición. Inversión segura. 

Aunque el subtítulo “la ciencia de convertirte en un profesional de referencia” junto a la primera frase del libro “este es un libro de autoayuda” invitan a pensar que es un libro de autogestión, va más allá. Su nivel de detalle lo acerca más a un tratado, a una pequeña biblia de la gestión de marca personal. 

Andrés es un genio de las metáforas, Y no faltan. El autor advierte que el libro no es fácil. Está en lo cierto. “Vas a tener que trabajar, reflexionar, resolver ejercicios,…”. 

No hago más spoiler, sencillamente te recomiendo su estudio si pretendes convertirte en alguien que ayude a sus clientes a diferenciarse y convertirse en la opción preferente.  

No están todos los que son ni son todos los que están

Debo reconocer que no he leído todos los libros de marca personal. En casa, tengo pendientes los textos de Jordi Collell “Tu startup personal”, y de Fabián González “Tu marca profesional”. Algunos los he leído, y me han gustado, como “Distínguete y te distinguirán” de Reyes Ferrer, “No imagen” de María A. Sánchez”, “Diseñando la propuesta de Valor” de Osterwalder y Pigneur. También “Mejora y gana” de Ximo Salas, Pablo Adán y Pablo Alonso, “Monetízate” de Andrés Pérez Ortega y muchos otros. 

En el capítulo de ebook, quisiera destacar las siete publicaciones de Soymimarca, de varios autores y que encontraréis gratuitamente en la cuenta Slideshare de Soymimarca. Incluyo aquí  el indispensable de Oscar Del SantoMarketing de atracción 2.0“, el ebook de Vladimir Estrada “Con nosotros todo, sin nosotros nada”, y también el nuevo ebook escrito por Claudio Inacio y Andrés Pérez Ortega (Street Personal Branding) “Workbook de marca personal”.

Y también recomiendo, si te quieres dedicar a esto, los libros que leído que no han sido traducidos al castellano, de autores tan indispensables como William Arruda, Peter Montoya, Catherine Kaputa, Brenda Bence, Hubert K. Rampersad, Dan Schawbel y el mismo Tom Peters. 

Espero que te haya sido útil mi resumen de 18 libros para gestionar eficazmente tu marca personal. Para acabar, espero que en 2020 podamos incluir un libro escrito por un tipo llamado Guillem Recolons. Ya sería hora. Menudo vago. 

 

Library Stock Photos from Who is Danny / Shutterstock

Tú no tienes una marca. La corrupción del término “Marca Personal”

Los que nos dedicamos a la gestión de marca personal, conocida como personal branding, llevamos años tratando de evitar el equívoco; y temo que no lo hemos conseguido. 

La Chief Operating Office de Facebook, Sheryl Sandberg, lo dijo muy claro hace un par de años. Fue en el marco de una entrevista realizada por Jessica Holand en la BBC titulada “El caso contra las marcas personales”. Lo que dijo es “Tú no tienes una marca, así que no te empaques como una marca”. 

Si solo tienes un minuto, aquí tienes un resumen en vídeo:

Tú no tienes una marca. Tú dejas una (o muchas) marca/s. 

Sandberg se refería a la marca personal como una única versión de la persona. En sus propias palabras: 

Lo que cada uno de nosotros tiene es una voz, que puede ser compleja, contradictoria y a veces equivocada. No te empaques. Habla con honestidad, con hechos y desde tu propia experiencia.

No puedo estar más de acuerdo con ella. Hace pocos días trataba en este mismo blog sobre marca personal y vulnerabilidad. Somos maravillosamente imperfectos, y vulnerables. Eso nos diferencia de las máquinas (por el momento). 

La contradicción, la empatía, la honestidad, los hechos y la experiencia son parte de la rica y compleja marca personal que imprimimos en los demás. Tú no tienes una marca, Starbucks sí la tiene, y Zara, y Audi. Dalí no tenía una marca, la dejó, un gran legado. Churchill no tenía a una marca. Dejó varias marcas. 

Cada persona te interpretará de una manera distinta, y por eso puede dejar una marca personal poco homogénea entre distintas personas. 

El equívoco: pensar que la marca personal se crea como si fuera una marca comercial

Cuando alguien habla de “crear” tu marca personal empieza la confusión. Sé que nadie habla de “crear” con mala intención. Pero si creas marca, será empacada, pensada de una manera única, como un producto comercial. Hemos luchado mucho contra todo esto. El asunto no es crearte un personaje. El personal branding es más complejo, tanto como la personal brand. La corrupción del término marca personal viene de lejos y de personas que tienen doctorados universitarios. 

marcas comerciales / guillem recolons

Los primeros evangelistas estadounidenses (William Arruda, Dan Schawbel, Tom Peters, Catherine Kaputa, Seth Godin, Brenda Bence, Jason Alba…) hablaban de “crear”. Pero para mí la creatividad es partir de cero, o como dice el publicista Toni Segarra, es “no copiar”. Y la marca personal no parte de cero, porque es, según Jeff Bezos, “lo que dicen de ti los demás cuando no estás a su lado”. 

La otra confusión: imagen personal con marca personal

Sandberg también equipara la marca personal a la imagen personal. Según sus palabras: 

El énfasis en presentar una imagen pública fuerte es especialmente pronunciado en estos tiempos de incertidumbre económica; una “economía gigante” creciente y ferozmente competitiva ha hecho de los perfiles digitales una parte crucial para aprovechar las oportunidades de trabajo.

Tiene razón, en tiempos VUCA, si eres uno más, desapareces. Pero no se trata de presentar una imagen pública fuerte. Se trata de presentar tu propia imagen pública, sin más: eso ya te diferencia de quienes no lo hacen. Pero por favor, elimina la palabra “fuerte” de tu vocabulario, porque puede llevarte a modificar tu imagen. 

No abogo que en cada momento comuniquemos nuestros fracasos, pero es absurdo presentarnos como seres inexpugnables. Hace poco explique en este blog la diferencia entre marca personal e imagen personal, y también la diferencia entre marca personal y reputación. El lenguaje genera realidades, eso dicen los coach. 

No nos vendemos nosotros. Compran transformación. 

La otra confusión habitual sobre la marca personal es la de que debemos “vendernos”. No, el personal branding, no va de venderse. Va de ser autoconsciente, de entender si lo que proyectamos (la marca) está alineado con lo que somos (la identidad), va de crear un plan aferrado a una propuesta de valor, una diferencia relevante. Y claro, finalmente hay una etapa marketing, debemos dejarnos ver, sin eso nuestros posibles clientes no verán en nosotros a un agregador de valor, a un transformador. 

Lo que vendemos es nuestro trabajo. Pero no el tiempo que dedicamos, sino el valor que añadimos. Desgraciadamente, muchas empresas todavía pagan a sus empleados por calentar la silla (tiempo). Eso cambiará a resultados, a transformación, a valor. Mi hija lo verá. Afortunadamente. 

En resumen, la marca personal está corrupta, pero no muerta

Hace mucho tiempo que entre colegas hablamos de la necesidad de cambiar el término “marca personal. Han surgido varias ideas. Daniel Romero-Abreu, presidente de Thinking Heads habla de “posicionamiento personal”. Andrés Pérez Ortega prefiere “estrategia personal”. Yo hablo de branding humano “Human branding”. El término marca personal está corrupto, especialmente si personas tan relevantes como Sandberg lo entiende en un sentido único de marketing. 

Se admiten propuestas. De momento, y para salir de equívocos, me considero un estratega de personal branding que también aplica en formación y conferencias. 

Recuerda, tienes una identidad y dejas una marca rica, compleja variada… y única. Descúbrela, trabájala, moldéala, entiéndela y siempre con moderación, proyéctala. O no. 

 

Stock Photos from Iko / Shutterstock.

¿Qué ventajas tiene la formación ONLINE en Marketing Digital, Redes Sociales y Personal Branding?

 

 

Cuando era (más) joven no existía la formación online. Ni el marketing digital, ni las redes sociales, ni el Personal Branding. Como dice Eva Collado, el mundo cambia.

El cambio ha sido abismal. Yo estudié marketing (convencional, el de Kotler) en una escuela (ESMA) que ya no existe. Esos dos años fueron muy útiles para afrontar los siguientes cinco años. Ni uno más, ni uno menos. 

Entonces, matricularse en un máster era un proceso complejo y caro. Ahora se puede uno matricularse en formación online en pocos minutos y por cantidades razonablemente económicas. 

Si solo tienes un minuto, aquí tienes un vídeo-resumen:

¿Por qué formación online?

Podemos aprender desde cualquier parte del mundo y a cualquier hora. La formación online se impone. Yo mismo llevo tres años estudiando el grado de Humanidades en la UOC, 99% online. El 1% offline es el examen trimestral, que debe hacerse de forma presencial. 

Además, participo como profesor en diversos formatos de formación online. En ISDI, en Blanquerna Comunicació y en la Universitat de Vic. 

¿Por qué formarse en marketing digital?

El conocimiento del marketing ya no es exclusivo de los que trabajan en un Depto. de Marketing. Cualquier persona tiene a su disposición medios de difusión de contenidos que hace solo unos años eran impensables. El marketing de contenidos, que forma parte del marketing de atracción, está dando mejores resultados e interacciones que el marketing tradicional. 

Conocer las claves del marketing digital es una necesidad para cualquier proyecto emprendedor, ya sea en solitario o colectivamente. Y eso con independencia de que nuestro trabajo tenga o no que ver con el marketing. 

¿Por qué aprender sobre redes sociales?

En el campo de la comunicación digital, las redes sociales ganan terreno cada día y están más presentes en nuestras vidas. Pero, ¿cómo aprovechar su potencial para nuestro modelo de negocio?

Deja que te exponga un caso personal. Hasta hace dos años, la mayor parte de peticiones de presupuesto o de colaboraciones que me llegaban digitalmente lo hacían a través de mi web, en el área de contacto. Ahora me llegan a través de Linkedin. Las webs no pierden eficacia, pero parte de la conversación se ha trasladado a las redes sociales, y eso debe ser tenido en cuenta. 

¿Por qué formarse en Personal Branding?

Por 23 razones. Control. Coherencia. Diferenciación. Habilidades directivas. Reputación. Vocación de servicio. Impulso. Iniciativa. Difusión. Reconocimiento. Conexión. Influencia. Disciplina. Autenticidad. Socialización. Actitud. Capitalización. Networking. Resultados. Dignidad. Humildad. Confianza. Memorabilidad.

Con más detalle, lo explico en el post 23 razones para ponerte en Valor.

¿Se puede combinar todo en uno?

Sí. La Universitat de Vic (UVic)  presenta sus distintos formatos de formación online en Marketing Digital, Redes Sociales y Personal Branding, y lo hace en español y en tres formatos, todos 100% online:

Como soy uno de los profesores, si te matriculas de mi parte obtendrás un 5% de descuento que se puede sumar a otros descuentos por pago anticipado.  

Déjame aquí tus datos y te enviarán una propuesta desde la UVic ya con un 5% menos en tu matrícula.

Stock Photos from Pixome / Shutterstock

Qué hacer cuando la deslealtad se convierte en norma

 

 

Para dejar las cosas claras, no voy a hablar de deslealtad matrimonial. El asunto a tratar hoy, muy preocupante desde la perspectiva del branding, es la deslealtad hacia las marcas. 

Hace pocos días pude leer un avance del nuevo Nielsen’s Global Consumer Loyalty en el Press Room de Nielsen Europa. Traduzco los datos que me han parecido más significativos, y a continuación relacionaré esos datos con los de confianza de Edelman. El objetivo es entender mejor que la deslealtad es un problema para muchas empresas y una oportunidad para otras, y también entrever si las recomendaciones personales de empleado a consumidor podrían cambiar esta tendencia. 

Si no tienes mucho tiempo, te lo explico en un minuto en este vídeo:

Deslealtad en auge: un 92% de consumidores son desleales a sus marcas

Infografia Deslealtad Marcas Nielsen

Descarga la infografía completa desde Nielsen Inc en este enlace

En otras palabras, sólo el 8% de las personas se consideran leales a sus marcas favoritas, según el estudio referenciado de Nielsen. El dato es mundial, en Europa y América las cifras son menos dramáticas, pero…

¿No te parece una locura? Como ex-publicitario no dejo de pensar en lo mal que lo estarán pasando ahora anunciantes y agencias. Lograr la lealtad a la marca era el TODO en publicidad, el objetivo supremo. 

Nos gusta probar cosas nuevas ¿un principio de deslealtad?

El informe señala que un 42% de los consumidores de todo el mundo dice que les encanta probar cosas nuevas y casi la mitad (49%) de los consumidores -aunque prefieren atenerse a lo que saben- pueden ser movidos a experimentar.

La cuestión aquí es si se trata de un problema de deslealtad. Yo más bien veo un exceso de oferta. Y una facilidad de adquirir bienes y servicios no vista hasta la fecha. Joe Ellis, Vicepresidente Senior de Nielsen Consumer Insights, lo llama “el efecto Amazon”.  Podemos hacer compra online y recibir un encargo en 2 horas en casa. Probar cosas nuevas es más fácil que nunca. 

Y quizás el temor más fundado: la indiferenciación hace que muy pocas marcas (Coca Cola, Nike, Apple) conserven más consumidores. Ojo al dato: sólo el 28% de los consumidores están influenciados por el hecho de que una marca sea conocida, reconocida y de confianza

¿Estarán relacionadas deslealtad y desconfianza?

Me lo pregunto. Relacionar dos estudios con bases y metodologías tan distantes como el de Nielsen y el Edelman Trust 2019 puede ser perverso por mi parte. Pero no cabe duda de que somos más leales a las marcas en las que confiamos

Quizás uno de los problemas es que la publicidad outbound, la de la interrupción, la que odiamos, nos aleja de las marcas, no nos acerca como hace dos décadas. Anunciantes y agencias están buscando nuevas fórmulas inbound, con contenidos atractivos que no interrumpan sino que nos lleguen de forma viral, recomendados por nuestros pares. 

A las empresas les es difícil abandonar el hábito de la publicidad repetitiva y poner a su gente a cargo de dotar de confianza a sus marcas

El estudio de Edelman Trust 2019, que traté hace pocos meses con el artículo “Tímida recuperación  de confianza” muestra algo más de optimismo que el de Nielsen. Estando la confianza por los suelos en países como España, por ejemplo, en positivo vemos que los expertos técnicos y empleados de empresas son conductores de confianza naturales. 

A las empresas les es difícil abandonar el hábito de la publicidad repetitiva y poner a su gente a cargo de dotar de confianza a sus marcas. Traté el tema en “Hola empresa: ¿sabías que tu gente es tu marca?” El artículo tuvo mucho éxito en ámbitos RR.HH, pero más bien escaso en responsables de marketing y comunicación. Maldito miedo…

Se buscan profesionales valientes

Yo te entiendo, marcom. Has contratado a una buena agencia. Tienes un presupuesto razonable… ¿para qué arriesgarte con experimentos con un ROI más alejado, que no solo dependen de tu departamento? Reconozcámoslo, eso es meterse en líos. Por eso te propongo que tomes tú las riendas de esto y plantees un piloto ¿qué puede salir mal?

Precisamente los programas de Employee Advocacy están para esto, para que pongas en valor a tus influencers de la casa, para que apuestes por la cantera antes que contratar a famosillos que cualquier día te abandonarán para ir a la marca de un competidor.

Si la deslealtad se convierte en norma, apuesta por los únicos capaces de devolver la confianza a su lugar, y trabajan a escasos metros de tu mesa: tus compañeros de trabajo.

Cover Stock Photos from TukkataMoji / Shutterstock

El relato personal: ¿hasta dónde debo exponerme en redes sociales?

 

 

Me lo pregunto a menudo, ¿hasta dónde exponerme en Internet, en redes sociales? Como dijo Alaska en su letra más recordada ¿a quién le importa lo que yo haga? ¿a quién le importa lo que yo diga?

Si solo tienes un minuto, aquí tienes un resumen en vídeo:

Desventajas de exponerme, la parte negativa del relato personal

Seré directo: exponerme equivale a desnudarme. Al menos en sentido metafórico. Significa desvelar momentos de mi vida que tal vez muchos desconocen. Significa mostrar vulnerabilidades, miedos, dudas, fracasos, debilidades. Sí, exponerme requiere valentía

Quizás para los de mi generación, exponerme sea anti-natura. Nos decían que fuéramos discretos, que la información es poder, y que había que administrarla bien. Los hijos de la guerra fría crecimos con películas de espías. El espía no era más que alguien que sabía obtener información arriesgando su vida por ello. Bueno, y lo sigue siendo…

Exponerme me deja al descubierto para ataques de trolls, de cazadores de datos, de algoritmos publicitarios, de la misma administración pública, de CEOs de redes sociales sin ningún escrúpulo para comerciar con datos privados.

Ventajas de exponerme, una forma de acelerar la empatía

Sí, exponerse -de forma adecuada- también tiene sus ventajas. Significa transmitir valores personales, comunicar el relato personal. Explicar muchos porqués, muchos cómos, muchos qués. Dejar claro si encajaremos con un proyecto o con otro, con un equipo o con otro. 

La gran pregunta que me viene en mente para escenificar la ventaja de exponerme es ésta: ¿Por qué deberías confiar en mí si no sabes lo que me mueve, lo que me hace levantar de la cama todos los días? Las relaciones profesionales ya no solo pivotan alrededor de una propuesta de valor, ahí detrás hay un ser humano con propósito y unos valores que actúan como pilares. 

He sido un ingenuo durante mucho tiempo; y posiblemente eso me acompañe hasta el final. Durante años, he confiado en personas guiado únicamente por sus competencias. Y no siempre he acertado. Ahora lo tengo claro. Compro tu relato personal, tu ADN emocional, tu forma de ver el mundo y de querer cambiarlo. Tu forma de entender a los demás. Y espero que hagas lo mismo conmigo.

¿A quién le importa?  Quizás a personas como tú o yo

Como dice Sting, “sé tu mismo, no importan lo que digan” (be yourself, no matter what they say). De esa manera conectarás, transmitirás confianza. Otra cuestión es la forma de exponerme. Diría que docenas de selfies en el WC no importan a nadie. Tampoco el cenizo crónico, el pesimista patológico o el que replica lo que dicen los demás sin proponer un relato y una propuesta propia. Trabajar el relato personal es un pequeño reto. Te invito a compartirlo.

Photo by Glen Carrie on Unsplash

PD: Hasta siempre Manuel Miguel Hernández Pujadas

Hoy he sabido que ha fallecido Manuel Miguel Hernández Pujadas, coach, consultor, profesor de universidad, mentor, consejero, gestor del cambio, comunicador y estratega. Le conocí en 2016 como uno de los ponentes de TEDx Lleida. Compartimos escenario, nervios y risas.

Solo puedo decirte lo que dijiste al final de tu charla, “que la fuerza te acompañe”. Y puedo hacer más, dejar aquí este legado tuyo en forma de charla sobre los secretos de la buena comunicación. ¡Buen viaje, amigo!

Hola empresa, ¿sabías que tu gente es tu marca?

 

 

Pues es así: tu gente es tu marca. Y te lo dice un publicitario colegiado. Los datos no engañan: Solo un 33% de consumidores confían en las marcas. Por contra, un 90% de los mismos consumidores confía en las recomendaciones de personas afines (fuente: Nielsen).

Si solo tienes un minuto, en este vídeo te hago un resumen:

La era Mad Men ha terminado

Muchos me preguntan si las agencias eran así, como en la ficción de Don Draper en Mad Men. Las agencias de publicidad fueron muy importantes durante esa época y hasta finales de los 80. La razón es que eran proveedoras no solo de creatividad, sino de investigación, de marketing (muchas empresas no tenían entonces ese departamento), de planificación estratégica, de compra de medios… Vamos, nada que ver con lo que son ahora, básicamente “boutiques” de estrategia y creatividad. 

Pero ahora la publicidad es algo que nuestros millennials esquivan con maestría. Utilizan AD blockers, no ven TV convencional, pocos escuchan la radio y consumen básicamente Internet sin barreras. Más info en el estudio SmartMe Analytics de IAB Spain.

Así es, la era Mad Men ha terminado. Ahora las agencias buscan fórmulas alternativas al anuncio tradicional, a eso que interrumpe lo que queremos ver, leer o escuchar. 

Personas confían en Personas. Si te parece lógico, ¿por qué no lo aplicas?

El estudio Edelman Trust confirma año tras año que nuestras máximas fuentes de confianza son personas como nosotros, expertos técnicos de empresas y expertos académicos

Entonces, ¿por qué muchas empresas insisten en “taladrarnos” con publicidad a la vieja usanza, con testimonios inverosímiles (supongo que no pensarás que Rafa Nadal conduce un Kia), con mensajes insoportables insertados en los vídeos de YouTube, con newsletters largas y aburridas, con blogs corporativos que no van firmados y no admiten comentarios, con los mismos valores corporativos falsos ideados por una gran consultora…?

¿Tan difícil resulta humanizar nuestra relación con el mercado? El mercado, recogiendo el Cluetrain Manifesto, se compone de seres humanos, no de sectores demográficos. Y las empresas se componen de personas. Blanco y en botella… leche o mejor: Tu gente es tu marca.

empresa y embajadores de marca

Foto: Burst en Stocksnap

La clave es dar poder a tu gente, esa es la fuerza de una marca, de una empresa

Hay muchas empresas que se dedican a crear aplicaciones para que los empleados compartan contenido corporativo en sus redes personas. Se trata de un buen negocio. Pero eso no trata de pedir a tu gente que comparta contenidos. Un programa como Dios manda de embajadores de marca internos (employee advocacy) requiere empoderar (no sabes cómo odio esta palabra) a los profesionales de la casa. 

Si a mí en una empresa me piden que comparta contenidos creados por alguien sin nombre, ¿por qué debo hacerlo? ¿qué salgo ganando?

Muchos empresarios tienen miedo. “Si empodero a mi gente, me quitarán a mis mejores profesionales” dicen. Ya. Y si no los empoderas, se quedarán contigo para siempre. No hay opción, no se trata solo de conseguir que los empleados amplifiquen el mensaje de la marca. Se trata de darles herramientas para entender el propósito y los valores, para hacerlos suyos, para gestionar su marca personal, para colaborar en los contenidos que crea cada marca,… No lo olvides: Tu gente es tu marca.

Tu gente es tu marca. Te toca mover ficha

En este partido, si no ganan todos no gana nadie. No se puede pedir sin dar.

Si quieres saber más sobre cómo llevar a buen término un programa de embajadores de marca internos, te invito a suscribirte a este blog y de regalo te llevas un ebook que lo explica de arriba a abajo. Que pases una feliz semana.

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

 

Cover Stock Photo from chattanongzen / Shutterstock

 

Tu identidad digital no se crea, se refleja

 

 

Trato aquí la identidad digital desde el punto de vista de nuestra marca personal, no de las técnicas para verificar nuestra identidad en la red. Esto, por tanto, no versará de registros, claves, blockchain… Va de identidad en el sentido más metafísico y relacionado con marca personal.

Aclarado este punto, debo confesar que este post es fruto del cansancio en leer y releer artículos que nos hablan incesantemente de “crear” nuestra identidad digital.

Si no tienes mucho tiempo, aquí tienes un vídeo-resumen de 1 minuto:

Marca personal es identidad percibida, por uno mismo y por los demás

No olvidemos que nuestra marca personal es algo que dejamos, no que creamos. La creación de una marca está en el terreno del branding, y si creas una marca personal desde cero, será la marca de un personaje.

Por tanto la identidad ya está, ya existe, está ahí, es percibida por uno y por los demás. Y lo digital es un medio, como lo es el mundo real de átomos, carne y hueso.

Hay negocios como Amazon que han creado su identidad desde lo digital y luego la están reflejando en lo real. Pero las personas no somos negocios. Nuestra identidad es, o debería ser, una.

Reflejar la identidad en el entorno digital es difícil, pero no partimos de un folio en blanco

En formaciones, muchas personas me preguntan ¿por qué no basta con darle a un botón para trasladar nuestra identidad al mundo digital? También me lo pregunto yo. Pero es así, un botón no basta. Hay que trabajar.

La ventaja es que no hay que crear esa identidad digital, hay que reflejarla. Crearla significa que estaríamos manipulando o falseando la realidad, creando un entorno Matrix. Aquí de lo que se trata es de ser lo más fieles y auténticos posible.

Si una persona proyecta una imagen en el entorno digital diferente a la que proyecta en la vida real, está falseando su marca personal.

3 pasos clave para reflejar tu identidad real en identidad digital

  1. Muéstrate como eres
  2. Muéstrate como eres
  3. Muéstrate como eres

¿A qué no esperabas que fuera tan sencillo? Pues lo es. Quizás necesites a un experto para que te ayude a poner en marcha entornos digitales: redes sociales, web, blog, email, trabajo en la nube, aplicaciones de productividad… Fuera de los aspectos técnicos, lo demás se llama coherencia. 

Hace un tiempo escribí un post titulado Muéstrate como eres, en persona, en papel y online. Eso de que el papel lo aguanta todo no es cierto. Si mientes en un CV, te expones a no tener más oportunidades de entregar tu CV. Es como mentir en una entrevista. Es como mentir en “lo digital”. Recuerda, tu identidad digital no se crea, se refleja. 

Kitten mirror photo by Ewa Studio on Shutterstock.com

¿Te animas a suscribirte?

Seguro que sí, ya que incluyo el regalo exclusivo de un ebook sobre  employee advocacy a todos los suscriptores. Como la oferta es limitada, te animo a pasar a la acción.

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

Política, Religión, Deportes, Sexo: PRDS y #MarcaPersonal

 

 

Llevo un tiempo reflexionando sobre si la política nos une o nos separa, si la religión nos une o nos separa, y lo mismo con deportes y sexo, el grupo que bauticé como PRDS.

¿Tú qué crees? ¿Nos unen los aspectos PRDS o nos separan? ¿Y qué tendrá eso que ver con la marca personal?

Si tienes poco tiempo, te invito a ver este vídeo de un minuto:

PRDS: Política, religión, deportes y sexo pertenecen a creencias, filiaciones y valores

En efecto, política, religión, deportes y sexo o PRDS pertenecen a nuestro grupo de creencias, filiaciones y valores, por esa razón nos unen, y por esa misma razón nos separan. El problema con esto es que tanto política como religión como deportes como el tratamiento alrededor del sexo se convierten en factores polarizantes (o estás conmigo o contra mí) y de discriminación.

Si a PRDS añadimos la raza, que no es creencia ni valor, tendríamos la respuesta a la mayor parte de los conflictos de nuestro planeta.

A lo largo de la historia, muchas han sido las guerras producidas por disputas territoriales (política) y religiosas. Y muchas han sido las personas asesinadas por cuestiones de filiaciones deportivas o maltratadas y asesinadas por cuestiones de discriminación sexual.

#Política “Solo hay una regla: cazar o ser cazado” Frank Underwood en House of Cards

En política parece haber desparecido el centro, y el mundo tiende a polarizarse hacia las posiciones extremas. Cazar o ser cazado significa que no hay lugar para huir, esconderse o ser fabricante de armas, solo para ser verdugo o víctima.

La discusión política “saludable” está dando paso al silencio o al enfrentamiento entre iguales. En marca personal, no está prohibido hablar de política, pero sí preguntarse esto:

  1. ¿Estoy respetando las opiniones de los demás, aunque no las comparta?
  2. ¿Aporta algo a alguien lo que voy a decir, compartir, comentar?

Invertir esos 10 segundos en las respuestas a estas preguntas puede ser la salvación a un despido disciplinado, al fin de una carrera profesional o a ser expulsado de un foro o red social.

#Religión Creyente y no creyente son humanos, merecen un gran respeto. Dalai Lama

Con la segunda PRDS, el problema, a mi juicio, es que muchas religiones son excluyentes, no incluyentes. Yo me eduqué en la religión católica, que durante siglos fue excluyente, y ahora ha evolucionado y respeta otras creencias. Desgraciadamente, todavía subsisten muchas corrientes religiosas excluyentes.

Claro, podemos hablar de religión pero con las dos premisas del Dalai Lama:

  1. Respetar a quien cree en otras religiones
  2. Respetar a quien no cree en ninguna

Nietzsche prejuicios

#Deportes En el fútbol todo se complica por la presencia del otro equipo. Jean Paul Sartre

La “D” de PRDS no puede aplicarse a todos los deportes. Afortunadamente, en la mayoría de deportes impera el fairplay. Golf, tenis, atletismo, motociclismo, esquí, remo… En otros, por desgracia, las filiaciones pueden ser extremas, especialmente en Fútbol, basket, baseball y algunos otros.

El extremismo muchas veces obedece a rivalidades locales. El “derby” entre las dos ciudades importantes enfrenta a clubs, pero también a ciudadanos.

En marca personal, conviene actuar con cierto sentido común:

  1. Por supuesto que podemos celebrar los triunfos de nuestro equipo, pero sin humillar al contrario
  2. Como fairplay, abriremos nuevos caminos si somos capaces de felicitar al adversario cuando le van bien las cosas o animarle cuando le van mal.

#Sexo ¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio. Albert Einstein

La “S” de PRDS no es un creencia, ni filiación ni valor. Pero tratar sobre cuestiones de sexo es delicado, porque puede discriminar. La redes sociales se encargan de censurar -a veces exageradamente- las fotografías que consideran “indecorosas”.

Pero las mismas redes no pueden controlar ciertas formas de discriminación por sexo, referidas a colectivos como el LGTBI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, personas Transgénero e Intersexuales). Y también al colectivo heterosexual.

El prejuicio se ceba sobre cuestiones relacionadas con sexo, así que en marca personal trataría de:

  1. Reconocer el derecho al honor y la intimidad
  2. Respetar a cualquier persona con independencia de su condición

El experimento de la cueva de los ladrones

Hace unas semanas traté el tema de la influencia social con el experimento de Solomon Asch sobre conformidad social.

Siguiendo con el tema, y relacionado con lo que trata este post sobre PRDS, te dejo este magnífico vídeo con un experimento que llevó a cabo uno de los fundadores de la psicología social, Muzafer Sherif, llamado “La cueva de los ladrones”.

¿Qué te ha parecido? ¿te sorprende? Después de verlo, ¿no crees que las banderas nos separan? ¿no crees que los símbolos, las filiaciones, algunas creencias culturales actúan como prejuicios?

Trata con sumo cuidado todo lo referente a PRDS política, religión, deportes y sexo. Especialmente en los medios escritos (y eso incluye Whatsapp, Messenger, además de las redes sociales). Tu marca personal es consecuencia de lo que haces, pero también de lo que dices, cómo lo dices, a quién lo dices, y también lo que callas.

 

Angry man photo by Alphaspirit on Shutterstock.com

¿Es buen momento para suscribirte?

Seguro que sí, ya que incluyo el regalo exclusivo de un ebook sobre  employee advocacy a todos los suscriptores. Como la oferta es limitada, te animo a pasar a la acción.

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

Algunos beneficios de cambiar un ¿por qué? por un ¿por qué no?

Eso, ¿por qué no? Si me conoces sabrás que no soy muy dado a discursos motivacionales ni esotéricos. En mi opinión, las palabras “calidad”, “democracia” y “pasión” se han gastado tanto que han pasado al otro lado, a menudo se utilizan cuando no se tienen. Aunque mi perfil es algo más emocional que racional, tengo claro que trabajo para vivir y que dos y dos son cuatro.

Hace algún tiempo que vengo reflexionando sobre en qué momento nos convertimos en adultos. De niños, nos encanta preguntar constantemente ¿por qué? La curiosidad es el ADN emocional de la niñez, y nos permite conocer más cosas de las que conoceríamos estando callados.

Nunca dejamos de preguntar ¿por qué? pero la diferencia es que cuando somos adultos ya pasamos de la curiosidad a cuestionarnos las cosas. El ¿por qué? adulto a menudo supone una barrera antes de dar un paso adelante: ¿por qué debería hacer eso o lo otro? Esta frase, aparentemente inocente, es a menudo el origen del estancamiento.

Si dispones de poco tiempo, te invito a ver el resumen en vídeo de este artículo en un minuto:

¿Por qué no?

Pienso que el ¿por qué no? es el equivalente al ¿por qué? de la infancia aplicada en adultos. Es una pregunta que quiere superar barreras, miedos, creencias limitantes. Cuando alguien te proponga algo que tu lado racional se resista a aceptar, deja que actúe tu otro lado, el lado salvaje, creativo, y haz que emerja esta pregunta poderosa: ¿por qué no?

Los pros y los contras

Si sólo preguntas ¿por qué?, cierras el paso a las posibilidades. Con el ¿por qué no? generas una doble negación, es decir, estás en la vía positiva para considerar seriamente pasar a la acción y aceptar un reto. Por supuesto, te abres a considerar pros y contras. 

Leyendo biografías, siempre llego a la conclusión de que las personas que han llegado lejos han utilizado con más frecuencia el ¿por qué no? que el resto de los mortales. Si das un vistazo a una de las mejores recopilaciones biográficas sobre éxito y liderazgo, el dúo “Aprendiendo de los Mejores” de Francisco Alcaide, verás cómo el ¿por qué no? es un denominador común de progreso.

Tony Robbins se pregunta el por qué

El escritor y conferenciante Anthony Robbins (por cierto, 2º ejemplo de Aprendiendo de los Mejores tras Amancio Ortega) es considerado el mejor mentor en desarrollo personal. No voy a desvelar las razones que llevaron a Francisco Alcaide a incluirlo en su libro, eso sería hacer spoiler.

Sin embargo, hay un punto en el relato personal de Robbins que me fascina: es capaz de explicar su propósito y su propuesta de valor en cinco palabras cortas que requieren dos segundos para pronunciar: I’m the why guy (soy el chico del por qué). Ese es su motor.

Mirad los primeros segundos de su TED para ver cómo se presenta:

Y justamente la respuesta que consigue de sus clientes, mentees, coachees o quienes le escuchan es invariable: ¿por qué no?

Es un caso absolutamente excepcional. Él quiere conocer tus motivaciones para que luego tú te hagas la pregunta ¿y por qué no podría yo hacer esto o lo otro?

El por qué como propósito

Otros nos han hablado del por qué como propósito. Desde Nietzsche hasta Simon Sinek, pasando por Viktor Frankl, el por qué nos ha ayudado a resolver un puzzle complejo: el de nuestra razón de ser.

En mi lado hippie, creo que pocas empresas y personas del siglo XXI sobrevivirán a la ausencia de propósito. Y aunque existen herramientas para encontrarlo, como el Ikigai, no nos han educado para encontrar respuesta a una cuestión tan compleja.

El por qué no, visto como acelerador del propósito y del plan de acción

Una manera que me parece más oportuna y simple para acelerar la respuesta a una pregunta tan existencial es rompiendo la negación: el ¿por qué? a secas niega, frena, mientras que el ¿por qué no? facilita, posibilita, hace fluir.

Nuestro propósito también es nuestra visión, nuestra aportación a mejorar el mundo, nuestro sueño, nuestro legado. Entonces ¿acaso no es verdad que todos los sueños rompen barreras? Los sueños son ¿por qué no?

Pruébalo. Descubre tu propósito. Y para llevarlo a cabo, repite esta misma pregunta en cada fase del camino, en tu plan de acción.

¿Quieres un ejemplo? Bill Gates y Paul Allen se preguntaron en 1975 por qué no utilizar su software para empoderar a los profesionales. Y no contentos con ello, se preguntaron por qué no podría haber un ordenador en cada casa y en cada escritorio de oficina. ¿Ves ahora el poder de esta pregunta? Es tu turno.

Why not Image by Comic Sans on Shutterstock.com

Bueno, y ¿por qué no suscribirte? 😉

Perdona el juego de palabras. La semana pasada en el post Los embajadores de marca: el puente de confianza, anuncié un regalo de un ebook sobre el mismo tema de employee advocacy a todos los suscriptores. Como la oferta es limitada, te animo a pasar a la acción.

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem