Entradas

Ahora, alguien en algún lugar está buscando tu nombre en Google

Sí, ahora mismo, mientras lees esto, alguien en algún lugar está escribiendo y buscando tu nombre en Google

Te guste o no, tu vida entera pasa a la velocidad de la luz por delante de esa persona que está buscando tu nombre en Google para averiguar información sobre ti. Esa información puede ayudarle a tomar una decisión positiva o negativa para tus intereses. En ese momento se plantean cuatro escenarios:

Escenarios de resultados de búsqueda de Google

  1. Tu nombre es algo común y aparecen 30.000 páginas relacionadas con él, pero resulta que tuyas solo hay dos o tres, y nadie puede saber cuáles son. Este es el escenario más frecuente.
  2. No apareces. Como si no hubieras nacido.
  3. Apareces de forma inequívoca, pero vinculado a cosas poco o nada interesantes: juergas locas, estafas, pleitos, insultos o la temida filiación PRSF (política, religión, sexo fútbol y sus derivadas)…
  4. Apareces de manera correcta, con información adecuada, actualizada e inequívocamente tuya.

Se trata de cuatro escenarios muy diferentes que requieren estrategias distintas. Como aperitivo, aquí algunas pistas:

Tienes un nombre común

Si tienes dos apellidos o dos nombres, úsalos, seguro que de esta manera evitarás coincidencias. Si los dos apellidos son muy comunes (García Pérez, por ejemplo), búscate un buen “nickname”, un nombre clave que se asocie solo a ti o pon un guión entre García y Pérez, así: García-Pérez (pura licencia digital).

Para más información sobre otras alternativas te recomiendo revisar los posts La putada de llamarse García, Primera parte, Segunda parte, Tercera parte.

Tu nombre no aparece en Google

Es mejor no aparecer que exponer al mundo una reputación por los suelos, pero hoy no aparecer equivale en la práctica a NO EXISTIR digitalmente. Está claro que necesitas empezar a dar visibilidad a tu marca personal en la red.

Yo empezaría por un perfil en About.me, en Linkedin y en Instagram. Solo que completes bien tu perfil en Linkedin y publiques una vez por semana en Instagram pronto, por arte de magia, tu nombre estará perfectamente indexado en los primeros puestos y si alguien  está buscando tu nombre en Google dejarás de ser un fantasma.

Apareces, pero mal

Los problemas de reputación online (que no siempre son espejo de la reputación real) se han convertido en un dolor de cabeza para muchos profesionales. El gran problema es que la huella de internet es prácticamente imborrable. Desde hace poco, y a raíz de una sentencia conocida como “ley del olvido“, es posible negociar la retirada de informaciones muy antiguas y prescritas sobre nosotros. Lento y laborioso, pero esa es una vía si alguien está buscando tu nombre en Google y encuentra información dañina.

Si esa vía no es viable porque las informaciones son recientes o no han prescrito, existe un plan B que llamo “la ley de la alfombra”. Es simple, se trata de dar a conocer tu parte positiva . Con eso, podrás “esconder” las noticias negativas que la red tiene de ti más allá de la primera página de Google, en lugares que no visita nadie. Una alfombra.

Que la estrategia “alfombra” sea simple no significa que no sea laboriosa. Posiblemente necesites abrir un blog, trabajar muy bien el posicionamiento online (SEO). Un segundo consejo es interactuar en otros blogs, en redes sociales, y tratar de dejar una huella positiva con “efecto escoba”.

Si el problema persiste, porque eres una persona de alta dirección y hay informes vinculantes contra ti, mi colega Paula Fernández-Ochoa y yo hemos lanzado recientemente un programa de consultoría específico para defender a empresas y directivos de casos como este.

Enhorabuena. Tu marca personal online funciona de maravilla

Si además tienes claro quién eres, dónde quieres llegar y cómo, doble enhorabuena, tu MARCA PERSONAL está bien perfilada. Si alguien está buscando tu nombre en Google encontrará lo que quiere. Y si quiere contar contigo en un proyecto interesante, ¡bingo!

De todas formas, las soluciones de los dos primeros supuestos son tácticas. Un consejo es que te plantees una estrategia de marca personal, algo más complejo y que posiblemente requiera cierta ayuda externa, pero efectivo.

Diferencias entre marca personal, reputación y reputación online

Hacía tiempo que quería hablarte de la reputación online y de su relación con la reputación “real” y la marca personal. Todo es opinable, no existe una ciencia exacta sobre esto, pero espero ayudarte a entender algo importante: marca personal, reputación y reputación online son cosas distintas.

La reputación online puede ser efímera

Si nuestra marca personal es una base sólida, generada a través de lo que dejamos en los demás (identidad percibida) y en lo que somos (identidad), la reputación es el resultado de nuestra acciones (o inacciones) visto por los otros. Y la reputación online es el resultado de una percepción positiva, neutra o negativa que se produce en el entorno de internet.

Una persona puede gozar de una excelente reputación “real” y de una mala reputación online. Eso es posible. He trabajado para directivos cuya reputación entre sus compañeros, equipo y clientes es impecable, y en cambio su reputación online es negativa. Veamos cuáles pueden ser las causas principales.

Reputación online negativa por ausencia digital

Es la más común. Empresas que “ocultan” a sus profesionales, o los mismos directivos que, por desconocimiento, obvian un mínimo de presencia en la red. La no presencia hace aflorar lo que llamo basura digital, es decir, todo lo que uno no quisiera que apareciera en la red: datos personales, cargos públicos, noticias negativas. Aquí la máxima que aplica es la de tomar las riendas de nuestra marca digital.

Protocolo digital erróneo

Si para ejercer como ingeniero necesitas estudiar cuatro años, para trasladar tu reputación a la red necesitas un mínimo de formación. O eso, o delegar en alguien de la organización  que la gestione por ti (no lo recomiendo salvo en un período de prueba). Trabajar la propuesta de valor, el mensaje para cada stakeholder, el tono, los contenidos, las interacciones… no dista mucho del mundo real, pero requiere sus protocolos.

Relato equivocado

El narcisismo digital, o el hablar siempre de uno mismo o de la empresa de uno aburre a las moscas. Es importante que la narrativa digital sea interesante, que genere interacción y, sobre todo, valor. Compartir contenidos de otras empresas o personas no duele, al contrario, a la larga nos convierte en buenos curadores de contenidos (una de las competencias del profesional del S.XXI).

Compartir contenidos de otras empresas o personas no duele

Hace unos años, el cantante David Bisbal publicó un tweet desafortunado sobre Egipto durante uno de sus viajes. Eso pudo afectar su reputación online, pero en absoluto se tambaleó su reputación real ni su marca personal. A veces, incluso estos errores tienen su lado positivo: humanizan, ya que sitúan a la persona como un mortal como los demás.

A quién más puede afectar una “mala” reputación online es a los directivos más sénior de las organizaciones. Para combatirla existen los programas de Executive Branding.

Cover photo by Sergei Nivens on Shutterstock.com

Eventos

TEDxEixample Salon

Albert Vilalta

Albert Vilalta, primer español en subir a un escenario TED

TEDxEixample Salon es un TEDx en pequeño formato (una única charla). Será el 22 de Enero a las 19h en la Antigua Fábrica Damm de Barcelona. Entrada gratuita si te suscribes en este formulario.

Contaremos con el privilegio tener con nosotros al arquitecto especializado en sostenibilidad Albert Vilalta. Albert fue 2011 fue el primer TED Fellow de España. Su charla “Architecture at home in its community” lleva más de un millón de reproducciones en la plataforma TED.

 

#BrandingWeekRD

Del 4 al 8 de febrero tendrá lugar la Branding Week en Santo Domingo (República Dominicana). Se trata de un evento organizado por Quifer Consultores dedicado al Personal Branding tanto corporativo como individual. Entre los talleres que se llevarán a cabo destaco:

  • Employee Advocacy
  • Organizaciones Saludables
  • Personal Branding Político
  • Transformación Digital RR.HH.

Branding Week RD

Formaré parte del grupo de formadores y conferenciantes junto a Eva ColladoPaula Fernández-Ochoa y Nancy Vázquez. Para inscripciones, contactar con Anabel Ferreiras en www.madi.digital/brandingweekrd.

 

Ebook DAFO Personal

Estoy preparando un ebook sobre los pasos para crear un DAFO personal. Será exclusivo para suscriptores ¿no lo eres?, ¡ánimo!

 

Reputación digital: ¿Quién quiere a un misógino y racista en su plantilla?

El caso de reputación digital del futbolista recién expulsado del Lleida FC no es el primero y desgraciadamente no será el último

El fichaje

Por simplificar, el Lleida FC, de la 2ª división B, ficha a Eric Zárate (20 años) como nuevo delantero procedente del Albacete B de Tercera División. Zárate también ha jugado en las selecciones inferiores de Catalunya, donde él nació.

El pasado online del jugador

Cuando el futbolista tenía 15 años no podía reprimir sus emociones en la red y se dedicaba a escribir en su perfil de Facebook comentarios racistas, machistas y anti-catalanes. A pesar de que ya están borrados, he aquí algunas de sus perlas:

reputación online eric zarate

Ya no le quieren

El Lleida FC, poco tiempo después de contratarlo, lo expulsa tras conocer ese pasado digital, como también pasara en su día con el futbolista Sergi Guardiola que había fichado el FC Barcelona.

Nuestro rastro digital puede acabar con nuestra carrera

A pesar de que los comentarios en redes estaban publicados cuando el personaje solo contaba con 15 años, el efecto puede durar toda una vida: ¿Quién quiere a un misógino y racista en su plantilla?

Consejos para evitar que nuestra marca digital no sea negativa

  • Consejo N1: Si eres una persona serena, cuenta hasta 10 antes de publicar nada
  • Consejo N2: Si pierdes los nervios con facilidad, cuenta hasta 100
  • Consejo N3: Si crees que Lewis Hamilton es peor que tú por ser negro, que las mujeres son seres inferiores o que los catalanes merecen ser fusilados en masa, evita tener perfiles en red (incluso como troll) y visita con urgencia una clínica psiquiátrica. Tu reputación digital te lo agradecerá.

Todo deja marca

Todo deja marca, lo que decimos y lo que callamos, lo que hacemos y lo que no hacemos. La red no olvida, y siempre existirá una persona interesada en buscar cosas que puedan dañar tu reputación. Anda con cuidado y dedícate a construir, a crear valor, a dejar una marca personal referente. Un caso de reputación digital (salvable con el tiempo) se puede convertir en un caso de marca personal sin futuro.

Fall down stairs by Shutterstock.com

¿Es positivo denunciar las malas prácticas de las marcas en las RRSS?

El último caso de reputación online de Canal + no es el único en su especie, pero es de los más sonados dada la influencia del autor de la denuncia.

cube-canal-plusLeo el excelente artículo del blog smreputationmetrics titulado “Cuando una queja se convierte en una crisis. Risto Mejide, una baja en Canal Plus, #unHDMIy2Euroconectores, 35 euros y Twitter”. No repetiré el contenido porque realmente es brillante, pero lo resumo en tres líneas y doy mi opinión al respecto:

El contexto

Darse de baja en Canal + es igual de complejo y puñetero que darse de baja de un operador de telefonía móvil o de un asesor fiscal. Todo son problemas. Doy fe, me he dado de baja del Plus, de Vodafone y de un asesor fiscal, y es una mala experiencia, larga y costosa.

El qué

Una persona se da de baja en Canal + y comparte la experiencia a través de Twitter con dos tweets aparentemente inofensivos:

  1. Darse de baja de Canal+ es comprobar lo cutre que puede llegar a ser una empresa en apuros: me reclaman un cable HDMI y 2 euroconectores.
  2. Lo mejor es la tasación que hace Canal+ de : 35€!!! Jajaja

En el segundo tweet su autor crea un hashtag con la intención de generar una cierta “conversación” alrededor del tema

El quién (eso lo cambia todo)

Si esos dos tweets los hubiera lanzado un mortal cualquiera, la cosa no hubiera pasado de unas risillas y quejas por la red y poco más. Pero aquí la clave es el autor de los tweets, Risto Mejide, con cerca de 1.500.000 seguidores en Twitter. Ya está liada, la cosa promete viralidad máxima.

El resultado

Como no podía ser de otra manera,  se convierte en poco tiempo en Trending Topic, y los CM (community managers) no tenían una respuesta rápida y efectiva para un caso como este, que se extendió como la pólvora: 3.900 menciones en pocas horas tras el primer tweet.

Un análisis de esta crisis de reputación

1. Sí

Pienso que las redes sociales y los blogs son excelentes medios para que alguien denuncie un abuso de una marca. Antes teníamos que contratar a un abogado, ahora solo hemos de detallar el caso y asegurarnos que llega correctamente a su destinatario. Yo mismo he denunciado en este blog a Vodafone (sin éxito) al Banc Sabadell (con éxito y una excelente respuesta), a Loewe, y a algunas otras marcas.

2. No

Creo que antes de denunciar hay que valorar la importancia de cada asunto. No es anormal que Canal + te pida la devolución de unos aparatos que no has pagado, aunque haga 15 años que eres abonado. No veo una razón fuerte para lanzar un tweet. Sería distinto que Canal + te hubiera dejado sin línea en un Barça-Madrid comprado a precio de oro el día antes (cosa que me sucedió a mi en repetidas ocasiones). Pero una liquidación por devolución no es, a mi juicio, noticia. A no ser, claro está, que lo diga Risto, o Jordi Évole o un influencer con un ejército de seguidores ingente (yo soy seguidor también).

Malas prácticas

Aquí veo una cuestión de responsabilidad personal que va más allá de una acción de “molestia” como diría el propio Mejide. Una actuación aparentemente humorística ha podido tener consecuencias terribles para Canal +,  cuando lo único que han hecho es reclamar lo que reclaman a todo el mundo, no es un caso de malas prácticas. Vamos a ver! ¿A un influencer le tiene que salir todo gratis? ¿Las marcas han de eliminar la letra pequeña de los contratos a los famosos?. No, no puedo estar de acuerdo con esto.

Un influencer ha de ser muy consciente del daño que puede hacer a una marca lanzando un mensaje tan superficial como el de este caso de reputación. Conste que no defiendo a Canal Plus, yo mismo les envié a la mierda (en silencio mediático hace unos años), solo digo que hay que enfriarse un poco antes de lanzar un tweet a un millón y medio de personas. Seguramente a ti, al que me lees ahora, Canal + no te hubiera perdonado los 35€. A él, que puede pagarlos, sí.

 

Los profesionales buscan ‘personal branding’

Aquí os dejamos el artículo de María Paz López aparecido el pasado jueves en La Vanguardia

Estrategias para el empleo en tiempos de crisis

Los profesionales buscan ‘personal branding’

El método tiene dos fases: autoanálisis de puntos fuertes y cómo comunicarlos a otros | La identidad digital se cimenta en interacción y contactos; si no interactúas, no existes

Hace pocos años, hablar de marca personal sugería un universo deportivo de mejora de tiempos de competición. Pero los vocablos mutan con los usos sociales, y la eclosión en el mundo de la empresa y de las profesiones del concepto anglosajón personal branding –esto es, la marca en sentido comercial aplicada a las personas– ha dado a la expresión marca personal un nuevo significado.

augusto costhanzo

En España, cada vez más directivos y ejecutivos de empresas, y profesionales de disciplinas diversas, incluidos maestros de oficios, recurren a agencias y expertos para que les ayuden a configurar su propia marca personal, la que, en el mejor de los casos, les llevará a conseguir un nuevo empleo, avanzar en su carrera o brillar más en su ámbito de actuación. Internet y las redes sociales se han convertido en elementos esenciales de esa apuesta.

“El método de creación de marca personal toma elementos de la psicología, el marketing, la gestión de empresas, la comunicación y la filosofía”, explica el químico Andrés Pérez Ortega, asesor de personal branding (www.marcapropia.net) y autor de los libros Expertología. La ciencia de convertirse en un profesional de referencia (ed. Alienta) y Marca personal. Cómo convertirse en la opción preferente (ed. ESIC). Atención, aclara Pérez Ortega: “La creación de una marca, ya sea para una persona o para un producto, tiene dos etapas. La primera es de análisis de uno mismo, de sus creencias, valores, fortalezas y habilidades, y la segunda es de comunicación de esa marca, de establecimiento de relaciones. Y todo tiene que hacerse buscando la autenticidad, no el maquillaje o las falsas apariencias”.

La marca –recalcan los expertos– no es un mero envase; es confianza de los otros en esa persona o producto, es transmisión de credibilidad. Entre los casos citados por las agencias consultadas, hay algunos ilustrativos (que prefieren no dar su nombre). Un directivo del Barça, por ejemplo, empresario consolidado en su sector, hizo en el extranjero un curso de actualización para emprendedores. En ese curso fue premiado, con lo que creció su reputación como “joven emprendedor”, lo cual paradójicamente lesionó su perfil de empresario ya asentado. Para reposicionarse, dio conferencias en escuelas de negocios, y así creó una marca personal de experto sénior en gestión empresarial.

Otro caso: una periodista mexicana especializada en gestión de proyectos de comunicación en su país deseaba dar un giro a su carrera. Con ayuda de un experto en marca personal, redefinió la suya: centrarse en proyectos de comunicación en el ámbito de la mujer y trabajar en Europa. Las sesiones se realizaron a través de Skype y pagó los servicios por PayPal.
Las herramientas de internet resultan básicas para crear y transmitir la marca personal. Conviene tener tarjeta de visita también en formato electrónico, y empaquetar en la red el currículum vitae clásico según nuevos modos que enseñen lo que el profesional sabe hacer, con minivídeos, gráficos y enlaces. Llevar un blog temático ayuda (los motores de búsqueda los privilegian), así como tener perfiles en LinkedIn yFacebook, y no descuidar los mensajes de Twitter.

“La identidad digital en la red se caracteriza por la interacción y por los contactos”, explica Neus Arqués, socia y directora de una gestora de identidad digital de empresas (www.manfatta.com) y autora del libro Y tú, ¿qué marca eres? 12 claves para gestionar tu reputación personal (ed. Alienta). Interacción: “Si no interactúas, no existes –alerta Arqués–. El mero hecho de tener dado de alta un perfil en internet no basta, hay que interactuar. Y los contactos que se tienen en la red, las personas que conoces, hacen de aval de esa identidad digital”. Arqués y su equipo trabajan con empresas, no con individuos, pero dan seminarios a grupos de ejecutivos y estudiantes de escuelas de negocios, a los que animan a autogestionarse esa marca personal en internet.

“El blog es una excelente herramienta de visibilidad, así como estar en las redes sociales, pero también hay que cuidar el networking clásico”, añade Guillem Recolons, socio y asesor de una consultoría de marca personal (www.soymimarca.com). El intercambio de tarjetas de visita en conferencias y congresos aún funciona, del mismo modo que el contacto visual genera una empatía que no da una foto, por lo que lo sensato es combinar ambos tipos de redes de contactos.

Para definir y encauzar la marca personal, Recolons y sus socios y equipo practican elsistema iceberg con un enfoque multidisciplinar: “La parte del iceberg que no se ve incluye autoconocimiento e introspección, en manos de un psicólogo y un coach, y estrategia de producto, que lleva un especialista en marketing; mientras que la parte visible del iceberg es la comunicación de la marca, de lo cual se ocupa un publicitario, en este caso yo”. Entre sus clientes figuran: estudiantes cargados de másters, emprendedores y profesionales desempleados o en activo.

“La marca personal tiene que ver con los valores que queremos proyectar, tanto en el trabajo como en sociedad, con cómo queremos ser percibidos”, afirma Nadine Kazerounian, británica afincada en Barcelona, propietaria de la agencia Praxis Image Consultants (www.praxisimageconsultants.co.uk). Pero, según Kazerounian, no hay que subestimar el concepto clásico de imagen, entendido en modo presencial. “Las primeras impresiones sobre alguien, e incluso las siguientes, se forman largamente a través de pistas visuales: vestuario, maneras, lenguaje corporal y tono de voz –argumenta–, así que tener una buena imagen personal es básico para proyectar los valores de la marca personal, igual que el envase es fundamental en la marca de un producto”. Cuanto ayude a bien posicionarse es bienvenido.

Realidad aumentada y personal branding II

Retomando el anterior post sobre realidad aumentada del pasado 14 de septiembre, parece que se dan nuevas coincidencias entre la realidad aumentada y el desarrollo de marca personal. En el blog especializado en AR “Wildeyes” hemos encontrado esta historieta adjunta que muestra un escenario en que nuestra huella digital será tan visible que no podremos engañar a nadie.

Moraleja: mejor tener detrás una buena marca personal.

¿Tienes un clon en la red?

¿Qué pasaría si al Googlearte encuentras personas con tu mismo nombre? Peor, y si alguno de ellos tiene una pésima reputación, ¿qué harás?

Si te ha pasado esto, necesitas con urgencia un programa de reputación online. No hay mucho más que decir. Te esperamos.

[polldaddy poll=3187578]

9T59UE5FRCMN