Entradas

Diez ventajas del networking offline

Networking offline ¿Qué es?

Networking offline es la gestión de contactos de toda la vida. Es despegarse de la pantalla del ordenador, salir de casa o de la oficina para asistir a eventos, leer libros, ver películas o dar charlas, entre muchas otras cosas. Quizás esto pueda parecerte aburrido o políticamente incorrecto en plena era 4.0, pero créeme, es fantástico.

Y no es que yo pase muchas horas frente a la pantalla, pero me gustaría que fueran menos. Ahí fuera hay un mundo. Hace pocos días, hablando con un colega, comentábamos entre socios el poder del networking offline comparado con el online. No soy muy de “las diez ventajas” y todo eso, pero los números son mágicos y permiten exponer de forma escueta qué tiene el networking offline que no tiene (aún) el online:

Ventajas del networking offline

  1. Romper la sensación de aislamiento que produce estar unas horas o toda la jornada frente al ordenador. No hay videoconferencia que sustituya un buen abrazo o un buen apretón de manos.
  2. Tomar una cerveza o un café con un amigo, un cliente, un colaborador. Eso aún no existe en la red. Y permite trabajar nuestro mensaje de una forma distendida, con relato incluido.
  3. Intercambiar tarjetas de papel. Puede parecer poco ecológico, pero yo todavía conservo tarjetas de los años 90. Posiblemente no sean vigentes, pero es como recordar un álbum de fotos, estimula la memoria y puede provocar un deseo de búsqueda de alguien que nos dejó huella. Aunque hoy es fácil conectar a través de muchos canales online, en un evento con muchas personas no hay medio mejor.
  4. Poner cara y voz a personas cuyos perfiles son fotos de la 1ª comunión o fotos tuneadas. ¿Os imaginas ponerle cara a un geek (freak digital) que has conocido antes en alguna red social?
  5. Las emociones, los sentidos, se transmiten de una forma más eficaz “en vivo”. La suma del lenguaje verbal y el no verbal da un resultado completo, que unido a olores, sensaciones táctiles, se convierte en casi perfecto.
  6. La posibilidad de poder distinguir entre amigos, conocidos y saludados -parafraseando a Josep Pla-, es mayor en la calle que en la red, donde recibimos peticiones de amistad de personas a las que no conocemos de nada. Reivindico ese tratamiento diferenciado. No es lo mismo un vecino de tres puertas más allá que alguien que fue pareja de juventud o que un cliente. Nuestra marca personal se activa para sacar a relucir el networker que llevamos dentro.
  7. Compartir información es más fácil. Si tengo un problema informático lo puedo resolver en un foro online. Pero los que hemos nacido antes del 2000 preferimos que nos lo cuente alguien delante nuestro y que nos diga qué botones hay que pulsar. Quizás la realidad aumentada cambiará alguno de estos aspectos, pero hoy aún no veo que esta tecnología se aplique de manera masiva.
  8. El valor cualitativo de un encuentro presencial es mayor, ya que intervienen en él los 5 sentidos y echamos las máscaras fuera. No hay fotos de 1ª comunión, nuestra cara es la real, nuestros gestos hablan de nosotros. Es posible que asistiendo a una conferencia conozcamos a 10 personas, muchas menos de las que posiblemente leerán este post, pero su valor será mayor.
  9. Es donde se genera el verdadero elevator pitch, un discurso breve donde nuestra propuesta de valor debería lograr un segundo encuentro con un posible cliente o stakeholder.
  10. Para resumir os diré que, en persona, las interacciones reales a menudo crean un entorno más favorable.

TED y TEDx, una oportunidad para el networking offline

Las charlas TED y TEDx son una ocasión única para el networking offline. Aunque lo que queda son los vídeos, un medio online, el momento es único e irrepetible.

Si tienes ocasión de estar por Barcelona el 22 de marzo 2019, no te pierdas el TEDxEixample 2019 en la Antiga Fàbrica Damm. Un lugar para aprender, conocer, experimentar. Y el cartel de este año no puede ser más potente:

speakers TEDxEixample 2019

Hace un tiempo escribí un post titulado Hay un café que quiere conocernos, y sigue vivo. Por supuesto, no hay nada de malo en continuar nuestro networking online; las métricas siempre son interesantes. Pero de vez en cuando, y hoy es un día para hacerlo, hay que reivindicar apretones de manos y abrazos como el del genial humorista Víctor Parrado, una auténtica sensación networking offline.

 

Business card image by Unuchko Veronika on Shutterstock.com

Networking 04 / Seamos generosos con la información

La información es uno de los recursos más preciados. A menudo somos tan celosos de nuestro trabajo o nuestro método que todo queda en casa.

Mi consejo es compartir información. Si lo hacemos, conseguiremos un WOM (boca-oreja, para entendernos) interesante que al final nos beneficiará.

Sugerencias, ideas, debates abiertos, todo vale para ayudar a alguien que ande perdido o que busque una segunda valoración sobre algo.

Tenemos la herramienta perfecta: la web 2.0 y sus innumerables recursos. No hay excusa para no hacerlo.