Cómo fortificar nuestras fortalezas en el DAFO / Guillem Recolons / Marca Personal

Cómo fortificar nuestras fortalezas

Hace unos días hablaba de cómo debilitar nuestras debilidades, en lo que era el arranque de una serie de artículos sobre el DAFO personal. Hoy le toca el turno a las fortalezas ¿Qué hacer con nuestras fortalezas? ¿Cómo fortificar nuestras fortalezas?

Tipos de fortalezas personales

  • Lo que nos diferencia de los demás. En definitiva, lo que hacemos mejor
  • Habilidades y competencias (hard + soft)
  • Palancas que nos han ayudado a asumir objetivos
  • Agenda de contactos. Sí, lo has leido bien
  • Nuestros valores principales

Si con las debilidades necesitamos identificar nuestra kriptonita, con las fortalezas necesitamos saber con qué superpoderes contamos (siempre en sentido figurado).

Identificamos nuestros superpoderes

Para identificar nuestras fortalezas no hay nada como pedir feedback, pero mientras lo gestionamos y recibimos hay algunas preguntas que nos podemos hacer:

  • ¿Cuál ha sido el proyecto en que mejor hemos destacado y cuál la base del éxito?
  • Trabajando en equipo ¿Cuál ha sido el rol que mejor se nos ha dado?
  • Cuando nos hemos encontrado un obstáculo insuperable, ¿Qué “superpoder” hemos utilizado para superarlo?
  • ¿Cuáles son los puntos fuertes que otros reconocen en mí?

Fase de validación

Llega el momento de pedir feedback. Una manera de pedirlo podría ser esta:

Como parte de un ejercicio que estoy realizando sobre mi marca personal, he identificado los que creo que son tres de mis puntos fuertes: fortaleza 1, fortaleza 2 y fortaleza 3.

¿Cuáles crees tú que son mis mayores fortalezas?

Yo no utilizaría el muro de Facebook para una pregunta así. Tampoco lo preguntaría en abierto en una red como Twitter o Linkedin. Lo podemos hacer de tres maneras:

  • Vía correo electrónico
  • Vía Google Form, con la ventaja de que se puede hacer anónimo (recomendable).
  • Otras fórmulas tipo la app Survey Monkey, cuya experiencia de uso es muy buena.

Fase de acción

Una vez recibido el feedback, y con las respuestas a las preguntas que nos hemos hecho en paralelo, deberíamos crear el listado de fortalezas, buscar la forma de comunicarlas y, por supuesto, tratar de capitalizarlas al máximo para que formen parte de nuestro reconocimiento profesional.

Listarlas es sencillo. Yo quizás incluiría aquí aquellos puntos destacables que podamos extraer de recomendaciones que nos hayan hecho a lo largo de nuestra trayectoria profesional (y académica).

Comunicarlas es clave. ¿Dónde? en nuestro CV, en nuestro elevator pitch, en nuestra bio de Twitter, Facebook, extracto de Linkedin… y -cómo no- en nuestro relato personal.

Capitalizarlas es algo más complejo. Si trabajamos en una empresa grande, pongamos el radar a ofertas de puestos de trabajo que requieran de esos puntos fuertes. En empresas pequeñas o si estamos sin trabajo la acción es más lenta, ya que muchas de las ofertas no llegan al mercado de trabajo, así que será buena idea pensar en crear un blog y ser constantes en las publicaciones.

Conclusión

Cuando trabajamos nuestro DAFO personal no es suficiente con identificar nuestras debilidades o fortalezas, necesitamos validarlas y crear un plan de acción cuyo objetivo, por perplejo que pueda parecer, es debilitar nuestras debilidades y fortificar nuestras fortalezas.

Referencias: PWC, TheMuse, El DAFO de marca personal de Soymimarca

Superhero image by Shutterstock.com

 

Guillem Recolons on InstagramGuillem Recolons on LinkedinGuillem Recolons on TwitterGuillem Recolons on Youtube
Guillem Recolons
Convencido de que todo deja marca, ayudo a empresas a conectar mejor con sus stakeholders a través de programas de personal branding (gestión de marca personal) y employee advocacy (programas de embajadores internos de marca).

Colaboro con Ponte en Valor, Brandergizers, Soymimarca, MoreThanLaw, Noema Consulting, AdQualis y Quifer Consultores.

Como docente, participo en el Posgrado en Social Media de UPF, ISDI, el EMBA de IESE, entre otras. Publicitario colegiado, Master en Marketing. Estudiante del grado de Humanidades.

Mi ADN publicitario viene de 20 años en agencias: Tiempo/BBDO, J.W.T., Bassat Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altraforma y TVLowCost entre otras.
3 comentarios
  1. Carlota M.
    Carlota M. Dice:

    Gracias por este artículo, y por el anterior de debilidades. Descubrirse a una misma es una parte esencial de nuestro desarrollo personal. Un saludo desde Mallorca. Carlota

    Responder
    • Guillem Recolons
      Guillem Recolons Dice:

      Muchas gracias Carlota. Tendemos a pensar que el DAFO que se aplica en empresas es aplicable a personas, lo cual es un error, ya que las empresas no tienen buenos o malos hábitos, creencias limitantes…
      Gracias por escribir!

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] ya la serie del DAFO que arrancó con Cómo debilitar nuestras debilidades y siguió con Cómo fortificar nuestras fortalezas y con ¿Amenazas a mí? Las justas, hoy llega el momento de concluir con la parte más onírica de […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

Responsable » Guillem Recolons Argenter

Finalidad » Gestión de dudas y servicios a cliente

Legitimación » Consentimiento del interesado

Derechos » Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adicional » Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web guillemrecolons.com