Entradas

Las 5 etapas de un mensaje personal convincente

 

Recuerdo de mi etapa en J. Walter Thompson un proceso que analizaba el sistema de compra de un producto. Empezaba por la necesidad, seguía por la búsqueda, la prueba, la comparación, la compra, la experiencia y la repetición (si la experiencia era buena).

 

imageObviamente, el “buying system” era muy completo y sofisticado en una inversión grande -la compra de una vivienda, de un automóvil- y mucho más simple en el caso de un producto de compra impulsiva, como un helado (hace calor, paso por un kiosko de helados y compro).

¿Es aplicable el sistema de compra a las personas?

 

En cierta manera sí, pero apuntaré a unos cambios lógicos derivados del carácter más emocional y duradero de la condición humana. Y dado que las personas no son objetos que se compran (de acuerdo, aún no ha desaparecido del todo la esclavitud, pero hablamos en términos generalistas), nos centraremos en la EFICACIA DEL MENSAJE PERSONAL.

Distingo 5 etapas para calibrar que un mensaje personal cale hondo y sea efectivo:

1. Notoriedad. ¿Te conozco?
2. Afinidad ¿Sé lo que ofreces?
3. Encaje ¿Necesito lo que me propones?
4. Elección. ¿Eres mejor que tu competencia?
5. Fidelidad ¿Cumples tus promesas?
La próxima semana entramos a fondo en la etapa 1, notoriedad.