Entradas

Hemisferio izquierdo, hemisferio derecho, pensamiento lateral y matemáticas

Parece que no hay creatividad ni pensamiento lateral en las matemáticas

Anteriormente era habitual en las escuelas incluir actividades de creatividad o pensamiento lateral en áreas vinculadas con la educación artística y con la literatura. Poco se vinculaba con las matemáticas, a las que se consideraba nociones y procedimientos ya cerrados que el estudiante debía repetir.

¿Qué es la creatividad?

La creatividad, como ya hemos hablado desde este blog, es el proceso de presentar un problema a la mente con claridad, es la capacidad de ver nuevas posibilidades y hacer algo al respecto. La escuela es el espacio esencial, es el lugar ideal para el desarrollo del pensamiento y la creatividad; mediante la aplicación de acciones sistematizadas para propiciar un desarrollo gradual de las habilidades del pensamiento matemático.

La creatividad existe potencialmente en los seres humanos y es susceptible de ser desarrollada; no es privativa de los genios, sino que está presente en cualquier ser humano que imagine, transforme y cree algo. Obviamente el individuo que ha heredado aptitudes creativas y ha disfrutado de un ambiente que estimulaba y alentaba la creatividad, alcanzará un mayor nivel de desempeño creativo.

Investigaciones actuales aseguran que con un entrenamiento diario en esta disciplina, se logra un increíble estímulo cerebral, mejorando tanto la capacidad de análisis como la creativa.

Hemisferio cerebral izquierdo y creatividad

La formación escolar tradicional tiende al desarrollo parcial de nuestra capacidad mental ya que favorece sólo el desarrollo del HEMISFERIO CEREBRAL IZQUIERDO que tiene que ver con nuestro comportamiento lógico, minucioso y prudente y poco se ocupa del HEMISFERIO DERECHO que tiene que ver con la creatividad, la intuición y la audacia.

Pensamiento lateral en las escuelas ¿una asignatura pendiente?

La escuela es un ámbito propicio para que los estudiantes realicen actividades que permitan desarrollar su pensamiento lateral, y la matemática es una fuente importante de situaciones problemáticas adecuadas para este fin.

Me viene a la mente el imprescindible TED talk de Sir Ken Robinson, el especialista inglés afincado en los EE.UU, una pequeña joya de 2006 que si no has visto todavía, te recomiendo con el corazón:

Matemáticas, Pensamiento Lateral y Creatividad

Desde la matemática, lo que se puede hacer es amplio y diverso, desde el planteamiento de problemas hasta la aplicación de ejercicios lúdicos que motiven al alumno a creer en él mismo, en sus capacidades y su autoestima, así se puede contribuir a fomentar el pensamiento lateral de nuestros alumnos.

Como muestra de que las matemáticas pueden ser creativas, aquí tenemos una ecuación que concluye con el resultado SEX = FUN.

Human Brain by Doggygraph on Shutterstock.com

Marketing lateral. El placer de releer a Kotler.

Los que pasamos por el pionero y clásico libro “Manual de Mercadotecnia” de Philippe Kotler no podemos dejar pasar la ocasión de releer a Kotler, esta vez de la mano de Fernando Trias de Bes en su “Marketing Lateral” (2004). Lo leí cuando se lanzó hace 3 o 4 años, pero es un tesoro que vale la pena tener a mano.

¿Por qué Marketing Lateral?

  • Ahora existen productos para satisfacer todas las necesidades y las necesidades de los clientes están más que satisfechas: están hipersatisfechas.
  • Hoy día sólo una de cada 10 promociones de ventas obtendrá un índice de respuesta mayor del 5%, mientras que hace algunos años éste era el mínimo que se podía esperar con cualquier promoción.
  • Un ciudadano normal de una gran área urbana está expuesto a diario a una media de 2.000 estímulos publicitarios o comunicativos, de los cuales sólo unos pocos pueden recordarse al final del día, ¡con suerte!
  • La ratio de éxito de nuevos productos se ha reducido drásticamente en la última década: solamente el 20% sobrevive un año en bienes de consumo.
  • En 1975, en Estados Unidos se registraron aproximadamente 31.000 nuevas patentes, mientras que en 2000 esa cifra aumentó un 300%. En países como Inglaterra o Alemania, el crecimiento fue de más de un 600% en el mismo período.
  • Cada vez hay más sectores industriales en tasas reducidas de crecimiento, lo que se denomina “fase de madurez”. En tal caso, no hay más opción que ser capaz de crear innovaciones radicales.