Entradas

Si buscas trabajo, mejor ir a por el 80 y olvidarse del 20

Se dice que un 80% de las ofertas laborales no se publica. Si buscas trabajo, ¿no crees mejor ir a por el 80 y olvidarse del 20?

El pasado 3 de mayo en Avilés hubo un congreso de marca personal extraordinariamente organizado por el equipo de Formación y Empleo del Ayuntamiento de la ciudad y por Elena Arnaiz. El resumen del evento y de las 6 ponencias está recogido en los artículos “Dejar huella en el espacio líquido“, “El corazón de la marca personal: #MPAviles” y en el hashtag #MPAviles.

En mi intervención, además de tratar sobre aspectos estratégicos y de mensaje y posicionamiento personal, sugerí a los que buscan trabajo que piensen en grande, en ese 80%. De acuerdo, pero ¿cómo hacerlo?

¿Conoces el WOM?

Lo que a pesar de las redes sociales sigue siendo el medio de comunicación más efectivo que existe es lo que los anglosajones llaman Word-Of-Mouth (WOM) y aquí podríamos llamar boca-oreja. Es decir, utilizar a nuestros círculos de influencia más cercanos.
¿Por qué? por lo dicho, el 80% de las ofertas de trabajo jamás ve la luz, y hay que pelearse por entrar en ese 80%, no en el infestado 20% restante.

Nuestros socios clave o prescriptores ¿quiénes son? ¿cómo nos pueden ayudar?

En nuestro modelo de negocio, uno de los elementos más importante son nuestros socios clave, prescriptores, los que pueden ayudarnos a llegar a nuestro público objetivo. Si buscas trabajo, tu público son todos aquellos profesionales que pueden ofrecerlo antes de sacarlo al mercado masivamente.

Tus prescriptores son diversos: clientes satisfechos, colaboradores, amigos, familia, compañeros de estudios, ex-colegas de trabajo, colegios profesionales y en general cualquier persona que cumpla con dos requisitos:

  1. Dar fe de que eres buen profesional y de que tu propuesta de valor es potente
  2. Conocer a profesionales que puedan tener información fresca de vacantes laborales

¿Cómo nos pueden ayudar? Ya lo imaginas. Recomendándonos antes de que la oferta llegue el mercado.

¿Cuál sería el protocolo para lograr que el WOM sea efectivo?

  1. Tener un buen estado de salud de nuestra marca personal. Eso significa que cuando alguien busque bien nuestro nombre o bien nuestra especialidad, nos encuentre sin mácula. Dentro y fuera de la red. ¿Fácil? Sí, se trata de ser una persona disciplinada y constante ¿rápido? Tres, seis, nueve meses, un año. Depende de la dedicación y de si cuentas con un mentor o no.
  2. Identificar a los prescriptores. Crear un listado exhaustivo de las personas que pueden ayudarnos, y asegurarse de tener los datos de contacto. Te recuerdo que si alguien es contacto directo en Linkedin ya dispones de su correo electrónico.
  3. Comunicarles tu intención de encontrar trabajo. Pero no sólo eso: hay que enviarles un briefing o resumen de lo que buscas y en lo que crees que puedes sumar valor. ¿Enviar el CV? para mí es papel mojado, algo que queda obsoleto en una semana, pero si lo tienes, más vale eso que nada. Es mejor pasar el enlace del perfil Linkedin o BeBee (si están al día). Y aún mejor: explicar de forma clara tu propuesta de valor.
  4. No ser tacaño. Invertir un poco. Buscar trabajo es una inversión, y de cada uno depende de que sea a corto o largo plazo. Invertir es invitar a tus prescriptores a un café, a almorzar. Invertir es dedicar 8h diarias a buscar trabajo (incluyendo formación complementaria, si la necesitas). Invertir es contratar a un mentor para que te ayude con la gestión de tu marca: Diagnóstico > Autoconocimiento > Estrategia > Plan de visibilidad.
  5. Conseguir recomendaciones. Es un clásico, pero funciona. Antes de las redes sociales, las recomendaciones eran orales (boca-oreja) o escritas. Existe una plataforma genial para emitir y recibir recomendaciones, Guudjob; si no la conoces, ya estás tardando. Ahora también las tenemos en Linkedin, por ejemplo. Sirven las validaciones de competencias, pero sobre todo las recomendaciones escritas en la red. Me gustan porque nadie se jugaría su reputación recomendando a alguien que no valga para el puesto (soy algo idealista, lo sé).
  6. Dejar de estar y empezar a ser. No seas miembro de organizaciones, sé alguien de referencia en ellas. No estés en las redes, sé alguien que ofrece valor, conversación, acción. Sé una persona creativa: atrévete con un videoCV, por ejemplo (si están bien planteado, es un acelerador).

Datos útiles si vas a utilizar el WOM

  • Según el estudio de IAB Spain 2017, del 86% de penetración que tienen las redes sociales en España, de los que una parte importante incluye redes profesionales.
  • Las redes más utilizadas son Facebook (91%), Whatsapp (89%), YouTube (71%), Twitter (50%) Instagram (45%), Spotify (41%), Linkedin (26%), Google+ (26%), Pinterest (19%), Telegram (16%) y Snapchat (7%)
  • La redes profesionales más utilizadas son Whatsapp (89%), seguida de Twitter (50%), Linkedin (26%), Google+ (26%), Pinterest (19%), Telegram (16%), aunque de éstas la única estrictamente profesional es Linkedin, el resto son híbridas.
  • Según leo en el ‘Informe Infoempleo-Adecco Redes Sociales y Mercado de Trabajo‘, el 78% de los usuarios utilizaron las redes sociales en 2016 para buscar empleo. Pero recuerda, hablamos del 20% del empleo que ve la luz.
  • Según el mismo informe de Adecco, Linkedin y Facebook lideran este aspecto con un 66% y 50% respectivamente. El resto de redes quedan lejos, con un 19% en Google+, 16% Twitter, 13% foros, 9% blogs, y 6% Instagram.
  • Adecco indica que el número de empresas que las utilizan como medio para captar talento es de un 84%.  
  • Durante el último año, el 55% de los profesionales de recursos humanos encuestados ha reconsiderado su decisión de contratación después de consultar los perfiles en redes de algún candidato preseleccionado, empeorando su opinión en un 36% de los casos.
  • Según mi experiencia, suele tratarse de un primer filtro, pero también puede repetirse ante un final de proceso entre dos candidaturas igualadas.
  • Ojito con las redes sociales son una herramienta para impulsar la marca personal, pero al mismo tiempo te pueden perjudicar en tu búsqueda de empleo. No lo juegues todo a esta carta.

 Todo deja marca

Suelo afirmar que todo deja marca, lo que decimos y lo que callamos, lo que hacemos y lo que no hacemos. Hoy hemos superado la generación silenciosa de nuestros padres que abogaba por la discreción, y tenemos la gran oportunidad de proyectar una marca personal sólida que atraiga a empresas y reclutadores. Pero debe ser sólida, ya que si no se convierte en un arma de doble filo.
Lo que nos puede perjudicar es:
  • Presencia: ausencia o sobreexposición
  • Reputación: malas formas, contenidos pobres, plagio, opiniones muy extremas en FSPR (fútbol, sexo, política y religión)
  • Egocentrismo: Hablar sólo de uno mismo, olvidando nuestra propuesta de valor hacia los demás.

En resumen, si buscas trabajo, pelea por el 80% de ofertas de más calidad que se dirimen en entornos privados. El 20% restante está demasiado poblado de candidatos. Y, sobre todo, no olvides trabajar a fondo tu propuesta de valor.

Fish vector by Shutterstock.com