Entradas

Lo creas o no, un empresario también es una persona

Sí, el empresario ha tenido mala prensa como colectivo. Seguramente se debe a esa opacidad en su forma de comunicar (o no comunicar). Afortunadamente, algo está cambiando. Y esos seres que parecían de hierro ahora muestran sus vulnerabilidades, sus emociones, su condición humana.

El empresario es como tú.

El empresario es como tú; es más, tú, quizás no lo sepas, también eres empresario.

Una empresa no deja de ser una tarea que entraña cierta dificultad. Y te pregunto ¿no afrentas diariamente muchas de esas dificultades? ¿no tomas decisiones complejas que pueden perjudicar a unos pocos para beneficiar a unos muchos?

Y rememorando a Tom Peters, cada uno de nosotros es un empresario de su YO, S.L. Tenemos la capacidad de gestionar muchos pequeños departamentos que dependen de nosotros: I+D, producción, branding, marketing, finanzas, RH, logística… Tú eres como el empresario, con la diferencia que tú te auto-gestionas y el empresario gestiona para muchos.

Nuestros superpoderes siempre han estado ahí, pero ahora los transmitimos sin miedo

Nuestros superpoderes (nuestros valores) ahora nos enorgullecen, no nos avergüenzan. Hubo un tiempo en que mostrar ciertos valores como la solidaridad, la empatía, la intuición, la imaginación… era considerado un signo de debilidad del empresario. Las competencias soft no se tenían en cuenta. Lo importante era lo aprendido, no la forma en lo que aplicábamos y transmitíamos.

De ahí a que algunos fueran bautizados como empresaurios. Si recordamos a Gordon Gekko (Wall Street, 1987), lo único que importaba al empresario yuppie de esos años era el éxito a cualquier precio, el lujo desatado y la acumulación de dinero. Lejos quedaba la preocupación por los empleados y socios o valores corporativos reales que fueran más allá de un liderazgo jerárquico y autoritario.

Valores buscan valores, el poder de la conexión

El empresario, y eso te incluye, se empieza a interesar por la forma en que se transmite la confianza. La visión estratégica del negocio ya no es suficiente. Los ejecutivos necesitan alcanzar una visión humanizada. Como sostiene el cirujano y escritor Atul Gawande, “contrata actitud y entrena la habilidad”. Las competencias se pueden adquirir, pero la actitud (cuyo motor son nuestros valores) vienen con nosotros.

Los perfiles millennial han entendido como nadie esta idea, la de priorizar Valores sobre competencias. Eso permite al empresario contar con equipos mejor integrados, que llevan la camiseta de la marca y la lucen con orgullo. Ya no se lidera, se co-lidera. No se crea, se co-crea. Y eso es posible con equipos integrados, motivados y con valores afines.

Valores y propósito importan. Más que nunca.

Empresarios Región Murcia

En plena 4ª revolución digital, recordemos las palabras del futurista Gerd Leonhard “…cualquier cosa que no pueda ser digitalizada o automatizada será considerada de un valor extremo”. Y te aseguro que los Valores y el propósito no son robotizables. Por eso cada vez, el empresario, deberá tener en cuenta estos dos factores.

Cualquier cosa que no pueda ser digitalizada o automatizada será considerada de un valor extremo. Gerd Leonhard.

El propósito ayudará a que todos los que trabajan tras un mismo proyecto encuentren el sentido del mismo. A que vean el lugar hacia donde se dirigen, sepan por qué deben levantarse de la cama por las mañanas.

Los Valores, por su parte, actuarán como los vectores de conexión emocional entre los que participen del proyectos y sus stakeholders, sus grupos de interés.

Esta semana he tenido ocasión de compartir este triángulo poderoso Propósito / Valores / Conexión con un grupo de empresarios del Foro Empresarial de la Región de Murcia. Gracias amigo humanista Juanma Egea por contar conmigo. Lo he comprobado en vivo: un empresario también es una persona.

Executive woman photo by Nariz on Shutterstock.com

Agenda

  • 28N. Update Zaragoza. 28 noviembre en Zaragoza activa. Evento gratuito. Inscripción próximamente en la web de Zaragoza Activa. No te pierdas a mis colegas Víctor Candel, Meme Romero, Elena Arnaiz, Eva Collado, y Juan Martínez (organizador y ponente).
  • 28, 29N. Workshop Marca Personal y Gestión de Relaciones. Ferrovial, en Euroforum II San Lorenzo del Escorial. Se puede seguir en el hashtag #MarcaPersonalSumma
  • 1D. Marca Personal 4.0. Personal Branding Lab Day. Desde YouTube, 11 horas seguidas de Personal Branding conducidas por Nilton Navarro y Alicia Ro con la colaboración de Blanquerna Comunicació i Relacions Internacionals e Infojobs. De 10 a 21h (GMT+1). Gratuito. Se puede seguir en el hashtag #PersonalBrandingLabDay Personal Branding Lab Day 2018

 

La normalidad está sobrevalorada

No, no te invito a convertirte en anti-sistema, no va por ahí. Simplemente se trata de que nuestra sociedad, históricamente ha sobrevalorado la normalidad.

Somos hijos de la generación de la cautela y la discreción. Hijo, no hagas esto, que no lo hace nadie. Hijo, haz esto, que es lo que hace todo el mundo.

El cuento ha cambiado, y seguirá haciéndolo. Según el informe “Trabajar en 2033” de PwC, “Distinguirse entre la gran multitud será el gran reto de los trabajadores que, por otra parte, exigirán a las empresas un nuevo modelo y de relación laboral que les permita trabajar de manera independiente y para varios empleadores”.

La normalidad está sobrevalorada: hoy, si haces lo que hace todo el mundo, no vas a ninguna parte.

Haber cursado un grado y un máster ya no es un elemento de diferenciación. Puede que lo sea de relevancia, has adquirido nuevas competencias, pero tus 200 compañeros de estudios también. ¿Cómo asegurarás que te elijan a ti para un trabajo, y no a los otros 200?

Acumular 10 años de experiencia profesional puede parecer diferencial, pero si miramos a nuestro lado, veremos miles de personas iguales.

En el terreno de valores, ser voluntario de una ONG, aunque interesante tampoco es diferenciador.

Tener un blog es genial, pero muchos profesionales disponen de uno, y actualizado.

¿Dónde puede estar entonces la diferencia?

No se trata de sacar el conejo de la chistera, es tan simple como SUMAR. Me explico: si además de haber estudiado un grado, dominas un idioma extranjero, tienes alguna experiencia profesional, haces voluntariado y tienes un blog, te aseguro que serás una persona única en el mundo.

La clave de todo esto es considerar nuestros valores y rasgos de personalidad como atributos emocionales que, sumados a los racionales, marcan la diferencia. Se trata de ver cuál es nuestra propuesta de valor.

A menudo se considera que la diferencia obedece a factores de imagen (Josef Ajram y sus tatuajes, por ejemplo). Los medios impulsan esa creencia. Pero nada es casual, un tipo como Ajram no es diferente por su aspecto, lo es por defender un modelo diferencial de inversión (trading) y por buscar la superación en todo lo que hace (deporte…).

El profesor Xavier Sala i Martín no es diferente por llevar chaquetas de colores, lo es por explicar la economía mediante símiles muy fáciles de entender para profanos y por ser profesor titular de la universidad de Columbia.

Más allá de lo que esperarías: casos

personas extraordinarias

Esta semana he finalizado un proceso de personal branding apasionante con el Dr. Salvadó. Es alguien que más allá de su excelencia como médico anestesista, consiguió bajar 30 kilos de peso, prepararse hasta completar dos ironman y crear un catálogo de servicios de salud fuera de lo normal en un perfil como el suyo. Beyond Health (más allá de la salud), es la esencia de su proyecto.

Mi admirada Paula Fernández-Ochoa es abogado, especialista en marketing jurídico, en marca personal, y por si fuera poco es una deportista consagrada, cuya cuenta en Instagram @vivircorRiendo la convierte en una profesional excepcional.

La especialista en capital humano y colega Eva Collado Durán es también una experta en marca personal y en redes sociales y transformación digital. Eso la distingue de cualquier directivo, consultor o formador RR.HH, añadiendo el valor de la suma. Y para sumar más, es una conectora emocional nata.

La personal brander Helena Casas es además una captadora de emociones, psicóloga y fotógrafa, experta en marketing digital, cantante… Su visión de la marca personal es 360º, lo que la sitúa en un plano más allá de lo esperable, de la normalidad.

Mi buen amigo y humanista digital, Joan Clotet, es un knowmad en estado puro. Él trabaja en una gran organización, pero es un emprendedor con múltiples proyectos que suman a su marca personal, y también a la de su organización. Desde luego, encontrar knowmad en una organización está fuera de la normalidad.

 

Resumiendo, y por no frustrar expectativas, no exageremos. No se trata de ser una persona extraordinaria, solo de llevar ADN emprendedor sin importar si tienes un único cliente (profesional por cuenta ajena) o muchos. Y ese ADN viene de la suma de competencias, valores e inquietudes. Dentro de un foco, claro. Es, por decirlo de alguna manera, la marca personal perfecta.

 

Birds image by Shutterstock.com

Empezar desde cero tras un bache… ¿tarea imposible?

Empezar desde cero ¿te ha pasado? ¿te puede pasar?

Me he encontrado con algunos casos de personas que, tras un bache en su carrera, se plantean empezar desde cero. En gestión de marca personal hablamos a menudo de cambio. Cuando alguien busca un nuevo enfoque se puede deber a muchos factores.

Causas que nos llevan a empezar desde cero

  • Despido. En este caso me gustaría recordar que cuando una persona finaliza involuntariamente su trayectoria en una organización, le despiden de la organización, no de la profesión. A menudo se produce un síndrome de “voy a romper con todo” que desemboca en decisiones no siempre adecuadas. Hay que analizar profundamente las razones del despido, que es posible que no tengan relación con las competencias y los logros.
  • Insatisfacción con el desarrollo de carrera . Se produce cuando una persona se da cuenta de que se ha equivocado de carrera. Ejemplo: una persona estudia economía, y cuando lleva dos años trabajando en una consultora se da cuenta que lo que hace no le gusta.  No es culpa de la empresa, simplemente que la visión y valores propias no están alineadas con el “job description”.
  • Trabajar en ambientes “contaminados” (despido interior). Estar mirando el reloj, perder la ilusión por el trabajo, salir unos minutos antes de la hora. No es un problema del tipo de trabajo a realizar. El despido interior tiene que ver con la estabilidad emocional, con la convivencia con superiores o iguales con los que no hay química.
  • Incertidumbre. En un post reciente traté sobre profesiones con riesgo de automatización. Si eres agente de seguros o contable habrás visto que muchas de las tareas que desempeñabas ahora las puede gestionar un software, un CRM, una aplicación. El riesgo de futuro incierto está ahí.
  • Enfermedad. Muchas personas se plantean empezar desde cero tras sufrir una enfermedad que pudiera tener relación con estrés laboral. Problemas de corazón, depresión, algunos tipos de cáncer… Es algo habitual buscar una nueva vida, aunque sea a costa de renunciar a ingresos u otros beneficios. Hay algo muy importante en juego, más que cualquier empleo o proyecto emprendedor.
  • Proyecto emprendedor fracasado. Quizás sea el caso más frecuente. Entre los emprendedores, que levante la mano aquel que no haya tenido uno o más proyectos fracasados. En esto, y por experiencia propia, sólo puedo decir que cada fracaso es una lección que indica los caminos por los que no hay que volver. Hay que levantarse e insistir.
  • Nuevas competencias adquiridas. Me viene en mente el coaching. Muchas personas que conozco se han formado en coaching como actividad paralela a su trabajo y han acabado iniciando un nuevo proyecto desde cero. O incluso cambiando de departamento en la propia organización.

Empezar desde cero 1: Superar la autocompasión

En la mayoría de los casos en que la razón del cambio es involuntaria, se produce un período de auto-compasión. No valgo para nada, esto no es lo mío, no hay lugar para mí. Curiosamente, se trata de un momento en que en lugar de buscar respuestas, nos seguimos haciendo preguntas. Como si no creyéramos en el diagnóstico.

Me declaro fan de la serie Suits (la clave del éxito). En un pasaje del 7º episodio de la 4ª temporada encontré una reflexión en este sentido que dejo aquí. Dura menos de un minuto, pero contiene una idea de las que ayuda a entender cómo superar la auto-compasión:

Mike Ross (Patrick J. Adams) se encuentra en un momento de tránsito profesional. Va a ver a uno de sus clientes, alguien que superó un bache, y le pregunta cuál fue la clave del éxito. El empresario creó un nuevo concepto llamado “béisbol de fantasía”. Para llegar ahí fue indispensable dejar de hacerse preguntas para empezar a encontrar respuestas. Pero eso no fue lo único, ni lo más importante.

El empresario admite un cambio en sus valores, un proceso de maduración profesional que le llevó a poner por delante las relaciones humanas que los beneficios económicos. Lo entiendo ¿no es acaso un beneficio estar rodeado de personas con las que compartes objetivos y valores?

Empezar desde cero 2: Nuestra marca personal lleva cicatrices, no puede ser de otra manera

Empezar desde cero no es una tarea imposible. Las cicatrices de nuestras experiencias anteriores son pura savia para el devenir. Hay que asumir que nunca es tarde para volver a empezar. Eso sí, siempre analizando cuál es el motor del cambio y cuál será el combustible que impulsará nuestra nueva vida.

Si esto no te motiva lo suficiente, anímate escuchando al gran Willie Nelson y su On the road again.

 

Guillem Recolons y Enrique Rueda

20 agosto 2017

Dedico estas líneas a mi gran amigo Enrique Rueda, alguien al que nunca le tembló el pulso para empezar desde cero, ilusionarse con nuevo proyectos, y hacerlo siempre desde desde la humildad, la humanidad, desde el respeto a los valores y el entusiasmo por la amistad y la vida. Es una pena que ya no estés en este mundo, Doc. El mundo necesita más personas como tú. Abrazo eterno. 

 

Motivación en estado puro

Os adjunto este vídeo sobre los propósitos diarios de Jessica, uno de los más vistos en YouTube con algo más de 5 millones de visistas. Jessica, con sólo 4 años, nos da una lección de optimismo, motivación y valores.

Ojalá tuviésemos esa energía cada mañana. ¿Será la marca de cereales? ¿Será que sus padres son coach?. Sea lo que sea, Jessica ya se ha creado una fantástica marca personal.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=qR3rK0kZFkg&fs=1&hl=en_US]

7. ¿Cómo comunicas tu valor?

El pasado 2 de marzo hacíamos referencia en un post a la pregunta ¿De qué manera creas valor?

Está muy bien crear valores, tener valores, defender valores. Pero si no se comunican nadie lo sabrá. ¿Servirá de algo? Sí, para llenar el hueco de la satisfacción personal. Poco más.

Lo cierto es que hoy existen muchas maneras de comunicar. Ha pasado el tiempo en que era necesario publicar algo en un diario para que el mundo se enterase de alguna notícia. Ahora no es así. Estamos en la sociedad de la hipercomunicación, así que la web 2.0 nos da recursos para hacer llegar nuestra marca personal, nuestro valor, a quien nosotros queremos. Es una comunicación menos masiva, más individualizada.

Cuando alguien escribe una nota en Facebook, quiere compartirla con amigos. Si esa nota se escribe en LinkedIn, quiere compartirla con sus contactos profesionales. Ahora la información es intercambio. Cuando alguien quiere compartir más abiertamente una opinión, utiliza los blogs y también microblogs (twitter). Pero eso no es todo. Ahora podemos entrar en la edición digital de La Vanguardia, El País, El Mundo, ABC… y escribir un comentario sobre una noticia. Saldrá publicado en el acto, y posiblemente tendrá respuesta inmediata. Podemos influir directamente en la creación  y definición de las palabras a través de Wikipedia. El poder de la información ya no está en el medio, está en el individuo.

Y tu, ¿Cómo comunicas tu valor?

Limitación de pensamiento

Edward De BonoQuizás esta época de crisis nos permita recuperar viejos valores que teníamos escondidos en algún cajón. La fase del crecimiento desbocado de nuestra economía en los últimos 30 años llega a su fin. Nada será tan fácil desde ahora, pero hay que ver la parte positiva: posiblemente desenpolvemos la cultura del esfuerzo, algo muy útil para generar nuevas ideas (entre muchas otras cosas).

Incluyo en este post una cita del pensador Edward de Bono de 2004, titulada 8= 6+2, referida a la limitación del pensamiento por la falta de interés en seguir buscando respuestas alternativas tras obtener una primera respuesta certera. De Bono insiste en la necesidad de no quedarnos con la primera respuesta, de seguir buscando, de mirar hacia otros lados. Las aplicaciones de esta forma de pensar inconformista darían excelentes resultados en campos como la política, la gestión de empresas o el deporte. Ahí va la cita:

La mayor parte de la gente no puede distinguir entre: 6 +2 = 8 y 8 = 6 +2. La diferencia puede ser bastante importante. La suma de 6 y 2 siempre nos conducirá a 8. Sin embargo, 8 puede estar compuesto de otras combinaciones distintas de 6 y 2 (5 +3, 4 +4, 7 +1).

¿Por qué es importante esto? Debido a que la gente comienza a creer que si tiene la respuesta “correcta” no hay necesidad de pensar más porque no llegaremos a mayores precisiones. Tener la respuesta correcta significa que uno no tiene que escuchar otras respuestas, ya que nunca podrán ser más ciertas. El resultado es una grave limitación en el pensamiento. Edward de Bono 8 de 2004


Effectiveness without values is a tool without a purpose. Esta máxima -del pensador maltés Edward de Bono- ha sido una constante en la campaña de Obama y, posiblemente, la clave de su éxito.

“La efectividad sin valores es una herramienta sin una finalidad”. No importa la raza ni las creencias: importan los valores. Sólo así Obama conquistó a sus votantes. Cuando hablaba de economía, no lo hacía con la frialdad de las cifras macroeconómicas, lo hacía mirando hacia las familias, el futuro de sus hijos y de sus nietos. Obama se apropió de conceptos clave, como cambio y esperanza.

El factor emocional y los valores han ganado la batalla a un gran candidato, John McCain, que ha tenido la desgracia de tener a Obama como contrincante. Obama ha sido el primer candidato que ha traspasado la responsabilidad de gobernar a las personas: “Para llevar el cambio a Washington,  no os pido que confiéis en mi capacidad, os pido que creáis en la vuestra.”

Fairplay made in USA: McCain no sólo ha felicitado al ganador, además ha asegurado que América tendrá un gran presidente y que las personas de raza negra han ganado el orgullo. Bravo McCain.

Lo más sorprendente de esta historia es que Obama ha ganado a McCain usando las armas propias de los republicanos: los Valores. Quien haya leído “Don’t think of an Elephant” de George Lakoff ya sabe de qué hablo. Quien no lo haya leído, se lo recomiendo de corazón. real-change-its-yours