Entradas

Confianza, formación, tecnología: las tres claves del personal branding corporativo

El personal branding ha dejado de ser algo exclusivo de celebrities y emprendedores. Hoy trato las tres claves del personal branding corporativo, una forma de trasladar la gestión de marca personal a las empresas, y concretamente a sus profesionales. 

Escuché una entrevista que hicieron a Brian Fanzo, CEO de ISocialFanz en que me gustó la forma en que simplificaba la aplicación del personal branding corporativo. 

Si tienes poco tiempo, aquí te dejo un vídeo-resumen de un minuto: 

Personal Branding corporativo: ¿Qué es?

Muchos creen que es un oxímoron… y lo entiendo ¿en qué quedamos? ¿personal o corporativo? 

El personal branding corporativo trata de la aplicación del personal branding en los altos ejecutivos, conocido como Executive Branding, de la formación en personal branding para mandos intermedios y resto de profesionales, y de los programas de employee advocacy o impulso de “emfluencers” y employer branding. 

Se apoya en el hecho contrastado de que las personas transmiten mayor confianza que realidades imaginadas como marcas o empresas. 

Primera clave: Confianza

Como no podría ser de otra manera, en tiempos de desconfianza en las marcas, las empresas deben confiar en su gente (recuerdo el post reciente: Empresario/a: tu gente es tu marca) para trasladar el relato corporativo. 

Para ello es esencial que la organización disponga de relato corporativo, con un propósito muy claro y social (más allá de beneficios, liderazgo…), una misión, unos valores y una historia

Las personas confiamos en personas, así que no hay nadie mejor para trasladar estos activos corporativos que a través de los profesionales. 

A los empresarios temerosos de dar mayor poder y conocimiento a su gente, solo cabe decirles que invertir en ellos es una manera de fidelizar. 

Segunda clave: Formación

Entre las tres claves del personal branding corporativo, la formación es, para mí, una de las bases más sólidas. 

Como afirma mi colega David Barreda, formador de formadores y experto en personal branding, la formación es una estrategia de aprendizaje para la adquisición y desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes, que permite a las personas responder con efectividad frente a determinados problemas y dilemas.

Y en este caso, la formación tiene como objetivo proporcionar metodologías y herramientas para que los empleados (prefiero llamarlos profesionales) puedan conectar con los grupos de interés o stakeholders, tanto internos como externos.

Esto tiene un doble objetivo: por un lado poner en valor la propia marca personal de cada profesional, convertirlos en portavoces de las marcas. Y por otro, trasladar el relato corporativo a los mercados en una comunicación persona a persona. 

Tercera clave: La tecnología

Hoy es básico que los profesionales puedan aprovechar la tecnología para poder ejercer como portavoces y embajadores. Dado que esta no es su principal “job description”, es necesario que la organización provea de aplicaciones para gestionar este nuevo rol, fáciles de usar, intuitivas, y lo más importante, productivas y eficaces. 

Dichas aplicaciones tiene que ver con conocer contenidos, curarlos, compartirlos y seguir su rastro. No podemos esperar que los empleados entren constantemente en la web de la empresa para ver qué novedades hay. Para ello, se requiere que desde el departamento de comunicación se faciliten notificaciones a una aplicación, de manera que la información llegue fácilmente a cada profesional. 

Stock Photos from Catsence / Shutterstock

Libros: ¡SOS! Tengo un jefe tóxico

Este jueves pasado tuve ocasión de asistir a la presentación del doceavo libro de mi colega Pablo Adán, organizado en Lleida por mi otro colega Xavi Roca con asistencia de 60 alumni de ESADE. 

SOS Tengo un jefe tóxico, by Pablo AdánPablo le tenía ganas a un libro así, y lo entiendo. Todos los que hemos vivido con jefes (o socios) tóxicos siempre hemos querido explicarlo… y nos ha faltado valor. Pablo lo ha estudiado a fondo, se ha documentado como siempre hace, e incluso ha puesto en marcha una pequeña investigación online para recabar más datos sobre este especimen que tanto abunda (un 50% de todos los jefes son tóxicos) y tanto erosiona el liderazgo empresarial. 

Pablo y Xavi me invitaron a formar parte de una mesa redonda tras la presentación del libro que fue muy útil para que los asistentes perdieran el miedo ha hacer preguntas comprometidas. Una interesante fue ¿creéis que es buena idea que le regale este libro a mi jefe? 

No voy ha hacer spoiler de la obra, pero la recomiendo a todos los jefes y a todos los que esté sufriendo las consecuencias de un mal estilo de liderazgo. 

Nuevos influencers: los Embajadores de Marca internos o Emfluencers

Parece que el mundo gire alrededor de influencers. Reconozco que esta palabra se está gastando, al menos en mi cerebro. Yo quería titular este post: Nuevos influenciadores: los embajadores de marca, pero seguro que hubiera perdido impacto. 

Si tienes poco tiempo, aquí tienes un vídeo-resumen de menos de un minuto:

¿Están los influencers en declive?

Si buscas en Google el término “declive influencer”, aparecen titulares tan suculentos como éstos: 

Todas estas fuentes coinciden en que diversos estudios alertan del descenso del “engagement” en las publicaciones de los influencers con centenares de miles o millones de seguidores. Las razones son la saturación del número de influencers, el cansancio de ver repetidos los mismos consejos, el hecho de que muchos de los consejos son insanos, falsos, absurdos o irrelevantes.

Por ejemplo, el rotativo El País alertaba sobre los malos consejos de 8 de cada 9 influencers de salud, en base a un estudio de la Universidad de Glasgow. 

Pocos se salvan de la quema: suben los micro-influencers

emfluencers by guillemrecolonsLas mismas fuentes anteriores están de acuerdo en que los micro-influencers (1.000 a 5.000 seguidores) están ganando el terreno de la credibilidad.

Se trata de personas no contratadas por ninguna organización que opinan de forma libre y no condicionada sobre su experiencia como usuarios de viajes, moda, salud, coches, etc. sin ánimo de sentar cátedra. 

También se mantienen arriba los grandes influencers que no “se han vendido” a las marcas, aunque quedan pocos. Un buen ejemplo es la youtuber Patry Jordán, especializada en Fitness y en consejos de belleza DIY (hazlo tú mismo). Patry Jordán acumula cerca de 16 millones de suscriptores entre sus distintos canales, y según me contó ella misma, el secreto del éxito es que no aparecen marcas recomendadas por ella. 

Emfluencers: los nuevos influencers, embajadores de marca internos

Seguramente no me ganaré la vida como creativo. Lo de “EM” de “Emfuencers” viene de “empleados” o “employees”, y también, si lo prefieres, de “embajadores” o de “empresa”. Dejando el término al margen, lo cierto es que en este blog vengo tratando sobre el poder de los embajadores de marca internos, los “de la casa” hace algún tiempo:

O ganan todos o no gana nadie

Este es un principio general que aplica a cualquier acción que se plantee para estimular a los emfluencers: o ganan todos o no ganan nadie. Este tipo de programas se conocen como “Employee Advocacy”, y también como “Employee Branding”. 

No se trata de contratar una app de las muchas que hay para que los empleados compartan información corporativa. Eso solo generaría ventajas para la organización, pero no para sus profesionales. Y eso tiene arranque, pero no seguimiento. Tiene que existir un equilibrio de beneficios y una mentalidad de cambio cultural organizativo para que esto funcione bien. 

Las aplicaciones son un instrumento al servicio de una estrategia, pero sin estrategia se trata de un ensayo efímero. En el artículo referido La fuerza de los embajadores de marca internos explico cómo desarrollar un programa de Employee Advocacy. Desde la selección de los participantes, el pre-work necesario, las ventajas para unos y otros, los requisitos a los facilitadores y las principales cifras de retorno de inversión. 

Emfluencers, los influencers más creíbles

Finalmente, te invito a una reflexión: ¿quién crees que ofrece mayor confianza -y por ende credibilidad- a la hora de explicar las características de un determinado producto o servicio?

  1. Grandes influencers externos
  2. Micro-influencers
  3. Usuarios satisfechos (Brand advocates)
  4. Expertos técnicos que han creado, probado y lanzado esos productos y servicios

Permite que me adelante a tu pensamiento. Posiblemente piensas en el 3 y el 4. 

El brand advocate es uno de los objetos del deseo de las organizaciones. Su única relación con la marca es a través de la experiencia de uso, y por eso tienen tanto valor. No siempre son fáciles de identificar, por eso los sistemas de feedback son indispensables para localizarlos, y también la monitorización de las redes sociales.

El experto técnico, el N4, es el candidato perfecto a actuar como employee advocate, embajador de marca interno o emfluencer. En las empresas la figura que más abunda es la del experto técnico, que incluye desarrolladores de producto o servicio, product y brand managers, especialistas en comunicación y, sobre todo, la red comercial. Todos ellos conocen como si fueran suyos los productos y servicios con los que tratan cada día. 

En cualquier caso, el experto técnico es el profesional sobre el que la organización tiene mayor conocimiento, proximidad, y en cierta manera, control. A mi manera de verlo, los Emfluencers son los nuevos influenciadores, un rol de mayor creación de valor, confianza, credibilidad y, en definitiva, generador de leads

Si quieres información más amplia sobre los programas de Employee Advocacy, te invito a descargar el ebook gratuito “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa” 

ebook embajadores de marca

 

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

 

Stock Photos from VectorMine & Spirit Boom Cat / Shutterstock

Qué hacer cuando la deslealtad se convierte en norma

 

 

Para dejar las cosas claras, no voy a hablar de deslealtad matrimonial. El asunto a tratar hoy, muy preocupante desde la perspectiva del branding, es la deslealtad hacia las marcas. 

Hace pocos días pude leer un avance del nuevo Nielsen’s Global Consumer Loyalty en el Press Room de Nielsen Europa. Traduzco los datos que me han parecido más significativos, y a continuación relacionaré esos datos con los de confianza de Edelman. El objetivo es entender mejor que la deslealtad es un problema para muchas empresas y una oportunidad para otras, y también entrever si las recomendaciones personales de empleado a consumidor podrían cambiar esta tendencia. 

Si no tienes mucho tiempo, te lo explico en un minuto en este vídeo:

Deslealtad en auge: un 92% de consumidores son desleales a sus marcas

Infografia Deslealtad Marcas Nielsen

Descarga la infografía completa desde Nielsen Inc en este enlace

En otras palabras, sólo el 8% de las personas se consideran leales a sus marcas favoritas, según el estudio referenciado de Nielsen. El dato es mundial, en Europa y América las cifras son menos dramáticas, pero…

¿No te parece una locura? Como ex-publicitario no dejo de pensar en lo mal que lo estarán pasando ahora anunciantes y agencias. Lograr la lealtad a la marca era el TODO en publicidad, el objetivo supremo. 

Nos gusta probar cosas nuevas ¿un principio de deslealtad?

El informe señala que un 42% de los consumidores de todo el mundo dice que les encanta probar cosas nuevas y casi la mitad (49%) de los consumidores -aunque prefieren atenerse a lo que saben- pueden ser movidos a experimentar.

La cuestión aquí es si se trata de un problema de deslealtad. Yo más bien veo un exceso de oferta. Y una facilidad de adquirir bienes y servicios no vista hasta la fecha. Joe Ellis, Vicepresidente Senior de Nielsen Consumer Insights, lo llama “el efecto Amazon”.  Podemos hacer compra online y recibir un encargo en 2 horas en casa. Probar cosas nuevas es más fácil que nunca. 

Y quizás el temor más fundado: la indiferenciación hace que muy pocas marcas (Coca Cola, Nike, Apple) conserven más consumidores. Ojo al dato: sólo el 28% de los consumidores están influenciados por el hecho de que una marca sea conocida, reconocida y de confianza

¿Estarán relacionadas deslealtad y desconfianza?

Me lo pregunto. Relacionar dos estudios con bases y metodologías tan distantes como el de Nielsen y el Edelman Trust 2019 puede ser perverso por mi parte. Pero no cabe duda de que somos más leales a las marcas en las que confiamos

Quizás uno de los problemas es que la publicidad outbound, la de la interrupción, la que odiamos, nos aleja de las marcas, no nos acerca como hace dos décadas. Anunciantes y agencias están buscando nuevas fórmulas inbound, con contenidos atractivos que no interrumpan sino que nos lleguen de forma viral, recomendados por nuestros pares. 

A las empresas les es difícil abandonar el hábito de la publicidad repetitiva y poner a su gente a cargo de dotar de confianza a sus marcas

El estudio de Edelman Trust 2019, que traté hace pocos meses con el artículo “Tímida recuperación  de confianza” muestra algo más de optimismo que el de Nielsen. Estando la confianza por los suelos en países como España, por ejemplo, en positivo vemos que los expertos técnicos y empleados de empresas son conductores de confianza naturales. 

A las empresas les es difícil abandonar el hábito de la publicidad repetitiva y poner a su gente a cargo de dotar de confianza a sus marcas. Traté el tema en “Hola empresa: ¿sabías que tu gente es tu marca?” El artículo tuvo mucho éxito en ámbitos RR.HH, pero más bien escaso en responsables de marketing y comunicación. Maldito miedo…

Se buscan profesionales valientes

Yo te entiendo, marcom. Has contratado a una buena agencia. Tienes un presupuesto razonable… ¿para qué arriesgarte con experimentos con un ROI más alejado, que no solo dependen de tu departamento? Reconozcámoslo, eso es meterse en líos. Por eso te propongo que tomes tú las riendas de esto y plantees un piloto ¿qué puede salir mal?

Precisamente los programas de Employee Advocacy están para esto, para que pongas en valor a tus influencers de la casa, para que apuestes por la cantera antes que contratar a famosillos que cualquier día te abandonarán para ir a la marca de un competidor.

Si la deslealtad se convierte en norma, apuesta por los únicos capaces de devolver la confianza a su lugar, y trabajan a escasos metros de tu mesa: tus compañeros de trabajo.

Cover Stock Photos from TukkataMoji / Shutterstock

Hola empresa, ¿sabías que tu gente es tu marca?

 

 

Pues es así: tu gente es tu marca. Y te lo dice un publicitario colegiado. Los datos no engañan: Solo un 33% de consumidores confían en las marcas. Por contra, un 90% de los mismos consumidores confía en las recomendaciones de personas afines (fuente: Nielsen).

Si solo tienes un minuto, en este vídeo te hago un resumen:

La era Mad Men ha terminado

Muchos me preguntan si las agencias eran así, como en la ficción de Don Draper en Mad Men. Las agencias de publicidad fueron muy importantes durante esa época y hasta finales de los 80. La razón es que eran proveedoras no solo de creatividad, sino de investigación, de marketing (muchas empresas no tenían entonces ese departamento), de planificación estratégica, de compra de medios… Vamos, nada que ver con lo que son ahora, básicamente “boutiques” de estrategia y creatividad. 

Pero ahora la publicidad es algo que nuestros millennials esquivan con maestría. Utilizan AD blockers, no ven TV convencional, pocos escuchan la radio y consumen básicamente Internet sin barreras. Más info en el estudio SmartMe Analytics de IAB Spain.

Así es, la era Mad Men ha terminado. Ahora las agencias buscan fórmulas alternativas al anuncio tradicional, a eso que interrumpe lo que queremos ver, leer o escuchar. 

Personas confían en Personas. Si te parece lógico, ¿por qué no lo aplicas?

El estudio Edelman Trust confirma año tras año que nuestras máximas fuentes de confianza son personas como nosotros, expertos técnicos de empresas y expertos académicos

Entonces, ¿por qué muchas empresas insisten en “taladrarnos” con publicidad a la vieja usanza, con testimonios inverosímiles (supongo que no pensarás que Rafa Nadal conduce un Kia), con mensajes insoportables insertados en los vídeos de YouTube, con newsletters largas y aburridas, con blogs corporativos que no van firmados y no admiten comentarios, con los mismos valores corporativos falsos ideados por una gran consultora…?

¿Tan difícil resulta humanizar nuestra relación con el mercado? El mercado, recogiendo el Cluetrain Manifesto, se compone de seres humanos, no de sectores demográficos. Y las empresas se componen de personas. Blanco y en botella… leche o mejor: Tu gente es tu marca.

empresa y embajadores de marca

Foto: Burst en Stocksnap

La clave es dar poder a tu gente, esa es la fuerza de una marca, de una empresa

Hay muchas empresas que se dedican a crear aplicaciones para que los empleados compartan contenido corporativo en sus redes personas. Se trata de un buen negocio. Pero eso no trata de pedir a tu gente que comparta contenidos. Un programa como Dios manda de embajadores de marca internos (employee advocacy) requiere empoderar (no sabes cómo odio esta palabra) a los profesionales de la casa. 

Si a mí en una empresa me piden que comparta contenidos creados por alguien sin nombre, ¿por qué debo hacerlo? ¿qué salgo ganando?

Muchos empresarios tienen miedo. “Si empodero a mi gente, me quitarán a mis mejores profesionales” dicen. Ya. Y si no los empoderas, se quedarán contigo para siempre. No hay opción, no se trata solo de conseguir que los empleados amplifiquen el mensaje de la marca. Se trata de darles herramientas para entender el propósito y los valores, para hacerlos suyos, para gestionar su marca personal, para colaborar en los contenidos que crea cada marca,… No lo olvides: Tu gente es tu marca.

Tu gente es tu marca. Te toca mover ficha

En este partido, si no ganan todos no gana nadie. No se puede pedir sin dar.

Si quieres saber más sobre cómo llevar a buen término un programa de embajadores de marca internos, te invito a suscribirte a este blog y de regalo te llevas un ebook que lo explica de arriba a abajo. Que pases una feliz semana.

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

 

Cover Stock Photo from chattanongzen / Shutterstock

 

Los embajadores de marca de la casa: el puente de confianza

Guillem: Deja que te haga una pregunta, Nancy: En quién confías más, ¿en un influencer que te recomienda un producto o servicio, en un usuario convencido, o en el experto que lo ha creado pensando en ti (el embajador de marca de la casa)?

Nancy: Buena cuestión, Guillem. Para mí lo ideal es la combinación del “Brand lover” o “Brand advocate” con el máximo conocedor y experto de ese producto o servicio, lo que conocemos como el embajador de marca de la casa o “employee advocate”.

Guillem: Para que nuestros lectores entiendan la diferencia de perfiles, vamos a definir mejor las motivaciones, comportamientos y capacidad de comunicación de cada grupo de portavoces de la marca.

Si no tienes mucho tiempo, te invitamos a ver un resumen de este post en un vídeo de un minuto.

Los tres tipos de embajadores de marca

El embajador de marca externo 1: el perfil influencer

Puede representar a una marca, siempre a cambio de una remuneración económica. Su alcance de comunicación es importante, ya que suele tratarse de personas con un fuerte nivel de influencia y con unas comunidades muy grandes. Son atractivos para la marca. Quizás su punto débil es su desconocimiento del servicio o producto. Decía David Ogilvy “el consumidor no es estúpido, es mi esposa”, y los consumidores cada vez están más y mejor informados como para dejarse convencer por alguien únicamente por su fama.

El embajador de marca externo 2: el brand lover o brand advocate

A diferencia del anterior, su motivación es la experiencia positiva con la marca, producto o servicio. Están convencidos de que es la mejor marca, la recomiendan de forma natural a sus amigos, familiares, colegas… Son oro para las marcas, a veces no son fáciles de identificar porque usan más el word-of-mouth, y no siempre utilizan redes sociales para proyectar sus recomendaciones. Sus comunidades son pequeñas (comparadas con las del influencer), pero su credibilidad es altísima, y convierten más que los influencers.

El embajador de marca de la casa: el employee advocate

Es el embajador de marca interno. El embajador de marca de la casa es un profesional conocedor profundo del producto o servicio. Es el experto técnico, un perfil que incluye a I+D, marketing, ventas, producción… y que conoce más que nadie las ventajas de uso del producto o servicio. Son influencers cualitativos y expertos, sus comunidades son pequeñas, pero su capacidad de multiplicar el alcance e “engagement” de la comunicación corporativa es proporcionalmente el más alto. Son las enfermeras y médicos del hospital, son los ingenieros y los mecánicos de un modelo de automóvil, es el diseñador y el guía de una ruta turística, es el arquitecto y también el vendedor especializado inmobiliario. Unos por su conocimiento técnico, otros por su conocimiento de las motivaciones y necesidades de sus clientes.

Tus primeros clientes están dentro de casa

Así lo dice Richard Branson: el primer convencido es quien ha probado y mejorado el producto antes de lanzarlo al mercado. Y ese es el máximo transmisor de confianza pública, por encima de la publicidad, de las relaciones públicas, de las promociones. La comunicación persona a persona es imbatible. Y hoy existe el ecosistema perfecto para que una persona de dentro, un embajador de marca de la casa, comunique con un posible cliente de fuera, le convenza, le tranquilice, le asegure en su decisión.

El ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa” ya está aquí

Nancy: Guillem, ¿qué información nos da este ebook que hemos trabajado juntos desde Integra Personal Branding contigo?

Guillem: Tras un prólogo y una introducción, podemos adentrarnos en el contexto que favorece la implementación de los programas de Employee Advocacy, con estadísticas muy claras. Luego se analizan una a una las ventajas de estos programas tanto para los profesionales de la organización como para la propia marca de la organización. Sigue con los contenidos del programa, en un workshop de entre 12 y 16 horas de duración. Analiza datos clave sobre el ROI o retorno de inversión. Y finaliza con las claves del cuándo, cómo, dónde y quién puede implementar los programas.

Nancy: Y además es gratuito, solo necesitas suscribirte a este blog mediante este formulario. Esa suscripción, además de este ebook, te proporcionará en los próximos meses nuevos contenidos sobre casos concretos, formatos de formación, aplicaciones de seguimiento principales y mucho más. Si estás en América, también te puedes suscribir al blog de Integra Personal Branding y recibirás el mismo ebook

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

Tímida recuperación de la confianza #EdelmanTrust2019

El último barómetro Edelman Trust presentado hace pocos días marca un ligero repunte de la confianza a nivel global. España es uno de los países que queda fuera de esa recuperación. El informe global no apunta las razones concretas del retroceso en España de 47% en 2018 al 40% de confianza en 2019, que cada uno saque sus conclusiones

Trust at Work, el titular de esta última edición

Curiosamente una de las áreas donde la recuperación se hace más evidente es la laboral. Confianza en el trabajo. También las ONG salen bien paradas. En cambio, la confianza en los gobiernos y en los medios sigue sin obtener el aprobado (aunque mejoran ligeramente). 

El síndrome “no había para tanto”

Desde la mirada europea, extraña que los EE.UU recuperen confianza del 43% en 2018 a un 49% en 2019 (rozando el aprobado). Parece que el efecto explosivo Donald Trump se ha atenuado. Quizás no había para tanto.

Los únicos gobiernos aprobados por sus ciudadanos (más de 60%) siguen siendo China, Indonesia, India, y los Emiratos Árabes Unidos, a los que se añade en la edición 2019 Singapur.

Por la cola, los gobiernos de Japón y Russia continúan siendo los peor valorados en confianza por sus pueblos.

El público informado sigue confiando más

Se mantiene el “gap” de valoración de confianza entre público informado y público general. La distancia entre unos y otros es récord: 16 puntos. El informado confía globalmente 65% y el general 49%.

La cuestión es que desde la existencia del barómetro Edelman Trust, el público informado siempre ha sido más confiado que el general. Tiene sentido que si se apuntan lejanos síntomas de recuperación de confianza, los informados sean más optimistas, ya que dispondrán antes de los datos. Pero aunque sea al contrario (no recuperación de confianza), el optimismo se mantiene en este grupo. Extraño, ¿no crees? Parece que la información es poder, y también confianza.

Los Hombres confían más que las Mujeres

Se mantiene esta tendencia, pero la distancia aumenta en el caso de las empresas, con 8 puntos de diferencia.

Edelman Trust 2019, por género

Como repunte de recuperación de confianza, las empresas son el único colectivo que aprueba, al menos para los hombres. No son malas noticias, y ojalá la tendencia al aumento se mantenga.

El miedo a perder el trabajo sigue presente

Ese miedo se traduce en tres frentes:

  1. A no disponer de la suficiente formación y competencias como para acceder a un empleo bien remunerado. Así lo ven un 59% de empleados, un 63% en caso de multinacionales.
  2. A la automatización de procesos y otras innovaciones. Un 55% y 60% respectivamente.
  3. A los conflictos internacionales sobre las políticas comerciales y las tarifas que perjudican a la empresa. Un 57 y 64% respectivamente.

Dicen que el pesimista es un optimista bien informado

Esta frase, que escuché hace años, encaja con otra tendencia del barómetro, y va contra la recuperación de la confianza, al menos a largo plazo.

Los países que pertenecen al bloque “mundo desarrollado” tienen peor visión de futuro que el resto, especialmente entre el público informado. Se trata de Japón, Francia, Alemania, Reino Unido, Holanda, Australia, Canadá, Italia, Hong Kong, Rusia, Corea del Sur, España, Irlanda y EE.UU.

Los ciudadanos de estos países están convencidos de que ellos y sus familias vivirán peor dentro de cinco años.

Crece significativamente el interés por estar informado

En plena era de fake news, parece que aumenta nuestro interés por conocer la verdad. Eso se traduce en un crecimiento del 22% en público comprometido por las noticias. En el otro lado, el grupo de “pasotas” cae de un 49% a un 28%. ¿Nos estamos convirtiendo en más preocupados por lo que pasa?

Este dato se acusa más en mujeres que en hombres, lo que indica que ese mayor interés por la información se traduce en una mayor desconfianza por parte de las mujeres.

A nivel global, el mundo confía casi por igual en la información que aparece en buscadores como Google que en medios tradicionales. En Europa y EE.UU, los medios tradicionales lideran la confianza. En cuanto a redes sociales, siguen siendo la fuente menos confiable de información, y aquí tienen mucho que ver las fake news.

Queremos que los grandes directivos lideren el cambio

Un 76% de ciudadanos cree que los CEO deben tomar la iniciativa en el cambio en lugar de esperar a que el gobierno lo imponga.

Además, la empresa en que trabajamos ofrece una relación de mayor confianza que los otros stakeholder como ONG’s, otras empresas, gobierno y medios.

Los empleados esperan un cambio social real, y son cada vez más fuente de confianza

Un signo de buena salud es la recuperación de la confianza entre empleados y sus empleadores. Pero quizás el dato más significativo del Edelman Trust 2019 es la mejora de confianza que aportan perfiles técnicos y empleados

Edelman 2019 Confianza en el marco laboral

Voy a desarrollar más el contenido de este gráfico en las próximas semanas. Desde luego, abre grandes oportunidades para el Employee Advocacy, los programas de impulso de embajadores de marca internos.

Destaco que los CEO se empiezan a acercar al aprobado, una buena noticia, que los empleados aumentan significativamente en confianza (6 puntos) y que el experto técnico se mantiene como el máximo exponente de confianza en la voz corporativa.

Fuera del ámbito de la empresa, las personas como nosotros lideran la subida de confianza con +7 puntos, lo que indica la importancia creciente de micro-influencers y experiencia de usuario compartida (UX).

Un 78% de encuestados está de acuerdo en que la forma en que una empresa trata a sus empleados es uno de los mejores indicadores de confianza.

Un 67% está de acuerdo con esta afirmación: una buena comunicación de marca o producto pueden llevarme a probarlo, pero si no confío en la empresa que lo proporciona dejaré de adquirirlo.

Descárgate el PDF con el Global Report del barómetro Edelman Trust 2019.

Feliz semana!

Eventos

TEDxEixample entrada

Ya puedes adquirir la entrada para el TEDxEixample 2019, “the big one”. Te recuerdo que tendrá lugar en l’Antiga Fàbrica Damm de Barcelona el viernes 22 de marzo, de 16 a 22h. El elenco de speakers es de lo mejorcito que se ha visto en un TEDx:

  • Anna Gener, Presidenta y CEO en Savills Aguirre Newman
  • Toni Segarra, un señor que escribe anuncios
  • Víctor Amela, periodista y novelista
  • Jordi Hereu, ex-alcade de Barcelona y socio consultor en planificación y gestión de proyectos urbanos
  • Víctor Parrado, ex-comercial y abogado que ahora comparte alegría en los escenarios
  • Mar Santamaria, Arquitecta y urbanista
  • Daria Shornikova, directora de proyectos en Imagine CC
  • Paula Fernández-Ochoa, experta en marketing jurídico & marca personal en entornos de alto rendimiento.
  • Sergio Ayala, empresario y conferenciante licenciado en Derecho y en Magisterio

speakers TEDxEixample 2019

¿No te parece un cartelazo? Pues anímate y dale al botón rojo. Es una oportunidad única!

botón compra entradas tedxeoxample 2019

Por qué la combinación de Employee Advocacy y Social Selling es imbatible para la empresa

En este blog he tratado a menudo el employee advocacy, el impulso de embajadores de marca internos. Hace pocos días llegó a mis manos un magnífico artículo de Scribble, una plataforma de software, que fusiona dos disciplinas como el Employee Advocacy y el Social Selling, y más que referenciarlo, he decidido traducirlo para no perder matices. El título original es Why Using Employee Advocacy & Social Selling Will Help You Attract Buyers. Espero que te sea de utilidad.

Employee Advocacy y Social Selling para atraer clientes

Los clientes actuales tienen expectativas más altas que nunca. Atrás quedaron los días en que los compradores respondían a las llamadas a puerta fría y a los correos electrónicos masivos. Atrás quedaron los días en que era fácil hacer clic en los banners publicitarios. Atrás quedaron los días en que simplemente tener presencia en las redes sociales era suficiente. Sólo los mensajes más inteligentes y personalizados llegarán e influirán a los clientes actuales.

Sobra decir que los clientes potenciales no aceptan un solo mensaje generalista. Quieren un mensaje adaptado específicamente para ellos, y quieren oírlo de alguien en quien puedan confiar. Pero, ¿cómo se pueden crear mensajes personalizados a escala? ¿Cómo puede crear confianza tanto con los clientes potenciales como con los actuales? ¿Cómo hacer que se involucren con su contenido? Ahí es donde employee advocacy puede suponer un gran cambio.

Employee Advocacy y Social Selling ¿en qué se diferencian?

Cada vez más compañías están capacitando a sus empleados para actuar como embajadores de marca internos en medios sociales: para compartir mensajes de marketing, aumentar el engagement e impulsar las ventas. A esta forma de marketing se la ha bautizado como Employee Advocacy Marketing.

El employee advocacy permite que las personas se acerquen a sus propias redes sociales y amplíen el alcance de la comunicación de la empresa. Es un enfoque rentable para aumentar la conciencia de marca, impulsar los clientes potenciales, mejorar el tráfico del sitio web y desarrollar oportunidades de ingresos.

Por otro lado, el Social Selling o venta social se refiere al uso de los redes sociales y blogs (medios sociales) por parte de los vendedores para interactuar con los clientes potenciales. Pueden interactuar con ellos a lo largo del proceso de compra, lo que permite que se fomenten las relaciones y se respondan preguntas. Esto ayuda a acelerar el ciclo de compra al animar a los clientes a que lo conviertan en el proveedor de su elección.

El employee advocacy es más amplio e incluye a todos los empleados que participan (marketing, atención al cliente, recursos humanos, TI, etc.), mientras que el Social Selling consiste en permitir que el equipo comercial venda a través de la venta social. En ambos casos, los empleados se consideran el activo más importante de la empresa y se puede medir el impacto de su actividad en los ingresos.

Gracias a la información y la tecnología, sus compradores están mucho más informados de lo que estaban y se han vuelto más autónomos. Esperan más de las empresas que nunca. Para estar a la altura de este desafío, las empresas deben adoptar la venta social a través del employee advocacy para identificar, comprender, atraer y construir relaciones con los compradores.

Beneficios del Employee Advocacy y Social Selling

Con el Employee Advocacy y Social Selling, los representantes pueden:


1. Atraer a nuevos compradores:

Construir una lista de clientes de calidad puede ser complejo. Pero cuando se hace correctamente, el social selling puede ayudarle a atraer a nuevos compradores potenciales. Al compartir constantemente el contenido y añadir valor, los representantes de ventas se posicionan como recursos de información del sector, y crean confianza al mostrar a los clientes potenciales que entienden su negocio.

2. Comprender mejor a los clientes:

Al aprender a fondo sobre sus clientes y sectores, los vendedores están mejor equipados para posicionar sus productos y servicios en cada cliente y, a su vez, aumentar sus posibilidades de éxito. Los medios de comunicación social son una mina de oro de información, y una fuerte plataforma de Employee Advocacy y Social Selling que hará que sea fácil para los comerciales escuchar a sus compradores online.

3. Seguir a los clientes a lo largo de todo su ciclo de compra:

No se trata sólo de vender. Se trata de guiar a los compradores desde el comienzo de su viaje hasta que se conviertan en clientes y más allá. Se trata de permitir a los vendedores mantener relaciones y añadir valor, independientemente de dónde se encuentren los compradores en el proceso de compra.

4. Llegar a los compradores en sus propios canales:

Sus clientes confían en múltiples tipos de canales de comunicación, como el correo electrónico, las redes sociales y las aplicaciones de mensajería móvil. Una sólida plataforma de Employee Advocacy y Social Selling permite a sus equipos mantener conversaciones con los compradores en los canales clave y en todos los dispositivos.

5. Medir la evolución de las ventas en el ámbito social

Una plataforma de Employee Advocacy y Social Selling le permite determinar fácilmente la eficacia de los esfuerzos de su equipo en materia social. De esta manera, puede mejorar su proceso de ventas, ahorrando tiempo a sus comerciales y aumentando la eficacia de sus conversaciones con los compradores.

El objetivo debe ser construir relaciones utilizando las redes sociales para vender más. Por lo general, los vendedores y vendedores sociales suministran y discuten el contenido, lo que genera oportunidades y prospectos, genera ingresos y aumenta el valor de la vida del cliente.

¿Realmente funciona?

Entonces, ¿el Employee Advocacy y Social Selling realmente le ayudan a ganar más que los métodos tradicionales? La respuesta es clara: Sí. Los vendedores que utilizan las redes sociales superan a sus pares. El 78% de los vendedores sociales venden más que sus pares que no utilizan los medios sociales.

¿Por qué es eso? Los compradores utilizan redes sociales como LinkedIn y Twitter para buscar soluciones. Bambu ha descubierto que el 84% de los ejecutivos utilizan los medios sociales para apoyar las decisiones de compra. Los vendedores sociales pueden convertirse en expertos de primera línea y ganar influencia sobre las decisiones de compra mediante la publicación de contenido relevante y el engagement con los compradores en las redes sociales.

Entonces, ¿el Employee Advocacy y Social Selling son para usted?

Si está considerando este enfoque para ayudarle a crear un compromiso auténtico con la sociedad y a impulsar las ventas, eche un vistazo a esta tabla y determine dónde aterriza:

Employee advocacy

Fists photo by Nito on Shutterstock.com

Eventos

TEDxEixample 2019, ya están las entradas a la venta. En este enlace de Enterticket podrás adquirlas. Te recuerdo que el evento es el viernes 22 de marzo de 16 a 22h en la Antiga Fàbrica Damm de Barcelona. Aquí tienes a los speakers:

Anna Gener

Presidenta y CEO en Savills Aguirre Newman y patrona de la Fundación Museu Picasso

Daria Shornikova

Directora de proyectos en Imagine

Jordi Hereu

Alcalde de Barcelona durante el período 2006-2011 y socio consultor en planificación y gestión de proyectos urbanos

Mar Santamaría

Arquitecta y urbanista

Paula Fernández-Ochoa

Experta en marketing jurídico & marca personal en entornos de alto rendimiento.

Toni Segarra

Un señor que hace anuncios

Víctor Amela

Periodista y escritor

Accionariado emocional ¿ingenuidad, utopía o camino?

Hace algún tiempo que recreé este concepto del “accionariado emocional” entendido como la co-propiedad simbólica a una marca u organización. Al cabo del mes, pasan por mis manos muchos artículos sobre employer branding (atracción de talento) y sobre retención de talento. Lo explico en forma breve:

Retención de talento

Como concepto me parece que “retención del talento” obedece literalmente a esta imagen de un tipo enjaulado en una empresa. Creo que no requiere grandes explicaciones. Sin embargo, el concepto “retención del talento” sigue ocupando titulares y pocos se han preocupado de explicar que en realidad, se trata de fidelizar, de convencer, y no de retener.

Atracción del talento

En este caso, el employer branding entendido como atracción del talento, no siempre utiliza los anzuelos adecuados para hacerlo. Al talento se le puede atraer de muchas maneras, pero salir de pesca no es una de ellas. Básicamente porque no somos ni peces ni zapatos, somos personas. Tampoco somos talento. Aunque la tercera acepción de la RAE sobre talento se refiere a personas inteligentes, las dos primeras definen la capacidad de entender o la capacidad para el desempeño. Por tanto, son cualidades humanas, así que podríamos definir el talento como una cualidad, y no como la persona que la posee.

¿Cuál es el tema? No se trata de talento, se trata de personas.

Puede parecer superficial dejar todo esto en una cuestión léxica. Pero no lo es: en el primer caso, no hablamos de retener talento, hablamos de persuadir a personas, de convencerlas, de ilusionarlas, fidelizarlas. En el segundo caso no hablamos de atraer talento, hablamos de persuadir a personas, de convencerlas, de ilusionarlas hacia un proyecto… ¿ves la coincidencia? Exacto! Al final resulta que hay un denominador común entre fidelizar y atraer personas: siempre se trata de persuadir, convencer, ilusionar, y, si me permites, emocionar.

Accionariado emocional: personas satisfechas convencen a personas satisfechas

En este gráfico muestro las razones principales que llevan a un profesional a quedarse -a gusto- en la organización o marca para la que trabaja:

convicción profesionales

@guillemrecolons

Esto me lleva a pensar en el concepto de accionariado emocional, de la idea de sentirse parte de la marca, aunque no se posean títulos sobre ella. El accionariado emocional es lo mejor para atraer a nuevos profesionales. Lo primer que hace un posible candidato cuando le hacen una oferta de trabajo -no lo olvidemos- es ver cómo está “la casa” por dentro. Y estamos a un click de una comprobación tan fácil como esa.

El accionariado emocional puede parecer ingenuidad, utopía, pero también un camino a recuperar, dentro del contexto de un branding más humano, human branding.

Recuperemos la esencia de aquel yogur que antes se llamaba Bio y que aseguraba “lo que hace en el interior se ve en el exterior”.

Feliz semana!

Ants icon by Alemon cz on Shutterstock.com

La fuerza de los embajadores de marca internos (Employee Advocacy)

¿Eres de los que se miran el bloque de anuncios entero en un intermedio de un programa TV? ¿Esperas a que termine el anuncio del vídeo de YouTube que quieres ver? ¿mantienes el volumen de la radio cuando los anuncios interrumpen tu programa favorito? ¿entras en la sala de cine antes de hora para ver todos los anuncios? ¿abres y lees todos los newsletters que llegan a tu correo electrónico?

Si has contestado mayoritariamente NO a estas preguntas, podemos confirmar el dato que nos avanzó Nielsen: la publicidad tradicional (aunque sea online) está en la UCI.

¿Qué está pasando con la comunicación “de toda la vida”?

La eficacia de los formatos de comunicación convencionales (publicidad, RR.PP, patrocinio, notas de prensa…) ha caído en la misma proporción en que ha subido la eficacia de recomendaciones que nos llegan a través de personas como nosotros.

¿Qué pueden hacer las marcas ante un panorama tan complejo?

  1. Dejar de interrumpir, de perseguir. Y empezar a atraer con contenidos que tengan VALOR
  2. Cambiar el B2C (de empresa a consumidor) y B2B (de empresa a empresa) por P2P (de persona a persona)

Por simplificarlo, podríamos decir que el contenido, el relato, es el mensaje. y la forma en que nos llega es la plataforma, el medio, el vehículo. La una y la otra se complementan. Si el relato no encuentra vía de comunicación, existe, pero no nos llega. Y al contrario, si nos llega un mensaje basura, aunque lo haga muchas veces, pasará a la papelera de nuestra memoria.

Contenidos de valor

Un contenido de valor nos atrae. Y lo hace porque 1. está pensado  para nosotros y 2. se ha preparado para provocarnos una reacción y una emoción (reír, llorar, reflexionar, inspirarnos, compadecernos,…).

Ese contenido puede ser visual (imagen, infografía, texto, gif…), auditivo (podcast, música, emisión de radio…), audiovisual (vídeo, TV, cine) o sensorial (realidad aumentada, simulación 3D…). El formato no importa, puede ser directo (TV) o diferido (Netflix), analógico (un libro) o digital (un ebook).

Lo importante es que ese contenido nos provoque una reacción, nos cree una necesidad, nos la resuelva, nos advierta de un problema, nos lo resuelva, nos abra una oportunidad. Y eso no es fácil en un entorno donde la economía de la atención nos lleva a quedarnos solo dos o tres de los 3.000 impactos que recibimos diariamente. Para ello es primordial que las marcas desarrollen una propuesta (única) de valor dentro de un relato diferente, relevante y transformador.

¿Marketing de contenidos o branded content?

Hay similitudes pero también diferencias. La marca Michelin genera acciones de marketing de contenidos para vender sus neumáticos, con acciones actractivas y a la vez informativas sobre sus productos y marca. Y por otro lado, esta marca fue pionera en branded content con la creación de la Guía Michelin, un referente de la gastronomía mundial. ¿Qué tendrá que ver un neumático con un restaurante? Más de lo que pensamos, la guía se creó para que los conductores “en ruta” identificaran buenos lugares para comer o cenar. El branded content, como explica Antevenio en su blog, tiene un carácter más lúdico.

P2P (persona a persona), la fuerza de los embajadores de marca internos

Cuando se habla de embajadores de marca muchos pensamos en influencers (término confuso), celebridades o fans de la marca (brand advocates). Y eso es porque el recurso clásico de utilizar a  personas famosas por parte de las marcas eclipsa otras acciones de marketing. Eso es lo que se conocería como embajadores de la marca externos o employee advocacy.

Buscando ejemplos fáciles, el gran tenista Rafa Nadal es un embajador de marca externo, y también lo fue el gran jugador de golf Tiger Woods. Creo que ya intuyes los pros y contras de todo esto.

La  credibilidad y confianza están dentro de casa

Los programas de embajadores de marca internos (employee advocacy, en su versión anglosajona) persiguien objetivos similares a los externos, pero obtienen resultados distintos… ¿mejores? Depende de la variable que consideremos.

Humanización

Si se trata de humanizar la marca (comunicación P2P, de persona a persona), ambas estrategias pueden resultar eficaces. El embajador de marca externo puede aportar notoriedad de marca muy rápida, ya que la marca se apoya en la gran comunidad de la celebridad. El embajador de marca interno no aporta tanta notoriedad, pero sí experiencia y conocimiento sobre el producto o servicio que abandere la marca. El branding eficaz es humano, conector, empático y ético. Y si no, no es branding.

Para entender mejor el contexto de la humanización en tiempos de automatizaciones, te invito a ver este vídeo de Jeff Leonhard que me atreví a traducir incorporando la voz de mi colega personal brander Helena Casas:

 

¿Te queda claro tu papel absolutamente vital en este futuro que ya está encima nuestro?

Como dice Leonhard, la tecnología es el CÓMO del cambio, y los humanos somos el POR QUÉ.

Credibilidad y confianza 

Aquí la balanza se inclina a favor del embajador interno. El informe anual Edelman Trust lleva años confirmándonos que quienes generan mayor confianza (y por ende credibilidad) son los expertos técnicos de las organizaciones. Es razonable ¿quién sabe más de un producto o servicio que la persona que lo ha desarrollado?

Gestión de crisis 

No hablas con una marca, tampoco con una empresa. La comunicación tiene lugar persona a persona (lo de los bots es otro asunto, no es un diálogo, es una conversación programada).

Si te enfadas con una línea aérea porque retrasa tu llegada cuatro horas, esperas un trato P2P. Si te contesta la empresa (una abstracción) sabes que es alguien siguiendo una respuesta de estándar de manual. Pero si en una crisis de un hospital, además de la marca te contesta una enfermera o enfermero con nombre y apellido, tu reacción será menos airada, ya que ese “alguien” se ha quitado la máscara.

Sinceramente, no me imagino a un cocinero famoso dando la cara por un error de fabricación en una olla a presión que anuncia en un programa de cocina.

Fidelización de profesionales 

Actuar de forma consciente como embajadores de marca internos (de forma inconsciente, todo el mundo que trabaja por cuenta ajena lo es) es tan beneficioso para el profesional -o más incluso- como para la organización:

Ponen en valor su marca personal, adquieren nuevas competencias de comunicación y digitales, actúan como líderes informales, como portavoces… en el fondo, adquieren un sentido de pertenencia con la marca, se convierten en algo así como “accionistas emocionales”.

No me gusta hablar de retención del talento, se trata de que los profesionales se sientan parte activa de la marca.

Atracción de nuevos profesionales 

También conocido como employer branding. Lo que nos puede atraer como proyecto tiene poco que ver con un futbolín o con que haya un famoso que anuncie las virtudes de las marcas de la organización. Lo que nos atrae es el purpose (propósito), el pensar que podemos generar valor a determinados clientes, y sobre todo, el saber que quienes ya trabajan en o para esa organización están satisfechos y muestran sin problemas ese orgullo de pertenencia.

El employer branding no atraerá talento externo si el interno no está en condiciones (bien remunerado, integrado, con proyecto, alineado con la visión corporativa…). No olvidemos que hoy estamos a un clic de cualquier persona, y es fácil dar con alguien y preguntarle sobre la organización para la que trabaja.

Los resultados

Esta es la mejor noticia de un programa de embajadores de marca internos. Es medible, sin excesivas complicaciones.

La multiplicación del alcance de la comunicación y del engagement (interacción alcanzada con los usuarios de la marca) son solo dos factores. Pero hay más, como la mayor facilidad en la conversión de los contactos (leads) obtenidos a través de profesionales de la organización.

En el artículo El auge del empleado social en la empresa publiqué muchísimos datos sobre la eficacia de este tipo de programas. Hoy existen además diversas plataformas, que  mediante un panel de control y una app móvil permiten a la organización medir a tiempo real el retorno de inversión. Eso sí, una formación previa es necesaria para todos los que participen (de forma siempre voluntaria) en el programa. Y para ello recomiendo contar con facilitadores que:

  • Proyecten una marca personal fuera de duda, tanto en el ámbito privado como público (Google…)
  • Tengan experiencia formativa en personal branding corporativo y habilidades digitales
  • Idealmente, que hayan ejercido cargos de dirección en empresas

Como resumen de resultados, el engagement de los profesionales equivale al engagement de la marca (Employee engagement = Brand engagement).

La infografía

Aquí puedes  ver la infografía que resume lo hablado hasta ahora. Clicando en este enlace de Slideshare > Employee Advocacy: La fuerza de los embajadores de marca internos te la podrás descargar sin problemas. Espero que la información te haya sido de utilidad.

 

People illustration from shutterstock.com

Personal Branding FAQ 20 Preguntas frecuentes (2)

Continuamos con las preguntas frecuentes tras la primera entrega de hace unos días. Entonces traté de dar respuesta al factor tiempo de gestión, a la falsa idea de que esto es para desempleados, al concepto de catálogo de servicios, a la idea de “fabricar” una marca y a las razones de gestionar la marca personal.

Preguntas frecuentes (2)

Personal Branding FAQ 6. Siendo empleado, ¿tiene sentido para mí la marca personal?

Imagino que ya sabes que el empleo para toda la vida ha caducado. Hasta en Japón. Pero más allá del “apego” a un puesto de trabajo, el personal branding para profesionales por cuenta ajena de una organización es útil por muchas otras razones:

  1. Ser percibido como un especialista único y valioso.
  2. Romper el techo de cristal, una expresión que inicialmente se refería a la dificultad de las mujeres para acceder a puestos de alta dirección, pero que hoy se podría ampliar a personas de cualquier sexo estancadas o frenadas por el muro de un superior jerárquico infranqueable.
  3. Planificar la carrera profesional, una responsabilidad que antaño era de las empresas y que ahora es responsabilidad única de cada profesional.
  4. Alinear la EVP (employee value proposition o propuesta de valor del empleado) con la propuesta de valor corporativa.
  5. Actuar como un embajador de la marca, trasladando valor al mercado (clientes), atrayendo a nuevo talento (employer branding) y mejorando la eficacia de la comunicación (employee engagement).

Personal Branding FAQ 7. Siendo directivo ¿qué necesidad tengo de gestionar mi marca personal?

Podrías pensar que ya has llegado a tu destino profesional. Pero ahora queda el trabajo más complejo: mantenerte ahí. Leo en El País que Otto Walter (consultora) realizó un estudio sobre “Los jefes tóxicos”, con miles de empleados de todos los sectores y categorías profesionales acerca de cuáles habían sido los comportamientos más irritantes que habían sufrido de sus superiores. Concluye “el 49% de los encuestados denunció las “faltas de respeto” como la principal lacra procedente de los mandos. “Prepotencia”, escogida por un 37%, “incompetencia directiva” (29%), “falta de apoyo al equipo” (28%) o “ausencia de trato humano” (25%) completan este cuadro de los horrores”. Un reto.

Tu responsabilidad en el liderazgo de equipos pide a gritos un plan de gestión ya no solo de tu propia marca, sino de la de los profesionales a tu cargo. Doble trabajo.

Al proceso de gestión de marca personal de un directivo lo conocemos como Executive Branding, y la diferencia básica con un proceso de Personal Branding es esa doble responsabilidad y una simbiosis camaleónica con los valores de la organizaciòn, su visión y su misión.

Personal Branding FAQ 8. ¿Cuánto tardaré en ver resultados en un proceso de personal branding?

Pregunta del millón de dólares, cuya importancia me recordó la personal brander Alicia Ro, reciente ganadora el premio al mejor blog de marca personal 2017 (felicidades de corazón, querida Alicia).

Creo que ya sospechas cuál es la respuesta: los resultados llegarán antes o después en base a la inversión realizada. He tenido clientes que han asumido el personal branding como una nueva competencia soft en su agenda y otros que han pensado que seis sesiones de consultoría les traerían resultados en pocas semanas.

¿Qué es invertir? ¿se refiere a dinero? Invertir se refiere a dedicar tiempo en adquirir una nueva competencia, es como adquirir un hábito. Pero quien te diga que son 21 días te engaña, no es cierto (a no ser que sean 21 días sin dormir y con dedicación total). También se refiere al dinero, para qué engañar a nadie. Si contratas a un buen consultor o mentor en personal branding que te ayude, acortarás el proceso y acelerarás el resultado. Si además cuentas con un presupuesto para diseño gráfico, programación web, gestión y curación de contenidos, gestión de redes, seguimiento de KPI’s, pues vas a acelerar, sin duda.

Por experiencia en esto (llevo desde 2007), los tiempos en ver resultados oscilan entre los 6 meses para los muy motivados y los 2-3 años para quienes llevan un ritmo más relajado. Si lo comparamos con lo que tardó Roma en construirse, hablamos de plazos razonables.

Personal Branding FAQ 9. ¿El personal branding es marketing personal?

Es marketing personal, pero también es mucho más que eso. El branding es un paraguas de marca muy amplio, entre cuyas herramientas está el marketing. Toda la parte de identidad quedaría en un campo entre la psicología (idealmente) o el coaching, alejado del marketing.

En mis charlas suelo plantear el siguiente símil: Marketing personal es lo que YO digo sobre mí. Branding personal es lo que los DEMÁS dicen sobre mí. Aunque creas que hay poca diferencia, hay un abismo entre una y la otra. Nuestra meta, el gran objetivo del personal branding es el reconocimiento de los demás y su posterior elección de nuestra persona. En pocas palabras, que sean los demás quienes nos “vendan”.

Personal Branding FAQ 10. ¿marca personal es lo mismo que personal branding?

Si traduzco la pregunta al inglés, sería “Is personal brand the same as personal branding?”. Obvio. No. El gerundio branding indica acción. El personal branding es el proceso de gestión de nuestra propia marca, cuyos pasos principales son el autoconocimiento, la estrategia y la visibilidad. La marca personal (personal brand) será el resultado de ese proceso, en forma de la huella emocional que dejamos en los demás.

Confío en haber aclarado dudas y conceptos con esta segunda parte de Preguntas frecuentes (2). Te espero las próximas semanas con las 10 preguntas restantes. Feliz semana!

FAQ Vector by shutterstock.com