Entradas

Identificando a un perfil que invade la red: el #iDiot

#iDiot Ignorante Digital Infame Oportunista Tramposo

Es razonable pensar que si existen parásitos en la vida real, también los encontremos en Internet. El problema es que en la vida real son fáciles de detectar, en el mundo digital no tanto. Se necesitan algunas herramientas, algunas de pago, para descubrir a los #iDiot.

Su principal forma de crecer en la red: Seguir a miles de personas, esperar su “follow back” y luego dejar de seguirles. Así, su balance siempre es positivo, con muchos más seguidores que seguidos.

No te siguen porque puedas aportar valor, lo hacen por una cuestión matemática y de vanidad personal mal entendida.

El acrónimo #iDiot lo creamos hace unos días en México con Nancy Vázquez, Alan Urbina y Johnny Durán en los momentos de relax posteriores al Personal Branding Experience 2018.

La loca obsesión por conseguir seguidores a toda costa, el ADN del #iDiot

El mito griego dice que Narciso se enamoró de su propia imagen reflejada en el agua y murió al acercarse para auto-besarse. Fue una venganza de la diosa Némesis por el mal trato que Narciso profesaba a las doncellas que se enamoraban de él.

Eso es lo que puede pasar a los #iDiot que sigan coleccionando seguidores. Hace unos meses escribí un post titulado The Follower Obsession. En el artículo refería a la necesidad de crear comunidades afines a una propuesta de valor. Si yo vendo programas de formación para empresas, con 50 nuevos seguidores al año que cumplieran el perfil tendría suficiente. Es lo que Carlos Rebate, en su libro Influencers, define como los 1.000 seguidores verdaderos, los que estarían dispuestos a contratarte.

Detectar y eliminar a cada #iDiot

Siempre he estado tentado en denunciar a cada #iDiot que me he encontrado. No se trata hacerlo por la vía legal, se trata de pagarles con su propia moneda. En primer lugar, dejar de seguirles. Para eso es necesario identificarles. En Linkedin o Facebook no se da el caso porque el seguimiento debe ser mutuo. Esto aplica especialmente a Instagram y Twitter,

Mi colega Cláudio Inàcio propone en su post ¿Cómo saber quién te deja de seguir en Instagram? la herramienta IG Analyzer (iOS) para detectar #iDiot de forma masiva y dejar de seguirles.

En Twitter hay varias aplicaciones. No he encontrado ninguna sobresaliente. De momento, ManagerFilter, con limitaciones, es la más intuitiva para detectar y eliminar #iDiot.

¿Escarnio público?

El siguiente paso podría ser crear un listado público de #iDiot, algo que ayude a usuarios y redes sociales a evitar a este tipo de parásitos digitales. Por un lado, ayudaría a los usuarios a no caer en la trampa. Y por otro prevendría a las redes sociales para dar un “aviso” por malas prácticas. De acuerdo, lo que hacen no es ilegal, solo es éticamente reprochable. Pero las personas que demuestran contra-valores merecen mi desprecio, y supongo que también el tuyo.

Limpiemos la red de basura. Me ha sorprendido ver a personas que no imaginaba que me dejaran de seguir. Las veo a menudo y me regalan una sonrisa. Ahora sé que es falsa.

iDiot photo by photoschmidt on Shutterstock.com

Agenda

  • 20N. Granada. Espacio Knowmads. Marca Personal, Emprendimiento, Empleo, con mis colegas Elena Arnaiz, Sonia Rodríguez Muriel, David Barreda (organizador y ponente), Eva Collado, Andrés Pérez Ortega y Azahara G. Peralta  Inscripciones (gratuitas)  aquí.
  • 23N. Foro Empresarial de la Región de Murcia. Jornadas directivas. Conferencia sobre Personal Branding y Valores. Información e inscripciones en este enlace.
  • Personal Branding Lab Day 201828N. Update Zaragoza. 28 noviembre en Zaragoza activa. Evento gratuito. Inscripción próximamente en la web de Zaragoza Activa. Con mis colegas Víctor Candel, Meme Romero, Elena Arnaiz, Eva Collado, y Juan Martínez (organizador y ponente).
  • 29, 30N. Workshop Marca Personal y Gestión de Relaciones. Ferrovial, en Euroforum II San Lorenzo del Escorial. Se puede seguir en el hashtag #MarcaPersonalSumma
  • 1D. Marca Personal 4.0. Personal Branding Lab Day. Desde YouTube, 10 horas seguidas de Personal Branding conducidas por Nilton Navarro y Alicia Ro con la colaboración de Blanquerna Comunicació i Relacions Internacionals e Infojobs. De 10 AM a 8PM (GMT+1). Gratuito. Seguir en el hashtag #PersonalBrandingLabDay

Marca Personal y ética empresarial: un binomio que funciona y va a más

Se atribuye a Jesús de Nazaret la frase “aquel de vosotros que esté libre de pecado, que tire la primera piedra…”. Con eso quiero recordar que, “cual más cual menos, todos por qué callar tenemos”.

Ética empresarial

Más allá de la acepción filosófica de la ética empresarial, me gusta analizarla en el sentido de: conjunto de costumbres y normas que dirigen o valoran el comportamiento humano de una comunidad.

Marca Personal y ética empresarial

La ética tiene una estrecha relación con la marca personal. En la gestión de nuestra marca personal trabajamos la propuesta de valor, algo que proyecta un beneficio hacia los demás. El comportamiento ético de cada persona tiene consecuencias hacia los demás. Si fuéramos anacoretas, ese comportamiento sería irrelevante. Al vivir en comunidad, nos comprometemos a respetar unos valores raíces.

Tres ejemplos de ética empresarial

He recogido tres casos de ética empresarial que pienso son ejemplares, dos de ellos en el ámbito inspirador y positivo, el último como un ejemplo de la miseria humana, de contravalores. Los tres son o han sido personas influyentes, poderosas en su universo laboral.

1. Cristóbal Colón, el alma de La Fageda

Aunque el nombre remita al descubrimiento de América, hoy el mundo se jacta de tener en vida a un descubridor de la ética más inspiradora. El psicólogo Cristóbal Colón entendió que los locos del manicomio eran, ante todo, personas. Así que, de la mano de 14 enfermos mentales buscó y encontró la manera de fundar una empresa ejemplar. Y lo hizo. Fundó La Fageda. Cólon fue personaje social del año, galardón de la revista Compromiso Empresarial. En este vídeo del programa “Salvados” de Jordi Évole está su relato. No te lo pierdas.

 

2. Emmanuel Faber, negocio y ética tras la estela de Danone

Si te pregunto cómo es el CEO (presidente mundial) de Danone, sin conocerlo, ¿qué te viene a la cabeza?… ¿corbata? ¿millonario? ¿disciplina? A mí me pasaba lo mismo. Hasta que en un taller de storytelling, Víctor Gay Zaragoza me presentó el vídeo de Emmanuel Faber que dejo a continuación y que te invito a ver. Su relato es ingente, maravilloso, pero gracias a él lo mejor es el propósito del Sr. Faber, y que impregna toda la empresa: justicia social. Averigua el poder del propósito en la marca personal:

3. El Sr. X, un ejemplo de bajeza moral

El Sr. X es un empresario, ya retirado, cuyo estilo de liderazgo estaba basado en el síndrome de la silla caliente. Y también en que no se pueden hacer negocios siendo bueno en lo tuyo, sino por puro amiguismo. Eso funcionó en una época, pero ahora no se sostiene.

Por avatares del destino, el Sr. X se ha visto involucrado en un caso de financiación ilegal de partidos. En sus declaraciones ante el juez, defendió la idea de que su empresa necesitaba cobrar y que no le importaba la manera de hacerlo. Hasta aquí nada demasiado escandaloso, una anómala normalidad. Pero cuando el juez le pregunta quién era su contacto del partido, el Sr. X indica que quien era responsable en su empresa de los contactos con el partido era la directora financiera, ya fallecida. Pasar el muerto al muerto es un ejemplo de bajeza ética, principalmente porque el muerto no puede levantarse para decir: “eso no es verdad”.

Los malos ejemplos de ética empresarial son tan inspiradores como los buenos, nos enseñan el camino que no hay que tomar. Y repito lo dicho al principio “aquel que esté libre de pecado…”.

Cover photo: Santi Rodriguez. First sunbeams in the forest of La Fageda d’en Jordà in Garrotxa, Girona, Catalonia. Shutterstock.com