Entradas

Personal Branding Lab Day 2018 y Personal Branding 4.0

Personal Branding Lab Day 2018

El 1 de diciembre tuvo lugar la 4ª edición, el Personal Branding Lab Day 2018, un maratón de marca personal de cerca de 12h que fue online, dirigida por Nilton Navarro y conducida por él mismo junto a la gran Alicia Ro. Si no pudiste seguirla, te aconsejo conectar con la primera parte del Personal Branding Lab Day 2018 (5h 34′ de duración) y la segunda parte del Personal Branding Lab Day 2018 (6h 07′ de duración). Se emitió desde Barcelona, Madrid, Valencia, Alicante, San Sebastián, Bilbao, Oviedo, Sevilla, Valladolid, Huelva, Israel, México, Colombia, Brasil, Perú, y República Dominicana.

Pienso que hubo una gran calidad en los contenidos tratados. Era de esperar, considerando la fuerza de los ponentes. Ahí estuvo (en orden de aparición) Jane Rodríguez del Tronco, Cèlia Hil, Claudio Inácio, Ami Bondía, Elena Arnaiz, Josep RomSilvia Saucedo, Mónica Mendoza, Isabel Muela, Eva Collado, Meme Romero, Enrique Cejudo, Fabián González, Alfredo Vela, María A. Sánchez, Cristina Mulero, Andrés Pérez Ortega, Neus Arqués, Jordi Collell, Arancha Ruiz, Nancy Vázquez, Ilana Berenholc, Oianko Choperena, Paula Fernández-Ochoa, Rocío Ames y un tal Guillem Recolons. Junto a los vídeos de David Barreda, Pablo Adán, Daniela Viek, Raquel Gómez y Vladimir Estrada.

Agradezco de corazón a Infojobs, Blanquerna Comunicació i RI, Lid Editorial y TelePizza su ayuda para celebrar el evento.

Y más allá del Personal Branding Lab Day 2018

En efecto, ahí no estaban todos. Con gusto hubiera incluido a personas que me inspiran constantemente como Xavi Roca, Élia Guardiola, Iván Díaz, Helena Casas, Fran Segarra, Joan ClotetLaura Ferrera, Oscar Del Santo, Ruth Ríos, Marco Tomasone, Mireya Trias, Kike Mingo, Ylse Roa, Francisco Alcaide, Laura Chica, Enrique F. Brull, Natalia Gómez del Pozuelo, Ecequiel BarricartÀngels AntonJavier Zamora, África Lucena, Johnny Durán, Carola Morató, Alexis González, Alicia Linares, Fernando Ríos, Verónica Sánchez, Alex Durán, Raquel Roca, Daniel Iglesias, Yrma Sánchez, Gabriel Patrizzi, Amalia López Acera, Héctor Jiménez, Alèxia Herms, Arturo González, Deize Andrade, Patricia Dalpra, Rubén G. Castro, Esmeralda Díaz-Aroca, Ronald Durán, Adriana Motta, Alan Urbina, Verónica Rivera, Alfonso Alcántara,Eva A. Castillo, Fabi MersanCarmen Santo, William Arruda, Brenda Bence, Dan Schawbel, Catherine Kaputa, Luigi Centenaro, Nance Rosen, Jason Alba, Seth Godin, Tom Peters, …

Personal Branding 4.0

Miedo. Eso es lo que domina cuando se habla de la cuarta revolución industrial. En mi charla en este Personal Branding Lab Day 2018 traté de destacar el lado positivo, el de la tecnología al servicio de las personas y no al revés.

Me atreví a enumerar las distintas ventajas que el big data, el IoT, el blockchain o el deep learning nos ofrecen desde el punto de vista de la gestión de nuestra marca personal.

Para lograr tecnología al servicio de las personas, necesitamos personas al servicio de la tecnología

No hago más spoiler. Aquí tienes el vídeo:

Lo creas o no, un empresario también es una persona

Sí, el empresario ha tenido mala prensa como colectivo. Seguramente se debe a esa opacidad en su forma de comunicar (o no comunicar). Afortunadamente, algo está cambiando. Y esos seres que parecían de hierro ahora muestran sus vulnerabilidades, sus emociones, su condición humana.

El empresario es como tú.

El empresario es como tú; es más, tú, quizás no lo sepas, también eres empresario.

Una empresa no deja de ser una tarea que entraña cierta dificultad. Y te pregunto ¿no afrentas diariamente muchas de esas dificultades? ¿no tomas decisiones complejas que pueden perjudicar a unos pocos para beneficiar a unos muchos?

Y rememorando a Tom Peters, cada uno de nosotros es un empresario de su YO, S.L. Tenemos la capacidad de gestionar muchos pequeños departamentos que dependen de nosotros: I+D, producción, branding, marketing, finanzas, RH, logística… Tú eres como el empresario, con la diferencia que tú te auto-gestionas y el empresario gestiona para muchos.

Nuestros superpoderes siempre han estado ahí, pero ahora los transmitimos sin miedo

Nuestros superpoderes (nuestros valores) ahora nos enorgullecen, no nos avergüenzan. Hubo un tiempo en que mostrar ciertos valores como la solidaridad, la empatía, la intuición, la imaginación… era considerado un signo de debilidad del empresario. Las competencias soft no se tenían en cuenta. Lo importante era lo aprendido, no la forma en lo que aplicábamos y transmitíamos.

De ahí a que algunos fueran bautizados como empresaurios. Si recordamos a Gordon Gekko (Wall Street, 1987), lo único que importaba al empresario yuppie de esos años era el éxito a cualquier precio, el lujo desatado y la acumulación de dinero. Lejos quedaba la preocupación por los empleados y socios o valores corporativos reales que fueran más allá de un liderazgo jerárquico y autoritario.

Valores buscan valores, el poder de la conexión

El empresario, y eso te incluye, se empieza a interesar por la forma en que se transmite la confianza. La visión estratégica del negocio ya no es suficiente. Los ejecutivos necesitan alcanzar una visión humanizada. Como sostiene el cirujano y escritor Atul Gawande, “contrata actitud y entrena la habilidad”. Las competencias se pueden adquirir, pero la actitud (cuyo motor son nuestros valores) vienen con nosotros.

Los perfiles millennial han entendido como nadie esta idea, la de priorizar Valores sobre competencias. Eso permite al empresario contar con equipos mejor integrados, que llevan la camiseta de la marca y la lucen con orgullo. Ya no se lidera, se co-lidera. No se crea, se co-crea. Y eso es posible con equipos integrados, motivados y con valores afines.

Valores y propósito importan. Más que nunca.

Empresarios Región Murcia

En plena 4ª revolución digital, recordemos las palabras del futurista Gerd Leonhard “…cualquier cosa que no pueda ser digitalizada o automatizada será considerada de un valor extremo”. Y te aseguro que los Valores y el propósito no son robotizables. Por eso cada vez, el empresario, deberá tener en cuenta estos dos factores.

Cualquier cosa que no pueda ser digitalizada o automatizada será considerada de un valor extremo. Gerd Leonhard.

El propósito ayudará a que todos los que trabajan tras un mismo proyecto encuentren el sentido del mismo. A que vean el lugar hacia donde se dirigen, sepan por qué deben levantarse de la cama por las mañanas.

Los Valores, por su parte, actuarán como los vectores de conexión emocional entre los que participen del proyectos y sus stakeholders, sus grupos de interés.

Esta semana he tenido ocasión de compartir este triángulo poderoso Propósito / Valores / Conexión con un grupo de empresarios del Foro Empresarial de la Región de Murcia. Gracias amigo humanista Juanma Egea por contar conmigo. Lo he comprobado en vivo: un empresario también es una persona.

Executive woman photo by Nariz on Shutterstock.com

Agenda

  • 28N. Update Zaragoza. 28 noviembre en Zaragoza activa. Evento gratuito. Inscripción próximamente en la web de Zaragoza Activa. No te pierdas a mis colegas Víctor Candel, Meme Romero, Elena Arnaiz, Eva Collado, y Juan Martínez (organizador y ponente).
  • 28, 29N. Workshop Marca Personal y Gestión de Relaciones. Ferrovial, en Euroforum II San Lorenzo del Escorial. Se puede seguir en el hashtag #MarcaPersonalSumma
  • 1D. Marca Personal 4.0. Personal Branding Lab Day. Desde YouTube, 11 horas seguidas de Personal Branding conducidas por Nilton Navarro y Alicia Ro con la colaboración de Blanquerna Comunicació i Relacions Internacionals e Infojobs. De 10 a 21h (GMT+1). Gratuito. Se puede seguir en el hashtag #PersonalBrandingLabDay Personal Branding Lab Day 2018

 

¿Humanizar es Conectar? Una asignatura pendiente de las empresas

Crear un ecosistema que impulse la conexión humana es tecnológicamente y estratégicamente complejo, pero el beneficio es grande: humanizar es conectar.

Las empresas pueden aprovechar este entorno complejo para construir relaciones duraderas. ¿Cómo? Con una mentalidad orientada al cliente y con una plataforma tecnológica que impulse un branding más humano (human branding) que el actual.

Aquí detallo cinco formas de ayudar a los profesionales de marketing y IT en su camino hacia la construcción de una base sólida y humana con sus clientes:

Humanizar es conectar, no tratar al cliente como uno más

El gran publicista David Ogilvy decía “el cliente no es tonto, es mi mujer“. Demasiadas marcas nos tratan como en una primera cita, haciéndonos las mismas preguntas clonadas para conocernos mejor. La personalización no significa que nos acosen por Internet con recomendaciones al azar basadas en nuestro historial de compras y búsquedas. Resulta francamente cansino. Incluso después de haber comprado un smartphone, el maldito remarketing nos estará mostrando sus anuncios hasta acabar con nuestra paciencia y hacernos borrar las cookies.

Las marcas deben encontrar la manera de encontrar nuestra singularidad, como si fueran un asistente personal. Esta visión particular del cliente significa extraer información de cada sistema online y offline, e integrar eso en una base de datos. ¿Somos distintos dentro y fuera de la red? Probablemente no en nuestra actitud, pero sí en nuestro comportamiento.

Una apuesta por la simplicidad

¿Por qué me gustan los productos y servicios Apple? Porque, a pesar de su obsolescencia rápida, son simples de usar, son más rápidos y dan menos problemas. Las marcas necesitan una visión clara de la experiencia que sus clientes necesitan. Y luego aplicar la tecnología para habilitarla y mejorarla. Puede parecer que centrarse en el cliente sea obvio, pero muchas empresas empiezan con la tecnología primero y terminan invirtiendo en servicios que no se prestan. Humanizar es conectar, no lo olvidemos.

La co-creación, por ejemplo, ayuda a generar experiencias que reducen la sofisticación y facilitan la interacción de los clientes. Os aconsejo leer este post de la experta Montse Peñarroya titulado ¿Sabes realmente lo que quiere tu cliente? ¡Pregúntaselo! con excelentes ejemplos de co-creación de Lego, Alain Affelou o el Banco Sabadell.

Omnicanalidad

Como define Mercedes Fuster desde el blog de José Facchín, omnicanalidad no es trabajar en entornos con múltiples de canales, sino hacerlo de forma simultánea.

El mismo artículo destaca tres ventajas clave de la omnicanalidad:

  • Las ventas online complementan a las realizadas en tienda física
  • El comercio omnicanal fomenta las ventas transfronterizas
  • La estrategia omnicanal es clave para llegar a los “súper compradores”

En este artículo de Hubspot podemos inspirarnos con ejemplos de omnicanalidad de empresas como Disney, Starbucks…

Seguridad, estabilidad y fiabilidad

No nos engañemos, la exposición de múltiples datos personales puede suponer un riesgo significativo para los clientes si la seguridad no es infalible. Hemos visto casos recientes de fugas de información:

Las marcas de éxito enlazan plataformas de forma fluida para crear un ecosistema que permita una experiencia cliente completa. Para que prospere necesita un diseño que sea escalable. La fuerza de la escalabilidad y la seguridad ofrecen la fiabilidad esperada por los consumidores.

Tecnología integrada

Los CDP (Customer Data Platform) facilitan la forma conectarse con un cliente, ya que puede implementar esa estrategia inmediatamente sin una transformación tecnológica compleja. Los profesionales del marketing y los de IT ya no pueden trabajar por separado con datos incompletos y aislados.

Esta es, creo, la parte más compleja, que profesionales con competencias tan dispares puedan llegar a entenderse sin fricciones. Compleja pero no imposible, solo hay que tomarse en serio eso de humanizar es conectar.

Fuentes consultadas: AdWeek, Hubspot, Blog de José Facchín, Cyberclick, Blog de Montse Peñarroya

Girls photo by gpoinstudio on Shutterstock.com

 

Churchill y la cuerda del elefante: Nunca te rindas #Relato

Una de las muchas citas que conforman el legado y marca personal de Winston Churchill es la de “Nunca te rindas”.

El “Nunca te rindas” más popular

Para ser precisos, las palabras del gran primer ministro británico fueron:

“Never give in, never, never, never, never, in nothing great or small, large or petty, never give in except to convictions of honor and good sense. Never yield to force; never yield to the apparently overwhelming might of the enemy.”

(Nunca te rindas, nunca, nunca, nunca, en nada, grande o pequeño, largo o corto, nunca cedas ante tus convicciones de honor y sentido común. Nunca te rindas ante la fuerza, nunca sucumbas ante el poder aparentemente abrumador del enemigo”.)

El contexto lo es todo

El contexto de las palabras es importante. Muchos pensábamos que las pronunció tras ganar el bando aliado la 2ª Guerra Mundial. No es así, las pronunciaba cada día desde las ondas de la radio para animar a los ciudadanos a resistir mientras las bombas alemanas destrozaban la ciudad de Londres. Impresionante, ¿no?

Relato corto: La cuerda del elefante

Hoy, siguiendo el hilo del relato corto No juzgues sin conocer el contexto y el relato del otro, que publiqué hace unos días, traigo otro relato, desgraciadamente anónimo, que dibuja muy bien la idea de que a menudo vivimos en una jaula de la que no es posible salir.

la cuerda del elefante / relato

Google CC Search

Eduardo vio pasar a un grupo de elefantes de circo. Algo le llamó la atención: esas enormes criaturas se enlazaban unas a otras a través de una ridícula cuerda atada a su pata delantera. Sin cadenas, sin jaulas. Era obvio que los elefantes podían romper sus lazos en cualquier momento. Y, por alguna razón, no lo hacían.

Vio al domador y le preguntó por qué estos animales simplemente se paraban ahí y no intentaban escapar.

Bueno, dijo el domador, cuando son muy jóvenes y mucho más pequeños usamos la misma cuerda del mismo tamaño para atarlos y, a esa edad, es suficiente para sostenerlos. A medida que crecen, están condicionados a creer que no pueden separarse. Creen que la cuerda aún puede sostenerlos, así que nunca intentan liberarse.

Eduardo no podía creerlo. Los elefantes podían  liberarse en cualquier momento de sus ataduras, pero como creían que no podían, estaban atrapados.

No hagas como ellos. Nunca te rindas

Al igual que los elefantes, ¿cuántas veces has pasado por la vida aferrándote a la creencia de que no puedes hacer algo, simplemente porque ya has fracasado antes?

El fracaso es parte del aprendizaje; nunca debes abandonar la lucha. Cuida tu marca personal. Como repetía Winston Churchill día tras día, nunca te rindas.

Elephant in a bridge illustration by Orla on Shutterstock.com

No juzgues sin conocer el contexto y el relato del otro

Observa al chico de la imagen. No lo conoces, pero quizás serías capaz de aventurar un estereotipo del personaje en base a tu experiencia… ¿Niño pijo que se ha escapado de casa? ¿joven aventurero en busca de experiencias?

Lo cierto es que tenemos una cierta tendencia a juzgar y fabricar historias sin antes conocer el contexto y el relato. Todo se debe a la fuerza imaginativa que causa la primer impresión. ¿podría tratarse de un asesino en serie viajando tras su próxima víctima? ¿y del próximo inquilino de la Casa Blanca dentro de 10 años?

Una historia corta de contexto y relato que te sorprenderá

Un chico de 24 años que miraba por la ventana del tren gritó….

“¡Papá, mira los árboles que van detrás!”
El padre sonrió y una pareja joven que estaba sentada cerca, miró con cierta lástima el comportamiento infantil del chico cuando éste volvió a gritar…

“¡Papá, mira cómo las nubes nos persiguen!”

La pareja no pudo resistirse y le dijo al padre…

“¿Por qué no lleva a tu hijo a un buen médico?” El padre sonrió y dijo… “Lo hice y acabamos de salir del hospital, mi hijo era ciego de nacimiento y acaba de recibir sus ojos hoy”.

Cada persona en el planeta tiene una historia. No vale la pena juzgar sin conocer el contexto y el relato de las personas. Esa verdad podría sorprenderte.

Confieso que he buscado con ahinco al autor de este relato sin éxito. Si sabes quién es, por favor, escríbeme al final del post para incluirlo.  

La importancia del contexto

En plena era de la postverdad, nos olvidamos del contexto y buscamos el titular fácil. Y eso nos convierte en tertulianos de tweets. Y sabemos que el contexto es con mucha frecuencia lo que da sentido a la historia, como en el caso de nuestro joven del tren. Prejuzgar es demasiado fácil.

La marca personal, el contexto y el relato

Si no queremos que los demás fabriquen su verdad sobre nosotros, es vital que dominemos el contexto y el relato propios. Muchas de las respuestas acerca de por qué hay que trabajar la marca personal (lo que conocemos como estrategia de personal branding) están tras la necesidad de controlar nuestro relato.

No dejemos que prejuzguen. Quizás tampoco sea necesario desvelar todos nuestros secretos, algo de discreción es apreciada. Pero cuando alguien nos busque, fuera y dentro de la red, mejor que no se haga una idea equivocada, sesgada o incompleta de quiénes somos y de qué podemos hacer por los demás.

Boy looking at the window photo by Corepics VOF on Shutterstock.com

Accionariado emocional ¿ingenuidad, utopía o camino?

Hace algún tiempo que recreé este concepto del “accionariado emocional” entendido como la co-propiedad simbólica a una marca u organización. Al cabo del mes, pasan por mis manos muchos artículos sobre employer branding (atracción de talento) y sobre retención de talento. Lo explico en forma breve:

Retención de talento

Como concepto me parece que “retención del talento” obedece literalmente a esta imagen de un tipo enjaulado en una empresa. Creo que no requiere grandes explicaciones. Sin embargo, el concepto “retención del talento” sigue ocupando titulares y pocos se han preocupado de explicar que en realidad, se trata de fidelizar, de convencer, y no de retener.

Atracción del talento

En este caso, el employer branding entendido como atracción del talento, no siempre utiliza los anzuelos adecuados para hacerlo. Al talento se le puede atraer de muchas maneras, pero salir de pesca no es una de ellas. Básicamente porque no somos ni peces ni zapatos, somos personas. Tampoco somos talento. Aunque la tercera acepción de la RAE sobre talento se refiere a personas inteligentes, las dos primeras definen la capacidad de entender o la capacidad para el desempeño. Por tanto, son cualidades humanas, así que podríamos definir el talento como una cualidad, y no como la persona que la posee.

¿Cuál es el tema? No se trata de talento, se trata de personas.

Puede parecer superficial dejar todo esto en una cuestión léxica. Pero no lo es: en el primer caso, no hablamos de retener talento, hablamos de persuadir a personas, de convencerlas, de ilusionarlas, fidelizarlas. En el segundo caso no hablamos de atraer talento, hablamos de persuadir a personas, de convencerlas, de ilusionarlas hacia un proyecto… ¿ves la coincidencia? Exacto! Al final resulta que hay un denominador común entre fidelizar y atraer personas: siempre se trata de persuadir, convencer, ilusionar, y, si me permites, emocionar.

Accionariado emocional: personas satisfechas convencen a personas satisfechas

En este gráfico muestro las razones principales que llevan a un profesional a quedarse -a gusto- en la organización o marca para la que trabaja:

convicción profesionales

@guillemrecolons

Esto me lleva a pensar en el concepto de accionariado emocional, de la idea de sentirse parte de la marca, aunque no se posean títulos sobre ella. El accionariado emocional es lo mejor para atraer a nuevos profesionales. Lo primer que hace un posible candidato cuando le hacen una oferta de trabajo -no lo olvidemos- es ver cómo está “la casa” por dentro. Y estamos a un click de una comprobación tan fácil como esa.

El accionariado emocional puede parecer ingenuidad, utopía, pero también un camino a recuperar, dentro del contexto de un branding más humano, human branding.

Recuperemos la esencia de aquel yogur que antes se llamaba Bio y que aseguraba “lo que hace en el interior se ve en el exterior”.

Feliz semana!

Ants icon by Alemon cz on Shutterstock.com

Un buen contenido favorece un buen networking. El caso de Julia.

Hace unos días hablaba de la importancia de un buen contenido como elemento conector. Era en el post dedicado a la fuerza de los embajadores de marca internos. Quizás pienses que quienes creamos o curamos contenidos hablamos de conexión teórica. Hoy te traigo una historia que demuestra cómo puede un buen contenido despertar ciertos engranajes y generar contactos de gran valor.

El caso de Julia, la mezzosoprano

rangos de voz en opera

Fuente: Wikipedia

Para entender qué es una mezzosoprano no hay nada como este gráfico que he descargado desde Wikipedia. Siempre nos fijamos en las sopranos, pero en la historia de la ópera ha habido grandes mezzosopranos, como Cecilia Bartoli o Teresa Berganza.

El caso es que hace poco dediqué un post a la maravilla de la imperfección humana, la que nos distingue de las máquinas, con María Callas como protagonista. En Si no fuera humana, seguramente hubiese cantado mejor comentaba un documental extraordinario sobre la gran soprano, que a pesar de su voz metálica y sus imperfecciones, pasó a la historia como una de las mejores intérpretes del género operístico.

Y la magia de las redes sociales hizo que este post fuera leído por Julia, una mezzosoprano en una red tan aparentemente alejada del arte como Linkedin.

Cómo conecta Julia

A Julia le gustó el escrito. Y ella, como le pasa a mucha gente, se mueve mejor en el mundo de las relaciones personales, el mundo real, el de los átomos.

Julia supo que Eva Collado Durán, gran amiga y colega, estaría firmando libros en la Feria del Libro de Madrid. Y resulta que Julia es muy seguidora (ahora se diría “fan”) de Eva, y también de mis queridos y admirados Laura Chica, y Paco Alcaide. Los tres grandes autores y conectores estaban firmando sus libros a pocas casetas de distancia. Julia planificó su visita a la feria, “esta es la mía”, debió pensar.

Pensado y hecho, Julia se presentó en las tres casetas, compró los tres libros, el de Eva Marca eres tú, el de Laura 365 citas conmigo, y el de Paco Aprendiendo de los Mejores II. Logró que le dedicaran los libros y regaló a cada autor un doble CD titulado “The Callas effect“, una de las mejores y más generosas selecciones musicales de María Callas que he escuchado.

La carta de Julia Arrellano, mezzosopranoComo Julia sabe que Eva y yo nos vemos con frecuencia, le dejó una bolsa de papel con el rótulo for you para mí. Aquí tienes el contenido de la bolsa, que Eva me entregó ayer en un almuerzo. Qué maravilla. Hacía tiempo que no recibía una carta de puño y letra con una caligrafía impecable. Y junto a la carta, el mismo CD. En un momento de la vida en que es difícil emocionarse, regalos como este (la carta, sobre todo) no tienen precio. Tanto a Eva como a mí se nos puso la piel de gallina con el relato.

Fantasma 2.0, observador o persona que consume redes sociales, pero que no participa de ellas

No desvelaré el contenido de la carta, pero hay un detalle que me llama la atención. Julia se considera una “fantasma 2.0”. Hace años utilicé un gráfico que hablaba de prosumers (productores y consumidores de contenidos). Y resulta que la tipología de “observadores” son mayoría. Pasan por las redes, por los blogs, leen, consumen contenidos, pero no se sienten cómodos entrando en conversación digital.

Mi respeto mayúsculo a estas personas, las observadoras. No son trolls, en absoluto. Solo son personas que se sienten más cómodas actuando con medios “de siempre”. Y una carta lo es. En un momento donde todo es digital, oler el papel de una carta, recibir un CD físico y leer un texto manuscrito, eso es sentir la humanidad en su esplendor. Gracias de corazón, Julia. Un buen contenido (los libros de mis amigos, el post sobre Callas…) favorece un buen networking. Sin duda.

¿Y quién es ella?

Aquí te dejo un vídeo con una interpretación de Vous soupirez madame de la ópera Béatrice & Bénédict de Hector Berlioz. Por cierto, una de las que canta es Julia, mi ya admirada amiga y mezzosprano Julia Arellano. Con vestido negro, para más señas.

 

 

Cover photo by Shutterstock.com

Si no fuera humana, seguramente hubiese cantado mejor

Esta frase “Si no fuera humana, seguramente hubiese cantado mejor” la pronunció María Callas, la considerada mejor soprano de todos los tiempos. Tuve el placer de ver el documental “María by Callas” dirigido por Tom Volf (2017). Lo curioso del documental es que es la historia de la diva contada sobre todo por ella misma. Cartas de su puño y letra, entrevistas que concedió. Si no fuera humana…

Según la sinopsis de FILMAFFINITY, se trata de un “íntimo retrato de la vida y el trabajo de la cantante de ópera Maria Callas. Con testimonios de la propia Callas, Onassis, Marilyn Monroe, Alain Delon, Yves Saint-Lauren, John Fitzgerald Kennedy, Luchino Visconti, Winston Churchill, Grace Kelly, Liz Taylor y otras personalidades que conocieron a la diva.”

Esta mujer no tuvo una vida fácil, pero no te quiero avanzar nada. Si puedes, pásate por el cine a verla, sin prejuicios (tipo > no me gusta la ópera). Solo para entender que la parte visible de un iceberg esconde a menudo miedos, complejos, interminables horas de esfuerzo, juventudes robadas y mucho más.

Pero volvamos a la frase, que pronunció pocos años antes de su muerte prematura a los 53, “si no fuese humana…”.

La perfección no parece algo posible en el ser humano

Llevo algunos posts insistiendo en este concepto: si es perfecto, difícilmente es humano. Ya, podríamos decir que obras como La última cena (Da Vinci), o El rapto de Proserpina (Bernini) o la actuación de Nadia Comaneci en las barras asimétricas en Montreal 1976 son perfectas. En realidad, rozan la perfección. En un futuro muy próximo, posiblemente un robot lo hará perfecto.

El rapto de Proserpina

Detalle de “El rapto de Proserpina” de Gian Lorenzo Bernini

La cuestión, como avancé en ¿Podemos promover una cultura de conexión humana en la era de las máquinas? es que lo humano será diferencial precisamente por ser humano, imperfecto, por incorporar valores, ética, por ser cambiante.

Me reafirmo cuando leo contenidos como este de la revista digital Puro Marketing: El 90% de los contenidos digitales serán generados por “bots” en 5 años. Lo podemos ver como un problema, yo prefiero verlo como una oportunidad, lo humano es espontáneo, quizás errático, pero conecta más.

Lo que somos, lo que pensamos, lo que hacemos, lo que proyectamos, los resultados y el legado, el gran hexágono de la marca personal

La vida de María Callas me ayuda a entender que quizás la marca personal, vista con perspectiva de años, es más de lo que creemos. No es solo lo que somos, nuestra identidad. Ni lo que pensamos, nuestro ADN emocional y cognitivo. Tampoco es solo lo que hacemos, alrededor de una propuesta de valor que consigue resultados para nuestros clientes. Ni es solo lo que proyectamos, identidad percibida. Ni los resultados, lo que conseguimos nosotros. También es lo que dejamos, en forma de legado de VALOR. Seis partes que forman un hexágono

Seguramente piensas que en el caso de Maria Callas el hexágono es fácil. Mi buen amigo y colega, el Profesor Vladimir Estrada, trabaja con un modelo tridimensional de marca personal formado por 1. Lo que somos 2. Lo que hacemos 3. Lo que logramos. Me apasiona la simplicidad del modelo. El caso de la soprano me hizo pensar que hay algo más que conforma nuestra marca personal, y son esos tres puntos adicionales que configuran la parte humana.

Y ahí está la diferencia en Callas: si no fuera humana, su marca personal no existiría.

Entraré más a fondo en otro post sobre este hexágono. De Callas nos queda un legado, desde 1977 no está con nosotros. Tuvo amigos porque tuvo grandes y poderosos enemigos. Tuvo la mejor voz porque su madre no le permitía estar más de 30 segundos frente a un espejo. Según ella, llegó lejos en la música porque no amó. Y cuando lo hizo (con el armador griego Onassis), dejó de cantar.

Callas no era perfecta, según ella misma, cuando se encontraba emocionalmente bien, no quería cantar. Si no fuera humana, no nos hubiera dejado esta maravilla:

Gracias, amigo Marc, por educar mis oídos tozudos para saborear arias como ésta. Gracias amiga mezzo Julia Arellano por emocionarme con el regalo que recibí después de que leyeras este post.

El personal branding es como la cirugía plástica: no se explica, se nota

¿Qué tendrá que ver la cirugía plástica con Personal Brand (marca personal) y Personal Branding (el proceso)?

Empiezo con una pregunta algo particular. Mi intención es responderla, y agradezco a dos buenos amigos del entorno de la cirugía plástica, los Doctores Salvadó y Vila-Rovira que me hayan inspirado (sin saberlo) para redactar estas líneas.

Marca personal

Hace algunas semanas descubrí una de las mejores definiciones que he leído de marca personal (en inglés personal brand), la de Joan Clotethumanista digital y persona inspiradora. Dice así:

Marca personal es identidad percibida. Es lo que los demás piensan y especialmente sienten sobre lo que decimos y hacemos (o no). Inspirada en nuestros valores y proyectada en nuestros canales de influencia.

Si me parece tan buena es porque contiene el todo y las partes:

  • Identidad percibida. No la controlas. Es lo que ven y perciben los demás. Como dice Bezos, lo que dicen de ti cuando no estás delante. Es el resultado de lo que proyectas.
  • Lo que los demás piensan y sienten sobre lo que decimos y hacemos (o no). Si me lees de vez en cuando, te habrás hartado de la frase “Todo deja marca“, una especie de mantra personal. Pues también deja marca lo que no pensamos, lo que no sentimos, lo que no decimos, lo que no hacemos.
  • Inspirada en nuestros valores. Representan el factor humano y pilar de la marca personal: somos lo que somos. Y es absurdo cambiarlo, nuestros valores nos mueven. Recordemos que las emociones y los errores son los factores que nos humanizan.
  • Proyectada en nuestros canales de influencia. Muchos pensaréis en redes sociales. Pero cada uno tiene sus canales de influencia. Algunos no necesitan internet, ya que su buen hacer se propaga de boca a oreja. Si eres uno de ellos, como mis amigos los doctores referenciados, felicidades, no hay mejor forma de crecer que haciendo crecer a tus clientes directos. Si tu modelo de negocio requiere amplificación, necesitas redes sociales, y, sobre todo, un lugar propio, web, blog o ambos.

Personal Branding

El personal branding, proceso por el que gestionamos nuestra personal brand o marca personal, tiene buenas definiciones. Quizás porque acaba de salir del horno, os recomiendo una lectura de la definición que hace mi buen amigo y colega, el profesor Vladimir Estrada, desde el blog Soymimarca.

El profesor lo define así (resumo):

Personal Branding es el proceso estratégico a través del cual una persona, con o sin asesoría especializada, gestiona integralmente, en un concepto/proyecto de marca y la comunica al mundo.

Permíteme profesor descuartizar tu definición para sacarle todo el provecho:

  • Proceso estratégico: Parte del propio diagnóstico de marca personal, ¿cuál es la marca que dejo en mi entorno? Este es un proceso de autoconocimiento que empieza pidiendo feedback, pero que no acaba ahí. (Aprovecho para recomendar la lectura de Smart Feedback). Sigue con una estrategia personal y finaliza con un plan de proyección (comunicación y networking).
  • Con o sin asesoría especializada. En efecto, no es necesario contratar a un personal brander para trabajar una gestión CONSCIENTE de nuestra marca personal. Básicamente es una cuestión de velocidad y precisión. Velocidad porque el/la personal brander se ha especializado en esto, y sabe por dónde empezar y cómo seguir. Precisión porque con los casos que lleva a sus espaldas (la experiencia es un grado) sabe qué errores no cometer. Claro, tiene un precio. Puedes aprender a esquiar solo o con monitor, automedicarte o ir al médico. Conoces las consecuencias de una u otra acción.
  • Gestiona íntegramente un concepto/proyecto de marca. Explicado fácil, si solo gestionamos nuestra comunicación, no sabremos qué marca debemos modificar o reforzar. Íntegramente se refiere a autoreconocernos (quién soy y qué marca dejo), trabajar una estrategia personal (qué marca quiero dejar, acorde a quien soy y mis competencias, propuesta de valor y valores) y plan de visibilidad (cómo doy a conocer esas competencias, propuesta de valor y cómo transmito mis valores).
  • Y la comunica al mundo. Si no comunicamos, existimos, incluso nos pueden encontrar. Pero debemos conseguir que otros comuniquen y divulguen nuestra marca por nosotros. Es el boca-oreja, el medio más efectivo en B2B. Si te diriges a audiencias grandes, necesitas comunicar sí o sí, y para ello tienes medios tradicionales pero efectivos (libro, revistas, periódicos, radio, TV,…) y medios online de fácil medición de eficacia (el mejor, no lo dudes, un blog).

Personal Branding, cirugía plástica y la esperanza del personal branding en las organizaciones

¿De qué te has operado últimamente?

Muchas personas que van al psicólogo/a no lo cuentan a nadie. En la vieja Europa parece que ir al psicólogo es como estar tarado. Mi cuestión es ¿somos perfectos? ¿no necesitamos ayuda?

De la misma manera, muchos profesionales que han encargado un proceso de personal branding prefieren ocultarlo. Como ese hombre o esa mujer que se operan para lograr una apariencia más joven. Nunca lo dicen. Pero se nota. Y créeme, no hay nada de malo. No hay que sentir vergüenza por querer estar mejor contigo mism@.

antes despues cirugía plastica

Parece que si reconoces que vas al psicólogo, pides ayuda para gestionar tu marca personal o rejuveneces una parte de tu cuerpo, cometes un pecado. Nuestros amigos en América tienen menos manías en compartir estas cosas.

Algo positivo pasa con algunas organizaciones

Veo una luz al final del túnel. Las organizaciones (que defino como agrupaciones de personas que comparten una visión y misión de forma temporal, es decir, que impulsan una o varias marcas) lo ven de otra manera.

Marca corporativa = Marcas Personales

Una marca corporativa es (o debería ser) la unión de varias marcas personales ¿no lo crees? Pues haz un ejercicio de inversión de términos (pensamiento lateral):  Lo contrario de una marca personal es una marca impersonal ¿Quieres que tu organización sea una marca impersonal, fría, distante, robotizada, inhumana?

Esta semana han pasado dos cosas que refuerzan mi teoría. Y las dos tuvieron lugar al comenzar la semana, un lunes:

En clave inteligente (clave-i), algunas organizaciones lo explican sin problemas

La primera es que mi colega, mentora y admirada Eva Collado Durán (felicítala, por favor, su libro Marca eres tú -Rasche 2015- ya va por la 3ª edición) y yo compartimos una formación interesante. O más. Trabajamos durante dos días un programa de Embajadores de Marca Internos (employee advocacy) en una PYME llamada Clavei, orgullosa de su tesoro más preciado: sus personas.

En Clavei pudimos constatar algo importante: Marca eres tú, y ella, y él, y nosotros, y vosotros, y nosotros. Marca son ellos. Soy mi marca, pero contigo, con los demás, conformamos una supermarca con superpoderes: la organización del siglo XXI. La empresas como Clavei (transformación digital) no tienen como objetivo crecer. Quieren ser mejores, quieren ser David, no Goliat.

Su fuerza reside en su humildad y su profesionalidad. Su marca es más una unión de marcas personales dirigidas por un equipo visionario ¿crecer? sí, pero de forma humanizada, personalizada. Human branding del bueno. Una gran lección. Y no tienen reparo en decir públicamente que forman a sus personas (incluyendo a su fundador e impulsor) en programas de “marca personal corporativa” (antes un oxímoron).

Marca personal VS Marca impersonal

El mismo lunes, mis amigos y colegas Andrés Pérez Ortega y Cláudio Inácio lanzaban un street personal branding vídeo que grabaron de forma improvisada en plena calle en Huelva (mayo 2018). Si tienes poco menos de 7 minutos, verás a qué nos referimos con conceptos como humanizar, coherencia, marca personal, gestionar la comunicación en redes sociales y alguna cosa más. Todo con humor, un valor que nunca se debe ocultar (por favor).

Si quieres verlos en acción con otros temas, ver a mi querida Elena Arnaiz (mi psicóloga del norte) o mi querida Eva Collado Durán (alias M.A.) contando verdades como puños en plena calle suscríbete al canal Street Personal Branding. Vale la pena.

Como conclusión a todo esto, gestionar la marca personal puede que no se vea, pero como en el caso de la cirugía plástica, se nota. ¡Feliz semana!

Before-after woman & lips photos by Shutterstock

Recomendaciones de la semana

¿Es usted una persona interesante? El periodista y director de Expansión y Empleo Tino Fernández presenta un artículo de interesante lectura sobre el valor de los profesionales y su relación con la búsqueda de empleo. En la pieza intervienen amigos y personas a las que sigo y admiro, Ovidio Peñalver y Carlos Rebate (autor de Influencers). También aporta sus ideas el profesor José María GasallaMiren Olcoz (Sodexo) con una micro intervención de último minuto de un tal Guillem Recolons.

No te quedan excusas para no aprender. Alex Durán, experto en talento y Director de Proyectos de Consultoría y Formación, del equipo de la consultora ConTalento Recursos Humanos, lo tiene claro. “Ya nadie va a pagarte exclusivamente por los títulos que tengas o hayas conseguido en tu etapa académica, sino que son tus habilidades, competencias y reciclaje continuo los que marcarán la diferencia. El mercado ya no solo reclama títulos, reclama mentalidad líquida y adaptación como elementos clave del nuevo profesional surgido de esta catarsis mundial.”

No te des tanta importancia. Elena Arnaiz ¿recuerdas, mi psicóloga del norte? Un post para leer hasta la última línea (aunque ella no cree que lo hagas), con un lenguaje fresco, directo, tal cual. “Te sobran ideas y te falta quitarte importancia…  Y cómo tú también te das más importancia a ti que a mí, lo vas a amoldar a tus esquemas de conocimiento e interpretación de la realidad”. Muy Elena.

La esclavitud de los números. Andrés Pérez Ortega, experto en estrategia personal y street personal brander. Andrés se pregunta por qué quien busque en Google el término “marca personal” no encontrará a ninguno de los referentes que han hecho grande este concepto:

AmiNeusGuillemEvaClaudioPabloJordiElenaAranchaDavid y muchos otros deberían estar ahí sin discusión.” Las cosas del SEO, ya sabes, a veces parece que Google valora más parecer bueno que serlo.

 

De obligados a vencer a motivados por luchar #EKHuelva18 #MarcaPersonal (el relato)

Los más jóvenes quizás no recordéis al gran Luis Arribas Castro (Don Pollo), el que puso la voz a la Cadena Ser en Barcelona allá por los años 80. Aquella Barcelona hospitalaria, todavía con fuerte herencia franquista, contestataria, peligrosa, algo anárquica, cerrada al mar. Pero muy humana. Tuve el honor de ver en directo cómo Arribas Castro despedía todos los días su programa con una frase que jamás olvidaré:

La ciudad es un millón de cosas

El verdadero latido de la ciudad son su personas. Barcelona no estaba en el mundo, como lo está desde 1992. Pero estaba en nuestros corazones. Entre 1975, año de la muerte de Franco, y 1990, en estos quince años, el FC Barcelona solo ganó un campeonato de liga. Y muchos años estuvo en la zona media y baja de la tabla. Pero la afición animaba como hoy lo hace con su equipo el fan del Recre o del Athletic Club. No estaban obligados a ganar, por eso estaban motivados para luchar, para jugar bien.

El caso Avilés.

En mayo de 2017 tuve ocasión de conocer la ciudad de Avilés, en Asturias. Fue de la mano de mi querida colega y personal brander Elena Arnaiz. Elena, para mí persona revelación 2017, nos llevó a unos cuantos a esa pequeña ciudad y organizó un pequeño congreso de un día que reunió -atención- a 300 personas. Hablé de ello hace un año en el post Si buscas trabajo, mejor ir a por el 80 y olvidarse del 20 y también en Lo mejor de 2017 en Personal Branding. Y Elena lo resumió en un post magistral de título Dejar huella en el espacio líquido.

Ahí coincidí con mis compañeros del alma Eva Collado Durán y Fran Segarra (Ponte en Valor) y mis colegas del alma Andrés Pérez Ortega, Isabel Iglesias, Víctor Candel, con la magia de Nilton Navarro y la propia Elena, fue un exitazo. No solo por la cantidad de gente que asistió. Por la calidad de sus personas, las ganas, la proximidad, la cantidad de amistades surgidas desde aquel momento, de las que todos seguimos conectados viendo sus progresos, escuchando sus historias. Fue un evento 100% humano. Había sed de conocimiento, pero sobre todo había ganas de acoger, de saludar, de apretar manos, dar besos, repartir abrazos. Un subidón.

Un éxito sin precedentes en España. El misterioso caso del Espacio Knowmads Huelva 2018 (alias #EKHuelva18)

En la antípoda ibérica de Avilés se encuentra la vieja ciudad de Huelva, la latina Onuba. Puede que penséis que Huelva no tiene nada que ver con Avilés. En lo político, histórico y geográfico, no. En el aspecto social y humano, sí, absolutamente sí.

Pero vamos a ver, ¿cómo ha conseguido Huelva llenar un Gran Teatro con cerca de 500 personas que incluso han bailado al ritmo de I will survive animado por una mujer embarazada de 8 meses y medio?

Dejad que os cuente algo que parece increíble: No recuerdo eventos de marca personal como este.

El secreto está en recuperar la conexión humana

La ignición del proyecto se produce hace casi un año como iniciativa y patrocinio de la fundación pública andaluza  Andalucía Emprende, de la Fundación Cajasol y del empeño ilusionante de David Barreda, desde este enero 2018 persona revelación del año y “patrón” de la marca personal. Su biografía es impresionante, y más lo es la reflexión que dejan sus escritos.

Creo que la clave de esto no era hacer un evento masivo, era hacer algo bonito.

La importancia de marcar perfil propio

Los ponentes pudimos, entre todos, dar un abrazo a casi todos los asistentes, un beso, una conversación, una fotografía. Un “hace tiempo que te sigo y me has gustado más en persona”. Normal, el diálogo persona a persona siempre superará el texto dirigido a un colectivo. Cuando te conozco me atrevo a ser imperfecto, a mostrar mi lado vulnerable, a reír, a llorar.

#EKHuelva18 marca personal

Foto: Manuel Morillo. Final del Espacio Knowmads Huelva 18

Gracias, una palabra que se queda corta

Todas las personas que conocí en Huelva tienen perfil propio, humano, cercano. Huelva no es el fresón, el Recre, el jamón o la gamba, son sus personas. Gracias de corazón a todos los que asististeis al acto. Gracias a los onubenses Helen Gómez de Ruano y David Barreda. Gracias también a los que vinisteis de muy cerquita y disteis alma al EKHuelva18, como Meme Romero, Silvia Saucedo, Seve Izquierdo,  Rocío Martín, a los que vinisteis de lejos como Eva Añón, Claudio Inacio, Alex Durán, a mis compañeros de escenario, Eva Collado Durán, Elena Arnaiz, Andrés Pérez Ortega, el propio David BarredaEnrique Cejudo (onubense, por cierto), Patricia VázquezAdela de Mora, a toda la organización. Un agradecimiento más que especial a todo el equipo de la fundación Andalucía Emprende, la Fundación Cajasol, (discurso magistral de su presidente Antonio Pulido), al Ayuntamiento de Huelva y la Junta de Andalucía. Lo que habéis hecho no tiene precedentes. Sois la pequeña aldea de los cuentos de Astérix que se resiste a ser un pueblo de sosos, aburridos y clonados ciudadanos. Humanidad pura. Aportáis, importáis, y mucho. No cambiéis, por favor.

PD: ¿Queréis saber de qué hablamos en el Espacio Knowmads? Atentos al blog de David Barreda.

Imagen cabecera: Manuel Morillo (grande)