Entradas

Cómo gestionamos la sobredosis de propósitos en ausencia de PROPÓSITO

Cada nuevo arranque de año o de temporada es un momento idóneo para plantearnos una sobredosis de propósitos que acaban cayendo (en su mayoría) en el tintero. Las nuevas intenciones se quedarán en eso si no les ponemos dos ingredientes básicos: sentido y plan de acción.

Darle un sentido a todo: el PROPÓSITO

Pienso que por encima de la sobredosis de propósitos debemos pensar en “the big one”, el motor de nuestra vida, lo que le da sentido. Ahora se ha puesto de moda hablar de Ikigai (tu razón de ser), pero yo prefiero conservar el nombre original: PROPÓSITO, sí, en mayúsculas (para diferenciarlo de las acciones más puntuales que equivocadamente llamamos “propósitos”).

Para entrar a fondo en el PROPÓSITO, te invito a leer ¿Cuál es el impacto positivo que quieres dejar en la sociedad? ¿Lo tienes? Se llama propósito. En el fondo un PROPÓSITO con mayúsculas no es como un juguete de esos que cansan a los tres días. Es como un buen amigo, muy duradero, a veces eterno.

Un PROPÓSITO es un por qué, es un sueño realizable, es la contribución o legado que queremos dejar a la humanidad. Es, como dice Sinek, la razón por la que nos levantamos cada mañana, más allá de la felicidad o el dinero.

Imagina un mundo en el que muchos de nosotros nos despertemos inspirados, nos sintamos seguros en el trabajo y regresemos a casa satisfechos al final del día. Simon Sinek

¿Sobredosis de propósitos? Necesitamos foco

Como decía, los propósitos típicos de inicio de temporada no son realmente propósitos, sino pequeñas lagunas u oportunidades no satisfechas en el pasado. Hacer dieta, hacer deporte, estudiar música, hacer tal curso o tal otro no suponen el eje motriz de nuestra vida. Hablamos de deseos, planes, proyectos, voluntades, intenciones.

Lejos de quitarle importancia a esos pequeños proyectos, debemos considerarlos como tales, y dotarlos de un objetivo, un plazo de consecución y un plan de acción. La metodología S.M.A.R.T. puede ser útil para tratar de poner orden y foco a todo esto.

El plan de acción

Tener la voluntad de hacer deporte, por ejemplo, es un primer paso. Llegamos ahí a través de detonantes (mala salud) o ejemplos cercanos (buena salud) que nos inspiran a iniciar un plan. El problema o característica de todo plan o proyecto es que para que funcione debe ser estratégico, y no algo tan táctico como “he engordado 5 kilos y voy a ir a un gimnasio”.

El enfoque S.M.A.R.T. nos ayuda a concretar lo que queremos, el plazo y la posibilidad de medir el éxito. Recordemos que las siglas se refieren a Specific, Measurable, Achievable, Relevant, Timely, que traduciríamos como Específico, Medible, Realizable, Relevante y Limitado a un tiempo.

Un ejemplo:

Voy a iniciar un programa de salud caminando a ritmo ligero 3.650 Km anuales y reduciendo los carbohidratos de mi dieta en un 50% en un año para mantener un IMC equilibrado y evitar problemas y enfermedades derivados de una baja actividad física. 

Lo específico es el programa de salud, lo medible son los 3.650 Km (supone 10 Km/día) y la reducción de azúcares, lo limitado al tiempo es un año, lo alcanzable es mantener el IMC y lo relevante es evitar enfermedades.

Activarse sí, pero con un horizonte

El formato S.M.A.R.T. es útil si se escribe, si se coloca en una pared muy visible, y si se dota de herramientas para garantizar el éxito. Con el ejemplo anterior, me compraría un reloj con pulsómetro para medir la distancia caminada. Estudiaría la rutas que me permitan caminar con las mínimas interrupciones. Reduciría el uso de vehículos a motor. Visitaría a un nutricionista para que me diera unas pautas. Y no olvidaría los chequeos anuales.

Ya ves, podemos tener sueños, proyectos, pero no una sobredosis de propósitos, porque PROPÓSITO solo hay uno, y es a muy largo plazo.

Photo by ESB Professional on Shutterstock.com

Eventos

TEDxEixample Salon

TEDxEixample Salon es un TEDx en pequeño formato (una única charla). Será el 22 de Enero a las 19h en la Antigua Fábrica Damm de Barcelona. Entrada gratuita si te suscribes en este formulario.

Como aperitivo de lo que veremos, aquí tenéis este vídeo:

 

#BrandingWeekRD

Del 4 al 8 de febrero tendrá lugar la Branding Week en Santo Domingo (República Dominicana). Se trata de un evento organizado por Quifer Consultores dedicado al Personal Branding tanto corporativo como individual. Entre los talleres que se llevarán a cabo destaco:

  • Employee Advocacy
  • Organizaciones Saludables
  • Personal Branding Político
  • Transformación Digital RR.HH.

Branding Week RD

Formaré parte del grupo de formadores y conferenciantes junto a Eva ColladoPaula Fernández-Ochoa y Nancy Vázquez. Para inscripciones, contactar con Anabel Ferreiras en www.madi.digital/brandingweekrd.

 

Ebook DAFO Personal

Estoy preparando un ebook sobre los pasos para crear un DAFO personal. Será exclusivo para suscriptores ¿no lo eres?, ¡ánimo!

La persona como ser irrepetible

Sentido, propósito, visión, misión y marca personal. Reseña del libro “El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl

No pretendo descubrir nada nuevo sobre una obra que se editó en 1946 y que es merecidamente uno de los libros de ensayo más vendidos del mundo. Mi intención es tratar de establecer, en la medida de lo posible, algún paralelismo entre EL SENTIDO, el propósito, la visión, la misión y la marca personal.

guillemrecolons.com personal brandingNo es fácil empatizar con alguien que ha pasado por la experiencia terrible de sobrevivir –casi milagrosamente- a varios campos de concentración por su condición de judío. Ponerse en la piel del médico psiquiatra Viktor Frankl (1905-1997) sin haber pasado por Auschwitz no es posible en teoría, pero gracias a su impresionante relato en clave psicológica de la vida en los kampus se puede uno trasladar a los peores años del nazismo y puede tratar de entender las reacciones ante la vida de los presos, de los kapos (nombre de los presos ascendidos que colaboraban con las SS) y de los soldados encargados del día a día de estas instalaciones de la destrucción y la muerte.

El hombre en busca de sentido mezcla una autobiografía, un ensayo psicológico y un anexo teórico sobre la logoterapia, entendida como la ciencia que busca el “logos” (sentido). Es más que recomendable, y la única pregunta que me hago es por qué diablos no lo habría leído yo antes.

SENTIDO

Sería un mal resumen concluir que las personas que han encontrado un sentido a sus vidas soportan mejor el peso de la realidad y de la existencia, por dura que pueda ser. Pero hay algo de eso en la lectura y conclusiones del libro. El sentido de la vida responde, según el doctor Frankl, al “Por qué”. Dicho de otra manera, ¿Por qué estamos aquí?. ¿Es posible vivir la vida sin encontrarle una razón que la sustente?. Muchos de los prisioneros perdían el sentido de la vida al perder a sus seres queridos en la cámara de gas, por el tifus o cualquiera de las mil razones que mataban a las personas.

PROPÓSITO

El propósito, al menos en la orientación que se le da al término en branding personal, respondería más a ¿A dónde?. ¿A dónde queremos llegar? El propósito estaría más en consonancia con un objetivo vital, con un destino, y ahí tiene menor relevancia el sentido. Perder a un ser querido no tendría por qué desdibujar un propósito.

VISIÓN

La visión responde al para qué. Sigue siendo tan largoplacista como el sentido o el propósito, pero aquí introduce lo que los branders llamamos el resumen de la propuesta de valor. ¿En qué he podido ayudar yo a los demás? Para redactar la visión a menudo se recurre a la técnica retrospectiva, consistente en imaginarte tu propio epitafio.

MISIÓN

La misión tiene que ver con el camino y con las provisiones que utilizaremos en la travesía. El poeta griego Konstandinos Kavafis hablaba que el sentido de la vida no estaba marcado por el nacimiento y la muerte sino por el camino, por la travesía (en términos náuticos su poema “Viaje a Itaca” habla de que lo importante no es llegar a la Isla –el destino- sino adquirir experiencias y conocimientos durante la travesía). La misión respondería entonces al cómo, a nuestros valores, habilidades y a la forma en que las llevamos a cabo en el día a día.

Volviendo al libro de Frankl, quizás el mejor resumen está en este párrafo que facilito en su forma literal:

Cuando se acepta a la persona como un ser irrepetible, insustituible, entonces surge en toda su transcendencia la responsabilidad que el hombre asume ante el sentido de su existencia. Un hombre consciente de su responsabilidad ante otro ser humano que lo aguarda con todo su corazón, o ante una obra inconclusa, jamás podrá tirar su vida por la borda. Conoce el por qué de su existencia y será capaz de soportar cualquier cómo.

Rozaría la perfección que los que nos dedicamos profesionalmente al personal branding pudiéramos ayudar a dar respuesta a estas cuatro preguntas a nuestros clientes: ¿por qué? ¿a dónde? ¿para qué? y ¿cómo?. Al menos lo intentamos, en eso doy fe. Cuando se consigue, nos encontramos potencialmente ante un ser irrepetible, único, de base sólida, transcendente y responsable.

Gracias Dr. Frankl por haber dado sentido a tantas vidas.

Foto: brainpickings.org