Entradas

Personal Branding y LinkedIn: hechos el uno para el otro

Esta semana he estado presente en tres eventos en los que Personal Branding y LinkedIn han sido protagonistas. 

  • El curso de marca personal en Ferrovial, con seis años de recorrido. Ahí los asistentes pusieron en valor la importancia de esta red para profesionales en activo. 
  • En Vassis Conseil tuve oportunidad de mantener una tertulia sobre Personal Branding y LinkedIn para profesionales con hambre de cambio. De hecho, le debo a Marion Suffert las preguntas planteadas en el artículo. 
  • Y en una sesión en Barcelona para IESE Alumni Career Services impartí un workshop sobre personal branding y propuesta de valor en que LinkedIn estuvo muy presente como elemento de Networking. 

No recuerdo haber dedicado un post a una plataforma online. Ha llegado el momento de hacerlo, y de empezar por la reina del networking online: LinkedIn. Si tienes poco tiempo, aquí tienes un resumen de un minuto: 

Las tres etapas de la vida LinkedIn

2003-2007: Fase de viralidad

Fundada en diciembre de 2002 por Reid Hoffman, Allen Blue, Konstantin Guericke, Eric Ly y Jean-Luc Vaillant,​ fue lanzada en mayo de 2003 en EE.UU. Estos años LinkedIn creció de 500.000 en 2003 a 13 millones de usuarios en 2007. Como todas las startups, el crecimiento es esencial y el reto es obvio: crecer o morir.

Aquí quiero resaltar que LinkedIn fue creada como red favorecedora de contactos y para proyectar y desarrollar nuestra marca personal. Al principio muchos pensaban que era un lugar para colgar el CV. Ese podía ser un medio, pero no el fin. 

2008-2011: Fase de crecimiento sistemático

LinkedIn comenzó a invertir más en crecimiento. La empresa creó un equipo que multiplicó el número de usuarios x10, pasando de 14 millones a 140 millones. La empresa identificó sus principales canales de crecimiento estudiando la experiencia de los usuarios y cómo éstos encontraban el sitio web. La virtualidad y la optimización de motores de búsqueda fueron claves para LinkedIn. En 2008, pudimos crearnos el perfil los ciudadanos de fuera de los EE.UU, lo que contribuyó al crecimiento de manera evidente. 

2011-2019. Fase de big data + Microsoft

Se mejora el uso de datos para aumentar la tasa de crecimiento, creando un CRM que mejoraba la experiencia de cliente más allá de su ingreso en la red. Se añadieron métricas sobre adquisición, activación, conexiones, retención. La mejora en medición propició la creación de Sales Navigator, la mayor herramienta empresarial de networking conocida. La entrada en China supuso un gran avance (20% de la población mundial), y también la compra por parte de Microsoft en junio de 2016 por 26.200 millones de dólares. Rusia prohibió en 2016 el acceso a esta red.  

Las tres claves de un buen perfil

Perfil completo 

Un perfil completo (estelar) significa una mejora en la proyección de marca personal y una de las claves del aumento de potencial comercial en la red. Para ello, debe considerarse: 

  • Fotografía actualizada. Algunas fuentes afirman que las visitas se multiplican x14.
  • Título profesional más allá de la tarjeta de visita. Idealmente con una propuesta de valor resumida. 
  • Sector de actividad (x15).
  • Extracto, no repetición de la experiencia, sino una descripción detallada de la propuesta de valor, de los logros, competencias y una parte más personal incluyendo valores, propósito y pasiones. 
  • Descripción detallada de la experiencia, diferenciando las etapas dentro de una misma empresa, y definiendo la job description y los logros en el período (keywords).
  • Incluir la formación realizada y detallada implica 10 veces más visitas. 
  • Incluir las aptitudes (skills). Un perfil con ellas logra 13 veces más visitas.
  • Voluntariados: son tenidos en cuenta como una parte esencial del currículo. 
  • Grupos profesionales: Unirse a grupos y participar en ellos (x5).
  • Crear perfiles en otros idiomas ayuda a generar relaciones internacionales.
  • Solicitar y redactar recomendaciones (sinceras) es un símbolo de reconocimiento.
  • Disponer de un mínimo de contactos de valor para lograr un timeline más dinámico.

Pasar de “estar” a “ser”

Pensemos en LinkedIn como en un club deportivo o de negocios. Ser miembros sirve de poco. Acudir y socializar tiene premio. LinkedIn favorece a aquellos perfiles que son activos, que generan y comparten información de valor y que conectan. Las claves aquí son: 

  • Curar contenidos: compartir contenidos de valor de nuestro sector con un “plus” de marca personal, como un comentario, una crítica…
  • Crear contenidos: LinkedIn dispone de un blog propio, Pulse, que impulsa el engagement. Es lógico que LinkedIn prefiera que cumplas con lo de “Link in” y no “Link out”.
  • Comentar contenidos: no se trata solo de dejar marca aportando contenido, sino comentando y compartiendo el contenido ajeno. Es lo que llamamos engagement.
  • Compartir insights: no siempre hay que compartir enlaces o posts del blog, a veces un simple insight puede ser generador de buenos hilos de comunicación.
  • Seguir e interactuar con empresas es un acelerador de conocimientos 
  • Las transmisiones en directo aportando tips y soluciones a problemas son el máximo exponente del engagement dentro de la red
  • Utilizar el metabuscador es vital para encontrar no solo personas sino también contenidos de gran valor, empresas…
  • Las empresas pueden contratar LinkedIn Elevate, un programa de contenidos automáticos que se vuelcan en una app de fácil manejo

Conectar, conectar, conectar

No olvidemos que el origen y fin último de LinkedIn es favorecer el networking cualitativo. De hecho, más de la mitad de nuestra capacidad de vender (social selling) en esta red viene de una gestión adecuada de contactos. Las claves ahí son:

  • El Social Selling Index nos indica nuestra capacidad actual de generar relaciones que acaben en negocio. Es un ejercicio de gamificación potenciado por Microsoft con una idea: cuanto más y mejor utilices esta red, más y mejores negocios podrás hacer.
  • No debemos aceptar a todo el mundo: perfiles incompletos o potencialmente spammers deben descartarse
  • LinkedIn promueve el networking sugiriendo contactos a través de su CRM. Esta herramienta debe aprovecharse. 
  • Es posible ver quién ha visitado nuestro perfil. Normalmente puedes ver a personas, en caso de perfil premium es ilimitado. 
  • No todo son contactos, también podemos “seguir” a quien queramos y estar al corriente de sus contenidos.
  • Las KPI’s que genera cada publicación ofrecen unos datos de gran valor que deben ser tenidos en cuenta: empresas que lo leen, cargos que lo leen, ciudades principales, personas (con mombre y apellidos) que comparten.
  • El engagement con alguien desconocido ayuda a generar proximidad y conexiones. 
  • Un contacto puede pasar a cliente si se mide bien la agresividad comercial y se genera valor de forma continuada. 
  • Desvirtualizar el contacto multiplica las posibilidades de cerrar un negocio. 

Tres trucos que hay que saber para utilizar bien LinkedIn

La regla de los 1.000 fans verdaderos

Esa regla la explicó Kevin Kelly, (Wired) y la amplió Carlos Rebate en su libro Influencers (Empresa Activa, 2017). Se trata de lograr 1.000 fans verdaderos, dispuestos a compartir y comentar contenidos (las recomendaciones o likes no son útiles), y dispuestos a comprar nuestros productos o servicios, libros, white papers, cursos online etc. La clave en LinkedIn no es cuantitativa, es cualitativa. Cuando se comparten contenidos de valor es fácil identificar a nuestros 1.000 fans verdaderos ¿conoces a los tuyos?

Vender en LinkedIn

Es muy difícil vender en LinkedLn con una estrategia “push” convencional. El marketing de atracción, a través de contenidos, genera el caldo de cultivo para un networking de gran valor que acaba en venta. Si un directivo de una organización comparte un contenido nuestro, es fácil que pasen dos cosas:  1. Se genera una conexión 2. Al cabo de un tiempo se puede plantear una propuesta de colaboración, servicios…

Incorporarlo como rutina diaria

No se trata de entrar de vez en cuando para ver qué hay. LinkedIn es un gran lugar para encontrar contenidos de valor, para interactuar con grupos profesionales, para compartir, interactuar, contratar y conectar. Lo ideal es ser constante y convertirlo en un hábito. 

¿Cómo sacarle partido a las publicaciones?

Primero debemos saber qué información buscan nuestros posibles stakeholders. Existen multitud de herramientas para hacerlo. Hay una genial: www.answerthepublic.com Con eso sabemos qué material vale la pena curar o crear para compartirlo luego. 

Linkedin for Personal Branding, by Sandra Long, 2016

Linkedin for Personal Branding, by Sandra Long, 2016. Hybrid Global

Después vale la pena trabajar a fondo con estrategias de palabras clave y títulos atractivos. Por ejemplo: “La teoría de los 1.000 fan verdaderos” funciona, pero le falta garra. En su lugar, funcionaría mejor “10 claves para vender en LinkedIn en base a tus 1.000 fans verdaderos”.  En cuanto a palabras clave, acostumbramos a ser excesivamente parcos en cuanto a la información que facilitamos en la sección de extracto, experiencia en empresas, voluntariados. Y en cada una de esas secciones podemos generar un relato rico en palabras clave que provocaría una mejor “encontrabilidad” hacia nuestros perfiles. 

También, etiquetar convenientemente a personas que aparecen por alusión en nuestros comentarios multiplica la difusión de nuestros contenidos de manera evidente. 

Algo que utilizamos poco es el vídeo nativo, es decir, subir un archivo de vídeo en vez de un enlace a YouTube logra el favoritismo de LinkedIn, ya que la audiencia puede disfrutar del visionado sin salir de la red. 

Y hablando de vídeo. las transmisiones en directo, bien planificadas y con una periodicidad establecida, son imbatibles. Se necesita un buen  calendario de contenidos, experiencia en el directo de una cámara y saber gestionar los comentarios mientras se está hablando. 

Otro soporte premiado por LinkedIn es Pulse, el blog interno propio de la red. Si comparamos el engagement que genera un artículo publicado en Pulse u otro que enlace a un site externo, la diferencia es de x10. Eso es debido a que LinkedIn favorece los contenidos que pueden ser leídos sin salir de su red. 

¿Conviene ser premium?

Depende de tu posición, sector y modelo de negocio. Yo estoy obligado a serlo por mi condición de consultor en personal branding. Pero vale la pena pensarlo, los beneficios son muy potentes para una cuota no excesivamente alta. 

Las ventajas principales LinkedIn Premium, para mí:

  • Acceso a LinkedIn Learning: Una de las mayores plataformas de conocimiento sobre cualquier tema. 
  • Inmail messages: poder comunicarte con cualquier persona en la red, sin importar tu relación de grados se separación. En algunos casos es muy útil, especialmente en contactos de nivel 3. 
  • Historial de quién ha visto mi perfil: Normalmente se limita a 5 visionados. En premium, es ilimitado, lo que te permite analizar qué tipo de audiencia estás captando y si está acorde a tu estrategia profesional. 
  • Eliminar el límite de búsquedas que puedes hacer. La principal limitación en cuentas no premium es lo que LinkedIn llama el «límite comercial». Se trata de un límite al número de búsquedas que puedes hacer cada mes.
  • Puedes generar, si lo estimas conveniente, un “open profile” y permitir así que todos el mundo te pueda enviar un mensaje. 
  • Información detallada sobre empleos, empresas y directivos. Una característica esencial para profesionales RRHH. 

¿Cómo recomendaría buscar trabajo si no existiera LinkedIn?

El principio de Pareto del empleo del 80/20

Aplicando el Principio de Pareto del 80/20, sabemos que solo se publica un 20% de las ofertas de trabajo; y ahí se pelean el 80% de los candidatos: es un camino sin salida. 

Por contra, el 80% de las ofertas de trabajo se resuelven en la misma organización que busca candidatos a través de referentes, conocidos, boca-oreja. 

Me parece esencial tener los contactos de empresa que puedan conocer candidaturas libres y así acceder de forma prioritaria a la oferta. Para eso se necesita dejar una excelente marca personal, que recoja los logros y reconocimientos de colegas y clientes. 

También una presencia digital fuera de duda, que cuando busquen nuestro nombre no encuentren nada que pueda frenar una decisión y encuentren contenidos de valor, desde un blog a artículos en la prensa sectorial. 

Dedicar mínimo 8 horas diarias a buscar trabajo es un aspecto crítico, y eso incluye formarse en actividades suplementarias, idiomas, habilidades digitales…

En resumen, tres grandes acciones: gestionar adecuadamente tu marca personal, y saltarte las reglas de juego y dedicar ocho horas diarias, como mínimo, a esa labor.

¿En qué se equivoca la persona que busca trabajo en su relación con LinkedIn?

Actitud ante reclutadores 

Normalmente se cae en el error de pensar que los reclutadores están ahí esperando recibir nuestro CV. Y el currículo es el propio perfil de LinkedIn, de debe ser 100% honesto, y una actividad de generación de contenidos de valor y engagement fuera de duda. Sin valor no hay marca que dejar, y si la hay, es negativa, o peor, indiferente.

En búsqueda activa: la forma de lograr que pasen de ti activamente

Un error también común es poner como título profesional “en búsqueda activa”. Si el tiempo medio de lectura de un CV es de 15 segundos, el de un perfil de LinkedIn se ciñe a la lectura del título profesional y las primeras líneas del extracto. 

Si yo busco a un comercial especializado en el canal online, no te encontraré por “en búsqueda activa” y pasaré de largo. Título profesional no es estatus actual, tengamos eso muy presente. Los reclutadores no son tontos, y saben cuándo una persona está abierta a ofertas de empleo: primero porque que no hay “empresa actual” y segundo porque habrán activado la opción de búsqueda de empleo: ajustes y privacidad > privacidad > Preferencias de búsqueda de empleo.

Recuerdo que LinkedIn no fue concebido como un lugar para encontrar trabajo, sino para generar relaciones. Crear valor es el principio del marketing de atracción. No persigas al reclutador, crea valor para que se fije en ti, comenta sus artículos, conviértete en una persona de su entorno. 

¿Cómo ha cambiado LinkedIn el mercado de trabajo?

Guillem Recolons, workshop IESE Alumni

Durante el workshop en IESE para Alumni Career Services. Foto: Jofre Zorrilla

Es mi pregunta favorita. LinkedIn es un agente provocador de personal branding. Me explico. Los perfiles que nos atraen son los que cumplen con los requisitos que hemos tratado anteriormente. Y eso no es nada más que el haber gestionado de forma consciente nuestra marca personal o personal brand: a eso le llamamos personal branding. 

Necesitamos auto-conocernos (diagnóstico de marca) para saber qué marca dejamos en los demás. Necesitamos desarrollar una estrategia (objetivos, propósito, propuesta de valor y modelo de negocio) para saber hacia dónde vamos y qué queremos lograr. Y necesitamos poner en valor esa propuesta de valor para darnos a conocer utilizando herramientas de marketing personal, ser reconocidos a través de nuestros logros y contenidos de valor, ser memorables gracias a nuestros valores. Todo ello contribuye a que seamos elegidos, que es el fin de un proceso de gestión de marca personal. 

¿Cuál es el futuro de LinkedIn?

Microsoft es una empresa dinámica, y estoy seguro que seguirá apostando fuerte por su red profesional. Pienso que los avances que me gustaría ver ya han arrancado con LinkedIn Learning, una plataforma de conocimiento que hará temblar a algunas universidades, pero que también supondrá una gran oportunidad para los creadores de contenidos de valor. 

Los futurólogos han pronosticado mejoras en varios campos, y en mi humilde opinión, estoy 100% de acuerdo: 

  • Mejora en las búsquedas locales
  • Análisis de los perfiles utilizando IA
  • Mejora del sentido de comunidad, humanizando las formas de conectar
  • Foco continuo en la creación de contenidos que aporten valor
  • Priorizar un personal branding más auténtico y humanizado (vídeos, originalidad…)
  • Potenciación de las transmisiones en vivo
  • Servicios de coaching asequibles
  • El fin de email
  • Mayor enfoque en compartir resultados y éxitos de equipo
  • Eliminar el spam
  • Mejorar la experiencia con los hashtags
  • Previsualización de vídeo unidireccional para solicitantes de empleo 

Para saber más de LinkedIn

Yo te puedo ayudar a trabajar tu propuesta de valor. Muy pronto verás en este mismo blog un servicio específico. 

Los expertos en LinkedIn -según mi criterio- están aquí. Te recomiendo seguirlos de cerca. Por orden alfabético:  

Descárgate el PDF de este artículo

Haz clic sobre el logo Slideshare:

 

Stock Photos from Graphic farm/ Shutterstock

 

Si estás en todas las redes sociales, no “eres” en ninguna

 

El no querer perderse una parte del pastel no debe convertirse en una obsesión. Observo que muchas personas están ingresando en una cantidad de RRSS (redes sociales) tan grande que no les da tiempo a gestionar ninguna correctamente.

FOCALIZAR ES CLAVE

Como no tenemos 5 horas diarias para gestionar correctamente esas redes, lo mejor será focalizar. Aunque entre gustos no hay disputas, yo centraría el asunto en cuatro redes:

Linkedin: Nos permite conectar con profesionales de todos los sectores y conocer su actividad actual. Los grupos Linkedin son foros de debate con buenas historias en las que aprender y con la posibilidad de compartir nuestras historias. Cierto: últimamente hay bastante spam… ¿pero dónde no lo hay?.

Twitter: es una red abierta, permite seguir a quien uno quiera sin pedir permiso. Es un buen lugar para aprender y para debatir. Creo que el famoso “Cluetrain Manifesto” de 1999 se refería a Twitter (que nació 6 años después) cuando hablaba de “los mercados son conversaciones”. Es una red inmediata, salvaje, permite colocar vídeos, fotos… comunicarse a tiempo real.

YouTube: Si una imagen vale más que mil palabras, al añadirle sonido es un todo. Esta red de vídeos nos permite transmitir nuestra marca al 100%, ya que nos ayuda a comunicar de forma integral, incluyendo el lenguaje no verbal. Por si fuera poco, además YouTube es el segundo buscador más importante después de Google, y cada vez hay más personas que lo tienen en su página de inicio.

Facebook: al igual que Linkedin, nos permite recuperar amistades pasadas. En el terreno profesional, las páginas de Facebook pueden convertirse en excelente lugares para trasladar una oferta profesional, y son buenos refuerzos de una tienda online.

diceAl blog no lo considero una red social, está muy por encima. Hablaremos otro día. Dependiendo de tu actividad profesional, es muy posible que puedas focalizar tu comunicación digital en redes de imágenes, como Pinterest o Flickr, redes hay de todos los colores. Pero recordemos esto, no podemos estar y ser en todas partes. Hay que focalizar.

¿Sé lo que ofreces? La segunda etapa del mensaje personal

 

Descubre en este artículo las distintas formas de comunicar tu propuesta de valor y generar afinidad con los receptores de tu mensaje.

Recuerdo que las cinco etapas de un mensaje personal convincente son:

  • Notoriedad. ¿Te conozco?
  • Afinidad ¿Sé lo que ofreces?
  • Encaje ¿Necesito lo que me propones?
  • Elección. ¿Eres mejor que tu competencia?
  • Fidelidad ¿Cumples tus promesas?

Afinidad

mensajePuede parecer una obviedad, pero después de decir tu nombre hay que seguir con tu especialidad o tu cargo. Por ejemplo, “soy Guillem Recolons, asesor de marca personal y socio de Soymimarca”.

Quizás no descubra nada nuevo, pero cada día saludo a más personas que limitan a dar el nombre como dando por supuesto que ya sabes quiénes son. Y no es así.

¿Tanto cuesta invertir apenas 10 segundos en explicar tu especialidad y cargo?

El problema es que si no me lo dices de entrada pueden pasar dos cosas: 1. Eres un vendedor que me vas a enchufar algo que yo no quiero. 2. Voy a perder el interés en la conversación al no saber si hay afinidad entre tu y yo, entre tu negocio y el mío.

Esto es especialmente relevante, por ejemplo, por teléfono, un medio que cada vez consideramos más invasivo y que requiere de una transparencia absoluta para su buen fin. Muchas veces recibo llamadas “sospechosas” que tienen casi siempre el mismo patrón: la persona emisora tarda unos segundos en hablar (señal inequívoca de centralita telefónica). Acto seguido necesitan asegurarse de que eres tu, así que preguntan ¿Hablo con …?. Cuando ya sospechas que es una llamada no deseada, preguntas tu ¿Con quién hablo? y ahí es donde a menudo se rompe la comunicación, ya que el emisor de la llamada, en vez de identificarse adecuadamente, te suelta la parrafada comercial, de la que huyes rápidamente.

En el mundo online, estoy harto de ver a personas que o bien no se identifican (solo está el nombre) o bien te colocan un odioso eufemismo tipo “en búsqueda activa de empleo”. Eso sucede, por ejemplo en Twitter y en Linkedin.

Fantasmas en la red

Si en Twitter no veo ningún texto bajo tu nombre, probablemente no te devolveré el follow. No tengo tiempo para entrar en tu timeline y ver qué contenidos creas o qué contenidos compartes. Una buena descripción me ayuda a “seguir” rápidamente y me ubica en el tipo de persona que eres.

En Linkedin, veo personas que no escriben nada bajo su nombre, son fantasmas en la red. También veo a otros con el “en búsqueda activa de empleo”, como si eso pudiera definir la especialidad de la persona.

Ambas cosas son un error, ya que evitan que sigamos interesados en seguir leyendo, rompen la afinidad.

Cuando, además, no hay fotografía, nos encontramos ante una persona que tiene algo que ocultar.

Así que, lo dicho, puede parecer una obviedad, pero después de decir tu nombre hay que seguir con tu especialidad o tu cargo.

Si no cuido mi propio marketing, cómo voy a cuidar el tuyo

1. En el mundo* hay 634 millones de páginas web. Por tanto, habría que estar entre los 10 primeros millones para tener una web o blog distintivo. Para saberlo, colocar el dominio de la web que busquéis en alexa.com. Os dará dos datos básicos. La posición del ranking de la web y la reputación. La reputación la basan en los sites que tienen un enlace a esa web. Por ejemplo, este blog está en ranking 4.500.000 / 25. El de Soymimarca, por ejemplo está en 329.000 / 208.

2. El dominio más buscado en internet equivaldría a minombre.com . Solo en .com hay 100 millones de páginas web, no está nada mal. Uno puede tener un dominio .net o .info, pero tardarán más en encontrarle.

3. En el mundo hay 2.400 millones de internautas, de los que:Captura de pantalla 2013-01-27 a las 12.48.49

  • 1.1oo millones – Número de  usuarios en Asia.
  • 519 millones – Número de usuarios en Europa.
  • 274 millones – Número de usuarios en Norteamérica
  • 255 millones – Número de usuarios en América Latina.
  • 167 millones – Número de usuarios en Africa.
  • 90 millones – Número de usuarios en Oriente medio.
  • 24.3 millones – Número de usuarios en Oceanía.
  • 565 millones – Número de usuarios en China, más que en ningún otro país del mundo

Con tantos millones de internautas, diferenciarse se convierte en algo complicado. Pero es una necesidad. Volcar a la red contenidos de calidad, bien etiquetados, sigue siendo el mejor la mejor fórmula para asomar entre tanta información.

4. Facebook cuenta con más de 1.000 millones de usuarios activos, con una media de 40 años

5. Twitter cuenta con más de 200 millones de usuarios activos, con una media de 37 años, 307 tweets y 51 seguidores (followers). Además, ya hay 123 jefes de estado o presidentes de países con cuenta propia en Twitter.

6. En telefonía móvil, hay 5.000 millones de usuarios con teléfono propio, de los que 1.300 millones son smartphone con capacidad de navegar por internet y utilizar redes de mensajería rápida (Whatsup, Messenger, e-mail…).

¿Dónde quiero ir a parar con tanto número?

Los medios tradicionales siguen su camino, con evoluciones. Muchos diarios y revistas se han quedado, después de tota una vida en papel, con la edición online como único soporte. La mayor oferta de canales TV provoca una dispersión inevitable de audiencia. Pero cuando un contenido es bueno, las redes sociales lo repetirán hasta la saciedad.

El tener cuentas en las RRSS Redes Sociales será indispensable, pero más lo será contar cosas que interesen a un público predeterminado por cada uno. El marketing personal es una parte del personal branding que trata del proceso estratégico de cada persona y también de su estrategia de comunicación personal. Por más que nos parezca que estar en la red es suficiente, no lo es. Es como ir a dar una charla y quedarse en blanco. Si tienes una cuenta inactiva en Twitter, mejor la eliminas. Y lo mismo en otras redes como Facebook, Linkedin, Foursquare. No hay que estar, hay que ser.

Veo muchos perfiles en redes de personas que se llaman asesores o consultores o expertos en algo. Pero cuando revisas sus contenidos, en la mayoría de casos se limitan a reenviar a la red cosas que les han gustado. No crean contenido propio, no generan valor. Si no cuidan su propio marketing, ¿Qué credibilidad tendrán para cuidar el mío?.

*Fuente: Royal Pingdom / Internet 2012 in numbers

Los profesionales buscan ‘personal branding’

Aquí os dejamos el artículo de María Paz López aparecido el pasado jueves en La Vanguardia

Estrategias para el empleo en tiempos de crisis

Los profesionales buscan ‘personal branding’

El método tiene dos fases: autoanálisis de puntos fuertes y cómo comunicarlos a otros | La identidad digital se cimenta en interacción y contactos; si no interactúas, no existes

Hace pocos años, hablar de marca personal sugería un universo deportivo de mejora de tiempos de competición. Pero los vocablos mutan con los usos sociales, y la eclosión en el mundo de la empresa y de las profesiones del concepto anglosajón personal branding –esto es, la marca en sentido comercial aplicada a las personas– ha dado a la expresión marca personal un nuevo significado.

augusto costhanzo

En España, cada vez más directivos y ejecutivos de empresas, y profesionales de disciplinas diversas, incluidos maestros de oficios, recurren a agencias y expertos para que les ayuden a configurar su propia marca personal, la que, en el mejor de los casos, les llevará a conseguir un nuevo empleo, avanzar en su carrera o brillar más en su ámbito de actuación. Internet y las redes sociales se han convertido en elementos esenciales de esa apuesta.

“El método de creación de marca personal toma elementos de la psicología, el marketing, la gestión de empresas, la comunicación y la filosofía”, explica el químico Andrés Pérez Ortega, asesor de personal branding (www.marcapropia.net) y autor de los libros Expertología. La ciencia de convertirse en un profesional de referencia (ed. Alienta) y Marca personal. Cómo convertirse en la opción preferente (ed. ESIC). Atención, aclara Pérez Ortega: “La creación de una marca, ya sea para una persona o para un producto, tiene dos etapas. La primera es de análisis de uno mismo, de sus creencias, valores, fortalezas y habilidades, y la segunda es de comunicación de esa marca, de establecimiento de relaciones. Y todo tiene que hacerse buscando la autenticidad, no el maquillaje o las falsas apariencias”.

La marca –recalcan los expertos– no es un mero envase; es confianza de los otros en esa persona o producto, es transmisión de credibilidad. Entre los casos citados por las agencias consultadas, hay algunos ilustrativos (que prefieren no dar su nombre). Un directivo del Barça, por ejemplo, empresario consolidado en su sector, hizo en el extranjero un curso de actualización para emprendedores. En ese curso fue premiado, con lo que creció su reputación como “joven emprendedor”, lo cual paradójicamente lesionó su perfil de empresario ya asentado. Para reposicionarse, dio conferencias en escuelas de negocios, y así creó una marca personal de experto sénior en gestión empresarial.

Otro caso: una periodista mexicana especializada en gestión de proyectos de comunicación en su país deseaba dar un giro a su carrera. Con ayuda de un experto en marca personal, redefinió la suya: centrarse en proyectos de comunicación en el ámbito de la mujer y trabajar en Europa. Las sesiones se realizaron a través de Skype y pagó los servicios por PayPal.
Las herramientas de internet resultan básicas para crear y transmitir la marca personal. Conviene tener tarjeta de visita también en formato electrónico, y empaquetar en la red el currículum vitae clásico según nuevos modos que enseñen lo que el profesional sabe hacer, con minivídeos, gráficos y enlaces. Llevar un blog temático ayuda (los motores de búsqueda los privilegian), así como tener perfiles en LinkedIn yFacebook, y no descuidar los mensajes de Twitter.

“La identidad digital en la red se caracteriza por la interacción y por los contactos”, explica Neus Arqués, socia y directora de una gestora de identidad digital de empresas (www.manfatta.com) y autora del libro Y tú, ¿qué marca eres? 12 claves para gestionar tu reputación personal (ed. Alienta). Interacción: “Si no interactúas, no existes –alerta Arqués–. El mero hecho de tener dado de alta un perfil en internet no basta, hay que interactuar. Y los contactos que se tienen en la red, las personas que conoces, hacen de aval de esa identidad digital”. Arqués y su equipo trabajan con empresas, no con individuos, pero dan seminarios a grupos de ejecutivos y estudiantes de escuelas de negocios, a los que animan a autogestionarse esa marca personal en internet.

“El blog es una excelente herramienta de visibilidad, así como estar en las redes sociales, pero también hay que cuidar el networking clásico”, añade Guillem Recolons, socio y asesor de una consultoría de marca personal (www.soymimarca.com). El intercambio de tarjetas de visita en conferencias y congresos aún funciona, del mismo modo que el contacto visual genera una empatía que no da una foto, por lo que lo sensato es combinar ambos tipos de redes de contactos.

Para definir y encauzar la marca personal, Recolons y sus socios y equipo practican elsistema iceberg con un enfoque multidisciplinar: “La parte del iceberg que no se ve incluye autoconocimiento e introspección, en manos de un psicólogo y un coach, y estrategia de producto, que lleva un especialista en marketing; mientras que la parte visible del iceberg es la comunicación de la marca, de lo cual se ocupa un publicitario, en este caso yo”. Entre sus clientes figuran: estudiantes cargados de másters, emprendedores y profesionales desempleados o en activo.

“La marca personal tiene que ver con los valores que queremos proyectar, tanto en el trabajo como en sociedad, con cómo queremos ser percibidos”, afirma Nadine Kazerounian, británica afincada en Barcelona, propietaria de la agencia Praxis Image Consultants (www.praxisimageconsultants.co.uk). Pero, según Kazerounian, no hay que subestimar el concepto clásico de imagen, entendido en modo presencial. “Las primeras impresiones sobre alguien, e incluso las siguientes, se forman largamente a través de pistas visuales: vestuario, maneras, lenguaje corporal y tono de voz –argumenta–, así que tener una buena imagen personal es básico para proyectar los valores de la marca personal, igual que el envase es fundamental en la marca de un producto”. Cuanto ayude a bien posicionarse es bienvenido.

#lateraltwits 26 Twitter como medio de captación de personas

Espero que las empresas que se dedican a RRHH no se enfaden conmigo, pero lo cierto es que Twitter se está convirtiendo poco a poco en una interesante herramienta de networking y de captación de “talento”.

Lo he podido comprobar en persona cuando dos clientes me pidieron localizar unos perfiles muy determinados con una premura de tiempo que hacía casi imposible la mediación de un especialista en recursos humanos. Y los encontré bastante rápido. Con el paso del tiempo, no es difícil superar los 500 o 600 seguidores en Twitter (recuerda que tu también los deberías seguir), cosa que crea una interesante correa de transmisión. Si además colocas un hashtag fácil de recordar lo puedes acelerar más.

Tengo la sensación de que Twitter + Linkedin pueden convertirse en plataformas perfectas para la búsqueda activa de empleo. Su inmediatez, costes bajos (nulos en Twitter), y sobre todo, su capacidad de síntesis versus formatos de curricula pesados, son sus principales ventajas. Desde luego, si yo trabajara en ese sector me metería de cabeza ahí dentro.

Posts relacionados: En la serie “LateralTwits” hemos hablado ya de Twitter como medio de comunicación Twitter como plataforma de diálogoTwitter como medio de información ,Twitter como medio de contactoTwitter como foro públicoTwitter como medio de denuncia,Twitter como red social abierta, Twitter como SMS socialTwitter como herramienta de marca personalTwitter como herramienta laboralTwitter como termómetro de la opinión públicaTwitter como plataforma para entrevistas y debates a tiempo real, Twitter como medio de vidaTwitter como gran base de datos pública o privada (las listas de Twitter)Twitter como estímulo a la creatividadTwitter como agenda pública (política y Twitter)Twitter como fanpage, Twitter como página personal, Twitter como elemento de promoción para empresasTwitter como símbolo de web 2.0,  Twitter como teaserTwitter como un libro abiertoTwitter como errorTwitter como testigo del día a día y Twitter como foro de recomendaciones

#lateraltwits 07 Twitter como red social abierta

En la serie “LateralTwits” hemos hablado ya de Twitter como medio de comunicación Twitter como plataforma de diálogo, Twitter como medio de información , Twitter como medio de contacto, Twitter como foro público y Twitter como medio de denuncia.

Hoy hablamos de Twitter como red social abierta. En realidad ya pasamos por encima de eso en el último post, pero creo que vale la pena destacar la GRAN DIFERENCIA entre Twitter y el resto de plataformas que existen.

Facebook es una red cerrada, para acceder a un amigo, éste tiene que autorizarlo. Lo mismo pasa con Netlog, Tuenti o FourSquare.

En el campo de las redes sociales profesionales, nos encontramos lo mismo. Para acceder a un contacto, éste tiene que autorizarlo. Es el caso de Linkedin, Xing, Viadeo, Plaxo

En Twitter no pasa eso. Tu sigues a quien quieres. Y te sigue quien quiere. No hay que pedir permiso, solo seguir (follow). Bajo ese prisma, podemos seguir a nuestros gurús preferidos, ya sean cantantes, futbolistas, políticos, periodistas, consultores, poetas. Os tengo que advertir que ellos no os seguirán automáticamente, no muchos lo hacen. El fairplay de Twitter pide que sigas a tus seguidores, pero puedo entender que algunas personas públicas con millores de fans no devuelvan el follow.

Una forma excelente de seguir a personas que pueden interesarnos es seguir las listas de Twitter. Twitter permite que clasifiquemos a nuestros seguidos en listas. por ejemplo: periodistas. Estas listas pueden ser públicas -es lo habitual- o privadas. Una formas de seguir temas afines es seguir una lista de otro; de esa manera no seguimos a los seguidores de la lista, pero sí los twits que publican.

Pienso que el hecho de Twitter de ser red abierta es una gran ventaja, da toda la libertad de seguir a quien queremos. Pero hay que gestionarlo bien, ya que también nos puede seguir quien quiera. Hemos de ser coherentes con la audiencia que tenemos y con la que queremos tener, responder las preguntas, retiuitear lo que nos parezca interesante y contestar los mensajes directos.

De todas maneras, la medida del éxito de Twitter no es que te sigan 2.000 personas, es conseguir un balance entre seguidores y seguidos, y que la gente o empresas a las que seguimos sean relevantes para nosostros, que nos puedan aportar algo.

Marca personal y castells

Como sabéis, hace pocas semanas la UNESCO designó los castells como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Nos parece una ocasión singular para establecer un símil con la creación de marcas personales.

Los Castells son una manifestación festiva típica de Catalunya, de más de 200 años de antigüedad. Consiste en el levantamiento de torres humanas formadas por la superposición de diversos niveles (entre 6 y 10). Los castells son erigidos por grupos de hombres y mujeres de todas las edades, llamados collas. Los castellers lucen una vestimenta tradicional característica y cada colla se diferencia por el color de la camisa que visten sus miembros.

marca personal y castells

Infografía de Ramon Curto

El levantamiento de cada castell va acompañado de una música característica, interpretada con un instrumento de viento llamado gralla, que va marcando el ritmo del desarrollo de la construcción. Es habitual que el público asistente a esta clase de exhibiciones se incorpore voluntariamente a la base humana sobre la que se levantan los castells, formada por decenas de personas.

La pinya: El secreto de los castells es parecido al secreto de la construcción de la marca personal: mucha base, lo que se llama “la pinya”. Un grupo importante de castellers, que no se ven, forman los cimientos, la base para que el castell aguante. En la marca personal esa base sería el autoconocimiento, el análisis de la situación actual, la detección de habilidades y competencias. Se puede profundizar mucho en la base, reforzarla; en los castells este refuerzo recibe el nombre de folre.

El tronc o columna central: a medida que crean nuevos niveles sobre la base, disminuye el peso de los castellers, facilitando así que cada persona pueda aguantar en equilibrio el peso de otras personas. En la marca personal la columna central es la estrategia, la hoja de ruta, lo que define con todos los matices hacia dónde queremos ir, los plazos, las metas parciales.

El pom de dalt: es la parte más visible del castells, la que emerge con toda la fuerza y con un alzamiento de brazo de l’enxeneta nos indica que todo ha ido bien. Es la metáfora de la cima. En marca personal esta figura está representada por las herramientas que facilitan la visualización de la persona, artículos en diarios, las charlas o debates públicos, el estilo, el networking, la presencia en blogs, en redes sociales…

No confiéis nunca en quien se autodenomina “gurú”, en quien cree que la marca personal es abrir una cuenta en Linkedin o quien piense que todo se resuelve con un blog. La marca personal necesita estas tres fases, igual que un castell, y eso lleva trabajo, dedicación y tiempo. Preguntad a una colla castellera cuántas horas entrenan antes de levantar un castell: todas.

Llegó el día: HOY SE PRESENTA SOYMIMARCA, un generador de marcas personales

Eso que veníamos anunciando desde este blog, desde Twitter, Linkedin, Facebook… ha llegado.

Hoy se presenta soymimarca, un ambicioso proyecto que pretende convertirse en un referente en la creación operativa de marcas personales.

El proyecto, promovido por Jordi Collell y Guillem Recolons -quien os escribe-, se dirige tanto a empresas como a particulares, y entre sus herramientas diferenciales encontramos la combinación de herramientas de coaching con otras de visibilidad de la marca personal.

Lo mejor es que déis un vistazo a la web, www.soymimarca.com, pero aquí insertamos su vídeo de bienvenida.