Entradas

Los prismáticos del jabalí (cuento de Navidad)

En Barcelona, mi ciudad, no tenemos renos, ni nieves, ni auroras boreales. Hay algunos abetos, eso sí, y algún que otro jabalí que se deja ver si no hay mucha luz. Nuestra Navidad no coincide del todo con la de los cuentos de elfos ni con la iconografía que hemos importado de los EE.UU.

También tenemos algunas leyendas que convierten estos días en especiales. No, no se trata de fantasmas ni de personajes como Ebenezer Scrooge (Cuentos de Navidad, 1843, Charles Dickens), de esos con corazón duro que se ablanda al acercarse la noche mágica.

Pero hay algo de eso. Nuestra leyenda se ha ido forjando con el paso de los años. Cuando llega la Navidad, nos gusta especialmente ayudar a los demás, nos aparece nuestro YO solidario. El voluntariado ya es un modus vivendi de los catalanes cuando la ocasión lo requiere. Hasta somos capaces de dejar alimentos para los pobres jabalís que habitan en las montañas que nos cierran el paso por el oeste, la serra de Collcerola.

En diciembre hay dos momentos cruciales: el gran recapte y la Marató. El gran recapte d’aliments de la última edición logro recoger más de 4 millones de kilos, cantidad que cubre un tercio de las necesidades anuales de los más necesitados. Por su lado, la Marató de TV3 logró recaptar en un día más de 7.200.000€ para investigar las enfermedades infecciosas. La causa cambia cada año, pero la voluntad de ayudar se mantiene. Las cifras pueden parecer banales, pero hay pocos lugares en Europa que reúnan cantidades así y miles de voluntarios para conseguirlas.

La marca Barcelona no es solo el Barça, o el Español, o la Sagrada Familia. Barcelona es su gente, con ese ADN que nos aleja de la violencia y nos acerca a trabajar en equipo, formando castells.

Desvío un instante el relato. Los que me conocéis sabéis que soy madrugador y que me apasiona caminar, correr, pasear. A diferencia del resto de los mortales, necesito hacerlo solo. Es mi momento, y no lo quiero compartir. Sean las 6 o las 7 de la mañana, sea verano o invierno, cada día tengo un diálogo interior conmigo mismo que me ayuda a saber dónde estoy y cómo voy a preparar el día. Y me gusta hacerlo en mi pequeño paraíso: la Carretera de las Aguas, cuyo origen se debe a una antigua conducción de la distribución de agua, motivo de su trazado horizontal y de su nombre. Su distancia es de unos 10 kilómetros, y existe un proyecto para alargarla hacia el norte añadiendo otros 10. Una de las cosas que veo a menudo en ese camino de vistas privilegiadas son jabalíes.

Los jabalíes no están en estas montañas solo porque encuentren cobijo y alimento. También son testigos de lo que acontece en la ciudad. Ahí, perpetrados tras los miles de árboles que limpian Barcelona, disfrutan a través de sus prismáticos particulares de una de las panorámicas más excepcionales. Cada jabalí nos podría explicar historias increíbles sobre las mujeres y hombres que desfilan por el camino mágico. Cada jabalí puede disfrutar como nadie de estos amaneceres únicos, con la ciudad a sus pies, el mar de fondo, y un cielo rojizo digno de las postales que se venden en las Ramblas.

Ay, si los jabalíes hablaran…

 

Feliz navidad, y si vienes por Barcelona no olvides ponerte los prismáticos del jabalí. Te llevarás el mejor recuerdo. Aquí te dejo mi pequeña colección de fotos a vista de jabalí desde la Carretera de les Aigües.

 

 

Amaneceres #morningwalk #igersbarcelona #sunrise? #barcelona #collcerolamola

Una publicación compartida de Guillem Recolons Argenter (@guillemrecolons) el

Low Cost, ¿Una nueva forma de pensamiento lateral?. La charla sobre low cost y TVLowCost en ESADE

Los pasados 13 y 15 de mayo tuvieron lugar en Madrid y Barcelona respectivamente los monográficos sobre low cost bajo el título “El modelo de negocio low cost y las principales opciones estratégicas de los competidores”. La conferencia se dirigía a antiguos alumnos de ESADE, y lo cierto es que ambas sesiones fueron un éxito tanto desde el punto de vista de asistencia como de interés. El profesor a cargo de la charla, Michele Quintano, contó con la ayuda de Guillem Recolons para describir el modelo de TvLowCost.

El objetivo principal de la sesión fue demostrar que el modelo de negocio low cost “se aleja del concepto de bajo precio y es algo distinto”, según expresó Michele Quintano, profesor visitante del Departamento de Dirección de Marketing, que partió de la idea de que low cost “es plantear, mediante la innovación, nuevos procesos de producción y comercialización de productos y servicios”, donde no necesariamente debe ligarse precio bajo con bajo valor.En primer término, el profesor Quintano comentó el modelo tradicional de “bajo precio” con ejemplos típicos como el discount en la distribución de bienes de consumo, las marcas blancas, las promociones, etc., en donde existe una relación directa entre precio y calidad en el ámbito de las expectativas. Sin embargo, el low cost es un modelo nuevo que “intenta eliminar todos los costes de complejidad (diferenciación)”, en el que se bajan los precios de venta pero, al mismo tiempo, “se está ofreciendo valor y se potencia la satisfacción al consumidor”. Entre los aspectos clave de este modelo, Quintano destacó la optimización de los procesos (gestión de la información, distribución, negocio electrónico, etc.), que permite garantizar el mantenimiento de altos niveles de calidad, aunque se reduzcan precios.

 Quintano también aludió a los distintos sectores en los que las empresas aplican el modelo de negocio (transporte, seguros y banca, automóvil, moda, muebles, informática y sector farmacéutico, entre otros) y dijo que éstas “han contribuido al incremento del tamaño de mercados maduros”. Después de reseñar algunos ejemplos, se centró en las compañías aéreas low cost y en las fórmulas que utilizan para asegurar una reducción de costes y precios sin sacrificar la calidad de sus servicios como, por ejemplo, las conexiones punto a punto o el ajuste de precios a la demanda que realizan easyJet o Ryanair. En la misma línea, repasó otros casos de interés (Dacia, ING Direct, IKEA y Línea Directa Aseguradora) por el concepto diferenciado de negocio que aplican.

 

Michele Quintano finalizó su exposición comentando las estrategias alternativas con las que las organizaciones pueden enfrentarse al éxito de estas compañías low cost: wait and see (observar y esperar); coexistir a través de la financiación; emprender una estrategia dual, ofrecer soluciones o convertirse en low cost.

 

A continuación, Guillem Recolons tomó la palabra prosiguiendo con el análisis del concepto y señaló que “el low cost es una actitud, porque en el fondo no deja de ser una compra inteligente influida por los valores que cada persona otorga a los servicios que intervienen en el proceso de compra”. Por otro lado, puso de relieve la dicotomía que existe entre el posicionamiento de las empresas que utilizan este modelo, como Zara o IKEA, y la percepción que tienen los consumidores de las mismas.

Posteriormente, Recolons relató cómo se originó la idea de TVLowCost, “de un aparente hueco en el mercado”, en un entorno caracterizado por la existencia de dos tipos de empresas de publicidad: por un lado, las agencias pertenecientes a grandes multinacionales, que ofrecen unos servicios costosos y, por otro, pequeñas empresas locales, normalmente incapaces de proyectarse más allá de su ámbito de acción. Así nace esta iniciativa, “que se materializa a través de un vehículo: el pack todo incluido”, con una oferta de servicios preestablecidos (por ejemplo, una campaña en la televisión nacional, producción, investigación y honorarios incluidos, sin fee mensual), a un precio muy atractivo.

Asimismo, el socio fundador de la multinacional TVLowCost indicó que el objetivo no es competir con las grandes agencias, sino “generar un nuevo mercado”, dirigiéndose a aquellas compañías con facturaciones entre los diez millones de euros y los treinta millones que hasta ahora no se habían planteado el uso de la televisión para publicitarse ya que, por lo general, tienen una importante barrera presupuestaria. Su fórmula no es otra que un conjunto de variables adecuadamente combinadas, como la especialización en el medio televisivo, una estructura propia mínima -y la consiguiente subcontratación de creativos de alto nivel-, la presentación de múltiples propuestas creativas o la máxima utilización de las nuevas tecnologías y de Internet.

Para finalizar la sesión, Guillem Recolons comentó varios ejemplos de spots publicitarios realizados por TVLowCost, en los que los asistentes pudieron conocer producciones sencillas y diferentes formatos pensados para empresas de tamaño medio.