Entradas

Emprendedor versus empleado ¿Con quién te identificas?

En este cuadro te proponemos unas cuantas razones para que identifiques cuál es tu perfil. ¿Eres emprendedor o eres empleado?

 

Emprendedor

Empleado

1. Obtiene ingresos incluso mientras duerme. Los empresarios ganan ingresos pasivos. Sólo obtiene ingresos durante las horas de trabajo. Los empleados ganan renta activa, es decir, “no hay trabajo no hay paga”, sobre una base diaria o mensual.
2. Tiene oportunidades ilimitadas de tener ingresos. Tiene un ingreso limitado y una remuneración fija y segura.
3. Da puestos de trabajo. Encuentra un trabajo.
4. Es responsable de que sus clientes, el público y sus empleados estén contentos. Un emprendedor tiene una responsabilidad mayor. Sus ingresos dependen de los interesados en su negocio. Es responsable de hacer feliz a su jefe ya que su remuneración depende de él.
5.. Los emprendedores están comprometidos con su pasión. Y invierten mucho trabajo y paciencia porque creen en lo que hacen. Hace las horas regulares de trabajo. Los empleados suelen hacer las tareas rutinarias.
6. Da a sí mismo descanso y vacaciones, cuando su empresa se convierte en estable (flexible) Hace las vacaciones anuales limitadas y permitidas por su jefe (restringido)
7. Paga impuestos sobre sus ingresos después de deducir sus gastos. Un emprendedor puede reclamar como deducciones de su renta imponible los gastos deducibles de su relación con su negocio Paga impuestos sobre sus ingresos. Un empleado no puede reclamar como deducciones de su renta imponible su transporte, combustible, alimentos y otros gastos relacionados con su empleo.
8. Toma riesgos y se hace responsable de ellos. Los emprendedores son revolucionarios e innovadores. Se queda en su zona de confort . Pero, ¿podemos llamarla zona de comodidad, cuando el aburrimiento es el pan de cada día?
9. Contrata y despide a los empleados. Cuando un empresario tiene un empleado incompetente e irresponsable, si ha despedirlo lo hace a través de un debido proceso. Es contratado y despedido por el empresario. Si el trabajo no le gusta le es difícil dejarlo ya que depende de él para sobrevivir.
10. Da puestos de trabajo. El emprendedor es el dueño de la empresa y el entrevistador. Encuentra un trabajo. El solicitante es empleado de la persona por la que es entrevistada para el trabajo.
11. Creador de contenidos Es lector
12. Puede ser propietario de otros negocios similares. Los emprendedores pueden ampliar sus empresas y compartir las rebanadas de su éxito con los demás. No puede ser trabajador en otras empresas similares. Los empleados están restringidos por una cláusula del acuerdo, es decir, no se les permite compartir sus habilidades, talentos y educación con la competencia.
13. No requieren de títulos de educación para convertirse en emprendedores. Podemos ver que los emprendedores más exitosos son desertores de la universidad. Algunos incluso son ya millonarios. Requiere de una educación superior para obtener una posición más alta. Los empleados están expuestos a la discriminación educativa.
14. Adquiere un poder económico alto a una edad joven. Adquiere la riqueza después de largos años de trabajo. Excepto, por supuesto, si es empleado de Microsoft, Apple o Google.
15.  Crea un sistema que le gusta y lo siguen. Ha de seguir el sistema le guste o no
16. Saca el máximo partido de sus talentos y habilidades. Y aquí es donde empiezan la pasión, el entusiasmo y su felicidad. Utilizar sus talentos y habilidades a medias, a menos que haya encontrado un trabajo, literalmente, perfecto!
17. Tiene un horario flexible y siempre puede cancelar su agenda para dar tiempo a su familia y a sus obligaciones espirituales. No tiene flexibilidad de horario y tiene que pedir permiso de su jefe para dedicar tiempo a su familia y sus obligaciones espirituales.
18. Hace ejercicio físico regular, si lo programa en su agenda. Puede hacer ejercicio físico regular, si su trabajo le permite tener un horario adecuado para ello.
19. Puede controlar su vida privada. No puede controlar su privacidad dentro de su lugar de trabajo.
20. Puede transferir su empresa como un legado o herencia a su cónyuge o hijos. No puede transferir su trabajo como un legado o herencia a su cónyuge o hijos.

Image by Shutterstock.com

¿Pilas cargadas? Trabaja tu marca personal como nuevo reto de temporada

Dicen que septiembre y enero son nuevas etapas. Septiembre significa la reentré, el inicio de la actividad laboral tras las vacaciones, con las pilas cargadas a tope y quizás alguno con esa pequeña depresión que implica la vuelta “al cole”. Enero significa un año nuevo, y vida nueva.

Entre los nuevos propósitos, el ranking lo encabezan hacer deporte, hacer dieta,  mejorar en lo laboral, mantener la línea, aprender un idioma, acabar unos estudios…

Centrémonos aquí en mejorar en lo laboral. Miremos algunos puntos de partida:

  1. Quiero entrar en el mundo laboral
  2. Estoy en paro
  3. Quiero cambiar de trabajo
  4. Quiero mejorar en mi trabajo
  5. Necesito ayuda para arrancar con un negocio propio

1. Quieres entrar en el mundo laboral. Ya seas que has acabado los estudios o que simplemente no te habías planteado trabajar hasta ahora, en cualquier caso una marca personal te puede ayudar a abrir muchas puertas. ¿No tienes experiencia? es evidente, pero seguro que tienes ideas, contactos, ganas y alguna especialidad. Con estos cuatro ingredientes podríamos empezar a trabajar tu marca personal. Anímate, el tiempo es oro.

2. Estás en paro. Y además, no estás solo. La crisis se ha cebado sobre muchos buenos profesionales; y también sobre malos. Si crees que aún te falta un hervor para retomar una actividad laboral, mi consejo es que acudas a la formación. Hay mucha, gratuita y disponible. Si crees estar preparado y motivado para todo, lo que necesitas es una marca personal fuerte que te ayude a posicionarte, a encontrar tu especialidad y a lanzarte de lleno al mundo del networking activo. La marca ayuda más de lo que uno imagina. Muchos profesionales de RRHH acuden a la red para encontrar información de candidatos. Llegados ahí mi pregunta es ¿Estás en la red? ¿Estás bien posicionado?.

3. Quieres cambiar de trabajo. Aunque hoy en día muchos crean que eso es un lujo, las oportunidades para los laboralmente activos son mayores que para los que están en paro. Es triste pero es así. Por tanto, lo que necesitas es aprovechar esa palanca que es tu trabajo actual y crear una marca fuerte alrededor. Eso te mantendrá en el candelero y te facilitará el boca oreja para encontrar otras propuestas.

4. Quieres mejorar en tu trabajo. Puede que lo que haces no llegue arriba, que un mando intermedio te haya puesto un muro de por medio. Es una situación compleja, pero no imposible. Y con marca personal, es una situación fácil. Hablemos cuando quieras.

5. Negocio propio. Bienvenidos sean los emprendedores, aunque en este país nadie lo pone fácil para empezar. Una buena amiga a creado un gran producto, relacionado con servicios para mejorar la vida a los invidentes. Lleva un tiempo en la travesía del desierto y no consigue que bancos, capital risk, fundaciones… le echen una mano. Ahora sabe que una marca personal fuerte ayudará a abrir puertas.

Bueno, ¿te animas?. Te espero en la sección de contacto, impulsar una marca propia cuesta menos de lo que piensas.

[subscribe2]