Entradas

¿Googleas tu nombre? Mejor googlea por lo que sabes hacer como nadie

Los que nos dedicamos a esta bonita combinación de arte y ciencia que es el personal branding lo tenemos claro. Nos van a encontrar googleando por nuestra profesión (ejemplo: experto en personal branding) y si nos encuentran ahí nos googlearán por el nombre y nos elegirán -o no- por la fuerza de nuestra marca personal.

En este post, te quiero dar algunas pistas para gestionar tu marca personal en un medio tan hostil y a la vez mágico como internet. 

Si tienes poco tiempo, te invito a ver este resumen de un minuto:

Tu “encontrabilidad” digital depende de tu especialidad y tu propuesta de valor ¿Googleas tu nombre?

Siempre he dado mucho valor a los primeros 10 resultados que aparecen en buscadores como Google cuando ponen ahí tu nombre. Hoy veo que eso es importante para una segunda etapa. Me explico. 

Si una empresa busca a un experto en ingeniería robótica, en una primera fase le importa un bledo tu nombre, no buscará por ahí, buscará “ingeniería robótica”. Eso significa que si tú eres ese experto, debes asegurarte de aparecer en esa primera página de Google, al menos en tu zona geográfica de actuación cuando alguien busque por esa keyword.

¿Cómo se logra eso? Trabajando duro, siendo relevante y además -y esto es importante- poniendo en valor lo que haces. Debes lograr aparecer en programas de radio hablando eso, en blogs de expertos hablando de eso, en algún artículo de prensa. Y además, debes competir con todos los anuncios patrocinados y con las miles de escuelas que enseñan esa disciplina.

Si además te atreves con un blog propio (muy aconsejable), habla de tu especialidad aportando valor, sin aportar valor tus artículos no serán leídos ni compartidos. 

Por ejemplo, yo debo preocuparme para que me encuentren en la búsqueda de mis especialidades: executive branding, personal branding empresa y employee advocacy.

Segunda fase: Preocúpate por el nombre y los resultados que arroja en Google

Cuando ya hayas logrado que te encuentren por lo que haces como nadie, cosa que te llevará un tiempo, viene lo del nombre. Ahí reconozco que la singularidad del nombre + apellido o apellidos ayuda. Llamándote Juan Martínez, lo tienes complicado, pero no imposible. Precisamente conozco al Juan Martínez que lo ha conseguido. 

Si tienes apellidos comunes, te puede ayudar darle un vistazo a mi serie de artículos La putada de llamarse García I, II y III en que doy algunas pistas para vencer la falta de singularidad del nombre.

Si finalmente decides, por ejemplo, dejar tu “García” como una “G.” tras el nombre y antes del segundo apellido, deberás trabajar con ese nombre de marca en todo el ámbito real y digital. La coherencia va primero. 

Puedes hacer “limpieza” en Google de aquellos enlaces cuyos resultados son lo que yo llamo “basura digital”. Eso incluye, entre otros:

  • Enlaces en que aparezcan tus datos personales, como teléfono personal, dirección personal…
  • Enlaces con contenidos realizados por terceros que afectan negativamente a tu marca personal.
  • Enlaces sobre cargos administrativos en empresas.
  • Y, en general, todo aquello que no quieres q ue sea público. Por ejemplo, el tiempo de cronómetro de una competición en la que participaste, la membresía a algún club, etc…

La manera más efectiva de limpiar es generando nuevos enlaces de valor que pasen por delante de la basura. Pensemos que normalmente nadie mira la segunda página de resultados de Google, así que esa labor que planteo no es imposible. 

Curar y crear contenidos es un acelerador de nuestra marca personal digital

Hay únicamente un 1% de personas que creamos contenidos. Si tienes el síndrome del bloqueo de la página en blanco, la curación de contenidos es una solución idónea y al alcance de tu mano. Consiste en clasificar los mejores contenidos que leas o veas sobre una materia, y compartirlos. Lo importante aquí es añadir algo de cosecha propia, como un resumen, una crítica, o una fusión de contenidos que dé un resultado novedoso. 

Otros aceleradores de la marca personal en Internet son la presencia activa en plataformas digitales. Aquí tenemos los ejemplos de About.me, directorios profesionales, la participación en artículos de prensa o programas de TV o radio, y las redes sociales. En este último apartado considera no solo las clásicas Linkedin, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, sino también BeBee (red profesional muy rica en contenidos), Slideshare (red que contiene contenidos en PDF de todas las áreas del conocimiento), Pinterest (contenedor de imágenes y vídeos) etc.

Concluyendo, recuerda que Internet es un medio más, pero muy potente. Permite acelerar nuestro conocimiento mediante estrategias de marketing clásico e inbound marketing. También permite acelerar nuestro reconocimiento (branding) gracias a recomendaciones de terceros, críticas… La clave es ser constante, persistente y no olvidar que por ese canal podemos acceder a clientes, proyectos, ofertas de trabajo que de otra manera sería difícil acceder. Cuando Googleas tu nombre diagnosticas el estado de salud de tu marca, pero recuerda antes definir las palabras clave por las que quieres ser encontrado (y trabájalas a fondo).

Stock Photos from antb / Shutterstock

Un regalo por suscripción

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem