Entradas

¿Es bueno esconder información para impulsar tu marca personal?

La humanidad no deja de sorprenderme: Ahora resulta que para encontrar trabajo necesitas esconder información relevante en tus perfiles digitales (y también en los analógicos).

Si tienes poco tiempo, te invito a ver este resumen de un minuto: 

Esconder información académica, la última moda

No sé desde qué país lees este artículo, pero en España está pasando. Personas que eliminan formaciones complementarias tan importantes como un máster o un postgrado universitario. Y lo hacen para no forzar a las empresas a remunerar mejor. Así es, vivo en un país low cost, que penaliza el mérito, la formación y la experiencia (traté este último tema hace dos semana en el post ¿Qué está pasando en España con los séniors?)

Parece que una buena formación se entiende como sobre-cualificación, y eso se castiga. Una lástima. Y la paradoja es que por otro lado, las mismas empresas que contratan exigen formación académica amplia. En pocas palabras y para que nos entendamos, la exigen pero no la pagan. Y por eso, al candidato no le queda otra que esconder información.  

Privatizar redes sociales, otra forma de escapar al cazatalentos online

esconder información en redes socialesTambién resulta que muchas personas que buscan trabajo empiezan a esconder información y privatizan sus perfiles en redes sociales para escapar de las fauces de los e-recruiters, nethunters o cazatalentos online.

No desaconsejo tener un perfil privado, sólo faltaría. Pero llegar al extremo de tener Facebook, Twitter, Instagram privados y de no aparecer por Linkedin por miedo a la exposición me parece sinceramente absurdo. 

Si tu intención es la de compartir fotos con la familia, hay otras opciones, como crear un tablero privado en Pinterest. Tener perfiles privados equivale para un reclutador a que tenemos algo que esconder. Y eso no es bien percibido, aunque tengamos toda la libertad para hacerlo. 

Las redes sociales y profesionales son una ventana al mundo del networking y una oportunidad para explicar qué podemos hacer por los demás (propuesta de valor), de explicar cómo somos (valores) y quién somos (perfil, CV…). No aprovechar eso es volver al siglo pasado. 

Evitar a tus superiores o equipo de la empresa, otra forma de esconder información

Otra corriente: también veo que muchas personas no admiten ni invitan a sus jefes o equipo en redes sociales para evitar ser “espiados”. 

Casi todas las redes sociales disponen de mecanismos para ocultar determinadas publicaciones a determinadas personas. Hay mucha literatura sobre eso en la red. 

¿Tiene algún sentido esconder información para progresar o para no ser descalificado? Estamos en tiempos convulsos, pero también en momentos de fake news en los que la verdad y la autenticidad se agradecen. Está claro que no todo el mundo opina igual. 

Yo por mi parte, pienso que todo deja marca, y lo que no hacemos y no mostramos también la deja. Es muy personal, pero a mí me gusta trabajar con personas abiertas, que tengan poco que esconder y que se comporten de forma similar dentro y fuera de la red. Si eres introvertido fuera de la red, no tienes por qué simular no serlo dentro de la red

¿Y tú, qué opinas?

 

Stock Photos from Rogistok & Prostock Studio / Shutterstock

 

Un regalo por suscripción

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

Liderazgo, vulnerabilidad y marca personal

 

 

La vulnerabilidad es humana, y supone para nosotros una poderosa diferencia frente a los robots (al menos por momento). Hace unos días pude leer un fantástico texto publicado en Fast Company por Chris Litster, CEO de Buildium, una plataforma para ayudar a los administradores de propiedades a racionalizar sus negocios.

No voy a traducir el artículo, pero sí a tratar de extraer algunas lecciones en clave de marca personal. Si tienes poco tiempo, te invito a ver este resumen de un minuto:

La promoción a CEO

Chris Litster fue promocionado a CEO dentro de su compañía, y se propuso ser un líder empático, escuchador, cercano. Listo para “bajar la guardia en el trabajo y crear un espacio para la comprensión y la empatía reales”, algo realmente arriesgado en un modelo de organización tradicional. 

Para mí, hay una pregunta clave que se hace Litster: ¿No sería positivo vivir en un mundo donde la gente fuera honesta sobre sus inseguridades y necesidades, en lugar de proyectar exceso de confianza y agresividad, especialmente en los negocios?

Lección 1: El binomio Liderazgo + vulnerabilidad no es fácil de ejercer

En sus primeros meses como CEO, Litster estaba tan concentrado en “no ser un dictador” que se fue al lado contrario. Por no adoptar un enfoque más vertical, acabó dejando a su equipo mayor en un vacío de liderazgo.

Su equipo dudaba sobre lo que Litster esperaba de ellos, no sentían que contaban con su apoyo, y eso generaba incertidumbre y estrés. 

Vulnerabilidad y claridad no son mutuamente excluyentes

Sólo cuando dejó las cosas claras se empezó a avanzar en la buena dirección. Como lección, vulnerabilidad y claridad no son mutuamente excluyentes. Ser vulnerable implica ser claro en cuanto a necesidades y expectativas y recibir feedback.

Lección 2: Honestidad sí, pero bajo un liderazgo de servicio

Estamos de acuerdo: ser muy honesto con tu equipo es la piedra angular del buen liderazgo. Pero la honestidad debe ir acompañada de una oferta de ayuda, apoyo y guía. 

Está bien reprender a alguien por no haber cumplido con su parte del trato o por no haber conseguido sus objetivos, siempre y cuando tengas a mano los recursos necesarios para ayudarles a superar sus obstáculos. Como lección, no olvidemos que el liderazgo debe ser de servicio. 

Lección 3: Un delgada línea separa la coherencia de la ingenuidad

Litster quiso mejorar los elementos que hacen que una organización se integre al 100% en el siglo XXI: la diversidad y la inclusión. Para ello, organizó un evento para mujeres con objeto de discutir los grandes retos tecnológicos. 

Sin darse cuenta, el evento, que buscaba ser integrador, se convirtió en excluyente. La lección aprendida es que no siempre hay que dar un paso atrás y arrepentirse de una decisión. Litster compartió el proceso de reflexión de esa postura con una filosofía nueva: El acuerdo no es necesariamente la meta; la comprensión sí lo es. 

En este punto, pienso que se requiere cierto coraje para justificar una contradicción aparente. El autor lo llama liderazgo desde la vulnerabilidad

Lección 4: Hay que activar todos los superpoderes

Los que me conocéis de lecturas anteriores sabéis que para mí nuestro Valores son nuestros superpoderes. Litster añade un nuevo superpoder: el de preguntar

Y lo añade a raíz de una anécdota: encontró en su escritorio un papel con un pájaro dibujado y la palabra “buitre”. Inicialmente lo atribuyó a una posible crítica a su estilo de liderazgo

Preguntando, el buitre era la mascota de un equipo en que Litster fue nombrado miembro honorario. Fin de la especulación. Lección clave: pregunta antes de llegar a conclusiones equívocas

Lección 5: Apóyate en otros líderes, evita el síndrome de la soledad del manager

La CEO anterior a Litster, que fue la que le dio las riendas de la empresa, estuvo con él en todo momento. Algo así como una asesora ejecutiva. 

Cierto, los CEO, por el hecho de serlo, no tienen todas las respuestas. En sus palabras “el verdadero liderazgo es saber lo que no se sabe y lo que no se sabrá”. Por eso mismo, tener un punto de apoyo da una visión más profunda y realista de las cosas.

A Litster le está yendo muy bien, y también a su organización. Él admite que vivir en la vulnerabilidad como líder le ha dado el conjunto de herramientas para empezar a mejorar: reconocer errores antes de que se conviertan en letales y corregir el rumbo lo antes posible.

La vulnerabilidad no es el talón de Aquiles

Hemos crecido pensando que la vulnerabilidad es la grieta del barco por la que entra el agua. En liderazgo no es así. Vulnerabilidad es sensibilidad, empatía, es llevar el timón de la nave dirigiendo al equipo para no encallar, para evitar las grietas. 

En clave de marca personal, la oportunidad reside en modificar la idea del líder como alguien irrompible, que lo sabe todo y al que no le importan los problemas de su gente. 

Los grandes directivos de la banca o de grandes empresas actuales dirigen todavía en formato vulnerabilidad cero. Posiblemente necesitemos que llegue la siguiente generación de personas como Chris Litster para lograr un ecosistema empresarial que priorice el propósito, y dentro de él las personas, el planeta y los beneficios (por ese orden).

 

Stock Photos from Professional Bat / Shutterstock.

Política, Religión, Deportes, Sexo: PRDS y #MarcaPersonal

 

 

Llevo un tiempo reflexionando sobre si la política nos une o nos separa, si la religión nos une o nos separa, y lo mismo con deportes y sexo, el grupo que bauticé como PRDS.

¿Tú qué crees? ¿Nos unen los aspectos PRDS o nos separan? ¿Y qué tendrá eso que ver con la marca personal?

Si tienes poco tiempo, te invito a ver este vídeo de un minuto:

PRDS: Política, religión, deportes y sexo pertenecen a creencias, filiaciones y valores

En efecto, política, religión, deportes y sexo o PRDS pertenecen a nuestro grupo de creencias, filiaciones y valores, por esa razón nos unen, y por esa misma razón nos separan. El problema con esto es que tanto política como religión como deportes como el tratamiento alrededor del sexo se convierten en factores polarizantes (o estás conmigo o contra mí) y de discriminación.

Si a PRDS añadimos la raza, que no es creencia ni valor, tendríamos la respuesta a la mayor parte de los conflictos de nuestro planeta.

A lo largo de la historia, muchas han sido las guerras producidas por disputas territoriales (política) y religiosas. Y muchas han sido las personas asesinadas por cuestiones de filiaciones deportivas o maltratadas y asesinadas por cuestiones de discriminación sexual.

#Política “Solo hay una regla: cazar o ser cazado” Frank Underwood en House of Cards

En política parece haber desparecido el centro, y el mundo tiende a polarizarse hacia las posiciones extremas. Cazar o ser cazado significa que no hay lugar para huir, esconderse o ser fabricante de armas, solo para ser verdugo o víctima.

La discusión política “saludable” está dando paso al silencio o al enfrentamiento entre iguales. En marca personal, no está prohibido hablar de política, pero sí preguntarse esto:

  1. ¿Estoy respetando las opiniones de los demás, aunque no las comparta?
  2. ¿Aporta algo a alguien lo que voy a decir, compartir, comentar?

Invertir esos 10 segundos en las respuestas a estas preguntas puede ser la salvación a un despido disciplinado, al fin de una carrera profesional o a ser expulsado de un foro o red social.

#Religión Creyente y no creyente son humanos, merecen un gran respeto. Dalai Lama

Con la segunda PRDS, el problema, a mi juicio, es que muchas religiones son excluyentes, no incluyentes. Yo me eduqué en la religión católica, que durante siglos fue excluyente, y ahora ha evolucionado y respeta otras creencias. Desgraciadamente, todavía subsisten muchas corrientes religiosas excluyentes.

Claro, podemos hablar de religión pero con las dos premisas del Dalai Lama:

  1. Respetar a quien cree en otras religiones
  2. Respetar a quien no cree en ninguna

Nietzsche prejuicios

#Deportes En el fútbol todo se complica por la presencia del otro equipo. Jean Paul Sartre

La “D” de PRDS no puede aplicarse a todos los deportes. Afortunadamente, en la mayoría de deportes impera el fairplay. Golf, tenis, atletismo, motociclismo, esquí, remo… En otros, por desgracia, las filiaciones pueden ser extremas, especialmente en Fútbol, basket, baseball y algunos otros.

El extremismo muchas veces obedece a rivalidades locales. El “derby” entre las dos ciudades importantes enfrenta a clubs, pero también a ciudadanos.

En marca personal, conviene actuar con cierto sentido común:

  1. Por supuesto que podemos celebrar los triunfos de nuestro equipo, pero sin humillar al contrario
  2. Como fairplay, abriremos nuevos caminos si somos capaces de felicitar al adversario cuando le van bien las cosas o animarle cuando le van mal.

#Sexo ¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio. Albert Einstein

La “S” de PRDS no es un creencia, ni filiación ni valor. Pero tratar sobre cuestiones de sexo es delicado, porque puede discriminar. La redes sociales se encargan de censurar -a veces exageradamente- las fotografías que consideran “indecorosas”.

Pero las mismas redes no pueden controlar ciertas formas de discriminación por sexo, referidas a colectivos como el LGTBI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, personas Transgénero e Intersexuales). Y también al colectivo heterosexual.

El prejuicio se ceba sobre cuestiones relacionadas con sexo, así que en marca personal trataría de:

  1. Reconocer el derecho al honor y la intimidad
  2. Respetar a cualquier persona con independencia de su condición

El experimento de la cueva de los ladrones

Hace unas semanas traté el tema de la influencia social con el experimento de Solomon Asch sobre conformidad social.

Siguiendo con el tema, y relacionado con lo que trata este post sobre PRDS, te dejo este magnífico vídeo con un experimento que llevó a cabo uno de los fundadores de la psicología social, Muzafer Sherif, llamado “La cueva de los ladrones”.

¿Qué te ha parecido? ¿te sorprende? Después de verlo, ¿no crees que las banderas nos separan? ¿no crees que los símbolos, las filiaciones, algunas creencias culturales actúan como prejuicios?

Trata con sumo cuidado todo lo referente a PRDS política, religión, deportes y sexo. Especialmente en los medios escritos (y eso incluye Whatsapp, Messenger, además de las redes sociales). Tu marca personal es consecuencia de lo que haces, pero también de lo que dices, cómo lo dices, a quién lo dices, y también lo que callas.

 

Angry man photo by Alphaspirit on Shutterstock.com

¿Es buen momento para suscribirte?

Seguro que sí, ya que incluyo el regalo exclusivo de un ebook sobre  employee advocacy a todos los suscriptores. Como la oferta es limitada, te animo a pasar a la acción.

ebook embajadores de marca

Me suscribo a este blog y tras confirmar la suscripción vía correo electrónico recibiré inmediatamente la descarga gratuita del ebook “Employee Advocacy: El poder de los embajadores de marca de la casa”.

 

boton suscripcion blog guillem

Nuestra manera de escribir refuerza (o destruye) nuestra marca personal

Leía hace un tiempo en el blog de Dan Schawbel que todos nuestros correos electrónicos, mensajes y otros escritos se convierten en elementos clave para reforzar nuestra marca personal. Yo añadiría que esos elementos también pueden dañar nuestra marca personal. Nunca sabemos quién los acabará leyendo, así que más vale asegurarse de que vamos por la buena vía.

Escribir refuerza nuestra marca. Claves:

Lo bueno, si breve…

Cuanto más simple y breve, mejor. Más de una vez, tras escribir una frase decimos “Lo que intento decir es…”. Hay que evitar la complejidad, tratar de ser lo más claro posible. La utilización del lenguaje asertivo es esencial en nuestra forma de comunicar. En un mundo en que la economía de la atención marca las pautas, mejor evitar circunloquios.

Anticipemos las preguntas y facilitemos las respuestas

La gente está muy ocupada. No es tan difícil añadir vínculos de documentos, referirse a fechas concretas, facilitar datos. Adjuntar documentos en formatos universales (mejor un .PDF que un .docx). Con eso ahorraremos mucho tiempo a los demás.

Yo agradezco enormemente que cuando me convocan a una reunión, llamada a varios o videoconferencia me expliquen bien los objetivos del encuentro y me faciliten la información previa necesaria.

Ebitemos herrores hortográficos que nos acen parecer tontos

¿Duele a la vista, verdad? No es tan difícil repasar un texto, utilizar un corrector (son gratuitos). Se necesitan pocos segundos para revisar un texto que haya pasado por un corrector.

Hasta el correo electrónico incluye correctores gratuitos (como el de GMail). Es humano errar en un texto largo, pero equivocarse en un titular, en una bio breve de Twitter o Instagram, implica dejadez, que ni siquiera has leído lo que has escrito.

Contemos hasta 100

Reflexionemos antes de responder un correo complejo. Una de las virtudes de un profesional es la capacidad de mantener la calma. Si recibimos un correo electrónico desagradable, hay que pensar un poco. Ante todo, fairplay.

Hay que dejar enfriar los ánimos y no crearse etiquetas negativas. Además, las emociones se pueden malinterpretar. En estos casos, el recurso escrito debería ser la 2ª opción. Siempre es mejor un cara a cara o, si no hay más remedio, una llamada telefónica.

Comuniquemos con frecuencia

Es muy interesante enviar mensajes dando las gracias justo después de conocer a a gente nueva. Hacer preguntas a nuestros colegas de trabajo, jefes…. Facilitar artículos útiles a nuestros colegas, clientes, colaboradores…

En fin, ya veis que se trata de sentido común, puro sentido común. Hace poco encontré una pizarra de restaurante que en un texto de 15 palabras contenía 8 errores ortográficos. Eso nos habla mucho y mal de la marca personal del propietario de este restaurante. Además de los errores ortográficos, el texto no tiene sentido, no se sabe dónde está el primer plato, el segundo o el postre. Es posible que se coma bien, pero seguro que evitaremos una discusión intelectual con el autor del texto. Escribir refuerza nuestra marca personal… o la destruye.

Girl photo by The Everett Collection on Shutterstock.com

Quedan pocos días para el TEDxEixample 2019 ¿Tienes tu entrada?

El próximo 22 de marzo tendrá lugar en Barcelona la primera edición del TEDxEixample 2019. Más información en la web www.tedxeixample.com. Si aún no tienes claro por qué asistir aquí te doy nueve poderosas razones:

speakers TEDxEixample 2019

Ahora, alguien en algún lugar está buscando tu nombre en Google

Sí, ahora mismo, mientras lees esto, alguien en algún lugar está escribiendo y buscando tu nombre en Google

Te guste o no, tu vida entera pasa a la velocidad de la luz por delante de esa persona que está buscando tu nombre en Google para averiguar información sobre ti. Esa información puede ayudarle a tomar una decisión positiva o negativa para tus intereses. En ese momento se plantean cuatro escenarios:

Escenarios de resultados de búsqueda de Google

  1. Tu nombre es algo común y aparecen 30.000 páginas relacionadas con él, pero resulta que tuyas solo hay dos o tres, y nadie puede saber cuáles son. Este es el escenario más frecuente.
  2. No apareces. Como si no hubieras nacido.
  3. Apareces de forma inequívoca, pero vinculado a cosas poco o nada interesantes: juergas locas, estafas, pleitos, insultos o la temida filiación PRSF (política, religión, sexo fútbol y sus derivadas)…
  4. Apareces de manera correcta, con información adecuada, actualizada e inequívocamente tuya.

Se trata de cuatro escenarios muy diferentes que requieren estrategias distintas. Como aperitivo, aquí algunas pistas:

Tienes un nombre común

Si tienes dos apellidos o dos nombres, úsalos, seguro que de esta manera evitarás coincidencias. Si los dos apellidos son muy comunes (García Pérez, por ejemplo), búscate un buen “nickname”, un nombre clave que se asocie solo a ti o pon un guión entre García y Pérez, así: García-Pérez (pura licencia digital).

Para más información sobre otras alternativas te recomiendo revisar los posts La putada de llamarse García, Primera parte, Segunda parte, Tercera parte.

Tu nombre no aparece en Google

Es mejor no aparecer que exponer al mundo una reputación por los suelos, pero hoy no aparecer equivale en la práctica a NO EXISTIR digitalmente. Está claro que necesitas empezar a dar visibilidad a tu marca personal en la red.

Yo empezaría por un perfil en About.me, en Linkedin y en Instagram. Solo que completes bien tu perfil en Linkedin y publiques una vez por semana en Instagram pronto, por arte de magia, tu nombre estará perfectamente indexado en los primeros puestos y si alguien  está buscando tu nombre en Google dejarás de ser un fantasma.

Apareces, pero mal

Los problemas de reputación online (que no siempre son espejo de la reputación real) se han convertido en un dolor de cabeza para muchos profesionales. El gran problema es que la huella de internet es prácticamente imborrable. Desde hace poco, y a raíz de una sentencia conocida como “ley del olvido“, es posible negociar la retirada de informaciones muy antiguas y prescritas sobre nosotros. Lento y laborioso, pero esa es una vía si alguien está buscando tu nombre en Google y encuentra información dañina.

Si esa vía no es viable porque las informaciones son recientes o no han prescrito, existe un plan B que llamo “la ley de la alfombra”. Es simple, se trata de dar a conocer tu parte positiva . Con eso, podrás “esconder” las noticias negativas que la red tiene de ti más allá de la primera página de Google, en lugares que no visita nadie. Una alfombra.

Que la estrategia “alfombra” sea simple no significa que no sea laboriosa. Posiblemente necesites abrir un blog, trabajar muy bien el posicionamiento online (SEO). Un segundo consejo es interactuar en otros blogs, en redes sociales, y tratar de dejar una huella positiva con “efecto escoba”.

Si el problema persiste, porque eres una persona de alta dirección y hay informes vinculantes contra ti, mi colega Paula Fernández-Ochoa y yo hemos lanzado recientemente un programa de consultoría específico para defender a empresas y directivos de casos como este.

Enhorabuena. Tu marca personal online funciona de maravilla

Si además tienes claro quién eres, dónde quieres llegar y cómo, doble enhorabuena, tu MARCA PERSONAL está bien perfilada. Si alguien está buscando tu nombre en Google encontrará lo que quiere. Y si quiere contar contigo en un proyecto interesante, ¡bingo!

De todas formas, las soluciones de los dos primeros supuestos son tácticas. Un consejo es que te plantees una estrategia de marca personal, algo más complejo y que posiblemente requiera cierta ayuda externa, pero efectivo.

Diez ventajas del networking offline

Networking offline ¿Qué es?

Networking offline es la gestión de contactos de toda la vida. Es despegarse de la pantalla del ordenador, salir de casa o de la oficina para asistir a eventos, leer libros, ver películas o dar charlas, entre muchas otras cosas. Quizás esto pueda parecerte aburrido o políticamente incorrecto en plena era 4.0, pero créeme, es fantástico.

Y no es que yo pase muchas horas frente a la pantalla, pero me gustaría que fueran menos. Ahí fuera hay un mundo. Hace pocos días, hablando con un colega, comentábamos entre socios el poder del networking offline comparado con el online. No soy muy de “las diez ventajas” y todo eso, pero los números son mágicos y permiten exponer de forma escueta qué tiene el networking offline que no tiene (aún) el online:

Ventajas del networking offline

  1. Romper la sensación de aislamiento que produce estar unas horas o toda la jornada frente al ordenador. No hay videoconferencia que sustituya un buen abrazo o un buen apretón de manos.
  2. Tomar una cerveza o un café con un amigo, un cliente, un colaborador. Eso aún no existe en la red. Y permite trabajar nuestro mensaje de una forma distendida, con relato incluido.
  3. Intercambiar tarjetas de papel. Puede parecer poco ecológico, pero yo todavía conservo tarjetas de los años 90. Posiblemente no sean vigentes, pero es como recordar un álbum de fotos, estimula la memoria y puede provocar un deseo de búsqueda de alguien que nos dejó huella. Aunque hoy es fácil conectar a través de muchos canales online, en un evento con muchas personas no hay medio mejor.
  4. Poner cara y voz a personas cuyos perfiles son fotos de la 1ª comunión o fotos tuneadas. ¿Os imaginas ponerle cara a un geek (freak digital) que has conocido antes en alguna red social?
  5. Las emociones, los sentidos, se transmiten de una forma más eficaz “en vivo”. La suma del lenguaje verbal y el no verbal da un resultado completo, que unido a olores, sensaciones táctiles, se convierte en casi perfecto.
  6. La posibilidad de poder distinguir entre amigos, conocidos y saludados -parafraseando a Josep Pla-, es mayor en la calle que en la red, donde recibimos peticiones de amistad de personas a las que no conocemos de nada. Reivindico ese tratamiento diferenciado. No es lo mismo un vecino de tres puertas más allá que alguien que fue pareja de juventud o que un cliente. Nuestra marca personal se activa para sacar a relucir el networker que llevamos dentro.
  7. Compartir información es más fácil. Si tengo un problema informático lo puedo resolver en un foro online. Pero los que hemos nacido antes del 2000 preferimos que nos lo cuente alguien delante nuestro y que nos diga qué botones hay que pulsar. Quizás la realidad aumentada cambiará alguno de estos aspectos, pero hoy aún no veo que esta tecnología se aplique de manera masiva.
  8. El valor cualitativo de un encuentro presencial es mayor, ya que intervienen en él los 5 sentidos y echamos las máscaras fuera. No hay fotos de 1ª comunión, nuestra cara es la real, nuestros gestos hablan de nosotros. Es posible que asistiendo a una conferencia conozcamos a 10 personas, muchas menos de las que posiblemente leerán este post, pero su valor será mayor.
  9. Es donde se genera el verdadero elevator pitch, un discurso breve donde nuestra propuesta de valor debería lograr un segundo encuentro con un posible cliente o stakeholder.
  10. Para resumir os diré que, en persona, las interacciones reales a menudo crean un entorno más favorable.

TED y TEDx, una oportunidad para el networking offline

Las charlas TED y TEDx son una ocasión única para el networking offline. Aunque lo que queda son los vídeos, un medio online, el momento es único e irrepetible.

Si tienes ocasión de estar por Barcelona el 22 de marzo 2019, no te pierdas el TEDxEixample 2019 en la Antiga Fàbrica Damm. Un lugar para aprender, conocer, experimentar. Y el cartel de este año no puede ser más potente:

speakers TEDxEixample 2019

Hace un tiempo escribí un post titulado Hay un café que quiere conocernos, y sigue vivo. Por supuesto, no hay nada de malo en continuar nuestro networking online; las métricas siempre son interesantes. Pero de vez en cuando, y hoy es un día para hacerlo, hay que reivindicar apretones de manos y abrazos como el del genial humorista Víctor Parrado, una auténtica sensación networking offline.

 

Business card image by Unuchko Veronika on Shutterstock.com

Cómo gestionamos la sobredosis de propósitos en ausencia de PROPÓSITO

Cada nuevo arranque de año o de temporada es un momento idóneo para plantearnos una sobredosis de propósitos que acaban cayendo (en su mayoría) en el tintero. Las nuevas intenciones se quedarán en eso si no les ponemos dos ingredientes básicos: sentido y plan de acción.

Darle un sentido a todo: el PROPÓSITO

Pienso que por encima de la sobredosis de propósitos debemos pensar en “the big one”, el motor de nuestra vida, lo que le da sentido. Ahora se ha puesto de moda hablar de Ikigai (tu razón de ser), pero yo prefiero conservar el nombre original: PROPÓSITO, sí, en mayúsculas (para diferenciarlo de las acciones más puntuales que equivocadamente llamamos “propósitos”).

Para entrar a fondo en el PROPÓSITO, te invito a leer ¿Cuál es el impacto positivo que quieres dejar en la sociedad? ¿Lo tienes? Se llama propósito. En el fondo un PROPÓSITO con mayúsculas no es como un juguete de esos que cansan a los tres días. Es como un buen amigo, muy duradero, a veces eterno.

Un PROPÓSITO es un por qué, es un sueño realizable, es la contribución o legado que queremos dejar a la humanidad. Es, como dice Sinek, la razón por la que nos levantamos cada mañana, más allá de la felicidad o el dinero.

Imagina un mundo en el que muchos de nosotros nos despertemos inspirados, nos sintamos seguros en el trabajo y regresemos a casa satisfechos al final del día. Simon Sinek

¿Sobredosis de propósitos? Necesitamos foco

Como decía, los propósitos típicos de inicio de temporada no son realmente propósitos, sino pequeñas lagunas u oportunidades no satisfechas en el pasado. Hacer dieta, hacer deporte, estudiar música, hacer tal curso o tal otro no suponen el eje motriz de nuestra vida. Hablamos de deseos, planes, proyectos, voluntades, intenciones.

Lejos de quitarle importancia a esos pequeños proyectos, debemos considerarlos como tales, y dotarlos de un objetivo, un plazo de consecución y un plan de acción. La metodología S.M.A.R.T. puede ser útil para tratar de poner orden y foco a todo esto.

El plan de acción

Tener la voluntad de hacer deporte, por ejemplo, es un primer paso. Llegamos ahí a través de detonantes (mala salud) o ejemplos cercanos (buena salud) que nos inspiran a iniciar un plan. El problema o característica de todo plan o proyecto es que para que funcione debe ser estratégico, y no algo tan táctico como “he engordado 5 kilos y voy a ir a un gimnasio”.

El enfoque S.M.A.R.T. nos ayuda a concretar lo que queremos, el plazo y la posibilidad de medir el éxito. Recordemos que las siglas se refieren a Specific, Measurable, Achievable, Relevant, Timely, que traduciríamos como Específico, Medible, Realizable, Relevante y Limitado a un tiempo.

Un ejemplo:

Voy a iniciar un programa de salud caminando a ritmo ligero 3.650 Km anuales y reduciendo los carbohidratos de mi dieta en un 50% en un año para mantener un IMC equilibrado y evitar problemas y enfermedades derivados de una baja actividad física. 

Lo específico es el programa de salud, lo medible son los 3.650 Km (supone 10 Km/día) y la reducción de azúcares, lo limitado al tiempo es un año, lo alcanzable es mantener el IMC y lo relevante es evitar enfermedades.

Activarse sí, pero con un horizonte

El formato S.M.A.R.T. es útil si se escribe, si se coloca en una pared muy visible, y si se dota de herramientas para garantizar el éxito. Con el ejemplo anterior, me compraría un reloj con pulsómetro para medir la distancia caminada. Estudiaría la rutas que me permitan caminar con las mínimas interrupciones. Reduciría el uso de vehículos a motor. Visitaría a un nutricionista para que me diera unas pautas. Y no olvidaría los chequeos anuales.

Ya ves, podemos tener sueños, proyectos, pero no una sobredosis de propósitos, porque PROPÓSITO solo hay uno, y es a muy largo plazo.

Photo by ESB Professional on Shutterstock.com

Eventos

TEDxEixample Salon

TEDxEixample Salon es un TEDx en pequeño formato (una única charla). Será el 22 de Enero a las 19h en la Antigua Fábrica Damm de Barcelona. Entrada gratuita si te suscribes en este formulario.

Como aperitivo de lo que veremos, aquí tenéis este vídeo:

 

#BrandingWeekRD

Del 4 al 8 de febrero tendrá lugar la Branding Week en Santo Domingo (República Dominicana). Se trata de un evento organizado por Quifer Consultores dedicado al Personal Branding tanto corporativo como individual. Entre los talleres que se llevarán a cabo destaco:

  • Employee Advocacy
  • Organizaciones Saludables
  • Personal Branding Político
  • Transformación Digital RR.HH.

Branding Week RD

Formaré parte del grupo de formadores y conferenciantes junto a Eva ColladoPaula Fernández-Ochoa y Nancy Vázquez. Para inscripciones, contactar con Anabel Ferreiras en www.madi.digital/brandingweekrd.

 

Ebook DAFO Personal

Estoy preparando un ebook sobre los pasos para crear un DAFO personal. Será exclusivo para suscriptores ¿no lo eres?, ¡ánimo!

La receta de la abuela es algo más que una marca personal (relato breve)

La atracción por las cosas bien hechas: la receta de la abuela

Corría el año 2008. Me encargué de reservar en un restaurante de La Garrotxa, una comarca catalana de suelo volcánico en que la cocina es deliciosa. Llegamos al lugar indicado, no sin antes pasear por La Fageda d’en Jordà, un hayedo en medio de una reserva natural de gran belleza, especialmente en otoño. La sorpresa: nadie abría la puerta del restaurante. Tras aporrear la puerta, un hombre nos dijo que el local estaba cerrado desde hacía años. Pero ¡si yo había reservado telefónicamente y me dijeron que no había problema!.

Se nos hicieron las 3 de la tarde y el hambre acechaba. Para colmo, se puso a nevar de forma imprevista. Mi monovolumen, en que viajábamos 6 personas, no estaba preparado para eso y dio algunos patinazos. Íbamos haciendo kilómetros sin divisar nada hasta que dimos con un desvío con un rótulo a la altura de Hostalnou de Bianya: “Restaurant La Peça, 1 Km”. Cansados y hambrientos, nos dieron de comer uno de los mejores platos de fesols que había probado nunca. Cocina sencilla, sopas, ensaladas, carnes a la brasa. Pero en el punto exacto, el de la receta de la abuela. Pocas mesas y poca gente en las mesas, apenas una pareja. Al acabar, unos sillones comodísimos alrededor de una chimenea nos invitaban a una siesta maravillosa.

Menos es más. A veces hay que volver al origen, a lo simple

Hace pocos días, mi amigo y colega Andrés Pérez Ortega trataba de forma exquisita en su post “Qué menos puedo hacer” el asunto de la simplicidad. Mis amigos y yo volvíamos cada año a La Peça porque nos seducía la simplicidad, la calidad sin aderezos innecesarios, la parquedad de un plato de duralex blanco con una sencilla costella amb seques (costilla de cordero con alubias).  Y así lo hicimos hasta 2013, año tras año. Siempre poca gente, siempre una chimenea encendida, una buena siesta sin prisas (la familia vivía en la misma masía, no cerraban).

En 2014, desgraciadamente murió una gran amiga del grupo. Era la cohesionadora, la organizadora. No perdimos solo a una gran mujer, perdimos al nexo de unión. Eso nos mantuvo alejados de la visita anual a La Peça. Hasta este año 2018.

 

La contradicción: menor calidad, pero el local lleno

Al volver cinco años más tarde, nos extrañó ver el parking exterior de la masía lleno de coches. Por suerte, había reservado mesa el día antes. El salón lleno. Nunca lo habíamos visto igual. La chimenea, apagada.

Nos recibió la nieta, una excelente relaciones públicas. Preguntó si queríamos la carta en castellano. Los fesols no estaban en la carta: mal augurio. Preguntamos. Sí, tenían y nos podrían preparar sin problema. La carta seguía siendo muy sencilla, los precios, muy razonables. Pero los fesols no eran los que recordábamos; estaban fríos, poco matequillosos, más parecidos al estándar. Las más de dos horas que invertimos para llegar ahí se nos hicieron largas viendo el resultado. Estaba claro. La abuela estaría enferma o habría traspasado. Así fue. Nos lo confirmó la nieta.

Feedback

La nieta nos preguntó qué tal habíamos comido. Y confesamos que nos decepcionó la calidad de los fesols que recordábamos con tanto cariño. Ella, hablando con su madre, dijo que se atrevería a reproducir exactamente la receta de la abuela, porque cuando era niña se pasaba horas observándola en la cocina. “Recuerdo que esperaba a tener el aceite muy caliente para que las alubias quedaran tostadas y crujientes por fuera y tiernas por dentro”.

Al salir, tras un intento de siesta (había demasiada gente y mucho ruido), pudimos comprobar tras una ventana que quien cocinaba no era de la familia. Lo curioso es que a pesar del cambio cualitativo, ahora el restaurante estaba lleno a rebosar. Es difícil concluir que la calidad no importa, y lo que importa es el trato, el lugar… Pienso que la receta de la abuela es algo más que una marca personal, era la marca del restaurante, y parece que esa marca se mantiene por un hilillo.

La esperanza es que la nieta quiere mejorar. Pregunta a los clientes. Pide feedback. ¿Conseguirá recuperar esos fesols de la receta de la abuela? He visto que hay voluntad de recuperar esa marca personal de una mujer a la que no veíamos pero que nos deleitaba con su forma de cocinar.

Yo le doy mi voto de confianza. El próximo año volveré.

Food photo by Nito on Shutterstock.com

Novedades en formación sobre Personal Branding

Ahora es posible formarse en Personal Branding desde la universidad, a cualquier hora y desde cualquier parte del mundo. Se trata del Curso universitario online de Redes Sociales y Personal Branding de la Universitat de Vic – Universitat Central de Catalunya (UVic-UCC) (Barcelona). ?? De febrero a julio 2019, en total 23 créditos. Directora académica Helena Casas, y yo soy uno de los profesores. Más info y matrícula ?? http://bit.ly/2BSJPyO

¿Se trata de “postureo” o de explicar cómo somos?

Postureo

  • Del coloq. posturear ‘actuar con postureo’, y este de postura y -ear.
  • 1. m. coloq. Esp. Actitud artificiosa e impostada que se adopta por conveniencia o presunción.

En diciembre de 2017, la RAE se decidió a incluir el término postureo en su diccionario de referencia. Hacía tiempo que las redes sociales invitaban a pensar que en muchas ocasiones, lo que mucha gente compartía era puro postureo. Empezó con redes como Facebook, pero la cosa llegó a máximos con Snapchat, Whatsapp e Instagram. La diferencia es que Snapchat y Whatsapp suelen ser entornos cerrados, mientras que en Facebook o Instagram pueden ser públicos si uno así lo decide.

La duda

En una formación que compartí con Helena Casas para los alumnos Executive MBA de EAE Business School, emergió de nuevo una duda que surge a menudo:

¿Publicar una fotografía en que practicamos una afición es postureo? La cuestión surgió al explicar algunas de las ventajas de exponer ciertas partes “secretas”, en alusión a la Ventana de Johari. Concretamente, expusimos en pantalla tres imágenes: una chica haciendo estiramientos deportivos, dos personas jugando a ajedrez y un voluntario ayudando en el comedor de una residencia de 3ª edad.

Nuestros Valores: ¿Se explican o se transmiten?

Esta es una pregunta cuya respuesta puede asimismo responder la cuestión anterior. Nuestros Valores (superpoderes) se transmiten por la vía de nuestras acciones, inacciones, por nuestro comportamiento, nuestra forma de relacionarnos. Incluir en nuestra presentación personal nuestros valores de forma explícita es complejo:

“Hola, soy disciplinado, empático, paciente, solidario”… ¿No parece algo forzado, incluso postureo? ¿No es mejor demostrarlo que decirlo?

Todo radica en no engañar

Una imagen de una persona en una partida de ajedrez transmite mucho: paciencia, estrategia, temple, agilidad mental … Pero debe ser real, no impostada, ya que de contrario entramos en el postureo. El efecto burbuja de las redes sociales puede ser negativo, así como un exceso de exposición. Pero lo peor es engañar, hacerte pasar por quien no eres, crear un personaje. Eso va contra nuestra marca personal, sin ninguna duda.

Selfitis: ¿Obedece el exceso de selfies a un transtorno?

userexperience

Royal selfie. Saatchi Gallery 2017

Eso dicen. Leía hace poco en La Vanguardia “…cuando esta acción comienza a repetirse de manera constante y compulsiva se la debe definir como “Selfitis”. Así lo indica el estudio publicado en la International Journal of Mental Health and Addiction por los investigadores Janarthanan Balakrishnan y Mark Griffiths”.

Yo más bien creo que el abuso de selfies obedece a un intento de satisfacer a “fans” por parte de algunas personas con comunidades importantes. Suele pasar que cuando publican un auto-retrato (selfie, sobre todo), se genera mayor número de likes que en una imagen, pongamos, de una puesta de sol magnífica.

Postureo o explicar cómo somos

En definitiva, pienso que la exposición de imágenes o vídeos que respondan a nuestras aficiones, pasiones si me apuras, puede ser una buena forma de demostrar cómo somos. Con mesura, sin abuso. Y si puede ser, con cierta elegancia, mejor. Me gusta Instagram, pienso que es un buen complemento a redes como Linkedin (donde explicamos quiénes somos) o a un blog personal.

El problema, como comentaba Andrés Pérez Ortega en su post Internet era Instagram, es que esta red sea nuestro único vehículo de comunicación. No hay una sola red social que cubra todas las áreas de comunicación, ni siquiera YouTube. Y ahí te doy la razón, amigo Andrés: nada como un blog bien alimentado.

Railway selfie by Akiko Nuru on Shutterstock.com

Agenda #MarcaPersonal

EKCadiz18#EKCádiz18

El 23 de Octubre en Cádiz me reúno con Andrés Pérez-Ortega, David Barreda, Eva Collado, Elena Arnaiz, y más para el segundo Espacio Knowmads. Trataremos de Marca Personal, Knowmads, Desarrollo Profesional y muchas más cosas. Es abierto y gratuito. Se va a celebrar el día 23 de Octubre, de 9:30 a 13:30. En el salón de actos de la sede de la Confederación de Empresarios de Cádiz. Avenida Marconi número 37, Cádiz. Lo facilita la Fundación Cajasol Cádiz. Inscripciones en este enlace.

 

 

 

Las habilidades inhábiles (relato corto)

A menudo pensamos que unas habilidades que adquirimos hace mucho tiempo nos pueden ser útiles toda la vida. Desgraciadamente no es así.

Vengo hablando mucho de la importancia del contexto. El contexto es el que confirmará si esas habilidades son vigentes o deben ser actualizadas.

Si estudiaste una ingeniería de la construcción y sobreviene una  crisis como la que hubo en 2008 en muchos países, posiblemente esa crisis te arrastre. A no ser que tengas habilidades adicionales que te permitan una salida, un plan B.

Aquí traigo un relato breve (nuevamente anónimo) que escenifica bien esa necesidad de adaptarnos:

El lugar adecuado

Una madre y un bebé camello charlaban bajo un árbol.

El camello bebé preguntó: “¿Madre, por qué los camellos tienen jorobas?”

La madre camello lo consideró y dijo: “Somos animales del desierto, así que tenemos las jorobas para almacenar agua y así poder sobrevivir con muy poca reserva”.

El camello bebé pensó por un momento y dijo: “De acuerdo… ¿por qué nuestras piernas son largas y nuestros pies redondeados?”

La mamá le respondió: “Son para caminar por el desierto”.

El bebé se detuvo. Después de un rato, el camello le preguntó: “¿Por qué nuestras pestañas son tan largas? A veces se interponen en mi camino”.

La mamá respondió: “Esas largas y gruesas pestañas protegen tus ojos de la arena del desierto cuando sopla el viento.

El bebé pensó y pensó. Y respondió: “Ya veo. Así que la joroba es para almacenar agua cuando estamos en el desierto, las piernas son para caminar por el desierto y estas pestañas me protegen los ojos del desierto. Entonces ¿qué hacemos en un zoológico?”

Nuestras habilidades y competencias son útiles en el lugar y momento correcto

Así es. Tener un Ferrari en la selva amazónica es tan inútil como la joroba del camello en el zoológico, cuyo utilidad es únicamente fotográfica. Desde luego, nuestras habilidades no caducan. Nuestra pareja de camellos podría ser “liberada” por un grupo ecologista y devuelta al desierto. Quizá lo que necesiten practicar entonces es otra habilidad: la de utilizar unas habilidades “oxidadas”. Afortunadamente, el instinto es poderoso.

Adquirir nuevas habilidades, una competencia obligada del SXXI

Mi colega Eva Collado Durán habla a menudo del “estado beta permanente” como una de las competencias de los profesionales del siglo XXI. El estado beta permanente significa no dejar caer los codos a la hora de estudiar, de ponernos al día.

Un director comercial está obligado a formarse permanentemente en nuevas formas de aproximación a clientes, nuevos canales de venta, social selling… Si viene una  situación de crisis, la empresa siempre considerará a aquellos profesionales que dominen esas nuevas habilidades.

Hoy disponemos de muchísimos recursos para no quedarnos “oxidados”. Entre ellos, los libros, los MOOC de las universidades, cursos en empresa, talleres, webs educativas, postgrados, másters (muchos de ellos con la facilidad de ser online).

Si te encuentras como nuestros camellos en el zoológico, piensa qué nueva habilidad puedes desarrollar para no quedarte como un mero objeto de exposición.

Camels photo by Paul Michaels NZ on Shutterstock.com