El anuncio más visto de la historia no es un anuncio. Adiós, publicidad.

El gran salto

Tres protagonistas: Felix Baumgartner, Red Bull Stratos y el desafío a la gravedad. Juntos consiguieron con el salto al vacío de Baumgartner la mayor audiencia que jamás haya conquistado un anuncio. Ni siquiera “1984” de Apple consiguió ese nivel de impacto.

  • 8 millones de personas vieron el salto en directo (streaming) en YouTube (el evento que le sigue, los JJOO de Londres, consiguieron 500.000 personas conectadas a la vez en esta red).
  • Después del aterrizaje, Red Bull publicó la foto de Baumgartner flexionando sus rodillas al tocar tierra en Facebook. En menos de 40 minutos, la imagen fue compartida con más de 29.000 veces, generó cerca de 216.000 “likes” y más de 10.000 comentarios.
  • Durante el salto y en los momentos, la mitad de los trending topics en Twitter en el mundo hablaban salto – quitando el protagonismo de otros eventos simultáneos como Justin Bieber y los juegos de la Liga Nacional de Fútbol USA.
  • Solo en España y a través de Teledeporte, 4,3 millones de personas siguieron el salto en directo (el 27,8% de la cuota).

Pero no todo es 2.0

En efecto, el salto de Baumgartner fue real, como real fue la enorme inversión en la nave y los preparativos del salto. El equipo de control de tierra era digno del lanzamiento de un cohete espacial, y al día siguiente no había portada de periódico que no hablara del salto.

La publicidad de Red Bull llevaba años en el mundo con el “te da alas“, por lo que podríamos decir que el evento del salto era la culminación perfecta de la campaña. Una empresa que invierte el 25% de su facturación en marketing es una empresa que arriesga… y en este caso gana.

Storytelling

Si tuviera que enmarcar el salto en alguna disciplina de comunicación, me atrevería a decir que Red Bull ha construido el mejor relato de la historia. Recordad la tensión permanente de todas las horas y minutos previos al salto, un guión impecable. El sudor de los controladores de tierra. Los miles de comentaristas de radio y TV que aventuraban lo peor para Baumgartner. El riesgo, la intriga, el control (o descontrol) de los tiempos. La preparación de todos los equipos en el desierto en que cayó. Impresionante. Marketing de atracción en estado puro.

Medios propios

Red Bull utilizó sus propios canales en Facebook, YouTube, Twitter… para retransmitir el evento. Innovación pura. Otro hubiera organizado una exclusiva con algún canal de TV, algún diario o revista. Red Bull no quiso compartir protagonismo, se jugaba demasiado.

¿Ha muerto la publicidad?

La pregunta que me hago como publicitario y como víctima del bombardeo indiscriminado de anuncios de baja calidad es ¿Ha muerto la publicidad?

Seguramente en su estadio actual sí. La publicidad consistente en interrumpir nuestras vidas con algo que no deseamos está desapareciendo. Las personas nos estamos rebelando contra el anuncio de 20″ que nos interrumpe una película. Preferimos grabarla, alquilarla o verla por 2€ en alta definición a través del Apple TV. Estamos cansados de pasar páginas y páginas de diarios repletos de anuncios los domingos. Apagamos la radio o cambiamos de emisora cuando entra la publicidad. ¿Por qué? Por varias razones:

  • Hay otras opciones, otros canales que quizás en ese momento no emitan publicidad
  • Falta de afinidad: No emiten anuncios de productos o servicios que nos interesen, lo que hace más aburrido tener que escucharlos.
  • La creatividad está de capa caída. Solo 1 de 100 anuncios contiene elementos estimulantes o sorprendentes.
  • Hemos aprendido a valorar el silencio, la paz. Y un buen momento para apagar la TV o la radio es cuando entra publicidad.
  • Se acabó el tiempo de “repetition is reputation“. Ahora la repetición se castiga con el abandono de la marca. Una campaña emitida entre octubre 2012 y febrero 2013 de selección de residuos en Cataluña (envàs on vas) ha conseguido el efecto contrario al deseado por exceso de repetición. Más vale poco y bueno que mucho y malo.

Lo cierto es que la publicidad excesiva en medios clásicos está cambiando las pautas de consumo de los medios.

Adiós, publicidad. Hola, Branding

Pienso sinceramente que el presente -y probablemente el futuro- está en el branding, el gran paraguas de la comunicación comercial. Entiendo el branding como un proceso integral de creación de valor alrededor de una marca, ya sea corporativa, social o personal. Intento explicarme con este gráfico:

branding_guillemrecolons

¿Qué es lo bueno del branding?

Es un proceso completo alrededor de la marca.

En corporate branding, por ejemplo, incluye la planificación estratégica de la comunicación, el naming, la investigación de conceptos e insights, el estudio del campo de significados de la marca, el diseño de la marca (logotipo, anagrama…), el packaging, la publicidad, el storytelling, las acciones de RRPP asociadas, el “publicity” (obtención de noticias gratuitas en la prensa), la estrategia de Social Media, los eventos, las promociones, el merchandising, el patrocinio, el product placement, el marketing directo, la planificación y compra de medios, la construcción de soportes para eventos, las artes gráficas, el diseño gráfico, la fotografía, la realización audiovisual, los sistemas de medición de audiencia, influencia y reputación -ya sean convencionales u online-, el street marketing, las acciones de retail en punto de venta (degustaciones, promos, señalización…), el “city branding” o estudio de marca de las ciudades, el diseño de web y blogs corporativos, todo, todo.

Cómo se diseñaría idealmente una estrategia de branding

Del corazón hacia fuera. Desde la visión (el por qué) hasta la misión (el qué) pasando por los valores diferenciales (el cómo). Es muy difícil partir del qué, hay que iniciar el proceso con el por qué. Luther King soñó con una América sin racismo (visión), y por eso su mensaje caló hondo. No se limitó a denunciar a los blancos, no le hubiera servido de nada. En su lugar, creó conciencia colectiva, un acción gigantesca de social branding. Algo parecido hizo Mahatma Gandhi. Y también lo hicieron Steve Jobs, que soñó hacer las cosas más fáciles a la gente o Bill Gates, que soñó en 1975 que cada casa podría albergar un ordenador.

En el terreno comercial, la visión o sueño de Red Bull ha sido que la gente vuele (y lo ha conseguido, vaya si lo ha hecho). La visión de BMW -en España- es despertar el placer de conducir. No se trata de vender refrescos o automóviles, se trata de crear sensaciones y emociones, de llegar al corazón de las personas, de atraer por pasión, no por repetición. La respuesta deseada a una acción bien planteada de branding no es “esta marca me ha convencido”, es “esta marca habla mi lenguaje, me entiende, sintoniza”.

¿Qué pasará con las agencias de publicidad?

Muchas han entendido el cambio y están ofreciendo -aun sin especificarlo- procesos de branding. Las otras temo que acabarán desapareciendo o convirtiéndose en especialistas al servicio de empresas de branding. Si solo se dedican a vender anuncios sin querer ver más allá serán agencias de anuncios, poco más. Hace poco, hablando con una buena amiga, apareció la idea de llamar “comunicación comercial” a todo el conjunto de procesos que he descrito antes. Pero creo que se queda cojo, falta un concepto más alto, falta la marca. Y marca es todo: empresas, instituciones, personas, grupos de ciudadanos. Todo deja marca. Por eso la palabra branding (originalmente marcar a fuego las reses con un símbolo distintivo) llena tanto, es un eje aglutinador.

Y qué pasará con los profesionales de la publicidad

A mi juicio hay una excesiva especialización alrededor de la profesión publicitaria; quedan pocos publicitarios “holísticos” y abundan los directores de arte, redactores, planners, directores de cuentas, especialistas de medios… Lo cierto es que los anunciantes no quieren ver a un equipo de 5 personas en una reunión. Quieren hablar con uno, con el que puede hablar de todo con conocimiento de causa. Esa historia que se repite en reuniones de “esto lo consultaré con el redactor” aburre al más pintado. Hay que resolver, asesorar, mojarse.

Si a ello añadimos que pocos profesionales de publicidad entienden demasiado de promociones, de street marketing, de eventos, nos encontramos que los anunciantes están obligados a contratar a 10 agencias para resolver la gestión de una misma marca: la de publicidad, la de medios, la de social media, la de promociones, la de RSC, la de….

Por tanto, me atrevo a aventurar que el profesional integral de branding se impondrá, será el ángel de la guarda de la comunicación de empresas, instituciones, profesionales… No, aun no existe el grado universitario de branding. Los expertos de branding han adquirido su experiencia trabajando en muchos lugares y con la mente muy abierta. Será un perfil más creativo que de gestión, eso no lo dudo, pero tendrá que compartir su lado derecho del cerebro con cierta capacidad analítica. Un todoterreno, un brander.

El brander

Aunque aun no hay estudios para ser “Brander”, me permito recomendar algunas lecturas para entender el fenómeno del branding

Artículo publicado en Puro Marketing el 11 de marzo de 2013

¿Nacemos bajo la marca del racismo?

 

Hoy se ha celebrado el encuentro anual de voluntarios de la Fundació La Salut Alta, en la que colaboro hace cuatro años. A pesar de despertarnos rodeados de nieve, un encuentro así es esencial para recuperar la fe en la bondad y en las personas, así que no me lo he pensado dos veces y he asistido con mucho gusto.

Algunos creen en los espíritus, otros celebran rituales religiosos y otros recurren al yoga. Son buenas recetas. Pero tras haber probado muchas cosas, nada me parece tan reconfortante como ser voluntario en algún proyecto relevante. En el caso de “mi” fundación, la misión es la de acoger a los menores y sus familias en situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social, y acompañarlos en sus procesos socioeducativos para que, en un entorno plural, lleguen a ser miembros activos de cambio hacia una sociedad más cohesionada y más justa. Ahí es nada. Mi colaboración concreta ha sido durante los dos primeros años la enseñanza de castellano a grupos de adultos, y en los dos últimos años estoy colaborando en el equipo de comunicación.

En el encuentro, en que han asistido 36 personas (de 55 voluntarios en total) se han tratado muchos temas, pero el núcleo era la identidad. Se ha hablado mucho sobre la falsa idea de que una persona, un niño hijo de inmigrantes, pueda tener dos identidades (la de origen y la del país de acogida). El niño tendrá una identidad, con un componente de riqueza cultural muy grande, pero una sola.

El encuentro ha tenido en su epicentro la emisión de un vídeo que ruego veáis, es absolutamente impresionante:

[youtube]https://youtu.be/5bYmtq2fGmY[/youtube]

Tras visionar esta campaña contra el racismo mexicana, llegamos a una primera conclusión: el racismo no es algo innato en el hombre, es algo cultural, fomentado por la educación y la familia.

La pregunta es ¿Cómo se puede luchar contra eso?

Con ideas, con paciencia, con voluntarios, con medios. Con muchas cosas que, desgraciadamente, no abundan. Como trabajo en equipo hemos tenido que tratar un caso de choque cultural complejo:

Una niña de Bangladesh, estudiante de 2º de ESO en una escuela de Badalona de 13 años, tiene malas notas. Desde la Fundación se le ayuda para reforzar los estudios, pero la formación de base es insuficiente como para que la niña pueda nivelarse con sus compañeros. El padre de la niña afirma que si la niña no aprueba la casarán con un primo.

¿Qué te parece?

Historias como esta son el día a día de la Fundación, todo un reto para los gestores y voluntarios que trabajan ahí.

racismo_mexico

El primer héroe de la Torres Gemelas

Aquel funesto 11 de Septiembre de 2001, mientras contemplaba las imágenes de la columna de humo saliendo de la torre norte del World Trade CenterPhilippe Petit recordaría la mañana del  7 de Agosto de 1974 en la que, poco después de las 7 de la mañana y precisamente desde la misma torre norte, daría los primeros pasos sobre el cable de acero que separaba las Torres Gemelas del World Trade Center, a más de 400m. de altura.

Durante cuarenta y cinco minutos mágicos, Petit recorrió el cable de un extremo al otro, saltó, se sentó e, incluso, hizo reverencias al sorprendido público que abarrotaba las aceras de Manhattan sin poder retirar la vista de la figura vestida de negro que, sobre sus cabezas, recorría el espacio entre los edificios recién estrenados. Incluso la policía, al detener a Petit, dudó si aplaudir o esposarlo.

Philippe Petit, a sus 24 años, se había convertido en una leyenda.

Culminaban así seis años de planificación, en los que Petit no solo tuvo que practicar su habilidad como funambulista. También estudió todo lo referente a la construcción de los edificios y la manera en la que él y sus colaboradores podrían hacer llegar el equipo necesario hasta la azotea de la torre norte sin despertar sospechas.

Su hazaña tuvo tal repercusión que le fueron retirados los cargos y, en lugar de ir a la cárcel, fue invitado a reproducir su paseo en Central Park. Además, se le entregó un pase vitalicio que le permitía la visita a las torres y su firma quedó grabada en una de las vigas de acero de la torre norte.

Desde entonces, Philippe Petit ha recorrido el mundo paseando sobre el alambre en todo tipo de localizaciones, como la Catedral de Notre Dame o la Torre Eiffel, en París, o el Puente de Sidney. Se han escrito varios libros alrededor de su paseo entre las torres y, en 2008, se rodó un documental que incluía las imágenes originales.

La historia de la hazaña de Petit, que comenzó al leer una revista en la consulta de un dentista, nos muestra cómo los objetivos son alcanzables siempre que se empleen determinación y pasión, guiadas por una estrategia adecuada y sin escatimar en conocimiento.

Pero, antes que nada, debe haber una visión, y aquí es donde radica el éxito de Petit y de otros grandes artistas y genios. Este concepto queda muy bien recogido en una frase, atribuída a tantos autores que no citaré ninguno, que dice:

“La innovación es mirar donde todos han mirado y ver lo que nadie ha visto”

Frente a aquella revista donde otros sólo habían visto el anuncio de una fantástica construcción, Petit tuvo una visión: vio una oportunidad para desplegar su arte, para brillar y para hacer algo que el resto de la Humanidad consideraba imposible.

Aún hoy, a sus 63 años, Philippe Petit sigue persiguiendo uno de sus sueños más ansiados: cruzar el Gran Cañón del Colorado.

“Cazatalentos incompetentes”: Esos grandes creadores de marca personal

En 1919, un joven dibujante fue despedido del diario Kansas City Star porque “le faltaba imaginación y no tenía buenas ideas”. Se llamaba Walter Elias Disney, y cuatro años más tarde fundaría The Walt Disney Company, una de las mayores empresas de comunicación y entretenimiento del mundo.

Pocas combinaciones de nombre y apellido tienen tanta capacidad para sugerir emociones, valores y todo tipo de atributos de marca. Pocas personas han desarrollado una actividad que haya marcado de manera tan fuerte a tantas generaciones como lo ha hecho el artista que dió vida a Mickey, Donald y muchos otros personajes inolvidables. Es muy probable que ninguno de estos personajes hubiese cobrado vida de ser por aquel “cazatalentos incompetente” que despidió a Disney del Kansas City Star.

Quizás Disney hubiese continuado dibujando anuncios para periódicos y, seguramente, hubiese hecho una gran carrera, a la vista de su innegable talento. Posiblemente, cuando el joven Walter llegó a Hollywood con 40 dólares en el bolsillo y una película inacabada en la maleta no fuese consciente de que, en ese momento, estaba a punto de nacer la más grande “fábrica de sueños” de la historia moderna.

Todos los que hemos disfrutado alguna vez con “El aprendiz de brujo” o “El Rey León“, por poner sólo unos ejemplos, tenemos que agradecer que un “cazatalentos incompetente” se cruzase en la vida de Disney y “facilitase” la creación de una de las marcas personales más influyentes del Siglo XX.

Quizás el de Walt Disney sea uno de los casos más llamativos, pero hay otros muchos: Elvis Presley, Michael Jordan, Oprah Winfrey, Jerry Seinfeld o el mismo Steve Jobs son otros buenos ejemplos. Así que, si un día te cruzas con un “cazatalentos incompetente”, acuérdate de la historia del joven dibujante del Kansas City Star.

Un despido puede ser el comienzo de tu marca personal, aunque sería mejor no esperar a ese momento, así que ¿por qué no empezar mañana?.

¿Quién dice que un currículum no puede ser emocional?

La globalización y la estandarización generalizada han hecho posible que todos los currícula del mundo sean iguales, casi clónicos. Estamos rodeados de webs, consultores, normativas que dicen cómo ha de estar redactado un currículum. Es curioso, casi todas coinciden en todo. Las fechas en orden de más reciente a más antigua, sin excesivos datos personales, redactados en 3ª persona…

La gran conclusión es que hoy, un currículum es algo francamente aburrido, frio e impersonal. Y la pregunta es ¿estamos seguros que es así como nos quieren ver?.

Dejadme que os proponga otra manera de hacer. Para empezar, ¿Por qué no en vídeo?. Seamos sinceros, en papel no sé cómo eres, qué timbre de voz tienes, qué cara tienes…

Más cosas, ¿Por qué no un currículum con un poco de historia? Una especie de relato. No sé a vosotros, pero a mí me interesa mucho saber porqué alguien se decide por una u otra carrera, una u otra profesión. ¿Cuál es el detonante?. Eso dice mucho de las personas. Así conseguiríamos currícula exclusivos, únicos, personales.

Para muestra, un botón. Ahí os dejo mi detonante:

Yo me decidí por la publicidad a los 14 años. Entonces Paco, un tipo vestido de hippy con una supermoto venía a menudo a casa a buscar a su novia –mi tía Elena-. Era el año 1975, y ese look tan extremo, la moto, la rubia, el glamur… me llamó poderosamente la atención. Iba contra todo lo establecido, rompía los códigos de la época, era transgresor. Le pregunté a mi tía en qué trabajaba su novio. “Hace anuncios”, dijo “trabaja en una agencia de publicidad”. A los dos años, cuando cumplí 16, hice mi primer stage de prácticas en la agencia de la que Paco era Director Creativo. Ahora soy publicitario, y desde entonces he trabajado siempre en el entorno de la comunicación. Quizás os preguntéis qué ha sido de Paco. Otro día os lo cuento (lo juro).


<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–> <!–[endif]–>La globalización y la estandarización generalizada han hecho posible que todos los currículum del mundo sean iguales, casi clónicos. Estamos rodeados de webs, consultores, normativas que dicen cómo ha de estar redactado un currículum. Es curioso, casi todas coinciden en todo. Las fechas en orden de más reciente a más antigua, sin excesivos datos personales, redactados en 3ª persona…La gran conclusión es que hoy, un currículum es algo francamente aburrido, frio e impersonal. Y la pregunta es ¿estamos seguros que es así como nos quieren ver?.

La impresionante historia del tipo que encontró el trabajo que él quería utilizando Google Adwords

Subtítulo: Y SÓLO LE COSTÓ 5€!!

Sub-Subtítulo: Basado en una historia real

Imagínate que el sueño de tu vida es encontrar trabajo como redactor creativo en una de las 5 mejores agencias del país. Imagínate que además, estás sin blanca y no puedes gastarte más de 4 o 5€ en conseguir tu azaña.

Te diría lo mismo si tu meta es conseguir entrar en uno de los mejores bufetes de abogados, de economistas, de ingenieros. Te diría lo mismo si quieres encontrar una buena plaza de maestro de escuela, de director comercial o de lo que tu quieras.

Es más sencillo de lo que parece. Entras en Google, buscas Google Adwords y compras unas palabras clave. Si quieres comprar “creativo publicitario” te costará una pasta. Y sólo tenemos 4 o 5€. La fórmula de Adwords no es de precio cerrado, si no que pagas por subasta. Si nadie quiere lo que tu quieres, te costará 0,15 por clic, realmente barato. Pero si quieres comprar palabras generalistas como “creativo”, prepárate a pagar un dineral.

En nuestra historia, lo que haremos es comprar los nombres de los mejores creativos publicitarios del país. ¿Porqué?

Porque cuando busquen su nombre en Google se van encontrar con nuestro anuncio: “Hola Director Creativo XXXX, Googlearte a tí mismo es divertido. Contratarme a mi como creativo en tu empresa, también. Llámame. Ya tardas.”

Pues bien, esta pequeña historia es cierta, y acabó bien. Nuestro amigo, cuyo nombre real es Alec Brownstein consiguió entrar como redactor senior en Young & Rubicam. Le contrato Scott Vitrone, un director creativo que quedó alucinado de la capacidad de Alec para llamar la atención.

Doy gracias a mi buena amiga y compañera Linda Reichard por publicarlo en su LinkedIn. La historia la publicó el pasado 18 de mayo el diario online “The Globe and Mail”, y aquí tenéis el enlace para ver la historia completa, que incluye una  entrevista a los protagonistas.

La cerveza que ayuda refuerza las relaciones en pareja

La impresionante historia de la cerveza Andes y su teletransporter

Casi no hay palabras para definir esta historia de la cerveza de Mendoza “Andes” y el invento del teletransporter, una máquina que simula sistintos ambientes para que nuestra pareja no sepa que estamos en el bar con unos amigos.

Sin duda, una historia bien contada consigue fidelizar más que el mejor de los argumentos racionales. Llegar a la cabeza a través de las emociones. Es la clave de la comunicación. Por cierto, el site merece una visita.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=iKDgYKSEN6M&hl=en_US&fs=1&]

Tu padre era fogonero y el mío maquinista

El tren vuelve a estar en el centro de nuestras vidas. Este es el nuevo relato de Renfe, convertido en anuncio publicitario, que ya está en antena desde hace pocos días.

Renfe consigue darle una vuelta a su larga y rancia historia para convertirla en algo positivo. Muchas marcas no se atreven a utilizar este recurso por miedo a quedar “carcas” o por miedo a no interesar a las nuevas generaciones. Grave error. La nuevas generaciones serán nuevas, pero no idiotas, y saben otorgar el VALOR de la experiencia siempre que la comunicación sea emocional e inteligente.

Mi enhorabuena a la agencia responsable del anuncio, Sra. Rushmore, a la productora responsable del rodaje, Tesauro y, sobre todo, al anunciante por apostar por esta vía.

 

Never underestimate the power of a great story

Hoy me llega esta historia tan bien contada realizada para Canal +. Animaos, dura poco más de un minuto.
La moraleja roza la perfección: Never underestimate the power of a great story.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=X7MVtgXMclI&hl=en_US&fs=1&]

Sin una buena historia, una marca no es nada. El caso Johnnie Walker.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=MnSIp76CvUI&hl=en_US&fs=1&]

Las técnicas del relato (storytelling), tan antiguas como el ir a pie, nos brindan este excelente ejemplo de cómo explicar en 5 minutos la historia y el carácter de una marca memorable: Johnnie Walker. Título del vídeo: The man who walked around the World (el hombre que caminaba por el mundo).

El genial actor escocés Robert Carlisle da vida a este corto de un sólo plano caminando por las highlands escocesas e interactuando con distintos objetos que va encontrando en su camino. Vale la pena invertir los 5 minutos que dura el vídeo.

Ficha técnica:

Agencia: BBH, Londres/ Producer: Ruben Mercadel / Director Creativo: Mick Mahoney /Redactor: Justin Moore / Productora: HLA, Londres / Realizador: Jamie Rafn / Producer: Stephen Plesniak / Director de Fotografía: George Richmond / Post Producción: Glassworks, Londres